Cumpliendo 34 otoños…


 Sí, 34 años ya. No me deprime nada esto de cumplir años, soy como una niña pequeña y me hace muchísima ilusión el día de mi cumpleaños. 
Aunque es cierto que cada vez siento un poco más de vértigo. Aún me sigo sintiendo una «chavalita», me veo jovencita y con la seguridad de que me queda mucho por hacer en la vida, sin embargo no puedo pensar que cada año es uno más, que los años mozos cada vez quedan más atrás, que me acerco a la cuarentena y llegará el momento en el que ya no me veré con una minifalda, un buen escote o un taconazo. La verdad es que me encanta cumplir años pero temo la vejez. Pero bueno, que eso queda muy lejos, y aún no peino canas ni cubro arrugas o patas de gallo, que no es poco.
Lo importante es que estoy encantada, tengo a mis dos soles que son el centro de mi vida, y aunque la fábrica está cerrada si me arrepintiera de ello todavía soy lo suficiente joven como para plantearme una nueva maternidad a largo plazo. Poco probable pero nunca se sabe.
En este día una no puede evitar echar la vista atrás y ver el camino recorrido. Creo que jamás me imaginé a estas alturas de la vida, aunque es cierto que pensaba que iba a ser madre mucho antes -más que pensarlo, es lo que hubiera querido-. Pienso en las decisiones que he tomado que me han llevado a estar tal y como estoy en estos momentos. 
No se si he tomado las correctas. Puede que en general sí, que también haya errado, puede que de tomar otro tipo de decisiones mi vida hubiera tomado otros derroteros, pero de lo que estoy segura es de que no quiero otra vida. No se qué hubiera sido de mi vida de no haber venido a vivir a Huelva y seguir en mi Galicia natal, y no logro visualizar ningún tipo de vida allí. No se qué hubiera pasado de haber acabado la carrera, quizás me estuviera desarrollando profesionalmente de una manera más gratificante y lucrativa, con más éxito, o quizás me hubiera ido peor. Pienso que podría haber sido madre antes; o que podría haberlo sido
después; que de haber elegido otra persona que me acompañara en el
camino de la vida mis hijos podrían ser de otra manera; o que incluso
podría no tener hijos. De cualquier modo ninguna de esas vidas que pasa por mi mente se aproxima a la que tengo y, sinceramente, no las quiero. No me imagino de mamá de otros niños, los únicos niños que caben en mi cabeza y en mis pensamientos son mis dos hijos, y solo por tenerlos a ello todas las decisiones que he tomado, las acertadas y las erróneas, son las que tenía que tomar. Ellas me han traído hasta aquí.
Cuando me he levantado esta mañana Iván ya se había ido al cole (esta noche pasada fue algo irresponsable, me acosté más tarde de la cuenta -abducida por el síndrome Grey-Steele- y se me pegaron las sábanas por la mañana); Papá llegó pronto pero con las mismas se fue a hacer un recado -compra de mi regalo de cumpleaños- y después de juguetear un rato con mi Pequeña Princesa, comérmela a besos, decirle te quiero una y otra vez y agradecerle que esté aquí conmigo, me fui a trabajar. A mediodía fui al cole a por Iván y al salir de clase se me tiró a los brazos como siempre, me dio un beso como siempre y me contó lo que había hecho esa mañana como siempre. Y de camino a casa invitaba a todos los compañeros que se encontraba a la fiesta; «Cariño, ¿a qué fiesta?», «A la tuya, Mamá, tu cumple?», «¿Mi cumple, y cuándo es?» digo haciéndome la olvidadiza «Mamá es hoy, ¡FELICIDADES!». Abrazo, mega beso, orgullo y felicidad a raudales. ¿Cómo puede tener tan buena memoria?, ¿Cómo puede ser tan adorable?.
Al llegar a casa me dio mi regalito que of course intentó abrir él, y of course está disfrutando como si fuera suyo. Yo di unas instrucciones muy claras, dije que para mi cumple quería una cosa que empieza por TA y acaba por BLET, et voilá, mi petitoria obtuvo su fruto.
Este mediodía he estado como todos los mediodías, flanqueada por mis dos niños-lapa que no viven el uno sin el otro y ninguno sin mí. Pero hoy he dado aún si cabe más gracias porque mis cumpleaños sean en compañía de estas dos personitas que han cambiado la vida.
Cumplir años es una bendición pese a que cada vez sea más los que acumulamos a nuestras espaldas. Lo malo es no cumplirlos, así que sueño y deseo con que esta fecha se repita año tras años, y cuantos más, mejor. Y siempre así, con mi marido, con mis niños, con mis gatos, como la familia que somos.

12 thoughts on “Cumpliendo 34 otoños…

  1. Opiniones incorrectas

    ¡Muchísimas felicidades, Nereida!
    Ciertamente, si hubieras vivido de otra forma tu vida no sería la de hoy, ni tendrías a tus dos soles.
    ¡Tienes una edad estupenda!

    Responder

  2. Miriam

    Muchas felicidades! ^^

    Responder

  3. Preparando la llegada del bebé

    Feliz Cumpleaños!!

    Responder

  4. Bichitobola

    Muchisimas felicidades!!! Disfruta tu dia con esa familia tan bonita que teneis! Un beso

    Responder

  5. batallitasdemama

    Felicidades que cumplas muchos así de bien acompañada. Un beso

    Responder

  6. Teresa

    Feliz cumpleaños guapísima, disfruta de los años… Yo recuerdo cómo con 12 o 13 pensaba que los de 35 eran "viejos" y ahora que yo voy camino de los 36 te prometo que me siento joven como nunca, a pesar de las canas (yo sí las tengo), de la tripa llena de estrías (recuerdo permanente de mis 2 embarazos, pero sobretodo del gemelar) y de los pellejos colgantes que me han quedado por tetas (consecuencia de dar LM a mis 3 soles).

    Responder

  7. London

    Felicidades preciosa!! como decía mi yaya cuando la felicitábamos ojalá cumpla otro mas tan bien como estoy y que vosotros lo veáis.

    Besitos

    Responder

  8. Tamara

    Muchas felicidades!!!

    Responder

  9. MARÍA

    Felicidades, que sean tus cumples siempre así de felices y llenos de amor.
    Abrazos cumpleañeros para ti

    Responder

  10. Yaiza

    muchas felicidades guapisima y con lo contenta que estas con tu vida…por que te pones a pensar si fuera de otra manera? aunque es inivitable, yo tb lo hago a veces..:)

    Como tu ,yo de jovencita siempre decía que tendria hijos entre los 25-28 y tuve a peluchin con 35 recién cumplidos, ahi es ná la premonición!.
    Disfruta del dia y de la TA BLET , jajajja

    Bicos

    Responder

  11. Mo

    Felicidades!!! Y es genial que te hayan regalado lo que querías!! (lo pusiste fácil, jajaja…).
    Sobre esas hipotéticas vidas que podrías haber vivido, seguro que ninguna era tan buena como la que tienes ahora.
    Besotes!

    Responder

  12. Eva

    Muchísimas felicidades!!!

    Y como te entiendo…, lo feliz es cumplir años teniendo a toda tu familia al lado!!!

    Besos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.