Despidiendo el 2º trimestre

Photobucket
Estoy ya de 28 semanas, toca decirle adiós al 2º trimestre y lo hago con la sensación de que ha sido fugaz como un relámpago. Se me ha pasado rapidísimo, y casi tengo pena de no haberlo disfrutado tanto como hubiera deseado, pero hay que mirar hacia delante y pensar que ya me queda poco para llegar al final… y pronto echaré de menos mi barriga, los movimientos de mi niña y todas estas sensaciones que me acompañan día a día.
Ya estoy de baja, antes de lo que pensaba, pero al final mi lumbago ha dicho “basta” y no me ha quedado más remedio que tomarme las cosas con más relajo. La médica me ha dicho que haga reposo, y aunque en principio pensé en pedirle que me recetara la chacha, al final me evité la broma y le dije que el reposo será relativo, es decir, todo el que me permita un terremoto de casi 3 años. Lo demás sí que me lo tomo con más tranquilidad, a mi marido no le queda más remedio que hacerse cargo de la casa más de lo habitual (aunque tengo que achucharle un poco para que no se me relaje), y el hecho de no tener que ir a trabajar me ha descargado de estrés y responsabilidad.
Pero Iván no da tregua, y es normal, por mucho que sepa que mamá tiene un bebé en la barriga, no va a entender que hay cosas que no pueden ser, o que mami no puede ir al ritmo que él quiere. Así que lo intento, porque no quiero dejarlo de lado por el embarazo, y el jueves pasado sin ir más lejos nos fuimos al circo, del que llegué reventadísima, como es lógico. Pero no me lo quería perder (aunque fuera una cutrez…).
Estoy esperando los resultados del Test O’Sullivan, que espero me los puedan dar esta semana, junto con la analítica del 2º trimestre -que los voy a ver en el 3º, muy propio- a ver qué tal va la anemia, ya que no estoy tomando el suplemento de hierro porque me sienta fatal. Además sospecho que vuelvo a tener infección de orina, aunque esta vez de ser así me niego a tomar augmentine y sufrir de nuevo las puñeteras cándidas.
Además el miércoles comienzo las clases de educación maternal, me apetece un montón porque las disfruté mucho en el anterior embarazo, y esta vez mi marido no tiene excusa porque son por la tarde, con lo cual está libre, y los miércoles Iván pasa el día con los abuelos, así que no hay escapatoria. Además, aprovechando el seguro médico, voy a hacer también preparación al parto en una clínica de fisioterapia, que nunca está de más, y aunque no se qué es lo que hacen exactamente, supongo que serán clases orientadas más al ejercicio físico de cara al parto, a diferencia de las clases en el centro de salud, que son fundamentalmente charlas sobre el parto y puerperio.
Ahora me toca descansar lo que pueda y disfrutar lo que me queda de barriga, con la cosita de no saber si alguna vez volveré a vivir un embarazo… pero aprovechando cada minuto y compartiéndolo con Iván, que no deja de tocarme la barriga, darle besos y decirle a su hermanita Antía que la quiere. Estos momentos serán los más felices en el baúl de mis recuerdos…

Photobucket

8 thoughts on “Despidiendo el 2º trimestre

  1. Cartafol

    como pasa el tiempo!! y que bien se te ve!! a cuidarse y haciendo ese reposo lo mejor que se pueda!

    Responder

  2. Jeza Bel

    Descansa todo lo que puedas!!!!…..que curioso, a mí el embarazo se me hizo súper largo y aburrido (excepto los momentos en los que sientes que llevas una vida dentro)…esto demuestra que cada embarazo y persona es un mundo. Disfruta de estos momentos porque es verdad que luego se echan de menos.

    Muy bonita la foto de tu nene y tu con la barrigota!!!

    Te dejo mi blog por si te quieres pasar:
    http://vegamidulcedechocolate.blogspot.com/

    Un saludooo

    Responder

  3. Maria

    Se me esta pasando volando tu embarazo!!! Que bien que ya estés de baja, así podrás descansar mucho mas… Tienes una barriga preciosa. Guapa intenta no forzar demasiado, vale?? Muchísimos besos!!

    Responder

  4. Mamá (contra) corriente

    Descansa todo lo que puedas!. El tercer trimestre seguro que se te pasa volando, qué emocionante.

    Responder

  5. jenny

    Que barriguita mas bonita,dimelo a mi que estoy con hongos!Aqui yo para la infeccion tomo un te especial para eso,cosas naturales,al igual que ovulos.

    Dentro de nada ya tienes la pequeña con vosotros!!

    Besotes

    Responder

  6. Paris

    como añoro yo esos momentos también…por lo menos no me quejo porque lo he podido vivir, y es una pasada, pero se echa de menos.
    cuidate y descansa, ya se que siempre decimos lo mimso y decirlo es facil…lo dificil es hacerlo, y más con un niño que te necesita en el día a día.
    un beso guapa

    Responder

  7. Frikimami

    queee guay! Que envidia, disfruta de cada dia!

    Responder

  8. Nereida

    Gracias chicas! yo intento descansar, pero tampoco le quiero quitar tiempo a Iván, así que bueno, sarna con gusto no pica.

    JEZABEL, bienvenida a mi blog! prometo pasarme por tu blog, gracias por unirte a mi aventura!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.