36 semanas… 26 días y descontando

Photobucket
Ya estoy 36 semanas y 3 días, echando cuentas para el día D (que puede ser antes, puede ser después), son 26 días aproximadamente los que me queda por disfrutar de la barriga.
Y digo bien, disfrutar, a pesar de que se me está haciendo pesada esta recta final, pero no por la barriga así, sino por los efectos colaterales: el calor, el dolor de espalda, el no poder dormir por ambas razones, y el que el mínimo movimiento me suponga el máximo esfuerzo y por ello me encuentre tremendamente cansada. 
Lo más notorio, las contracciones, cada vez más habituales, no de parto, no preocupantes, pero sí molestas; se me pone la tripa dura como una piedra y durante el tiempo que dura no puedo dar un paso. Y me dan cuando hago algún esfuerzo, por mínimo que sea, incluso estando de pie más de la cuenta. Pero se que no son preocupantes, aunque no dejo de estar alerta porque nunca se sabe.
También me tiene alerta una sensación rara, por llamarlo de alguna manera, aunque es algo muy común. Y es que a estas alturas estoy teniendo muchísimo flujo, tanto que a veces tengo el temor de pensar que puedo tener una fisurilla en la bolsa y que pueda estar perdiendo líquido, así que estoy con el Síndrome de la braga abajo, todo el día observando y comprobando que todo es normal y que puedo estar tranquila.
Y algo que no me esperaba yo a estas alturas son las hemorroides que me han salido, ¡NOOOOOOOOOOOOOOO! las conocí después de dar a luz a Iván, me dieron el postparto, las sufrí algo más de un año, respiré cuando me las operé pero han vuelto a hacer acto de presencia, y me están fastidiando de lo lindo. La culpa es del hierro y el puñetero estreñimiento, y miedo me da llegado el parto, ya me estoy viendo de nuevo en quirófano porque yo me niego a sufrir en silencio. Con lo tranquila que yo estaba…
Sin embargo estoy contentísima porque me miro los pies y no me los creo, ¡son los míos!. Lo que más temía de volver a pasar el embarazo en pleno verano es hincharme como me pasó con Iván, que en lugar de piernas y pies tenía patas de elefanta. Me temía y daba por hecho que la hinchazón sería inherente a la llegada del calor, sin embargo para mi sorpresa sigo conservando mis tobillos finos. Al final del día como es lógico algo se me hinchan, pero como se le hincharían a cualquier persona normal, nada alarmante ni destacable, cosa que agradezco.
Mañana tenemos de nuevo ecografía, la última por lo privado, y quien sabe si la última del embarazo porque la siguiente visita por la Seguridad Social no la tengo hasta el 18 de julio. No quiero pensar si Antía se va a adelantar o si se hará esperar, hay que estar preparada para todo, pero aún así no dejan de prevenirme por si acaso viniera antes. Tampoco deseo que venga antes para olvidarme de las incomodidades de las últimas semanas, lo que me importa es que venga cuando tenga que venir, sanita y sin complicaciones, y si es con un buen parto mucho mejor.
Una curiosidad que no he contado es que el día que fui a la consulta de mi matrona a realizarme el exudado para la prueba del estreptococo tuve que esperar casi una hora en la sala de espera. Al entrar en la consulta, el primer comentario de mi matrona fue «Niña, menuda mañana que llevo, ¡he pinchado ya a 7 bebés que han nacido en estos días!» (para la prueba del talón, que se realiza entre el 3º y el 5º día después del nacimiento). Era lunes 20 de junio y le recordé que el 15 de junio hubo luna llena… ¿casualidad o hecho consumado? el caso es que me dijo que es real que hay un aumento de partos en los días de luna llena. Y yo ya iba con mis cuentas echadas, la próxima luna llena es el 15 de julio… cuando nació Iván la luna llena fue el 18 de julio y yo dí a luz el día 21 así que posibilidades como las meigas, habelas hailas.
¿Apostamos? No es la primera apuesta que os propongo… la primera fue si Antía nacerá antes o después del cumple de Iván, más de una me habéis preguntado qué es lo que prefiero yo y, siendo sincera, prefiero celebrar el cumpleaños a Iván con mi niña todavía en la barriga, para que mi niño sea el centro de atención. Y qué narices, ¿quién tiene cuerpo para fiestas recién parida? no nos engañemos… también me habéis preguntado si me gustaría que naciera el mismo día que Iván, y lo cierto es que quisiera que cada uno tuviera su día, para que cada uno tenga su pequeño protagonismo, a pesar de que mientras dependa de nosotros la celebración de los cumples sea conjunta. Así que como adelantaremos la celebración del cumple de Iván unos días, esperemos que su hermana no le quiera robar el protagonismo y si quiere venir, que sea después de soplar las velas, jajaja.
Photobucket
De momento, y mientras esperamos la llegada de Antía, nos iremos con el abuelo a la playa a pasar estas últimas semanas. Aún me faltan cosas por preparar pero, dada la experiencia previa, que es un grado, no estoy tan preocupada porque se que tiene lo más importante, mi pecho para alimentarse, y mis brazos para dormir.

10 thoughts on “36 semanas… 26 días y descontando

  1. Yolanda

    Que poquito te queda. Aun recuerdo yo esos últimos momentos del embarazo. A mí tampoco se me hincharon los pies. Llegué muy bien al final. Yo también preferiría que Ivan tuviera su protagonismo. Mi Andrea nació el día de antes del cumple de su papi. Yo creia que iba a ser el mismo dia, pero me alegré que ella tuviera su día propio y especial. Me alegro que todo vaya bien. Preciosa la fotico de tu nene al lado de la barriguita. Esas fotos son la leche cuando pasan unos años. Besicos

    Responder

  2. jenny

    Antía ya esta aqui practicamente!!que ganitas de conocerla.Pues si que es verdad eso de las lunas,porque pasar pasa.Que barriguita mas linda!me has de contar pa cuando tenga yo como haces para no tener ni una estria!!
    Por si no llego a tiempo te deseo un buen parto y sobre todo que la peque llegue muuuuuuy bien 🙂

    Besotes

    Responder

  3. LadyA

    Justamente, el domingo hablaba con una compañera sobre el embarazo. Ella está de 20 semanas y me preguntó como fue el mio, porque todo el mundo le dice lo maravilloso que es el embarazo, pero ella lo está pasando mal…..Yo ya le dije que el mio fue horrible, y es que, no se porque la gente siempre olvida todo lo malo y solo habla de lo bueno….
    Pues nada, espero que esta recta final sea de lo mejorcito, que con estos calores….

    Responder

  4. Sielu

    Hola! Te llevo exactamente una semana espero a mi precioso para el día 15 exactamente, y sí eso de las lunas siempre me ha hecho sospechar.

    Ánimo, lo cierto es que los dolores que describes también los siento, hay momentos en los que me he quedado congelada al levantarme rápido de la silla, los pies ni hablar… igualitos a los de Pedro Picapiedra, pero en fin, vamos a echarle ganas que falta muy poco.

    Te mando un beso y abrazo para ti y toda tu familia junto con mis mejores deseos.

    Responder

  5. Jeza Bel

    Pufff, que ya la tienes aquí cuando menos te lo esperes!!!!….pues yo digo que si es antes del cumple de ivan que no sea ni el 18,19, o 20 porque si no te tocará estar en el hospital y no podréis celebrarlo como él se merece. Asi que o antes del 18, o el día 22, que Ivan ya habrá tenido su día!!!…por cierto el 19 de julio es mi cumple, pero noooo, ya he dicho que esos días están prohibidos ME OYES ANTÍAAAAAA, no salgas ni el 18,ni el 19, ni el 20!!!

    Responder

  6. Nereida

    YOLANDA sí que son especiales las fotos con la barriga, aunque últimamente Iván no está muy colaborador, pero como vio que su papi le daba besos y se hacía la foto no quiso ser menos, el jodío jajaja

    JENNY no se si lo de no tener estrías es truco o genética, pero bueno, si sirve de algo desde el primer momento del embarazo de Iván me he untado en crema hidratante por todo el cuerpo y antiestrías en la barriga. Al principio empecé con la de ISDIN y luego me paseé a la de Mercadona por el precio. Después de dar a luz mantuve la sana costumbre de echarme crema hidratante por todo el cuerpo a diario, y con este embarazo desde el comienzo de nuevo con la antiestrías. Hidratación constante y diaria, es lo más que hago…

    LadyA, yo he tenido buenos embarazos afortunadamente, así que no puedo más que tener un buen recuerdo, pero tengo amigas que han tenido embarazos horrorosos que no se los deseo ni a mi peor enemigo, así que me siento afortunada. En el fondo, siempre nos quedamos con lo bueno, y en esto de los embarazos el resultado es tan positivo que lo malo se olvida, o por lo menos se intenta jajaja.

    SIELU mucha suerte, nos queda muy poquito! pronto nos estaremos contando cómo nos ha ido el parto y los primeros días, qué emoción!

    JEZA BEL, hemos decidido adelantar la celebración del cumple de Iván al 17 de julio, 4 días antes de su cumple y una semana antes de la FPP, así que esperemos que Antía no sea tan "cagaprisas" y nos de cuartelillo. Después del domingo 17, cuando ella quiera!

    Responder

  7. M@rt@

    ufff si es que esto es la cuenta atras,yo pensar que me quedan 12 dias…o menos claro.Lo de las contraciones ya sabes cuando te den te tumbas un ratito del lado izquierdo y se te tienen que pasar,a mi me paso lo de las hemorroides despues de tener a David que mal lo pase y con Jaime unas dos semanas antes de que naciera se me salieron,tenia muchisimo miedo al parto a empujar y que se rompiera alguna o cosas asi,pero fue alcontrario despues de tenerlo es que como si hubieran desaparecido no me dolieron mas.

    Responder

  8. Annie74

    Ya no queda nada¡¡
    Espero que podais celebrar el cumple de Ivan, y que tenga su dia, al igual que Antia¡ Por cierto.. que foto mas bonita ;D

    Responder

  9. mama de parrulin

    Ah, pero aún te ves los pies? Entonces todavía queda, ja, ja!
    Que nazca cuando quiera con tal de que nazca bien, menos DURANTE la celebración de cumpleaños de Ivan! Que no es plan de dejarlo sin la tarta para tener que salir corriendo, no? Ja, ja! Un beso. Hermosa foto.

    Responder

  10. Nereida

    M@RT@, ojalá me pase como a tí y desaparezcan después del parto, porque miedito me da!

    ANNIE74, a ver si no le quiere robar el protagonismo a su hermano, no se si Iván se lo tomaría demasiado bien…

    MAMÁ DE PARRULÍN, me veo los pies cuando me siento y los pongo en alto, en vertical no hay manera, y de verme "el chisme" ya ni hablamos jajaja

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.