EL SEGUNDO TRIMESTRE

La gente no se equivocaba, ¡es maravilloso! Me encuentro de maravilla y mi barriga por fin se redondea y va cogiendo forma de embarazada. Yo sigo sin poner peso, salvo el propio de la barriga, pero físicamente no cambio. Estoy feliz, contenta, porque mi embarazo es cada vez más evidente. Ya no sólo me tranquiliza ver que mi barriga crece, ¡ya te siento! Después de varios días sintiendo «mariposeo» en la tipa, por fin, siento una patada. Tengo que decir que has sido muy tempranero en mostrarte, pues esta primera patada es en la semana 15 de gestación, pero me siento tan feliz, ahora ya me preocupo menos porque sé que mientras te sienta estás bien, estás ahí, estás vivo. Cada vez tenemos más presente que vamos a ser padres, ya formas parte de nuestra vida y pronto estarás con nosotros. Incluso nos decidimos a hacer las primeras compras, ya tenemos pijamas para el invierno, que ilusión es ir a comprarte cositas. Aún o sabemos si eres niño o niña, no es algo que nos preocupe, solo queremos saber que estás bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.