Mi entrevista como mujer emprendedora en el Huelva Información

Como se ve que debe quedar políticamente correcto entrevistar a mujeres emprendedoras, pues ahí que me han llamado de nuevo, esta vez del diario local Huelva Información. Y yo encantada, que no es que me guste ser más protagonista que nadie pero sí me gusta hablar de lo que me apasiona yt aprovechar cualquier oportunidad para hablar del porteo.

Así que aquí me tenéis, ocupando nada menos que toda una página del papel couche.

Como no se lee bien, os voy a copiar el texto de toda la entrevista que yo misma redacté, pues me enviaron las preguntas por email y entiendo que les habrá gustado cómo estaba escrito ya que no han cambiado ni una sola coma. Hay preguntas en las que han acortado el texto, supongo que por cuestiones de espacio -una que se enrolla, digo yo que mejor escribir de más a escribir de menos- pero la autoría es completamente mía, pese a que lo firme la redactora. Para mi esto ha sido  una sorpesa, pues me imaginaba que le adaptaría mi texto a su redacción, así que cuando he visto la entrevista publicada tal cual yo la había escrito pues eso, sorpresa. Pero vaya, satisfacción, de alguna manera pienso que si no estuviera bien escrito no lo habrían hecho.

Las fotos también son cosecha propia, la de la tienda es obra de mi madre, que me tuvo que tirar no se cuántas fotos con el móvil y sin gafas -imaginaos con su presbicia y la cámara a un metro de distancia de su cara-, la pobre acabó aburrida de mi porque a todas las fotos le sacaba alguna falta pero al final la última, que es la publicada, me pareció pasable.

 Quienes me seguís desde hace tiempo, y cuando digo tiempo me refiero a desde hace más de dos años, sabéis qué motivos me han traído hasta aquí. Esto es una manera de ahondar aún más en mis motivaciones, mi proyecto y mi ilusión. Espero que os guste.

«Entrevista Alejandra Villaverde para Grupo Joly.
  1. En
    primer lugar me gustaría que me comentaras tu curriculum por encima y
    saber un poco de ti y de lo que has hecho antes de montar tu propia
    empresa.
Estudié
derecho aunque no acabé la carrera porque empecé a trabajar y el trabajo solapó
los estudios. Con 23 años monté mi negocio propio junto a mi pareja –hoy mi
marido- a la vez que trabajaba en El Corte Inglés. No me gustó la experiencia
como empresaria y traspasamos el negocio al cabo del año. Tras un año
preparando oposiciones para la administración de justicia, y viendo que no se convocaban,
volví a trabajar en comercio, en pequeñas tiendas, hasta que aterricé en Urende
siendo parte de la plantilla que implantó la tienda en Huelva. Allí estuve
desde que abrió la tienda en septiembre del 2006 (realmente desde antes ya que
la empresa nos contrató al comienzo del período de formación, en julio del
2006) hasta que cerró a causa de un ERE en febrero de 2012.

  1. ¿Qué
    razones te llevaron a crear tu propio negocio?

Las
circunstancias y un sueño que rondaba mi cabeza. La maternidad ha sido un punto
de inflexión en mi vida a muchos niveles; descubrir una manera de crianza
diferente a la que nos quieren vender, la dificultad de conciliar la vida
familiar y laboral y el hecho de quedarme en paro con un futuro incierto y un
panorama laboral desalentador sumaron para animarme a esta aventura.

Un
día me plantearon la posibilidad de aceptar un traspaso y, aunque en principio
me pareció una locura, tardé poco en verme dos años después, acabada mi
prestación por desempleo, con más de 35 años y dos hijos. La incertidumbre de
no saber de mi futuro laboral, el temor a verme sin trabajo con el paro agotado
y el querer darle a mis hijos una vida digna me hicieron anticiparme a todo
ello y arriesgarme a emprender mi propio negocio.
Además
valoré positivamente la posibilidad de estar cerca de casa y poder
compatibilizar mi trabajo con el cuidado de mis hijos, algo que se había
convertido en mi principal objetivo desde que soy madre.
  1. ¿Por
    qué decides aventurarte en este sector?
Porque
es totalmente desconocido, al menos en Huelva. Hay una parte de la tienda que obviamente
sí es conocida, la ropa infantil, que fue una oportunidad que aproveché gracias
a un traspaso que se ofrecía en mi propia calle.

Pero
mi verdadero proyecto es el fomento del porteo y el uso de portabebés
ergonómicos. El porteo, llevar a tu bebé en brazos en lugar de en el clásico
cochecito, sigue siendo una novedad a pesar de que se practica desde hace mucho
tiempo, casi desde que el hombre es 
hombre como tal. El concepto de portabebés ergonómico es más desconocido
todavía, se trata de portabebés que no solo nos permiten llevar a nuestro bebé
sino que lo hacen de manera que se respete su postura fisiológica natural,
favoreciendo su correcto desarrollo; algo que los diferencia de las clásicas
mochilas que sí vemos habitualmente y encontramos en cualquier tienda, a las
que coloquialmente llamamos colgonas porque, en efecto, el bebé va sentado en
una postura incorrecta y poco favorecedora de su correcto desarrollo.
Hay
una gran variedad de portabebés ergonómicos que no se encuentran en tiendas de
puericultura o en grandes almacenes –pues venden las clásicas mochilas-, por lo
que para adquirir uno hay que comprar por internet. Al ser un producto
relativamente desconocido da “miedo” comprar por internet algo que no sabes
cómo es, nunca has probado y usado, así que poder acudir a una tienda física
donde no solo verlos sino encontrar toda la información necesario y un asesoramiento
personalizado según las necesidades específicas de cada familia es fundamental.
El
fomento del porteo implica dar a conocer sus múltiples beneficios a nivel
físico y emocional, por eso además organizamos talleres donde hablamos de ello,
mostramos los diferentes tipos de portabebés existentes y su forma de usarlos.

  1. ¿Por
    qué se llama ‘Brazos y abrazos’?
Esta
idea surgió tras el nacimiento de mi segunda hija, donde estaba a tope con el
boom hormonal y la euforia posparto, disfrutando muchísimo de llevarla siempre
en mis brazos. Me animé a fomentar esa experiencia tan maravillosa en el grupo
de lactancia Huelva Lacta, llevé mis “trapitos” y me ofrecí a ser intermediaria
entre las mamás que quisieran hacerse con un portabebés y mis tiendas online de
confianza, para facilitarles la tarea de comprar uno con la misma confianza con
la que lo había hecho yo.

Así
decidí iniciarme como agente distribuidora –como las de Tupperware por ejemplo-
creando un blog para ello, y como no se me ocurría ningún nombre organicé un
concurso en mi blog personal en el que los participantes debían proponer un
nombre que sería votado luego entre los seguidores del blog.
La
idea era que el nombre evocara a la sensación que proporciona el porteo.
“Brazos y Abrazos” fue el más votado, el elegido y el ideal, porque expresa el
sentimiento de llevar al bebé en brazos con el componente afectivo del abrazo,
es como decir “Lleva a tu bebé en brazos y además abrázalo”. 

  1. Además
    de la tienda física, cuentas con tienda on line y un blog, ¿quien no está
    en las redes no existe?
Bueno,
uno elige dónde quiere estar. Hay a quien no le gusta nada el tema de la vida
2.0 y prefiere la vida física, y hay quien en las redes ha encontrado un modo
de expresión, de comunicación, de liberación y no vive sin ellas. Yo me
posiciono en el medio, me encantan ambos mundos y me quedo con lo bueno de
ambos. Soy usuaria habitual de redes sociales pero no tengo la misma actividad
que tienen otras madres por ejemplo, y eso se nota porque a veces parece que me
haya perdido algo o que no me entere de todo lo que pasa.

Sí es
cierto que para las madres el uso de las nuevas tecnologías y las redes
sociales ha sido un revulsivo, se cuentan por miles las madres que tiene blog
propio y son usuarias habituales de las redes sociales como Facebook y Twitter.
Ha sido una manera de encontrarnos con otras madres con inquietudes, dudas y
miedos como los nuestros, encontrar un apoyo que a veces falta en la vida real
–pues cuando una se convierte en madre todo el mundo se cree con derecho a
criticarte y decirte lo que tienes que hacer porque tiene más experiencia que
tú-, hemos hecho TRIBU. Es un alivio tener una duda, plantearla en un tweet,
que al momento salten respuestas y entre algunas encuentres la respuesta que
buscabas.
Puede
parecer increíble pero a través de la red también se pueden forjar grandes
amistades.
Tener
un blog además te premite expresarte con bastante libertad, hablar de aquello
que te gusta y apasiona, criticar lo que no te gusta, desahogarte cuando necesitas
dar un grito o pegar un golpe sobre la mesa. Es una actividad muy gratificante,
y si además siempre te ha gustado escribir, es una buena manera de desarrollar
tu pasión.
  1. ¿Se
    alimenta el blog de la tienda o a la inversa?
Ni el
uno del otro ni el otro del uno. Son entes totalmente diferentes. En mi blog
hablo en primera persona de lo que me apetece y me gusta, cuento mis
experiencias, doy mi opinión sobre temas que me interesan y me expreso desde mi
ámbito personal con total libertad.

La
tienda online tiene su propio blog en el que escribo artículos con información
útil e intersante sobre el porteo y los portabebés ergonómicos, página de
Facebook y cuenta en Twitter a través donde difundo todo lo que tenga que ver
con la tienda o el porteo.
Obviamente
hay mucha gente que llega a la tienda desde mi blog personal, pero la tienda
por suerte se alimenta por sí misma y por mi trabajo en ella;
No
suelo hablar de la tienda en mi blog personal porque, aunque lo lógico es
pensar que me puede beneficiar, no quiero cambiar la línea que he seguido hasta
ahora y por la que me siguen, ni saturar siendo monotemática.
Tampoco
suelo hablar de mi blog personal en las diferentes esferas de la tienda porque
no creo que proceda mezclar ambos ámbitos, el personal y el profesional.

  1. Como
    mujer emprendedora, ¿crees que existen ahora más oportunidades para
    triunfar?
No lo
creo. Oportunidades para trabajar es posible, para triunfar, lo veo complicado.
También
depende de a lo que se llame triunfo; si entendemos triunfo como dar un
pelotazo y forrarte con tu negocio, ser mujer y emprendedora no te lo pone nada
fácil; si entendemos como triunfo dedicarte profesionalmente a algo que te
apasiona y te satisface personalmente, te permite vivir y además puedes
conciliar tu trabajo con el cuidado de tus hijos, entonces es un triunfo
absoluto, pero claro, es muy subjetivo.
Oportunidades
en cuanto a nuevas vías de negocio, es posible sobre todo gracias a las nuevas
tecnologías. No es el mismo riesgo ni el mismo gasto abrir una tienda física
que una tienda online; hoy en día hay plataformas que te permiten crear una
tienda web fácilment sin tener que realizar una gran inversión, y el no tener
que afrontar gastos de local comercial facilita mucho las cosas. Además, la
proyección y visibilidad que te dan las redes sociales si sabes utilizarlas
bien contribuyen mucho al éxito de tu negocio.
Lo
que es cierto es que hay cero ayudas para iniciar una actividad empresarial.
Cuando emprendí mi primer negocio hace más de 10 años llovían ayudas y subvenciones
por todas partes, ser mujer te habría entonces muchas puertas y todas las
administraciones querían ayudarte e impulsar tu proyecto. Ahora te dan una
palmadita en la espalda, te ofrecen asesoramiento e información, pero
económicamente si no dispones de capital o financiación, no puedes hacer nada.
Yo contaba con mi indemnización por despido y capitalicé mi prestación por
desempleo para iniciar mi actividad, pero asumiendo el riesgo de que si mi
negocio no funcionaba me quedaría en la calle sin nada, y ese es un motivo que
echa para atrás a mucha gente que se plantea una actividad por su cuenta.
Hay
que tener una buena idea, medios para llevarla a cabo y perseverancia en lograr
tu objetivo, si consigues sacar adelante tu proyecto y vivir de ello, te puedes
dar por satisfecho.»
Espero que os haya gustado, así me podéis conocer un poquito más. Confieso que tras casi un año de actividad empresarial aún no me veo encasillada en el término de mujer emprendedora,es como si me quedara grande y, sinceramente, no creo que tenga mucho mérito. Más bien pienso que es una locura o una insensatez, con lo bien que estaba yo en mi casa cobrando mi paro.
Pero no, es bonito perseguir un sueño, y más bonito sentir que te acercas a él. No es maravilloso tener tu propio negocio porque asumes muchas responsabilidades que a veces pesan mucho, pero también se obtienen grandes recompensas.
Lo dicho, un poco más sobre mi, espero no decepcionar.

3 thoughts on “Mi entrevista como mujer emprendedora en el Huelva Información

  1. Anónimo

    Buenas
    Como periodista que soy te quería comentar un par de cosillas que me han venido a la cabeza leyendo tu texto. Primero, no te extrañes de que la periodista que se puso en contacto contigo firme el texto, a pesar de enviarle tu las respuestas: es ella la que elige el enfoque de la entrevista, qué preguntas te hace, el titular, etc. Que no haya tenido que teclear tus respuestas en el ordenador no le quita mérito. Segundo: las entrevistas de pregunta-respuesta son así, es decir, normalmente no editas las respuestas ni le cambias el estilo, a no ser que las contestaciones que te hayan dado no se entiendan. Se pone todo tal cual, porque así reflejas también como es el entrevistado.
    Eso no te quita mérito a ti tampoco, te explicas bien. Yo por ejemplo sí que te habría recortado un poco algunas respuestas demasiado largas y la primera sobre todo, cuando das demasiados detalles sobre de qué mes a que mes has trabajado en la tienda aquella. También he echado en falta que dijeras de qué fue tu primer negocio.
    Por lo demás todo bien.
    Felicidades por tu negocio y por la entrevista

    Responder

  2. Mo

    Enhorabuena preciosa. Yo sí que creo que eres una mujer emprendedora. Como bien dices, lanzarse a la aventura sabiendo que si sale mal te quedas con lo puesto (o con deudas) no es algo sencillo.
    Me alegro de que te haya salido bien! 🙂
    Muas!

    Responder

  3. Mama gnomo

    Todo guay!!! Haberte dado mas autobombo!!!! Un besote

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.