PORQUE HAY COSAS PARA LAS QUE ESTOY COMPLETAMENTE SOLA

Estoy que estallo porque mi paciencia no da para más, y es que estoy harta de que determinados aspectos de la crianza de Iván recaigan única y exclusivamente en mí. Vale que la lactancia materna es algo que solo puede dar la madre y durante ese tiempo hay ciertas cosas que van estrechamente ligadas, pero llega un momento que ya no puedo más.

Como he dicho muchas veces, al comienzo del embarazo de Iván no tenía pensado darle el pecho, sin embargo conforme avanzaban las semanas y fui informándome y conociendo las experiencias de otras madresme fui convenciendo yo misma. Si le veía alguna ventaja a la lactancia artificial era el hecho de compartir esa responsabilidad con el padre, pero luego pensé que bueno, hay otras muchas tareas de las que el padre se puede encargar.
Conforme se fue regulando la lactancia, y sobre todo cuando me tuve que incorporar al trabajo, el colecho se convirtió una práctica habitual porque es lo que me permitía descansar. Iván hacía mínimo dos tomas nocturnas, y levantarme una o dos veces todas las noches, además de aguantar el tiempo de la toma, provocaba que fuera yo la que no descansara, y si quería ir a trabajar en condiciones necesitaba descansar, como cualquiera, es lógico.
Cuando decidí destetar a Iván lo hice porque dependía única y exclusivamente del pecho para dormir, ya tenía 20 meses y solo se dormía conmigo, y ya a ese tiempo no era como de bebé, que si lo trasladaba a la cuna ni se enteraba… ya el mínimo movimiento le hacía espabilarse y perder el sueño, con lo que el momento de irse a dormir era de todo menos fácil. Lo pasamos con su cuna a su cuarto para evitar despertarse con las toses y los ronquidos, y bueno, más o menos hemos ido capeando, su cuna no tiene barrera y puede subir y bajarse solo, con lo que asimilamos que se durmiera bien (conmigo siempre, eso sí) y que a una hora determinada de la noche se despertara y se metiera en nuestra cama.
Pero ahora hay algo que impide que eso se pueda seguir haciendo, y es que yo estoy embarazada. Y no es por el propio embarazo así, que ya es incómodo y eso que estoy empezando… es que dentro de 5 meses habrá un nuevo miembro en esta familia que dependerá 100% de mí, y yo no puedo ser tan mala madre de dejar a Iván dormir con nosotros y de repente decirle «ahora no porque está el bebé». Es cruel para Iván, el sentimiento de vacío que le podemos crear puede ser un buen problema, pero no solo eso, sino que además eso provoque una reacción de odio haca su herman@.
La crianza y la educación es cosa de dos, aunque haya determinados aspectos de los que se tenga que encargar exclusivamente la madre (si se opta por la lactancia materna), pero yo topo una y otra vez contra la pared, porque soy la única dispuesta a luchar y a sacrificarse por enseñar a Iván a dormir solo y a crearle una rutina de sueño. No le cuesta dormir, es una marmota, lo que no quiere es irse solo a la cama, y es normal teniendo en cuenta que el padre por comodidad prefiere meterlo en la cama grande y que se duerma allí. 
Será que yo tengo muy claro que, guste o no guste, el sacrifio es obligado en ciertos aspectos de la educación y crianza de los hijos, y que lo primero que un padre y una madre tienen que estar dispuestos es a dejar su comodidad de lado y sacrificarse por aquel a quien han dado la vida.
Con Iván soy la única que lucha en el tema de horarios, rutinas y costumbres. Y muchas veces me cuesta muchísimo poque llego de trabajar a las 10 y pico de la noche y no puedo llegar y sentarme, porque aún me queda un rato de lucha en solitario, y si quiero que Iván no se salga con la suya y se duerma solo al final me veo durmiendo en el suelo, al lado de su cuna, muerta de frio, y que me dan las 3 de la manaña. Y al día siguiente no se me pueden pegar las sábanas porque Iván tiene que ir a la guardería y se tiene que levantar a las 8.30 de la mañana (y yo con él, porque es algo de lo que también me encargo en exclusiva) para ir espabilado, desayunado y que llegue a tiempo; y a mí me queda compra, limpieza de la casa, preparar comida, recoger a Iván de nuevo en la guarde, y luego… irme a trabajar.
Y al final pagan justos por pecadores. Una intenta educar de la mejor manera posible, y en contra de mi voluntad y por todo el cansancio acumulado acabo dando voces y perdiendo los nervios. Y reconozco que a veces me apetece mandarlo todo al carajo y tirarme a la vida cómoda, pero al final el perjudicado es quien menos lo merece, Iván, y vuelta otra vez a lo mismo…
Así que, sinceramente, y muy a mi pesar, de seguir esto así con todo el dolor de mi corazón mi segund@ hij@ no tendrá la suerte de disfrutar de una lactancia materna como lo hizo Iván. Porque si eso va a suponer que toda la responsabilidad caiga de nuevo sobre mí no es que no quiera, es que no puedo, porque yo necesito descansar, dormir, recargar las pilas para al día siguiente estar a tope de nuevo, y sobre todo, no perder los nervios porque me lo como todo sola. Me siento como si estuviera en una habitación llena de gente, gritando a pleno pulmón, y nadie me escuchara. Me siento impotente. Y me duele Iván, porque hay determinadas cosas que son necesarias, y que entre dos se hacen mejor que una sola. 
Al final acabamos como hoy, llantos y voces durante dos horas para ir a la cama mientras alguien ronca plácidamente en la cama. Así nos va.

¿Reposo? Bendita utopía, es que ni cuando no debo hacer esfuerzos tengo un poquitín de ayuda, si me descuido tengo hasta más trabajo.

8 thoughts on “PORQUE HAY COSAS PARA LAS QUE ESTOY COMPLETAMENTE SOLA

  1. LadyA

    Estos temas son delicados….
    Yo tengo amigas que colechan los 4 juntos, con sus dos hijas…pero claro, eso ya depende de cada familia…
    A mi me pasa algo similar, pero porque mi hija rechaza a su padre y siempre me llama a mi…y el otro, pues cede…con lo cual yo tengo que hacerlo todo: el desayuno, la comida, la cena, el baño, empujar el cochecito, vestirla, desvestirla, ponerla a dormir, leerle cuentos,…

    Responder

  2. Euge,Tomás y Porot@

    Mi niña no te sientas sola, somos muchas en tu misma situacion, yo tengo un enano de 13 meses y estoy de 7 semanas esperando un nuevo integrante intenta descansar y sentarte con él a hablar con calma, intentalo!! y si no hay que apechugar porque lo más importante son nustros peques, ánimo, fuerza y tranquila que todas te acompañamos…

    Responder

  3. Anita

    Mucho ánimo, a mi también me pasa, cuando estaba embarazada me decian: "los niños son para las madres", yo pensaba que eso no me pasaría a mí, pero ahora me doy cuenta que somos nosotras quienes más nos sacrificamos. El papá está cansado del trabajo, tiene sueño, tiene que madrugar ( yo estoy de baja maternal), como soy yo quien tiene la teta…. Ya sabes… Fuerza, ánimo y muchos besos.

    Responder

  4. tariuska

    vale, entiendo que mientras des pecho, seas tu la que te levantes por la noche; vale, entiendo que si tu estas de baja maternal y tu marido no, seas tu la que te levantes por la noche.. pero ¿y luego?
    mi costi es un padre excelente, pero yo lo hubiera matado los primeros meses pq ya que mi hija tomaba bibes, le pedi, suplique que por favor que una de las dos noches que al dia siguiente no trabajara (libraba dos dias) que se ocupara de paula pq realmente necesitaba dormir..él me ayudaba, pero yo necesitaba una noche completa de descanso..
    el tema de dormir es algo complicado; puedes intentar hacer un trato con ivan; un dia duerme solo en su cama y otro contigo, para que no le sea tan duro; cada dia que duerma solo, le pones un gomet en una tabla que hayas hecho (tb puedes hacer una tabla con algun dibujo y dejar q lo pinte el) y si ha cumplido durante una semana lo de dia si y dia no, pues le haces un regalo (hacer algo especial, no hace falta q sea comprarle algo).
    yo use esa tactica con paula y su chupete, que no habai forma de quitarselo y al final cada vez fueron mas dias sin chupe y menos "con" hasta q se acostumbro..

    y si ves que la cosa se te complica, otra opcion (si tienes un cuarto para el nuevo bebe) es que ivan se acostumbre a dormir con su papi y tu algunas noches te vayas a la cama del nuevo bebe, asi se acostumbrara a no dormir contigo..
    la verdad, es que no se me ocurre mas consejos, pero algo que tendras q solucionar de una manera u otra antes de que nazca el hermanit@…
    y lo de no darle leche materna, tienes que hacer lo que tu creas mejor para ti y tu familia pq ahora no solo seras tu y el bebe, tb tendras un renacuajo que necesitara mas atencion que nunca para no verse desplazado..
    pero hagas, lo que hagas, seguro que lo haras genial!!

    Responder

  5. Nereida

    Yo considero a mi marido un buen padre, muy buen padre, pero hay cosas que no quiere ver la importancia que tienen, y para esas cosas es un poco dejado. Para mí Iván es lo primero siempre, y me puedo acomodar un día, pero no todos. Leñe, que a mi mnuchas tardes me apetece tirarme en el sofá y no mover ni una pestaña, pero no puedo tener a Iván todas las tardes encerrado en casa, sobre todo porque se aburre y luego no hay quien le aguante, necesita desfogarse, aunque sea un ratito. Y cuando trabajo de tarde me siento como una sargento llamando por teléfono para decir "sal con el peque a la calle", porque se le va la tarde jungando a la consola.
    Y la culpa es mía por haber metido a Iván en la cama cuando le daba el pecho. Nos ha jodío, es que yo también tengo que descansar! pero eso no significa que el niño tenga que dormir con nosotros hasta que le salgan pelos en los huevos! cada cosa lleva su tiempo, y para mí el colecho tuvo su momento, y ya no lo es. Yo sigo necesitando descansar, y con Iván no descanso porque me da cabezazos, patadas, me echa prácticamente en la cama y yo al día siguiente tengo que ir a trabajar.
    Pero da igual lo que yo diga, mientras no le entre en la cabeza no hay nada que hacer, y una ya se cansa de discutir un día sí y otro también…

    Responder

  6. PATRY

    Me siento totalmente identificada contigo, y no es que no compartamos cosas en la crianza, es que compartimos solo cuando interesa, por ejemplo a media noche si llora el peque no compartimos, pero ahora q esta protestando si me pide que nos levantemos cada vez uno…

    En fin, creo que no eres la única, yo al final he aprendido a convivir con ello, pensé que en el embarazo me moriria, y te digo que ni un solo dia me he sentido protegida por estar embarazada… Y tantas que podria contar…

    Animo, que no creo que lo haga a mal, simplemente que ellos no tienen esta cosa que nos sale a nosotras.

    Responder

  7. Anónimo

    Me sieto tan identificada…

    Responder

  8. Almudena

    Amiga, parecemos clones, porque a mí me pasa igual, tengo que ser yo quien:
    planifique las comidas
    haga el 90% de las tareas de la casa
    prepare el uniforme del cole
    estar pendiente de vacunas
    las tutorías con la maestra
    las visitas al pediatra
    cortarle las uñas a Manuel José
    todo……
    todo para mí.

    Decía en un libro que recomiendo a toda madre trabajadora que "mamá es Dios y papá su profeta"
    Para Manuel José lo soy TODO. Y lo malo es que tras 5 días de retraso de regla y síntomas que me son muy familiares, creo que en Diciembre seremos otro más. Y ahí me pasa como a tí, ¿cómo me multiplico?
    Trabajo, estudio, llevo una casa un hijo y un matrimonio, y el día tiene 24 horas…
    Lo que tengo claro es el orden de prioridades:
    1º Manuel José
    2º lo demás.
    El libro que os recomiendo es "La vida frenética de Kate" salvando las distancias con la protagonista, lo que piensa y dice sobre la maternidad es la verdad pura.
    Besos a todas las mamás.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.