Una comparación curiosa: ANTES y DESPUÉS

Lo bueno de tener un segundo hijo es que hay muchas cosas que se pueden aprovechar del primero. Antía tiene suerte porque va a estrenar toda la ropita de muñeca del mundo, porque no se va a poner la de su hermano, pero es lo único que va a estrenar, porque el resto de cositas las vamos a reutilizar con mucho gusto.
Duerme en la minicuna de su hermano aunque le hemos puesto las vestiduras rosas, y pronto se pasará a la cuna grande, usa el cochecito, la bañera (que Iván sigue utilizando), y ya hemos empezado a darle uso también a la hamaca y al columpio. La hamaca fue un éxito con Iván, le encantaba sentarse en ella a ver los Cantajuego, canturrear y charlotear en su idioma, mover sus bracitos y piernas y reclamar mi atención, mis carantoñas y mis mimos. El columpio, cortesía del Banco de Pruebas de la Guía del Niño, no tuvo tanto éxito con Iván, no se por qué no le gustaba, y desde entonces ha pasado por las manos de los bebés de dos amigas mías y ha vuelto a nuestra casa con la llegada de Antía.
Iván es muy generoso y empático y está llevando muy bien eso de compartir sus cosas con su hermanita. Aún así hay veces que reclama lo suyo aunque solo sea un ratito, y una de las cosas que reclama es su hamaca. Ya el año pasado en la guarde le dio por dormir las siestas en una hamaca, y cuando la sacamos de nuevo para Antía se tiró sobre ella emocionado. De vez en cuando se sienta en ella a ver los dibujitos, y cuando lo veo allí tan tranquilo, tan grande para sentarse en ella, recuerdo cuando tan solo era un bebé y lo veía allí tumbado, echándose sus siestas tranquilamente, o regalándome sus primeras sonrisas. Y para ponerle imagen al recuerdo, nada mejor que echar mano de archivo fotográfico…
Photobucket

Parece mentira lo que ha crecido, han pasado tres años pero para mí parece que fue ayer cuando era un bebé, pero mi bebé se ha hecho grande…

Photobucket
Aunque me da un poco de nostalgia, en el fondo me encanta hacer esta comparación, ver como mi niño ha crecido feliz y yo he podido disfrutar cada segundo de su vida. Ahora me toca ver crecer de la misma manera a Antía, que seguro me encontraré haciendo una comparación similar antes de que me de cuenta. 
Muchas veces deseamos que nuestros bebés crezcan para que hagan esto o aquello, y luego se nos hacen grandes antes de lo que esperamos y añoramos esos momentos tan tiernos, especiales y únicos. Así que lo mejor es aprovechar y disfrutar al máximo cada etapa de la vida de nuestros hijos, que ahí no hay vuelta atrás.

8 thoughts on “Una comparación curiosa: ANTES y DESPUÉS

  1. Yo y mis mini yos

    Como te entiendo! Con mi chiquitina todo eran prisas para que ya se sentara sola, para que dijera esto o aquello, para que caminara…. y con pocho ha sido todo lo contrario, como que cada dia me digo: no!!! espera!!! no crezcas tan rapido!!! Nosotros tambien lo hemos reutilizado todo-todo menos algunas ropitas que eran claramente de niña… y aun asi, por ejemplo cosas de color lila se las he puesto a pocho, que narices! 😉 besotes

    Responder

  2. El sombrero de tía Mónica

    Hola

    Somos un nuevo blog de creaciones tanto para niños como para mayores.
    Te sigo desde hace tiempo y tu blog es genial y tierno of course
    Me encantaria que te pasases por el mio a ver si te gusta alguna de las cosas que vamos a hacer

    Un besote

    Responder

  3. Annie74

    Si que ha crecido.. es curioso como les gusta sus cositas de "bebes" cuando vuelven a verlas. Pitufo bajo con su padre al trastero el otro dia.. y se volvio loco con el gimnasio¡¡ SE lo queria subir a casa ;D
    Son nuestros bebotes grandes.

    Responder

  4. jenny

    que mayor!!increible pero cierto,3 añitos ya.Nosotros ya hemos pensado en que en el primero gastaremos pero porque despues ya le queda para el segundo,y si el primero es niña en vez de coger un moises rosa lo cogeremos de otro color para que un futuro se pueda usar para otro si es niño,no estan los tiempos para tanto gasto y total lo poco que lo usan no vale la pena gastar seguido.

    Besotes

    Responder

  5. M@rt@

    pero que cambio!!!como pueden crecer tanto en tan poquito tiempo,para nosotros tres años no es nada y mira para ellos,normal que reclame si es muy pequeñin,Jaime esta igual :-),la ropita de Ivan aunque no la este usando Antía se esta reutilizando muy bien 😉

    Responder

  6. Maria

    Que lindo!!!! Ayyyy que pequeñín!!! Nosotros tb aprovecharemos muchas cosas si llega un hermanit@ para la gordi, me parece que con los tiempos que corren es fundamental! Un besito

    Responder

  7. Mamá Blue!

    yo hace poco hice una comparacion curiosamente de la misma forma, en su sillita jajaja. Es q crecen muy rapido

    Responder

  8. Carol

    Qué cambio! Parece mentira cómo crecen.
    Creo que es muy importante el aprovecharlas las cosas, te viene fenomenal.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − veinte =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.