ESTRENANDO LA TREINTENA

Y con mucho orgullo, sí señor. El año pasado por estas fechas pensaba que cumplía ya 29 años y aún no había hecho nada importante en la vida; un año después puedo decir que he cumplido 30 años y ya soy madre, ¿puede haber algo más importante que eso? Pues no. Y me siento muy feliz, muy satisfecha, muy orgullosa, con una sensación de no necesitar nada más porque ya tengo lo que necesito.
Este ha sido mi primer cumpleaños como madre, mi primera celebración acompañada de mi peque, ha sido diferente. Aunque no he soplado velas he tenido en brazos a Iván y ha disfrutado conmigo mi inicio en los 30, me ha recordado que vale la pena seguir cumpliendo años, aunque ello suponga hacerse cada vez un poco más vieja.
Este cumpleaños ha sido diferente y creo que nunca lo olvidaré, no solo porque cambie de década (de los 20 a los 30, esto ya es otro cantar) sino porque coincide con mi estreno como madre.
Espero soplar velas aunque sea con retraso, y si lo hago pondré la foto correspondiente para que quede como recuerdo.
Así que bienvenidos los 30, creo que este año será por fin un gran año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.