Mi niña se estrena en la guardería

Septiembre tiene dos características que lo diferencian de cualquier mes: el final del verano y la vuelta al cole.

Este año nos toca vuelta al cole para el grande y comienzo de guardería la peque. Llevarla a la guardería fue una decisión que meditamos muy mucho, sopesando pros y contras. 

Porque afortunadamente no nos hace una falta vital ya que mi madre se puede quedar con la niña, pero con Iván fue muy buena experiencia y viendo a mi niña, que demanda mucho el contacto con otros niños, pensamos que era buen momento para llevarla. Yo no quería seguir dependiendo tanto de mi madre y obligarla a ella a adaptar su vida y sus mañanas a mis necesidades, pero además me daba muchísima pereza tener que coger el coche para llevarla y traerla, como está el tráfico y el aparcamiento, además del tiempo que pierdo en el trayecto. Teniendo en cuenta que mi trabajo está al lado de casa y la guardería muy cerca, en cuestión de comodidad y tiempo la guardería ganaba por goleada. 

Este año además no me comí la cabeza en buscar la mejor guardería como hice con Iván, (que además  en la mejor -a mi criterio- no nos dieron plaza y al final me tuve que conformar con lo que había), y fui a lo práctico, seleccionar la que más me convenciera de las que están cerca de nuestra casa. Y no nos lo pensamos mucho, la más cercana fue la primera que pensamos y nos decidimos por ella porque cumple una premisa fundamental: total confianza. Conocemos a la directora y a todas las cuidadoras, por amistades, conocidos y casualidades, así que saber en qué manos se va a quedar mi hija es una tranquilidad enorme. La guardería es pequeñita, no tiene unas grandes instalaciones, pero me gusta porque es muy acogedora y se nota que allí los niños van a jugar y a pasarlo bien, que es lo importante a estas edades. Ya tendrán tiempo de aprender. 

Pero el factor fundamental y definitivo era el coste. La realidad es que no estamos para pagar guardería y dependíamos del porcentaje subvencionado para poder llevar a la niña, al aceptarnos según los puntos obtenidos nos comunicaron que la Junta de Andalucía nos subvencionaba el 75% del total y de esa manera sí podíamos llevarla, ya que el 50% hubiese supuesto mínimo 160€ y, aunque parezca un regalo, a día de hoy es un gasto que no podríamos asumir. Es la realidad.

Así que hoy ha sido su primer día. Como hay período de adaptación nos ha tocado ir una hora de 12 a 13 del mediodía. Antes de salir de casa para ir a la tienda dejé la ropa preparada y a las 11,30 bajó mi madre con los niños: Antía la mar de tranquila, claro, qué va a saber la pobre; Iván super nervioso, ¡Quería llevar él solo a la niña a la guarde! Orgullo de hijo mayor que tengo. Cuando le expliqué que no pueden ir los dos solos por la calle, que siempre deben ir acompañados de un adulto y que a mi también me hacía mucha ilusión llevarla, me contestó «bueno, no pasa nada, tú también vienes pero yo entro y le explico cómo funciona la guardería que yo también he ido». Ains, la voz de la experiencia, lo que me río con este niño mío. 

Así que nos fuimos los tres, de la mano. Un paseíto de no llega a 5 minutos, nos esperaba en la puerta una de las seños -mamá de un compañero de clase de Iván- que nos recibió, le di un beso a mi pequeña, le dije adiós, se giró, me dijo adiós con la mano y se fue tan contenta al aula. Ya está.

Mi niña se quedó allí así, feliz, tranquila, como si fuera lo más habitual. Y yo también tranquila, feliz de ver a mi niña feliz y nostálgica, mi niña ya no es un bebé y yo no me acostumbro a ello.

A la hora fui a buscarla yo sola, Iván se quedó en la tienda jugando a montar un esqueleto de dinosaurio que me convenció para comprar en una papelería -soy una chica fácil-, y cuando regresé a la guarde salió mi niña con su nueva seño: mi vecina del 5º. Una gran sorpresa, es una chica jovencita, muy agradable y cariñosa que siempre se para con mis niños cuando nos encontramos, sabía que había echo prácticas en la guarde -a ver cómo lo cuento, la dueña de la guarde vivió hace muuuuchos años en nuestro bloque y vio crecer a esta chica, a su vez su hijo es amigo de Papá y a su vez veranean en la misma urbanización que mi suegro en la playa… vaya, que el mundo es un pañuelo- pero no contaba con que fuera a trabajar allí, y pese a que conozco a las demás cuidadoras estoy muy contenta con que ella sea la seño de mi Princesa.

Me contó que mi niña había estado de maravilla, muy bien, jugando mucho, haciendo con los otros niños, y yo con la cara de orgullo de mami.

Antía no habla, pero se expresa muy bien. Expresa de manera muy categórica el sí y el no, y a todas las preguntas de «¿Ha ido mi niña a la guarde?», «¿Te lo has pasado bien?», «¿Has jugado mucho?, «¿Quieres volver mañana?», todo era un asentimiento de cabeza con un sonido muy característico de ella, como cuando dices sí con la boca cerrada, pues igual. Y es que ella responde así, el no dice un MAAAAAA meneando la cabeza. Mi niña y su lenguaje peculiar.

Mañana más. Soy de las que dice que si la niña no está a gusto no va, porque por suerte tenemos alternativas. Pero creo que para ella va a ser una experiencia muy positiva, yo voy a ganar tiempo y me voy a ahorrar prisas y atascos, todos vamos a estar un poco más relajados.
Y aunque lo llame  guardería es un Centro de Educación Infantil, decir guardería es una generalidad adquirida.

Mañana irá con su mochila de Peppa Pig que le regalaron los abuelos por su cumpleaños. Y así, empezamos una nueva etapa en nuestra vida, en la vida de mi pequeña.

6 thoughts on “Mi niña se estrena en la guardería

  1. adormir

    ¡¡Pues ha sido un comienzo de lujoo!!!!Me alegro mucho. Mi hija esta deseandito empezar con el colegio, será su primer año así que a ver que tal ella…

    Responder

  2. Bichitobola

    Genial, Antia ni adaptacion ni nada…
    A ver que tal, mañana empieza mi peque la guarde tambien a los dos años y algo de miedito tengo, porque aunque ella dice que cole , nenes y que quiere ir…Esta muy unida a mi!!
    Un beso
    Eva

    Responder

  3. Marieta

    Pues que bien no??? Qué gusto que se haya quedado tan contenta!!! A ver si sigue así, pero por lo que cuentas parece que todo va a ir estupendamente!
    Un beso!

    Responder

  4. Mo

    Qué bien que se haya quedado tan tranquilita!! Peque nunca se ha quedado tan a gusto a principio de curso…y la semana que viene irá al cole de mayores…arrrrggg! Estoy más acojonada yo que él…
    Un besote grande a tus campeones!
    Muas!

    Responder

  5. Yaiza

    Pues nosotros éste año partida doble: peluchin cole mayores k se llevará una decepción us k espera a su antigua profe y pitufiña la guarde (o escola bressol k dicen aki), k me da una pena tremenda con 5 meses justos….aunque como dices tu seré flexible y si veo k lo pasa mal ella o yo haremos una adaptación flexible k hasta enero tengo margen . Bicos y k siga así de bien

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.