Un breve resumen del Madresfera Blogger’s Day 16

No pensaba escribir sobre el Madresfera Blogger’s Day porque el tiempo apremia, se me acumulan los temas que quisiera tratar, por más que me organice con los niños siempre surje algo que trastoca mis planes, pero teniendo en cuenta que su hubiera sido premiada vendría aquí a contarlo con sumo orgullo, que no parezca que no lo hago por no haberme llevado el premio al mejor blog de embarazo.

Pues nada, ya os he contado el final, ¡no me llevé el premio al mejor blog de embarazo!. Y aunque me hubiera gustado ganar, no lo voy a negar, con la miel en los labios de haberlo tenido muy cerca, puedo decir que me siento ganadora por todo el apoyo y cariño recibido. Sentir que mucha de la gente que estaba el sábado en el blogger’s day deseaba de verdad que yo ganara, ver cómo más que desearme suerte me decían «¡es tuyo!», cómo cruzaban los dedos antes de decir el blog ganador, las miradas cómplices, sentirme tan querida y arropada, es el mejor de los premios.

El día en sí, pues creo que lo voy a contar rapidito. Es la priemra vez que acudo a un evento de estas características como madre de un bebé, acompañada por él porque de momento somos un pack, y ¡cómo cambia el cuento!. Os podeis imaginar, mi intención fue prestar mi máxima atención a todas las charlas, que fueron muy amenas e interesantes, pero dado que mi Bollicao manda me pasé todo el tiempo entrando y saliendo, ahora me siento ahora me levanto, que si llora, que si sueño que si teta, y así es un poco difícil mantener toda la atención en las charlas.

Por no variar, además, llegué algo tarde, acompañada de mi querida Peluchín y sus papis, que fue mi compi de aventura en esta ocasión. Ya había comenzado el evento y entre localizar un sitio libre donde sentarnos y los achuchones que repartí camino a mi asiento -es lo que tiene encontrarte con tant@s amig@s, afortunadamente-, me perdí la presentación.

Como no, mi buen Murphy que siempre me acompaña, inevitable, fue sentarme, coger al peque que protestaba en la silla y percibir cierto olor a «mantequilla rancia», o lo que viene siendo que se había hecho caca. Así que no duré sentada ni medio suspiro, allá que me tuve que ir al primer cambio de pañal, que mi niño será muy guapo pero caga como un mirlo el jodío, no sin antes darme cuenta de que me había olvidado las toallitas en el hotel. Menos mal que allí éramos muchas mamás con bebés y que había un paquete de toallitas en cada bolsita de regalo a los asistentes, no podían ser más apropiadas.

El resto del día transcurrió intentado enterarme de algo en la charla, dando teta al gordo, saludando por aquí, repartiendo besos y abrazos para alla, reencontrándome con caras conocidas, desvirtualizando otras, charlando sin parar.. Fue un día muy largo e intenso y lo peor fue que, a pesar de las horas que estuvimos allí, hubo gente a quien no llegué a ver y que ahora me da mucha rabia. Pero es que a veces entre que te pones a hablar con una o con otro -que esa es la gran novedad, ¡cuantos papás blogueros, por fin!- y se te pasa el tiempo volando.

Intenté apuntarme a todos los concuros que había, hubiera matado por llevarme el aspirador Dyson a casa con la falta que me hace -me diréis, tres niños, dos gatos, un marido casi ausente, pelusas y migas de galletas everywhere- pero entre que no tengi arte para los selfies y que llegaba a todo deprisa y corriendo, pues como que no. Eso sí, que me quiten lo bailado porque me lo pasé pipa haciendo el monger cada vez que intentaba hacerme un selfie medio decente, tengo que empezar a practicar porque esto no puede ser.

Mi único suspense se lo doy al stand de una famosa marca que, a pesar de tener unas tronas y hamacas cojonudas, vende unas mochilas de dudosa ergonomía y se empeñan en convencernos de que quienes optamos por el porteo ergonómico estamos equivocados. Confieso que me acerqué solo por el hecho de que sorteaban una hamaca, que me encanta -una cosa no quita la otra- pero en cuanto la que estaba en el stand intentó meterme por los ojos las mochilas y convencerme de lo imposible, salí huyendo y pensando «que le den por saco a la hamaca». De verdad, qué jartura por dior.

Y es que pensarás que es una tontería pero que me digan que sus mochilas están pensadas para bebés sanos -como si los portabebés ergonómicos fueran una prótesis para bebés con algún tipo de problema-, o que un bebé sano no necesita ir en posición ranita -sí, eso llegó a decirme, clama al cielo-, que ningún bebé se ha hecho daño en sus  mochilas -solo faltaría- y que millones de personas en el mundo están contentísimas con ellas -me callo por educación, pero cada vez que me encuentro con este argumento lo primero que pienso es «la mierda es buena, millones de moscas en el mundo no pueden estar equivocadas»- la verdad es que me pone de bastante mala leche. Pero en general se le hizo bastante vacío a esta marca, por muy molones que sean otros productos suyos. Eso, que había muchas mamás con portabebés ergonómicos y en el stando de Ergobaby siempre había alguien. Queda claro pues.

El evento en sí fue muy distendido y divertido. La charla a la que más atención pude prestar fue a la de Alfonso Alcántara, que menudo arte que tiene y cuánto nos hizo reír a la vez que nos daba tips de coaching de lo más útiles (y que espero recuperar de alguna manera porque ahora mismo tengo serias lagunas).

La entrega de premios fue un colofón perfecto. Creo que Hugh Jackman y Billy Crystal tienen una serie competencia, a este paso me veo a los papás blogueros presentando la gala de los Oscar porque madre mía, que talentazo, qué artistas, y qué par de huevos le echaron. No me pude reir más y yo al menos agradezco un puntito de humor, que siempre deja buen sabor de boca.

Por supuesto, lo mejor sin duda fue toda la gente a quien pude abrazar, con quien pude compartir un ratito. Me encantaría nombraros un@ a un@ pero me temo que mi mala cabeza me dejaría en evidencia olvidando algún nombre o cara y no quiero que eso suceda. Bueno, vale, voy a nombrar a alguien porque es muy, muy raro verla en estos saraos y creo que ha sido una excepción, pero son tantos los años que no seguimos mutamente que conocer personalmente a mi querida Eva de Opiniones Incorrectas fue genial, ¡por fin!, aunque un momento muy breve, pero qué alegría de encuentro.

Ya al final del evento caí en la cuenta de que allí éramos tres blogueros de Huelva -vale, yo soy gallega pero es inevitable, para algunas cosas soy más de Huelva que el choco- y no podía dejar pasar la oportunidad de inmortalizar la presencia de la representación onubense, con sumo orgullo, gracias a Jose María de La pareja de Golpe y Elena de La Guinda de Limón. Sí, mi heredero quería apropiarse el galardón, lo tengo bien enseñado, ¿verdad?

Y aunque se que me dejo mucho por contar, aquí lo dejo diciendo que el evento superó mis expectativas -salvo la parte de no llevarme el premio, claro, jajaja- que lo disfruté a tope y que Madresfera de nuevo ha organizado un sarao como está mandao. Y yo aquí, deseando ya que llegue el siguiente.

10 thoughts on “Un breve resumen del Madresfera Blogger’s Day 16

  1. Opiniones incorrectas

    Te tengo que mandar las fotos!!!

    Yo puse lo mismo en mi crónica, con la diferencia de que no me acerqué a su stand. No quiero nada de una marca que ofende y bloquea a madres por hacerles un apunte.

    Me encantó conoceros, si es que me como a ese bebé!!!

    Besosss

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¡A mi también me bloquearon! No se qué creen que van a conseguir así pero mira, a la vista está que no es bien aceptada. Ya recibí las fotos 😉

      Responder

  2. La Guinda de Limón

    Mi niñaaaaaaaaaaaa, qué rápido se fue el día, qué poco tiempo estuvimos, qué guapa ibas con tus shorts, qué ilusión que me presentaras a La Parejita de Golpe y qué bonita foto para el recuerdo, orgullo y satisfacción que la esquinita de España haya dado tanta gente güena, qué rico el Bollicao (me lo hubiera comido enterito), con todo esto y más fue un día inolvidable.
    Un beso enorrrrrrrrrrme, me encantó verte!

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      La verdad es que no nos dio tiempo ni a charlar un poquito… La próxima aquí 🙂

      Responder

  3. Mo

    Yo también creo que merecías el premio, pero desde luego aprovechaste bien el viaje! Me alegro, me hubiese encantado achuchar a unas cuantas bloggers! 😉
    Besos!

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¡Muchas Gracias! No lo aproveché todo lo que hubiera querido porque ir a Madrid y no poder pasearme por sus calles es un pecado pero ¡todo no puede ser!

      Responder

  4. Yaiza

    Te merecías el premio por el porrón de años que llevas en la blogosfera ( y por como lo haces), si creo que eres la más vieja en la sección embarazo (entiéndeme ehhh) jjjajaja. Para la próxima seguro.

    Recuerdo el cabreo con la famosa marca cuando me lo comentaste después . Y genial las andanzas pero por diosss que adapten los metros de madrid de una vez que aún tengo agujetas hoy en los brazos y muñecas,grrr .

    Y nos pasó a todas igual, nos quedó gente por saludar ( y yo sin muñeco precioso colgado, que iba libre vamos).

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      M siento muy bien sabiendo que hay tanta gente que cree que merecía ganar y eso no hay premio que lo iguale 🙂

      Responder

  5. Opiniones incorrectas

    Tía, entra en mi canal de Youtube que ya subí los vídeos y en Embarazo se me oye en off: "Este es para Alejandra, que lleva ocho años en la blogosfera". ¡Inmortalizado ha quedado! ahahahaha

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.