Ays, ¡qué calor!

Que sí, que no debería sorprenderme porque llevo ya muchos años aquí y se lo que es un veranito en el sur… y ya he pasado un verano embarazada… pero madre mía qué calor, ayer a las 9 de la tarde andábamos por los 35º y sin una brizna de aire corriendo.
He pasado una noche fatal, porque aunque en el salón tenemos aire acondicionado, en nuestro dormitorio solo tenemos un ventilador de techo que en días de calor lo que hace es remover el aire caliente, o sea, nada. Me acosté muerta de calor, sofocada, y ni en velocidad máxima notaba fresquito, y para colmo al ratito de acostarme se activó el radar de Iván y se vino a la cama. Y no se conformó con acostarse y dormir, no… ayer tenía mamitis aguda y solo quería estar pegado a mí y de verdad que hasta me sentía mal por pensarlo pero no podía soportarlo, me molestaba con el tremendísimo sofoco que tenía.
Así que a las 3 de la madrugada me fui al salón y me despatarré en el sofá con el aire acondicionado, qué alivio. Y cuando empezaba a quedarme dormida siento unos pasitos y yo pensando «no me lo puedo creer» pero sí, era Iván, que venía a pegarse a mí de nuevo cual lapa. Ea, me levanto otra vez, aprovecho para ponerlo a hacer pipí y lo acuesto en la cama con papá (que, como no, roncaba a pierna suelta), se agarra a mí como una garrapata por si me da por escaparme y se duerme.
Pues venga otra vez que me fugo al sofá, por fin creo que voy a poder dormir, y cuando el sueñito empieza a hacer acto de presencia… «No, no puede ser, ¡otra vez esos pasitos!» Ahí viene la lapilla a pegarse a su madre, ays que yo lo quiero mucho pero «!NECESITO DORMIR!»
Bueno, la peregrinación cama-sofá sofá-cama duró hasta las 5 de la madrugada, que ya le cerré la puerta de la habitación para que no se volviera a salir, si allí estaba muy bien acompañado por su padre, los ronquidos daban buena cuenta de ello. Así que a las 5 por fin pude dormir un poco, fresquita y relajada en mi sofá ,que no es que sea muy cómodo, pero en estas circunstancias prefiero no pasar calor, si con mi lumbago cualquier lecho me parece una tabla.
Pero a las 7 de la mañana se levantó Papá, que no anda de puntillas precisamente, pero bueno, yo no abrí ni un ojo para no perder la concentración… y ya a las 8 estaba medio desvelada y me fui a la cama, que estaba más fresquita después de tener el aire puesto toda la noche, y eché el último sueño con Iván, eso sí, sin dejar que se pegara a mí.
Y me queda algo más de un mes así, creo que voy a dejar las sábanas y mi cojín de lactancia (con el que duermo todas las noches desde el embarazo de Iván) cerquita del sofá porque, como sigamos así, me puedo morir achicharrada en mi habitación. 
Son las pegas de pasar el embarazo en pleno verano… pero esta vez puedo alegrarme de seguir teniendo mis pies y mis tobillos, así que tampoco me voy a quejar demasiado ni decirlo muy alto no vaya a ser…

9 thoughts on “Ays, ¡qué calor!

  1. Jeza Bel

    jo, es que vaya calor!!!…la verdad que el tiempo está como una cabra, pasamos del frío al calor más sofocante!!!
    Es muy fuerte como duermen los papás a pierna suelta eh??….
    Venga, que queda pokito!!…mucho ánimo!!!

    Responder

  2. jenny

    ya te digo!yo me asaria.Pero bueno 1 mes pasa rapido,y dentro de nada tendras a la peque,eso si despues dos lapitas jajajaja

    Besotes

    Responder

  3. London

    Hija mía aquí también hace un calor… son las 7 y estamos a 33 grados dentro de casa, ayy dios mio!!!!

    ¿Tienes la habitación muy lejos del salón? lo mismo si pones el aire temprano con esas dos puertas abiertas puedas dormir con el niño-lapa. (que si, que los adoramos, los queremos hasta el infinito pero a 30 grados… cada uno en su cama mejor!)

    Responder

  4. Annie74

    Ya te queda menos guapa¡¡¡
    Pero si se debe pasar mal tan avanzada con estos calores.. aunque por lo que leo ya tienes experiencia en esto.. ;D
    besos¡

    Responder

  5. Maria

    Es que estos días están siendo horrorosos verdad??? Madre mía, que calor hace!!!! Yo el año pasado pari el 20 de agosto!!! Eso si me pasaba las tardes a remojo!! Un besito y mucho animo guapa! Ya queda menos!!

    Responder

  6. Frikimami

    vaya calor. Yo tuve suerte que el verano pasado solo estaba de cuatro meses, no se que hubiera hecho en tu caso, porque soy bicho del norte, y el calor lo llevo muy mal.

    Responder

  7. MI PRINCIPITO

    mi madre ke odisea pasastes anoche con tanto calor, es insoportable xk parece ke te pegas a cualkier cosa. lo bueno es ke tuvieses el airito y asi aunke dormir dormistes poco x lo menos estabas fresquita. ivan alias niño lapa(jaja)solo keria a mami derretida o no mi niño.besitos y ke esta noche sea mejor

    Responder

  8. Paris

    No me hables de calores…madre mia, yo soy como un a estufa andante,imaginate cuando estaba embarazada, que además estaba casi como tu…yo parí en agosto, el 10, por cesarea, cuando sales tu de cuentas exactamente???yo lo llevé fatal lo del calor…iba todo el día como un surtidor, yo ya soy calurosa debido a mi problema hormonal de la tiroides, que siempre lo tengo descompensado, pero dios! recuerdo el embarazo y no podía soportarlo.
    aquí ahora también estamos con mucho calor, excaepto hoy que parece que algo de airecito corre, que alivio. Y sabes<?maria ha salido igual de calurosa que yo…pobre loq ue le queda por soportar.

    Responder

  9. Nereida

    Sí que se pasa calor, madre mía, no se ya cómo pinerme!

    LONDON, el aire está de espaldas a las habitaciones, así que ni poniéndolo a tope llegaría a las habitaciones.

    MARÍA, yo ya se lo que es parir en pleno mes de julio, no me coje de novata, pero aún así una no se acostumbra!

    FRIKIMAMI, qué más bicho del norte que yo que soy gallega jajaja, pero el embarazo me sube las calores de una manera…

    Chicas, gracias por vuestros comentarios, no vienen mal los ánimos… y un abanico! jajaja pronto nos iremos a la cas de la playa con el abuelo, hasta que de a luz, y allí hace más fresquito. Ivñan también ha salido muy calurosillo, desde que no tiene patñal duerme solo con el mini calzoncillo que da gusto.
    Y yo, entre el calor y lo que me cuesta moverme… ains!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.