Juguetes sexuales en el postparto: cuida tu suelo pélvico

Si hay una parte del cuerpo que de verdad se resiente tras el embarzo y el parto, es el suelo pélvico. Una parte del cuerpo a la que no prestamos la atención necesaria y a la que no damos la importancia que tiene. Una parte del cuerpo que, tras el embarazo, puede condicionar nuestra vida.

El suelo pélvico sufre durante el embarazo y el parto: en el embarazo, sobre todo al final, soporta todo el peso de nuestra barriga, la presión de la cabeza del bebé cuando se coloca en cefálica listo para nacer, además de la distensión del periné en el momento del expulsivo. A consecuencia de ello se debilita su musculatura y ligamentos, pudiendo afectar al control de esfínteres o incluso provocar prolapso uterino o de la vejiga.

Por eso es importantísimo cuidar de esta parte tan olvidada a lo largo del embarazo.

Recuerdo en ambos cursos de educación maternal, en mis dos embarazos, cómo matrono en el primero y matrona en el segundo nos insistían en la importancia de ejercitar la musculatura pélvica para fortalecerla no solo de cara al parto, sino para evitar posibles secuelas tras él, y nos enseñaron a hacer los conocidos Ejercicios de Kegel. Ejercicios que, confieso, hacía cuando me acordaba, y en los que no ponía todo el interés que merecían.

Error. No debí menospreciar la importancia de tan discreta parte corporal.

Recuerdo especialmente cómo la matrona, ya en mi segundo embarazo, nos enseñó dos tipos bolas chinas para recuperar el tono muscular del suelo pélvico tras el parto. Y yo, que ya había parido una vez, pensaba que las ganas que yo tenía de meterme unas bolitas por el chisme tras parir, eran de pocas a ninguna.

Pero ahora, años después, me arrepiento. Porque sí, soy de las que si voy caminando por la calle y estornudo, tengo que cruzar las piernas para que no se me escape el chorrillo. Sí, imaginadme en plena calle, con estornudos de repetición – porque soy una metralleta, yo no se estornudar una vez, si estornudo, estornudo mínimo 5 veces seguidas- con postura cual Lina Morgan y casi rezando para no mearme encima. Vergonzoso, de verdad.

Por eso me he propuesto intentar poner remedio, porque digo yo que nunca es tarde, y mejor hacerlo ahora que dentro de 20 años, cuando lo que eran pequeñas fugas se convierta en una verdadera incontinencia urinaria que afecte a mi vida.

Porque se lo que es vivir con una parte del cuerpo delicada afectada, ya que tras el parto de Antía, y gracias al estreñimiento que sufrí con las hemorroides en el primer postparto y al final del segundo embarazo, sufro un rectocele que me está haciendo bastante la puñeta.

Por eso no hay que tener miedo a recuperar nuestra sexualidad tras el parto. Porque el sexo nos ayuda a mantener la musculatura a tono, a recuperarnos física y anímicamente, a recuperar nuestra vida. Yo lo tuve, me costó mucho recuperar la vida sexual tras el parto por el miedo al dolor, a que me hiciera daño. Y me arrepiento.

Una buena manera de recuperar la vida sexual tras el parto y ayudar a nuestro suelo pélvico a recuperar su tono, es el uso de juguetes sexuales. Porque, como bien recomendaba mi matrona de confianza, las bolas chinas, además de aumentar el placer sexual, son un excelente ejercicio para la fortalecer la musculatura de nuestro suelo pélvico y recuperar la elasticidad de la vagina. Usarlas en el postparto nos ayudará además a recuperar la sensibilidad, nuestra confianza y volver a la naturalidad cuanto antes en lo que a nuestra vida sexual se refiere.

Como os decía arriba, la matrona nos enseñó dos tipos: unas tradicionales, como las que todos conocemos, y otras que a la vista eran similares a un tampón, tres piezas de diferente tamaño y peso que se usaban de manera individual, empezando por las de menos peso.

No soy una gran entendida en juguetes sexuales pero estas bolas chinas Lelo Luna Beads me parecen la conjunción perfecta de ambos modelos: porque en apariencia son como las tradicionales, pero son bolas de diferente peso que se pueden usar unidas, o bien por separado, según el tono de nuestra musculatura pélvica. De esta manera ejercitamos poco a poco sin forzar ni poner más peso del que el periné puede soportar.

Están fabricadas en silicona, que ayuda a mantener la flora vaginal. Son de fácil limpieza y secado, algo sumamente importante ya que las bacterias proliferan con falicidad y no es cuestión de provocar  una infección sin necesidad, además de que la humedad puede estropearlas, por lo que es fundamental que se puedan mantener limpias, secas y protegidas con unos cuidados sencillos.

Para mi el uso del lubricante fue primordial a la hora de recuperar la vida sexual tras el parto ya que sufrí de muchísima sequedad vaginal y las relaciones resultaran dolorosas. Si váis a usar bolas chinas, el lubricante es su pareja indiscutible, ya que si no podríais haceros daño al introducirlas en la vagina, y es lo último que necesitamos.

Lo más importante es que no tengáis miedo a recuperar la sexualidad tras el parto, porque cuanto más tardéis, mas os costará recuperar la confianza, las ganas, y más molesto os resultará. Puede que al principio os resulte difícil y hasta incómodo pero no se trata de disfrutar una maratón sexual salvaje, sino de volver a conoceros poco a poco, con tacto y con cariño, hasta donde se pueda.

Y de verdad, no descuideis vuestro suelo pélvico, es muy sencillo mantenerlo a tono y a la larga lo agradeceréis. Las consecuencias de no hacerlo son mucho peores, y puestos a dejarnos el dinero, mejor en un juguetito que nos haga disfrutar, que en compresas para retener la orina, ¿no creéis?.

Yo, desde hoy, me hago el firme propósito de cuidarme un poco más también por dentro. Ya os diré si lo consigo, pero por mi saludo y bienestar, lo intentaré.

*post patrocinado

23 thoughts on “Juguetes sexuales en el postparto: cuida tu suelo pélvico

  1. Mo

    Mi suelo pélvico también noto los estragos del embarazo y el parto…Durante una temporada fui muy constante con los Kegel, y tengo las bolas chinas, pero no acabo de pillarle el punto. Tendré que ponerme en serio!!
    Muas!

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Yo he hecho los ejercicios de Kegel con poca constancia y no me he animado con las bolas chinas… Así me va. Pero no quiero verme dentro de 20 años dependiendo de compresas para la incontinenca, teniendo en cuenta que si hago algún esfuerzo se me escapa el pipí con facilidad, así que toca tomárselo en serio 😉

      Responder

  2. Alejandra La aventura de mi embarazo

    Lo siento David García, no permito insertar enlaces publicitarios en los comentarios sin mi cionsentimiento. Si quieres puedes expresar tu opinión pero sin enlaces publicitarios, por favor.

    http://www.laaventurademiembarazo.com/p/sobre-el-blog.html

    Responder

  3. desire duerme feliz

    Pues sabes que justo ayer buscaba información sobre esto? Me las voy a comprar y las voy a usar. Yo tambien quiero reforzar mi suelo pelvico. Jeje

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Pues ya me contarás, ¡a ver si lo conseguimos!

      Responder

  4. planeandoserpadres LTR

    A mí me explicaron todo esto en el curso de post parto y salí de allí directamente a la farmacia para comprarme un juego de bolas. la verdad es que no he sido nada tenaz con los ejercicios Kegel pero aún así parece que lo poco que he hecho ha ido surtiendo efecto y yo me noto los interiores igualitos que los tenía antes del parto.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¡Qué bien! Yo tras el primero tampoco noté nada especial, pero sí se ha resentido tras el segundo parto. Y mira que cualquier momento es bueno para hacer los ejercicios, la cuestión es acordarse jajaja.

      Responder

  5. Sofia

    Yo usé las bolitas al año de dar a luz porque no llegaba a controlar del todo y tenía "escapes"…
    A mí no me fue nada mal 😀

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Pues está bien saber que también es eficaz aunque haya pasado tiempo desde el parto, me alegro de que te haya funcionado 😉

      Responder

  6. Davinia Belinda

    Muy buena recomendación, y lo que más me ha gustado es tu forma de contarlo, muy amena, directa y que engancha 🙂

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Me alegra mucho de que te haya gustado, encantada de tenerte por aquí 😉

      Responder

  7. TodaUnaFemina

    Me ha encantado tu post!
    Como madre que soy he sufrido yo también los inconvenientes del postparto (aparte de incontinencia, crisis hemorroidal por el parto…).

    Como fisioterapeuta especializada, recomiendo el uso de bolas chinas. Además, existen más medios para cuidar y entrenar el suelo pélvico: conos vaginales, aparatos de biofeedback y electroestimulación, ejercicios a realizar,…
    Poco a poco las mujeres los estamos conociendo y concienciándonos sobre este tema y creo que tu aportación para difundirlo ayuda a que la gente hable de ello sin tapujos 🙂 .
    Muchas gracias!

    PD: sólo una pequeña aportación, aunque el uso del lubricante puede ser útil para introducir la bola china sin dolor, en casos de debilidad del suelo pélvico puede provocar también que la bola caiga y resbale, por lo que yo suelo recomendar en esos casos el uso de un hidratante íntimo específico.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario! Me encanta que aportes tu experiencia profesional y personal, y tienes razón, a veces el lubricante puede hacer muy resbalosa la bola, me apunto tu recomendación. Un placer tenerte por aquí 😉

      Responder

  8. Mari Cosmeticos

    Hola guapi, a mi me las recomendó la matrona sin estar embarazada, me dijo literalmente: "Así a los 50 no te harás pis cuando estornudes…."
    Un besete

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Es verdad, la incontinencia urinaria no solo obedece al embarazo, con los años la musculatura se vuelve laxa y nunca está de más cuidarnos aunque no sea estrictamente necesario. Un besote.

      Responder

  9. Maria Herranz

    Me encanta tu blog!!!!!!!!!!! y ya te sigo por supuesto! yo me acabo de crear el mío te lo dejo por si quieres seguirme: http://elviajedemiembarazo.blogspot.com Un besito

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Gracias!!! Encantada de tenerte por aquí, me pasaré por tu blog 🙂

      Responder

  10. Al Hogar

    Hola!! Ante mi embarazo me he puesto a buscar un montón de información, y he encontrado tu blog, me encanta y me quedo por aquí, además me gustaría invitarte a pasar por un blog que acabo de crear, falta mucho trabajo a ver que te parece, un saludo y gracias http://homebabysa.blogspot.com.es/

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Pues muchísimas gracias, acepto tu invitación y me pasaré encantada por tu blog. Espero seguir viéndote por aquí 😉

      Responder

  11. Saseta Verónica

    Justamente hoy hablaba con mi marido del tema. De lo que sufre esa zona tras el parto y la importancia de los ejercicios. Yo con el primero tampoco hice ni caso… Pero esta vez me aplicaré más porque aunque ahora no queden secuelas… A la larga las habrá.

    ¡Gracias por compartir tu experiencia, guapa!

    Responder

  12. El estado de mi suelo pélvico tras los embarazos - La aventura de mi embarazo

    […] algo así no es porque no se de tal patología, es porque se desconoce, porque el suelo pélvico no se cuida como debiera, no se vigila, los médicos le dan cero importancia a ello y solo cuando hay problemas reales […]

    Responder

  13. Jordi Peiro

    Creo que el dar importancia a suelo pelvico como indica el articulo es fundamental para el parto. Mi mujer esta embarazada y ya esta a preparada para realizar el tratamiento.

    Responder

  14. Alejandra

    Sin duda, soy la mujer de jordi… voy a empezar el tratamiento bien prontito. Saludos!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.