Reflexiones en la Sala de Monitores

Photobucket
«Son algo más de las 10 de la mañana y estoy en el Hospital, en monitores. Esta mañana he roto aguas casi sin darme cuenta. Estaba despierta desde las 7.30 de la mañana, después de haberme levantado varias veces por la noche a hacer pipí. Una de las veces pensé que no se si aguantaría muchos días más con esas molestias dolorosas en la vejiga…

Como no podía dormir me puse a pensar en todo lo que tenia que hacer esos días; hoy celebrábamos el cumple del Abuelito Juan y el de Iván. Ayer mismo dimos un largo paseo y acabamos en el Parque de Mickey, y me imaginaba ya celebrando hoy la fiesta; pensé en cómo preparar las bolsas de chuches para dar a los amiguitos de Iván, la piñata, los regalitos que iba a recibir mi peque, la tarta… Estaba muy ilusionada porque es el primer cumple que es consciente de que cumple años, y ayer no hacía más que repetir «¡va a ser mi cumple!»… Pobrecito, al final se lo vamos a tener que retrasar, y me da muchísima pena por la ilusión tan grande que tenía.

Bueno, no ha sido una rotura de aguas escandalosa pero no he dejado de empaparme la ropa interior. Hemos recogido las maletas, Iván se ha quedado con el Abuelo y la prima Bea y Papá y yo nos hemos venido al hospital.Yo me encuentro bien, aquí estoy en monitores, sin dolores y sin a penas contracciones, y algo aburrida… Tengo un paquete de galletas de chocolate en el bolso, menos mal porque no he desayunado y estoy muerta de hambre; hemos avisado a la gente más cercana para avisarles de que hay que cancelar la fiesta de Iván por fuerza mayor, no vaya a ser que se presenten allí y se encuentren que no estamos… Con tanta galleta me voy a engollipar, si me dieran un poquito de agua me quedaría estupenda.


Ahora toca esperar. No se cuánto durará esto, la matrona es algo seria y dice más bien poco, supongo que estaré aquí una horita hasta que me vea de nuevo, pero como me encuentro bien no me preocupo. De momento tengo pocas contracciones y sin dolor, espero que esto no se alargue mucho.
Creo que a la nena le molesta la correa porque no deja de darle patadas… Antía, ¡hay que ver que te podrías haber esperado 12 horitas!

Me voy a poner música y de paso veo si encuentro alguna red inalámbrica para conectarme a internet. Mala suerte, no hay wifi, así que me relajaré escuchando un ratito la radio.

Echo mucho de menos a Iván , me he despedido de él con un besazo, le ha dado el último beso a su hermanita en mi barriga y me he ido… Me gustaría tenerlo aquí conmigo ahora mismo, comérmelo a besos y decirle lo mucho que le quiero. Me siento culpable por no haberme podido dedicar a él como quisiera estos últimos días… Ya no será mi único niño, ahora tendrá que compartirme con su hermana.»

Así pasé mi ratito en monitores, cuando llegué al hospital tras romper aguas. Estaba sola, completamente espabilada y despierta y tremendamente aburrida, así que cogí papel y boli y me puse a escribir lo primero que se me pasó por la cabeza. Confieso que creía que a mediodía tendría a Antía en brazos, no me imaginaba que pasarían casi 15 horas hasta que eso sucediera. Continuará…

9 thoughts on “Reflexiones en la Sala de Monitores

  1. Gloria

    No tardes mucho con el siguiente capítulo que me he quedado con la miel en los labios…

    Responder

  2. Babieca

    eso, eso no tardes que tenemos muchas ganas de conocer cómo fue este segundo parto. Besitos

    Responder

  3. Mamá Blue!

    15 horasss!! madre mia y yo q pense q los segundos partos eran mas rapidos.

    tengo muchas ganas de leer la continuacion…

    Responder

  4. Maria

    Ayyy que emocionante!! Espero los siguientes capitulos!! Muchos besos preciosa!

    Responder

  5. Annie74

    Que buena idea¡¡ Esto es un documento unico¡
    Estoy deseando leer el resto.
    Besos.

    Responder

  6. Diamar

    Nos has dejado con la miel en los labios, que emoción le pones a todo, y que bonito relato.
    Gracias

    Responder

  7. Beatriz

    ¿Y qué son 15 horas con la recompensa que vino después? Ayer lo comentaba con mi prima, que yo estube el lunes con contracciones y todo el martes de parto… y que al final lo único que piensas es que todo ha ido bien y que tienes a tu hijo sano en brazos.

    Gracias por la ayuda con las fotos 😉

    Responder

  8. Nereida

    Estoy en ello, pero requiere su tiempo jajaja

    Por cuerto no han sido 15 horas de parto, que a lo mejor me he expresado ml, sino 15 horas esperando a ponerme de parto, el parto fueron 2 horas escasas… ya os contaré!

    Responder

  9. Paris

    Muy buena idea lo de escribir tus reflexiones en un momento así.Esperaremos al proximo capítulo!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.