SE ACERCA EL FINAL DEL PRIMER TRIMESTRE

Y así luzco yo la noche del 5 de enero, víspera de Reyes… pero ¿qué mejor regalo que tú? yo me encuentro muy bien, algo cansada y con dolor de espalda pero tan feliz que ningún síntoma es importante.
A la semana siguiente me hacen una nueva ecografía. No me dan tu foto, pero verte, y saber que estás bien nos hace muy feliz. El cambio es enorme, ¡ya eres un bebé! Te mueves, te chupas el dedo, juegas con el cordón umbilical, aún no sabemos si niño o niña pero nos da igual, estás sano y creces muy bien.Así vivo mi salida de la eco de las 12 semanas:
«De esta eco no hay foto, no se qué problema había con la impresora qu no podían sacar fotos. El caso es que es maravilloso ver la evolución del feto. La anterior eco era un embrión de 2.18cm y en menos de un mes ya es un feto de 6.4cm. Mucho más definido, con mas «pinta» de bebé, se le distingue perfectamente la cabeza, el cuerpo y las extremidades. Nada más empezar la ecografía me doy cuenta de que mi cosilla ¡tenía la mano metidita en la boca! se le distinguen perfectamente los brazos, las piernas, las manos y los pies. El corazoncito que parpadea, señal de que hay buen latido, la columna vertebral bien formada y sin signos aparentes de problemas… Ays, es todo un milagro, de verdad!!! Y además parece que será bailarín/a porque menuda actividad, ¡no paraba de moverse! se metía la mano en la boca, se la sacaba, juegaba con el cordón umbilical, pierna para un lado, brazo para el otro… un torbellino, ¡¡¡como la madre!!!»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.