Sello de calidad para Mamás Mary Kay

Estoy encantada de compartir este sello de calidad para Mamás Mary Kay en el que he participado gracias a Madresfera. Y es que sinceramente, como madre, agradezco infinito que se nos ofrezca la oportunidad de mimarnos y cuidarnos un poquito.

No se tú pero a mi me cuesta mucho prestar atención a mi cuidado personal. Voy siempre tan a tope, tan corriendo, tan al límite, me cuesta tanto llevar a mis niños al día y no dejarme nada atrás con respecto a ello, que dedicarme algo de tiempo es casi una utopía.

Aunque me encanta maquillarme, reconozco que me cuesta hacerlo. Tengo un kit básico de superviviencia que siempre llevo conmigo -y que casi pierdo este fin de semana por no saber dónde llevo la cabeza- y procuro maquillarme cuando voy a hacer algo más que salir de casa para llevar a los niños al cole, extraescolares y hacer la compra. Además, los fines de semana sí procuro arreglarme por eso no ver la mala cara que llevo normalmente.

Pero no me cuesta trabajo maquillarme. Lo que realmente me cuesta trabajo es el después, desmaquillarme. Porque a la hora que toca quitarse el maquillaje yo ya voy muerta matá y lo único que me apetece es dejarme caer inconsciente en el sofá.  Así que sí, tengo la mala costumbre de irme a la cama con lo que queda del maquillaje puesto, y quitármelo al día siguiente porque es impepinable salir de casa por la mañana sin lavarme la cara. Y se que lo hago fatal.

El problema además es que no acabo de encontrar la solución mágica para quitarme el maquillaje rápido, sin que me quede la piel de la cara irritada y enrojecida. Si bien nunca he tenido problemas de piel ni sensibilidades, es cierto que la de la cara es punto y aparte y con los desmaquillantes se me irrita fácilmente. Así que acabo lavándome con agua y jabón de glicerina y manchando toallas al secarme.

Mis rutinas de cuidado personal

Hay cuidados de la piel que llevo a rajatabla, quizás porque los tenga ya muy interiorizados y metidos en la rutina. Cuando me quedé embarazada por primera vez y empecé a cuidarme la piel de la barriga para evitar en la medida de lo posible la salida de estrías, extendí el uso de la crema hidratante a todo el cuerpo. Antes solo me la echaba en las piernas pero desde entonces no puedo vestirme sin antes darme mi hidratante por todo el cuerpo, cosa que mi piel ha agradecido muchísimo.

Sin embargo me cuesta mucho mantener cuidada la piel de mis manos. Suelo tener cremas específicas pero como suele ocurrir, me acuerdo de echarla cuando ya tengo las manos extra secas y estoy fuera de casa. Desde hace tiempo además vengo notando que tengo las manos fatal, quizás porque trabajo muchísimo más con ellas y tengo aún menos tiempo para pararme a dedicarle unos cuidados mínimos. En las últimas semanas me noto las manos no solo secas sino la piel muy tirante y sensible.

Entono el mea culpa porque utilizo productos de limpieza poco respetuosos con la piel -lejía y amoniaco principalmente-, no me pongo guantes para ello y mis manos se resienten. Hace ya unos días decidí comprarme unos guantes y acostumbrarme a limpiar con ellos para intentar proteger la piel de esos agentes agresivos. Pero también necesito cuidar e hidratar mis manos porque así no hay manicura que luzca y porque la piel seca me produce irritación y picor.

Así que este sello de calidad para mamás  Mary Kay me ha venido en el mejor momento. Me encanta que me “obliguen” a dedicarme unos minutos al día, a mimarme un poco, a darme cuenta de que no puedo abandonarme y que unos minutos al día de auto cuidado pueden ser de mucha ayuda para mi piel y mi cuerpo.

Sello de calidad Mamás Mary Kay

En este sello de calidad nos ofrecen probar tres productos diferentes:

  1. Desmaquillador de ojos líquido
  2. Set de cuidado de manos Satin Hands Te blanco y cítricos
  3. Lápiz de labios Gel Semi-mate

pack mamas mary kay madresfera

 

Tres productos diferentes con el que proporcionarme tres tipos de cuidados y/o atenciones. El desmaquillado de ojos que tan difícil es a veces con los eyeliner y rímmel waterproff; el cuidado de las manos que tanto sufren con el trasiego diario; el toque presumido de unos labios pintados bonitos, femenimos y naturales.

No soy una gran entendida en productos de belleza y cuidado. Además, uso de productos de marca blanca y low cost porque cuando la economía no es favorable, cuidarse es más un lujo que una necesidad. Así que voy tirando con productos asequibles y por eso tener la oportunidad de probar productos de calidad es un auténtico regalazo.

Desmaquillador de ojos líquido Mary Kay

mamas mary kay madresfera

Los ojos es la parte que más me cuesta desmaquillar, no puedo evitar acabar o con restos de rímmel y eyeliner, o con los ojos irritadísimos. Tengo los ojos muy sensibles, incluso hay veces que el mismo rímmel o eyeliner mal aplicado me molesta y enrojece los ojos, y lo de pintarme la linea de agua es ya imposible.

El desmaquillador de ojos líquido Mary Kay me sorprende por su textura. Es tipo aceite, lo que para mi, poco entendida en estos temas, me resulta ya curioso. Todos los desmaquillantes que he usado hasta ahora eran más ligeros, quizás por eso el acabado no era el deseado. Éste, al ser aceitoso -pero no pringoso, que también es importante- me permite desmaquillar el ojo a fondo sin tener que empapar el algodón ni malgastar producto.

mamas mary kay madresfera

Además es muy suave en la aplicación y a la primera pasada arrastra casi todo el maquillaje. Tienes que disculparme que no haya hecho fotos del proceso pero como me desmaquillo tarde, deprisa y corriendo, ¡ni me he acordado! pero espero poder dedicar algún momento a ello y enseñarlo vía Instagram, donde me mantengo bastante actualizada.

La sensación una vez desmaquillada completamente es muy agradable. Tacto suave y cero sensación de escozor o irritación, además de que tampoco siento que penetre producto o restos de maquillaje al interior del ojo, como sí me sucede con otros productos.

Set de cuidado de manos  Satin Hands Te blanco y cítricos

Necesitaba un producto así. Bueno, este no es un producto, el set de cuidado de manos Satin Hands de te blanco y cítricos son tres productos, nada que ver con la típica hidratante de manos que me echo deprisa y corriendo.

Tratamiento suavizante de manos.  Puede engañar que es el tubo más pequeño de los tres productos, y al probar su textura compruebo que, efectivamente, se necesita muy poco producto para ambas manos.

mamas mary kay madresfera

mamas mary kay madresfera

 

Es  un tratamiento que ayuda a mantener la barrera de la piel y sellar la humedad, la textura es aceitosa y pesada pero se extiende bien. Hay que repartirla bien  masajeando las manos y dedos, hasta que cubra la superficie completa de las manos.

mamas mary kay madresfera

mamas mary kay madresfera

Gel exfoliante. Como cualquier exfoliante, su textura es pesada y arenosa, ya que su finalidad es arrastrar las impurezas para dejar la piel totalmente limpia y renovada.

 

mamas mary kay madresfera

Me lo aplico masajeándome bien las manos y dedos, palma y dorso, y una vez bien repartido y masajeado, aclaro mis manos con un lavado bajo el grifo y las seco bien. La sensación es de piel suave, lisa y tersa.

mamas mary kay madresfera

 

Crema de manos de Karité. Para finalizar el tratamiento, me aplico la crema de manos dando un masaje y extendiendo bien. No es necesaria mucha cantidad de producto para abarcar ambas manos y la sensación de suavidad se percibe conforme me la voy aplicando.

mamas mary kay madresfera
mamas mary kay madresfera

El resultado final es que mis manos están suaves y la incómoda sensación de tensión y sequedad desaparece.

mamas mary kay madresfera

En primer lugar, ya no sufro esa sensación de tirantez, el pico que provoca la piel seca. Además, el aspecto de mis manos era horroroso, a pesar de llevar las uñas pintandas frecuentemente, la piel deslucía mucho, con las cutículas secas, pellejos levantados, y es que una manicura no es solo pintarse las uñas.

La nutrición e hidratación a fondo de la piel de mis manos me ha proporcionado un aspecto mucho más cuidado, y no se si será casualidad que la la laca de uñas se me cuartee menos y dure más.

mamas mary kay madresfera

Lápiz de labios gel semi-mate Mary Kay

Me confieso una enamorada de los labiales. Es de los pocos caprichos que me permito, aunque claro, tampoco es me vaya a labiales caros. Pero no puedo evitar visitar de vez en cuando la perfumería, bichear las promociones y hacerme con un labial nuevo. Aunque parece que siempre voy al mismo color, la verdad es que acabo teniendo labiales con diferentes matices: más brillantes, más mates, tirando más a un tono o a otro. Desde hace un par de años que me atreví con los colores intensos -antes era más de tonos tostados, marrones, nude suaves y discretos- me he vuelto una adicta a los rojos, rosas y berrys porque he descubierto que me favorecen muchísimo.

mamas mary kay madresfera

Este lápiz de labios semi mate Mary Kay es el tono Crushed Berry y aunque parece un poco oscuro a primera vista, aplicado en el labio queda realmente bonito. En mi, parecio un tono rosado tirando a frambuesa oscuro, un tono que aporta colorido sin perder la naturalidad, ya que no es intenso ni llamativo. Es un color que se puede usar en cualquier época del año y a diario ya que, a pesar de ser un tono intenso, no deja de ser natural.

mamas mary kay madresfera

A mi me gustan mucho los labiales mate porque me da la sensación de ser más naturales que los brillantes. Con los permanentes y semi-permantentes tengo el doble problema de que en seguida se me seca el labio y se cuartea la piel, por lo que tengo que aplicar un gloss para mantener la hidratación. Además, con el tiempo la zona húmeda del labio pierde color y aparece la linea que parece que solo te has pintado de ahí en adelante.

Este labial es semi-permanente y para mi es más que permanente. Cuando me desmaquillo el color permanece, aunque no con la misma intensidad. No necesito retocarlo y el color permanece tanto en el labio exterior como en la zona húmeda, se sigue viendo natural y perfectamente integrado con el paso de las horas. Además, tampoco se va al comer o beber, pierde algo de intensidad, eso sí, pero el color permanece de manera uniforme.

Mi calificación al sello de calidad Mamás Mary Kay

Es imposible no darle el aprobado a este sello de calidad, porque realmente son productos de calidad. Cuando una está acostumbrada a la cosmética de andar por casa, este tipo de productos son un auténtico lujo. No conozco la alta cosmética, pero sí es verdad que aprecio una diferencia considerable con respecto a los productos de cosmética que uso habitualmente. Como se suele decir, en este caso merece la pena el precio que se paga por ella.

Por mi parte les doy un sobresaliente a los tres productos porque, sinceramente, me encantan. Si no fuera así no lo diría, y de hecho tenía mis recelos de que el resultado pudiera ser tan sorprendente. Pero es verdad que son productos de una calidad máxima y me han dado unos resultados excelentes, si dijera lo contrario, estaría mintiendo.

Lo malo de probar productos tan buenos es no poder comprarlos una vez que los acabe, ¡ay!, es lo que más lamento de que nuestra economía familiar esté apretadita. Ya vendrán tiempos mejores, al menos he tenido la oportunidad de probar los productos Mary Kay de los que tanto había escuchado hablar y ha sido un auténtico lujazo poder hacerlo.

More about Aventura Embarazo

One thought on “Sello de calidad para Mamás Mary Kay

  1. Mo

    Qué bien está poder dedicar un tiempo a cuidarse, y los productos que comentas tiene buena pinta! Yo tengo un kit básico de maquillaje de Mary Kay que uso para eventos especiales -muyyyy de vez en cuando-, y tienen cosas muy interesantes. Besotes!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *