¿Por qué las parejas con hijos se dicen mamá y papá?

Me consta que una de las cosas que no entienden las personas que no tienen hijos es que las parejas, en cuanto se convierten en padres, se llamen uno a otro papá/mamá en lugar de por sus nombres, o cari, o churri, o lo que sea que se venían llamando hasta ese momento.

Yo no se por qué lo harán otras parejas, se por qué lo hacemos mi santo y yo. Y no, no es porque la ma/paternidad nos inunde con su espíritu ñoño y dulzón, ni que por ser padres nos volvamos gilipollas al momento. Bueno, esto último yo al menos un poco sí, reconozco que mis bebés me hacen perder el sentío, y a mucha honra. Pero hay un sentido práctico detrás de todo esto.

Resulta que sí, nosotros somos de los que, al menos cuando están los niños delante, nos llamamos papá/mamá. Bueno, miento, soy yo más la que cae en ese uso. No recuerdo exactamente desde cuando, pero haciendo memoria seguramente sería allá cuando mi mayor empezó a reconocernos en tan bellas palabras. Así que en mi descargo debo decir que para mi, el principal motivo es reforzar el papel de cada uno para que nuestro hijo bebé nos identificara como tales, papá y mamá.

La cuestión es que cuando los bebés comienzan a hablar lo normal es que repitan todo lo que escuchen. Y por eso no basta que tu te sientes frente a él a decirle MAAAA MAAAA, en el momento en el que llames a tu sant@ por su nombre, si el bebé está atento se quedará con el nombre de pila más rápido que pronto, y se acabará la gracia de decirte mamá, o papá. Vamos, que llamar así a tu pareja mamá o papá no es más que reafirmar ante el bebé el papel de cada uno con respecto a él, así de sencillo.

Como decía, yo llamo papá a mi santo. Mucha gente se preguntará que vale, perfecto que sea para que el bebé entienda que mamá es mamá y no fulanita y papá ídem, pero que no es necesario hacer eso siempre, que basta con que se haga en casa, en el círculo familiar. Ciertamente podría ser así pero como el ser humano es como es, pasa lo que pasa: que te acostumbras a llamar a tu santo papá, y ya puedes estar delante del Papa, que no te sale otra manera de hacerlo. Pura rutina.

Eso sí, yo intento hacerlo así siempre que estemos en un ambiente familia, con nuestros hijos; si no están ellos presentes, no estamos en familia, entre amigos o en confianza, usamos nuestros nombres, por supuesto. Pero siempre que nos referimos el uno al otro con nuestros hijos delante, yo al menos a prefiero llamar a mi santo «Papá».

Comienzas con el primer hijo porque te hace tanta ilusión que te llame mamá, suena tan bonito identificarte como tal, ver cómo tu hijo le llama papá a tu pareja, que de modo cariñoso y familiar tú también lo haces. Luego ves que es la mejor manera de que tu bebé sepa quién es cada uno. Y después viene el segundo o hasta el tercer hijo y ya no te ves llamando a tu medio limón de otra manera. Me veo de abuelita llamando papá a mi santo y juro que me embarga la ternura.

Es verdad que yo al menos he perdido cierta identidad personal al convertirme en madre, al llamarme «mama“, en cuanto a que para el círculo escolar por ejemplo, no soy Alejandra sino «la mamá de…». Y salvo las madres con las que tengo confianza y llamo por su nombre, para mi también son «la mamá de…». Me resulta mucho más sencillo identificar así a los niños y a sus madres/padres e incluso se me hace raro que me llamen por mi nombre. 

Pero a mi me gusta ser «la mamá de…».

Resulta de que de un tiempo a esta parte, con esto de que nuestros niños van siendo ya algo mayores, he ido perdiendo la costumbre de llamar a mi santo papá, llamándolo por su nombre de pila. ¿Y sabes cuál ha sido el resultado?. Que ahora la puñetera de mi hija, guapa y graciosa a rabiar pero puñetera, en lugar de papá le ha dado por llamarlo por su nombre, porque le hace mucha gracia. Además, como tiene un arte que no le cabe en el cuerpo, lo hace con la misma entonación que yo, vamos, que me imita. Y aunque suena gracioso en su boca, no me gusta que llame a su padre por su nombre, me gusta que le diga papá, como está mandado.

Ni qué decir que ha intentado lo mismo conmigo pero enseguida le he dicho que nanai de la china, que para ella yo soy mamá y punto pelota. Faltaría más.

Ella pregunta, claro, que por qué no puede llamarme por mi nombre, que es muy bonito. Claro que es bonito, pero más bonito es que me llame Mamá, y además solo ella y sus hermanos pueden llamarme así, por lo que tienen esa suerte, ese privilegio. Y porque yo para ella no soy Alejandra, soy Mamá. Así se lo he explicado para que entienda por qué los hijos no llaman a los padres por sus nombres, y por qué es tan especial para nosotros que sea así.

Así que mi teoría se ha confirmado y, efectivamente, en nuestro caso más nos vale llamarnos papá y mamá no sea que nuestra prole pierda la costumbre de usar tan bello palabro. Y es que si hay algo bonito en esta vida, si hay una palabra que es música para mis oídos, algo que remueve mis carnes, es que me llamen mamá.

****************************************************************************

Este blog está nominado a los Premios Madresfera en las categorías de EMBARAZO, CRIANZA y PERSONAL. Sería un reconocimiento a 8 AÑOS DE TRAYECTORIA, ilusión y trabajo plasmados en este blog y me haría muchísima ilusión ser premiada.

Si crees que este blog merece tal reconocimiento puedes VOTAR PINCHANDO AQUÍ o en el logo del concurso, con que votes en la CATEGORIA EMBARAZO, es suficiente.

Muchísimas gracias porque gracias a ti he llegado hasta aquí 🙂


Vota al mejor Blog de 2015

10 thoughts on “¿Por qué las parejas con hijos se dicen mamá y papá?

  1. Rocío Bloguera

    Totalmente!! Nosotros lo hacemos por la misma razón! Y ahora ya no me acuerdo de llamarlo de otra manera. Ni estando solos!

    Responder

  2. jenny

    fijate que a nosotros nos esta pasando lo mismo,en mi caso mi padre vive conmigo y mi hija al escucharme llamar papa a mi padre ella le dice papa y a mi marido le llamo por su nombre y ella tambien,sin embargo a mi por mas que el padre me llame por nombre nada,a mi mama jajajaja y mi marido le dice jennyyyy y ella le espeta mamaaaaa.Asique voy a tener que hacer eso de llamarle papa, mi tampoco me gusta que nos llame por nuestro nombre.

    Responder

  3. Bella Galilea

    Mis abuelos siempre fueron "papá" y "mamá" entre ellos. Creo que jamás los escuché llamarse por su nombre. Mi abuelo entraba por la puerta nada más volver del trabajo y preguntaba al primero que se encontraba ¿y mamá? Y todos sabíamos que hablaba de mi abuela. No sé como pasaron a llamarse así, aunque siempre intuí algo parecido a lo que tu cuentas. Me ha dado una ternura inmensa tu entrada 🙂
    Personalmente me encantan los apodos, algo que debe venirme de familia porque mi madre tiene 20 maneras cariñosas de llamarme (algunas adorables, otras de vergüenza ajena total jajajaja)
    De entrada no me veo llamando a mi cari papá, pero si hago memoria tampoco me veía llamándolo cari, así que… Nunca digas nunca.

    Responder

  4. Alba Gimenez

    No estoy muy de acuerdo con lo que dices… Creo que llamarse papá/mamá entre la pareja es perder la identidad de eso, la pareja. Nosotros nos seguimos llamando por nuestros nombres y no queremos dejar de hacerlo. Al convertirte en padre/madre pasas a un segundo plano que sólo falta que tu marido también te delegue sólo a ser madre. Mis padres siempre se han llamado por su nombre y a nosotros nunca se nos ocurrió llamarles de otro modo que no fuera papá o mamá. Creo que con la explicación que le has dado a tu hija valdría para que no te llamen por tu nombre sin necesidad de llamar a tu pareja mamá o papá…

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Pues en la línea de lo que dices, decirte que más que perder la identidad de la pareja, pasar a un segundo plano o relegarme a ser solo madre te diré una cosa. Efectivamente,cambia sustancialmente la identidad de la pareja, de mi pareja, pues pasa a ser nada menos que el padre de mis hijos. No hay nada que iguale eso ni se lo puedo llamar a cualquiera, y para mi al menos no hay nada que reafirmar más la identidad de una pareja que el hecho de tener hijos 🙂

      Responder

  5. nekane78

    Totalmente de acuerdo es un refuerzo en su aprendizaje y es que siempre nos imitan. Yo al padre le digo papa, pero en las ultimas semanas mas de una vez le he dicho papi y ahora la peque le dice papiiii alargando la i
    Alba y lo que comentas de la explicacion, muy bien para niños mas grandes pero los bebes… Ya les puedes explicar lo que quieras que ellos repetiran lo que tu digas. Y para cuando son mayores ya tienes tal habito q cambiarlo es muy dificil

    Responder

  6. Carolina López Moya

    Y cuando sean mayores, dales permiso para que te llamen por tu nombre, de esa forma crecerán y podrán verse como adultos a tu lado. Yo sé que es difícil porque en nuestra sociedad la costumbre es decir mamá y papá a cualquier edad, pero es importante.

    Responder

  7. Piruli

    Tengo casi 28 años y mi madre sigue llamándole papá a mi padres juajajaj No tanto él a ella.
    Besos

    Responder

  8. Señora Jumbo

    Ay no, lo odio..no puedo con ello. Me da tanta tirria como el "cari" jajaj, EL único que puede llamarme mamá o mami es mi hijo. Es decir, si yo no estoy delante, es obvio que su padre le diga: Vete a buscar a mamá, o: llama a mamá. Pero estando yo, si mi marido se dirige él a mi, soy la de siempre, con mi nombre. Por ejemplo si me tiene que decir algo referente al niño que además está delante, no me dice: mami ponle el zapato al niño. Me dice: xxx, ponle el zapato al niño. Y yo lo mismo. Es que no me gusta nada jajaja.

    Responder

  9. diasde48horas

    Pues otra más igual que tú por aquí. Yo también llamo a mi marido papá delante de los niños y además por el mismo motivo, para no confundirlos… bueno, ahora ya no por eso, que el mayor ya es mayorcito y no se confunde, pero me he acostumbrado y lo sigo haciendo jejeje. De hecho hay una cosa que me hace gracia, cuando Redondo quiere llamar a su padre primero dice un par de veces papáaaaa, pero luego, si su padre no se entera lo llama por su nombre de pila, no vaya a ser que así tenga más suerte jejeje

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.