Cumpliendo años…

Hace 3 años, cuando cumplí los 29, me dio por pensar que andaba ya cerca de los 30 y que no había hecho nada «relevante» en lo que llevaba de vida; una carrera a medio terminar, un trabajo normal, unas oposiciones siempre pendientes, un montón de buenas cosas que podía haber acabado y que quizás hubiesen mejorado mi vida y que sin embargo estaban ahí, en stand by. De repente sentí el peso de los años, o más bien el peso del tiempo, que corría en mi contra en una especie de contrarreloj que me limitaba cada vez más a alcanzar esos objetivos pendientes.

A los pocos días me enteré de que estaba embarazada, y es curioso cómo pueden cambiar los pensamientos. De «Tengo casi 30 años y no he hecho nada que haya merecido la pena» a «Tengo 29 años y VOY A SER MADRE» solo transcurrieron días, sin embargo parece que en vez de cumplir años los descumplí, de repente me sentí tremendamente orgullosa de mi vida, mi edad y de mi trayectoria a pesar de que el gran logro de ser madre era solo un proyecto.

Desde entonces han pasado, parece mentira, 3 años, tras los cuales soy más feliz que nunca y me siento feliz, plena y satisfecha con todo lo que he logrado hasta ahora. La maternidad me ha «educado» de tal manera que me he olvidado de materialismos y banalidades, sabiendo disfrutar de lo poquito que me ofrece el día a día. No tendré un gran trabajo en el que me sienta realizada, ni un adosado en una zona residencial donde hacer barbacoas los domingos, pero tengo algo que sin duda llena mi vida más que todo eso, que es mi hijo.

Iván es el que le ha dado sentido a disfrutar cumpliendo años después de la treintena, la maternidad me ha sentado realmente bien en todos los aspectos y ha completado esa parte de mi vida que sentía hueca el día que cumplí los 29. Ahora me queda poco por soñar, ya que lo importante lo tengo, el resto es accesorio… Mi mayor ilusión ha sido siempre poder crear mi propia familia y me siento tremendamente afortunada por haberlo logrado tan exitosamente (pleno al 15 en marido e hijo) y como mucho puedo pedir que mi hijo crezca sano y feliz, y si hay suerte, que nuestra familia crezca lo humanamente posible (ya que el cupo gatuno está cubierto con nuestros dos bichines).

Así que me felicito a mí misma, aunque esté mal decirlo, por mis 32 años tan bien llevados, ojalá sean muchos más.

Y como no podía ser menos, de regalo una autofoto (son mis preferidas) de la tarta de cumpleaños familiar, donde el protagonista ha sido Iván y su «¡ota ve a fopá!».

3 thoughts on “Cumpliendo años…

  1. Mamá Blue!

    feliz cumple! q linda foto familiar. me encanta

    besos

    Responder

  2. Eli

    FELICIDADES! cuánta razón tienes! estais muy guapos los 3, muy chula la foto!

    Responder

  3. Barriguilla

    Felicidades!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.