Plan de parto: qué es y cómo redactarlo. Así es mi plan de parto

Es una realidad que la atención al parto está cambiando -a mejor, o eso quiero creer-, parece que se trabaja y se avanza en pro del parto respetado y tanto los colectivos médicos como las diferentes administraciones públicas se involucran cada vez más en ello.

Cierto es que queda todavía mucho camino por recorrer, pero al menos se comienzan a reconocer errores o desechar protocolos obsoletos en pro de procedimientos y actuaciones más respetuosas e individualizadas.


A seis semanas aproximadamente de dar a luz a mi tercer bebé, viendo que el momento se acerca, toca plantearme de nuevo presentar mi plan de parto de cara a esta nueva experiencia. Dado que han cambiado tanto la atención al parto como las instalaciones disponibles para ello en el hospital donde daré a luz, el mismo donde nacieron mis hijos y del que guardo buenas experiencias, procede revisar el plan que presenté para el parto de mi hija y actualizarlo según las novedades, eliminando aquello que pueda ser obsoleto.

Cabe decir que el plan de parto no es sinónimo de decirle a los profesionales sanitarios cómo deben hacer su trabajo ni dudar de su profesionalidad a la hora de atender el parto, se trata de la expresión de nuestros deseos llegado tan especial momento. Además, es una oportunidad estupenda de reflexionar sobre todo el proceso de parto y reparar en detalles que quizás habríamos pasado por alto de no haberlo hecho.

¿Qué es el plan de parto?

El plan de parto es un documento donde expresar nuestras voluntades en el momento del parto, mostrando nuestra conformidad o no con las diferentes intervenciones y protocolos que se pueden dar a lo largo de éste y nuestras preferencias a la hora de afrontarlo, siempre que el parto evolucione normal, sin riesgos para el bebé o la madre.

 
Es una vía de comunicación con los profesionales sanitarios que puede -y debe- facilitar su trabajo, que ha de ser tenido en cuenta como cualquier consentimiento informado, teniendo su misma validez legal, y que podemos revocar en cualquier momento. 

Actualmente son muchas las administraciones públicas y centros sanitarios, tanto públicos como privados, los que facilitan la presentación del plan de parto, estableciendo sus propios procedimientos y/o facilitando modelos normalizados para simplificar la tarea a la hora de hacerlo. Estos modelos de plan de parto en ocasiones vienen presentados en formato libro o cartilla a rellenar por la futura mamá, con información sobre cada uno de los procedimientos planteados, aunque también tienes derecho a elaborar tu plan de parto personalizado.

Podemos encontrarnos con que en algunos hospitales haya que presentar el plan de parto según un procedimiento determinado, por adelantado y vía registro, entregando varias copias a los diferentes servicios implicados – Atención al paciente e historia clínica, Obstetricia y Ginecología, Neonatología…-. Incluso hay centros donde el jefe de servicio pertinente te recibirá personalmente para tratar el tema directamente. En otros centros, bastará con que se entregue el documento en el mismo momento del parto directamente al profesional o equipo sanitario que te atenderá. 

En caso de dudas lo mejor es preguntar a tu matrona o ginecólogo sobre el protocolo específico de presentación de  plan de parto del lugar donde darás a luz.


¿Cómo redactar el plan de parto?

Lo principal a la hora de redactar tu plan de parto es estar bien informada sobre el proceso de parto, los diferentes aspectos y procedimientos de éste, tener claras tus preferencias, aquello que quieres y que no, y basarte en las recomendacionesactuales de las principales sociedades médico-científicas como la Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud.

Son varios los puntos a tener en cuenta si vas a realizar un plan de parto personalizado y debes incluir aquellos que creas necesarios en base a tus preferencias llegado el momento del parto, explicando o desarrollando brevemente cada una de ellos para que no haya lugar a dudas.
Los principales son:
  • Datos personales
  • Presentación
  • Inicio del parto
  • Dilatación
  • Manejo del dolor
  • Expulsivo
  • Atención del bebé tras el nacimiento
  • Atención de la madre tras el nacimiento  

Éste es mi plan de parto 

En Andalucía se facilita el plan de parto en formato cartilla y, aunque me parece una buena iniciativa como acercamiento e información, su lectura y manejo me resulta dificultosa, por lo que decidí redactar mi propio documento donde mostrar de forma clara y concisa mis preferencias llegado el momento del parto.

Siguiendo la recomendación de mi matrona, y dada la rotación de turnos y personal en el hospital donde voy a dar a luz, al igual que en mi anterior parto en esta ocasión lo incluiré en mi cartilla de embarazada para presentarlo al profesional sanitario que me atienda en el mismo momento del parto.

Tras revisar y corregir mi anterior modelo de plan de parto, así ha quedado el definitivo.

PLAN
DE PARTO
Al
personal del Área de Paritorio del Hospital _______________:

Yo, __________, con DNI ______, tarjeta sanitaria Nº
______ y NHC ____, embarazada con fecha probable de parto
para el ______ y parto previsto en el Hospital _________, me dirijo
a ustedes con la intención de comunicarles mis preferencias a la
hora de asistirme en mi próximo parto. 
 

Confiando
en el equipo de profesionales médicos y sanitarios que componen su
unidad, y teniendo dos experiencias de parto previas en este
hospital, espero atiendan mi petición y contribuyan con ello a que
mi próximo parto sea igual de positivo que los anteriores, de los
que guardo un grato recuerdo por la atención recibida por parte del
personal que intervino en dicho momento, facilitándome la atención
del parto totalmente natural y respetado.

Por
ello les solicito tengan en cuenta en tal especial momento mis
voluntades que a continuación expreso, basadas en las actuales
recomendaciones de las diferentes sociedades médico-científicas y
atendiendo a la Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud, siempre que
no se produzca una situación de extrema urgencia ó gravedad y con
la posibilidad de ser modificado ó anulado según la evolución de
la situación: 
LLEGADA
AL HOSPITAL

Permitir que el parto se inicie de manera espontánea.

Que no me realicen tactos ni maniobra alguna (como la
maniobra de Hamilton) para favorecer el inicio del parto sin
antes informarme de ello y prestar mi consentimiento.

Que no se me induzca el parto salvo que sea estrictamente
necesario e informándome antes de los motivos para ello.

Que mi marido esté presente desde el principio y en todo
momento.

Conocer a los profesionales que van a intervenir en mi
proceso de parto, y a ser posible que me atienda el mismo equipo
(matrón/a)
a lo largo de éste

Que no me rasuren ni me pongan enema salvo que yo lo pida
expresamente.
INICIO
DEL PARTO Y DILATACIÓN

Que el proceso de parto se realice en un entorno de intimidad y
tranquilidad
, a ser posible con luces atenuadas. 

Que intervenga el personal sanitario mínimo necesario. 


Estar informada en todo momento sobre la evolución del parto
y que se me haga partícipe de las decisiones sobre el
mismo.  

Que la monitorización fetal sea externa en ventana,
para tener libertad de movimiento durante la dilatación.

En caso de necesitar vía venosa salinizada, que en la medida
de lo posible ésta no esté conectada a ningún sistema de goteo
para permitirme libre movilidad.  

Que me realicen los tactos justos y necesarios para valorar
la evolución del parto.

Que no me rompan la bolsa amniótica sin necesidad y
sin mi consentimiento.

Que se me permita libertad de movimientos para favorecer la
dilatación.

Que se me permita escuchar música.

Que se me permita ingerir líquidos para mantenerme
hidratada .
MANEJO
DEL DOLOR

Que no se me administre ningún tipo de calmante ó relajante.

Que no se me administre oxitocina ni medicación para
estimular el parto.

Que no se me administre ningún tipo de medicación sin
previa información y conocimiento por mi parte.

Que no se me administre analgesia (epidural) salvo que lo
pida expresamente. 

Hacer uso de métodos alternativos para aliviar el dolor,
como las mascarillas de óxido nitroso, si así lo solicito.

Hacer uso de la pelota suiza para ayudar a la dilatación si
así lo solicito.
PUJOS
Y EXPULSIVO

Una vez dilatada, pujar sólo cuando sienta ganas de ello.

Que me permitan elegir postura a la hora de pujar y utilizar la
silla de parto
si así lo solicito.

Que los pujos sean espontaneos y no dirigidos por el
personal sanitario presente. 

Que me permitan elegir la postura para dar a luz (de pie,
cuclillas, decúbito lateral…).

Que no me realicen episiotomía salvo
estricta necesidad y siempre con mi consentimiento.

Que yo misma pueda ayudar a salir a mi bebé con mis manos.

Que pongan a mi bebé sobre mí nada más nacer, contacto
piel con piel
e iniciar la Lactancia Materna en el momento
de dar a luz. 
 ATENCIÓN
AL BEBÉ TRAS EL NACIMIENTO
 


Que no se corte el cordón umbilical hasta que deje de
latir.

Que no me separen de mi bebé  en ningún momento salvo
que sea estrictamente necesario.

Que realicen todas las prácticas rutinarias y tratamientos
sin separar al bebé de mí. En todo caso, que se administre la
vitamina K y el colirio ocular dentro de las 24 primeras horas,
para no romper el primer contacto piel con piel.

Que No se administre a mi bebé biberón de leche
artificial sin mi consentimiento
, para no interferir en el
inicio de la Lactancia Materna.
ATENCIÓN
A LA MADRE TRAS EL NACIMIENTO
  

Administrar una pequeña dosis de oxitocina sintética si fuera
necesario para el alumbramiento de la placenta. 

En caso de sutura por posible desgarro o episiotomía (si
ésta fuera estrictamente necesaria, con mi consentimiento
expreso), disponer de anestesia local.
SI
FUERA NECESARIA LA PRÁCTICA DE UNA CESAREA:
 

Si el médico determina que está indicada, me gustaría obtener
una segunda opinión médica si el tiempo lo permite.

Que ésta se practique en caso estrictamente necesario, no
de manera rutinaria ó protocolaria.

Ser informada totalmente y participar en el proceso de
decisión
.

Que mi acompañante esté presente en todo momento si fuera
posible.

Estar consciente en todo momento.

Administración de anestesia epidural.

Ver el nacimiento del bebé.

Que me permitan el contacto piel con piel con mi bebé y el
inicio de la lactancia materna en cuanto sea posible.
  

Agradeciendo
su atención, espero que con su ayuda se cumplan mis preferencias
en un momento tan especial.


Atentamente


Yo
misma

Solo
me queda imprimir varias copias -dos al menos- e incluirlo en mi
cartilla de embarazada para llevarlo siempre conmigo, en caso de que el
parto se presente en el momento menos esperado.

Este
modelo de plan de parto ha sido utilizado por muchas futuras mamás que
han llegado hasta él y lo han encontrado útil -cosa que me da mucha
alegría-. Si estás planteando tu plan de parto, no sabes por dónde
empezar y tienes dudas, puedes descargarlo aquí* y utilizarlo tal cual o modificarlo según
creas conveniente.
*(descargar el archivo en lugar modificar el archivo en linea para evitar que vuestros datos personales queden en el documento y sean públicos).

Y
ahora a esperar a que llegue el momento definitivo, el parto de mi
tercer bebé, el que probablemente será el último parto de mi vida. Nudo
en la garganta. Vértigo. Cada ve está más cerca.

**************************************************

19 thoughts on “Plan de parto: qué es y cómo redactarlo. Así es mi plan de parto

  1. Drew

    Tu plan de parto me trae muy buenos recuerdos. Gracias por prestármelo en su día!!! Besos!

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Sabes que me alegro un montón de que te haya sido útil, no son necesarias las gracias 😉

      Responder

  2. Marta M.

    Hola. no conocía ningún plan de parto. Muy interesante y completo. Seguimos en contacto

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Es curioso que mucha gente aún desconoce su existencia, espero contribuir con este post a la difusión de esta información 😉

      Responder

  3. María mamáblogger

    Es la primera vez que veo uno y me a resultado muy interesante, ojala se ponga en practica aquí en Uruguay.
    Besos

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Pues seguro que sería muy útil, todo es empezar a hacerlo 😉

      Responder

    2. VANESA

      se puede usar si aca en Uruguay y de echo hay un plan piloto en el hospital de Rocha, yo estoy por presentar el mio en estos dias

      Responder

    3. Patricia

      Vanesa, soy de Uruguay también, que modelo utilizaste? Me pasas el link? Gracias

      Responder

    4. Luján Vignoli

      Vanesa podes decirme cómo hago para conseguir el plan de parto de Rocha?

      Responder

  4. Opiniones incorrectas

    Qué recuerdos… yo en plena dilatación le grité a una preñi que llamó a la matrona por algo del suyo que no lo hiciera que salía todo al revés jajajajajajaja

    Besos

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¡Jajaja te leo y te imagino perfectamente! Yo nunca he coincidido con otras, había poco contacto entre las salas de dilatación y podías escuchar gritar a alguna pero poco más. Y ahora menos, han cambiado todo y las salas de dilatación son completamente independientes y garantizan la intimidad de la parturienta así que ya ves 😉

      Responder

    2. Opiniones incorrectas

      Nooo, yo estaba sola, la chica llamó por teléfono 😀

      Responder

  5. jenny

    yo cuando estaba embarazada tambien use el tuyo 🙂 y añadi alguna cosa mas,aunque al final hicieron algunas cosas que no queria pero bueno.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      En el parto de mi niña también hicieron cosas que no quería, pero de todo se aprende. Espero que en este no me pase, o al menos por mi no quedará.

      Responder

  6. Ser Educadora - BRT

    Que suerte saber que por el sur la gente.puede parir como quiere. En mi ciudad no. No se espera que hagas plan de parto y de hacerlo, no lo recogen. Te.rompen bolsa, mo itorizacion sentada, via, oxi…. yo puje acostada con una cuña debajo de los riñones. No podia ni respirar. Un suplicio, sufrí lo impensable, tres horas TRES! !! De pujos! !!! Al final, cesárea.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Bueno, supongo que dependerá de cada centro hospitalario. No es que el hospital donde daré a luz sea el más respetuoso, pero al menos lo intentan. Aunque por desgracia sigue dependiendo mucho del personal sanitario que te toque en tu momento, y ahí hay de todo, los respetuosos y los de la vieja escuela. Al menos desde el SAS se fomenta el plan de parto y se trabaja para la humanización del parto, que no es poco.
      Siento que hayas tenido una experiencia tan contraria a lo que te hubiera gustado, ojalá por tu zona vayan mejorando las cosas también.

      Responder

  7. Rosa Martín

    Hace poco que escuché lo del plan de parto, cuando estaba embarazada de mi hijo no sabía ni que eso existía. Me ha encantado como lo has explicado y con tu permiso Ale, lo comparto en mi muro para tenerlo guardadito para cuando se anime a venir el próximo pequeñajo.

    Responder

  8. Laura L.

    Muchas gracias por exponer tu plan de parto. Me sirve de gran utilidad para elaborar el mio propio.

    Responder

  9. Elisabet Rules ♥

    Estamos leyendo tu plan de parto Alejandra, se acerca nuestro día también, ya son 35 semanas… Gracias por compartirlo!
    Un abrazo!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *