Veranito, aniversario e ITV’s de los peques

Como no me daría la vida para escribir una entrada de cada cosa, pues ahí que va un compendio de todo un poco.

VERANITO

 photo nintildeos_playa_zps2ca241cf.jpg

El año pasado a estas alturas estábamos pasando unas estupendas a la par que económicas vacaciones en el Algarve Portugués, un lugar muy socorrido ya que cambias de aires y de país a escasos 100km.

Este año por razones varias, o la fundamental, porque no está el horno económico para bollos, toca tirar de imaginación y de recursos cerca de casa. Y como hace mucho calor pero no es plan de vivir como vampiros, encerrados sin salir, pues ahí que vamos alternando según vamos viendo.

Para refrescarnos vamos alternando playa con piscina, en ambos lugares los enanos disfrutan a placer y hay días en el verano para todo.

A la playa solemos ir los fines de semana en plan tortilla, empanada y bocatas varios para tirar todo el día. Bien pertrechados de una buena sombrilla, sillas adecuadas a la edad de los culos sentantes -mis niños han estrenado unas graciosas sillas de vaca y ranita- y cacharros varios para hacer sus pinitos de pequeños arquitectos practicando diversas construcciones. Y como no, un buen gorro cada uno y crema solar a cascoporro, que hay que cuidarse del sol.

Iván disfruta cosa grande en la playa, fundamentalmente corriendo por la orilla y entrando-saliendo del agua, saltando la espuma de las olas y recogiendo conchas, que menuda colección se está haciendo. Ya puede estar el agua helada que le da igual, entra de igual manera. Se puede pasar todo el día comiendo, no le puede faltar su ensalada de pasta y se sienta en su silla, tupperware sobre y sus piernas y tenedor en mano. Le encanta dar largos paseos por la orilla en busca de algún tesoro y si cae, echarse una buena siesta a la sombra. Lo que no suele fallar es que después de todo el día corriendo, jugando y disfrutando, se duerme conforme arranca el coche a la vuelta a casa.

Antía disfruta cosa grande en la playa, sobre todo tirando arena por doquier. Nada más llegar lo primero que hace es coger pala en mano y redistribuir el arenal, normalmente sobre nuestras cabezas, que es más divertido. Lo del agua ya es otra cosa, no es de salir corriendo al agua, sino más bien de ir poco a poco y con desconfianza, no sea que esté demasiado fría. Además hay que dejarla sola, como le des la mano o intentes meterla en el agua en contra de su voluntad, el berrinche está asegurado; tiene que ser ella la que decida cuándo y cómo acercarse al agua, necesita coger confianza por sí misma y eso sí, una vez hecha a ello no hay quien la saque de allí. Juega, corre, disfruta a tope, siempre buscando a su hermano con el que se lo pasa pipa, y a la vuelta, otra que cae rendida en los brazos de morfeo.

A la piscina vamos entre semana, a la de la urbanización del abuelo en la playa o a la de una amiguita. Disfrutan mucho también en la piscina, no juegan tanto como en la playa pero sí se bañan y disfrutan más del agua en sí.

Iván sigue siendo un pececito, el primer día de piscina dijo «Mamá, me voy a tirar de bomba vaaaaa» y se tiró, vaya que se tiró. La sorpresa fue comprobar que ni se había parado a pensar que no llevaba manguitos puestos y no sabe nadar; pero como mi niño es muy espabilado ahí que se puso a manotear y patalear para mantenerse a flote. Ya no volvió a intentarlo sin manguitos, se llevó un buen susto, y ahora con manguitos o cinturón flotador campa a sus anchas por la piscina, se tira, mete la cabeza intentando bucear, disfruta como un cochino en un charco.

Antía, al igual que en la playa, necesita adquirir confianza por sí misma, es decir, no la metas en la piscina, tiene que ser ella la que se meta poco a poco. Se sienta en el borde, mete los pies, chapotea, se levanta, me da la mano, me invita a bajar las escaleras con ella, retrocede, se ríe, vuelve a entrar, me pide que la coja en brazos, y así hasta que se siente segura. Una vez que coge confianza no hay quien la pare. En la urbanización de la amiguita de Iván hay una piscina infantil que no tiene más de 50cm de profundidad; Antía me hizo salir de la piscina grande donde me bañaba con ella en brazos, me cogió de la mano, me llevó a la pequeña, me indicó que me metiera dentro, me hizo cogerla de las manos, dio un salto y se tiró adentro. Risas mil. Qué graciosa la niña, veía cómo se tiraban los otros niños y ella también quería. Repitió unas pocas de veces disfrutando de lo lindo. Lo menos gracioso fue cuando montó una pataleta porque quería tirarse sola, sin ayuda, y claro, yo no la dejaba, porque con mi ayuda no hay problema que yo la sujeto, pero de no ser así es más probable que se golpee contra el bordillo a que caiga bien, y no puede ser. Pero la niña no lo entiende y con los arrestos que tiene se coge unos mosqueos de mil pares de narices.

Y una vez refrescados, o los días que no hay ni playa ni piscina, pues lo que se tercie. Hemos descubierto un minigolf que a partir de las 10 de la noche es gratis si los papás se toman algo en la terraza, así que después del parque nos vamos para allá y mientras los peques juegan los papás nos tomamos un refresco, o un mojito a 3,50€. Y si es gracioso ver a Iván «metiéndola en solo dos golpes», pues es muy competitivo y le gusta mejorar, más gracioso es ver a Antía con un palo más grande que ella, imitando al hermano. Esta niña no conoce límites. Y si se aburren al minigolf no hay problema, tienen unos hinchables super molones que también son gratis, eso unido a que es una terraza cerrada donde pueden correr con libertad, un sitio genial para ir con niños.


ANIVERSARIO

El día 10 se cumplieron 3 años desde este momento…

 photo 62292_443010927139_2953948_n_zpsbf352641.jpg

Y 3 años después nuestra familia ha aumentado y mi niña tiene la edad que tenía su hermano por entonces. Tanto en tan poco tiempo, no me lo hubiera imaginado así ese mismo día.

El año pasado lo celebramos en familia cenando en una marisquería durante nuestras vacaciones en El Algarve. Nos pusimos hasta arriba de marisco, el restaurante nos dedicó un postre que nos trajeron con mucha parafernalia cantándonos «parabens pra voce» -acompáñese de la musiquita del cumpleaños feliz de toda la vida- y el duo que cantaba en directo nos dedicó un «Y tuuuuu y tuuuuu y tuuuuuu y solamente tuuuuuuuuuuuuuu», se ve que Pablo Alborán pega fuerte en Portugal. Fue una celebración muy divertida, con nuestros peques enredando.

Este año hemos ido a cenar solitos, en plan tranquilo, unas tapitas que la economía no da para mariscada y sí, echando de menos a los enanos la escasa hora y media que estuvimos fuera. Si es que nos quejamos de la lata que dan los niños y cuando estamos solos no sabemos qué hacer sin ellos.


ITV’S DE LOS PEQUES

Fui a pedir la cita para el control del niño sano con días de antelación y me la dieron para el día siguiente, se nota que la gente está de veraneo y no va al médico. Y allá que me fui con la peque a relatar sus adelantos y logros. Corre, salta, monta en bici, trepa, chincha al hermano, come de todo, sólido desde los 12 meses, sola y que no se te ocurra quitarle el cubierto de las manos, hace 5 comidas más lo que pueda entre medias, sigue con teta… Y no habla.
Todo perfecto. Desarrollo motor normal y estupendo. Alimentación estupenda, es delgada y pequeña pero dentro de los percentiles -y es que de donde no hay no se puede sacar, de niña yo era así-. Habilidades adquiridas normales para su etapa. Ya hablará, que no me preocupe.

Estando en la consulta me dio por comentarle a la médico -porque no es pediatra sino especialista en medicina familiar- un par de cosillas sobre Iván y al salir fui y pedí cita. Me la dieron para ese mismo día, dentro de una hora.

Allá que me fui a casa a por Iván y volvimos al ratito. Por dos motivos básicos, sus pies y el ojo derecho.
Los pies porque tiene los tobillos caídos hacia adentro y además de andar regular, esto hace que corra mal, se caiga con facilidad y no sea capaz de hacer algo tan simple como saltar a la pata coja. Él se da cuenta y sabe que no es capaz de hacer esas cosas como el resto de niños así que no quería dejarlo pasar más.
El ojo porque hace un tiempo tuvo una conjuntivitis y desde entonces parece que tiene el párpado caído, como no se le acaba de poner bien no está de más que se lo miren.
Salimos de allí con las citas para el oftalmólogo y el traumatólogo, así que genial. Y ya que estaba lo pesó y midió, que mi niño es un fideín pero lo mismo, bajito y delgado pero dentro de los percentiles, si es que de donde no hay no se puede sacar.

Así que ITV’s pasadas con éxito y en un momentito, así da gusto. Lo de Iván por suerte no es nada de importancia, así que a esperar a que vengan las citas y ya iremos viendo.

Ahora toca pasar unos días en la casa de la playa del abuelo, cosa que vamos a agradecer muchísimo. Porque no es lo mismo estar en un piso que en una casa con un pequeño jardín donde los niños pueden jugar a placer, la piscina al ladito, la playa a un paseo de 10 minutos, y sobre todo, lo más importante para mis niños, disfrutando de su abuelito all time. Así que me voy a hacer maletas.

3 thoughts on “Veranito, aniversario e ITV’s de los peques

  1. Mo

    Pues que disfrutéis muchísimo en casa del abuelo!!
    A Peque también le toca la revisión un día de estos…Me alegro de que los dos estén bien sanotes! Y tan divertidos en el agua, jajajaja!
    Muas!

    Responder

  2. Sofia

    q bien q podáis estar así en casa del abuelo.
    me gusta el plan, me da envidia 🙂

    sitio al aire libre, para correr, para saltar, mejor temperatura (no mucho, la verdad), playa a nada, piscina al lado…
    y sobretodo cambio de aires para ellos, me gusta.

    genial q todo en las revisiones bien.
    a ver q le dicen a Iván de sus tobillos y el ojito, ya nos contarás.

    feliz aniversario y felicidades por tan hermosa familia.

    besos

    Responder

  3. mischicosontheroad

    Feliz aniversario! el nuestro tambien fue el sabado, tampoco hemos hecho muchas celebraciones, estamos juntos que es lo importante.
    Que bien que los niños disfruten de la playa y la piscina y las revisiones hayan salido perfectas, ahora que lo de ivan no sea nada.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.