Fin de Curso

Pues así, casi sin darnos cuenta, cuando parecía que fue ayer el primer día de cole, nos plantamos en el final de curso. 

En general ha sido un buen curso, pese a que Iván empezó con mal pie ya que el nacimiento de Antía era muy reciente, y eso hizo que no fuera él mismo y le costara aún más ubicarse. Hasta navidades estaba muy revolucionado, nervioso, con un comportamiento que no era propio de él pero tras las primeras vacaciones del curso parece que se tranquilizó y volvió a ser el que era.
Logramos que superara el cambio de la llegada de la hermanita, ya que desde entonces había vuelto a hacerse caca encima y tras varios meses de paciencia, muchas visitas infructuosas al WC y aún más calzoncillos tirados a la basura, todo volvió a la normalidad.
Ha habido una evolución tremenda en su comportamiento y su madurez, que se ha manifestado sobre todo en lo obediente que se ha vuelto y en cómo razona cuando tratamos de poner algún  límite (como el momento en el que ya no se debe ver más dibujitos o que solo pueda jugar a la NDS los domingos), sin oponerse a ello, colaborando y entendiendo perfectamente el por qué.
Hemos abierto una vía para evaluar sus posibles altas capacidades tras estar de acuerdo tanto la maestra como nosotros en que tiene una inteligencia  y una capacidad superior que, lejos de motivarle, le hace perder interés por el colegio y las tareas, además de volverlo algo asocial, cosa que no casa con su comportamiento fuera del colegio. Es un frente que trabajaremos cuando empiece el nuevo curso, ahora que además el tema está en conocimiento del director del colegio y de la psicóloga.
Se lo ha pasado de maravilla, ha jugado, ha aprendido canciones, poemas, cuentos, ha ido al cine, a ver un concierto, a hacer un taller de naturaleza al aire libre; ha disfrutado de la actuación de navidad, la fiesta de carnavales, la procesión de Semana Santa que hicieron todos los alumnos de infantil por la calles del barrio; ha hecho muchos amigos, de su clase y de las demás de educación infantil, amigos a los que ha abrazado, besado, pegado alguna que otra vez, amigos con  los que ha jugado y aprendido mucho de los demás y con los que también se ha peleado.
Ha aprendido que no hay que pegar pese a que a veces le haya podido el carácter que tiene; es un niño muy impulsivo que no se deja avasallar y, aunque no pega de primeras, no duda en responder si primero le pegan a él, marca bien su territorio y deja claro que con él no va eso del «yo soy más fuerte que tú». Tiene una capacidad tremenda para llevarse a su terreno a la gente e imponerse sobre los que a primera vista son más fuertes que él (por edad o tamaño), no se deja amedrentar, no es cobarde y echa cara o se defiende ante los ataque como puede. 
Ha aprendido a compartir, a entender que compartiendo se tienen más cosas, y lo demuestra cuando sin que ni siquiera pedírselo te ofrece algo que tiene, sin esperar nada a cambio. De la misma manera, si le gusta algo de lo que tienes te pregunta con su cara de bueno y su vocecita «¿compartes conmigo tu helado?». Y es algo que me encanta y me hace sentir orgullosa, pues eso hace que sea él el primero en ofrecer sus juguetes, sus galletas, incluso se atreve a proponer intercambios siempre «¿comparto yo mi moto y tú compartes tu pelota?», no exige nada al contrario pero se apena si el otro niño no quiere compartir, pero eso sí, no le quita nada, se conforma. Y siempre con el por favor y las gracias por delante.
También ha habido una evolución enorme en su lenguaje y su expresión oral, nos sorprende lo correcto que habla, lo bien que se expresa, como utiliza neutros, adverbios, pronombres, condicionales…es como una pequeña persona mayor, me hace muchísima gracia escucharlo pero disfruto enormemente hablando con él, explicándole las cosas con total naturalidad, nos comprendemos y gracias a ello la comunicación entre nosotros es muy sencilla.
Pese a que llevaba un tiempo que parecía que no tenía intererés en el cole, la última semana me dijo que no quería que se acabara el cole, que quería seguir yendo. Se que le ha cogido mucho cariño a sus compañeros y que los va a echar mucho de menos, pese a que seguro que nos encontramos con alguno a lo largo del verano.
Y esta semana ha sido muy divertida, ya que en clase se han dedicado a preparar la actuación de la verbena de fin de curso, han ido de excursión a un parque de bolas, hicieron la fiesta del agua en el patio en la que se lo pasaron bomba como bien pudimos comprobar…
con cuatro piscinas, una para cada clase, y bien pertrechados con pistolas de agua, los niños se dedicaron a jugar y tirarse agua los unos a los otros, y los más valientes a mojar a los padres que íbamos a verlos al otro lado de la verja del patio. Aunque el día estaba algo nublado eso no fue excusa para no disfrutar de lo lindo, aunque Iván, que es muy friolero, iba y venía al banco donde tenía la toalla hasta que acabó por estirarla en el suelo y se tumbaba de vez en cuando a calentarse al sol.
Y como colofón, la verbena del colegio. Fueron los segundos en actuar (tras los niños del aula específica) y yo tenía  muchísima curiosidad por verlos ya que a Iván le había tocado ir vestido de piloto de avión (de los de lineas comerciales, como los Iberia) y no me inaginaba de qué podía ir la canción, ya que otros niños de su clase iban de jirafa, de elefante, y digo yo, ¿qué pinta un piloto con un elefante?, así que el viernes 23 por la tarde se desveló el misterio, y la canción era un divertido rock ´n roll titulado «Vaya Mentira», de Miliki. Iván estaba en primera linea, abriendo el baile con otros dos pilotos, 2 azafatas y un azafato (auxiliares de vuelo en el lenguaje correcto), estuvieron simpatiquísimos y yo, en primera fila, disfruté muchísimo viendo a mi chiquitín sobre el escenario.

El vestuario fue cosa de las mamis, en nuestro caso lo difícil era conseguir la gorra y tuvimos la suerte de encontrar una gorra marinera en H&M que «tuneamos» para convertir en gorra de piloto; un escudo y una cinta dorada fueron suficientes, además de un poco de fieltro para los hombros. En nuestro caso ya teníamos una corbata y pantalón azul y camisa blanca, así qu euna vez vestido se me caía la baba de ver lo guapísimo que estaba, a verdad es que llamaron mucho la atención porque estaban muy graciosos vestidos de algo que no se esperaba la gente. Lo mismo esto es una premonición, ¡quién sabe!

Ayer recogimos las notas, que han sido muy buenas, con todos los objetivos logrados y nos llevamos a casa las carpetas con todos sus trabajos, que tendré que ojear detenidamente. Ha cumplido todas las expectativas y mantuvimos una pequeña charla con la seño en la que nos concluyó que había sabido capear las dificultades y que, pese a que tiene que aprender a canalizar el exceso de energía que tiene, la valoración final es muy positiva. Nos sorprendió cuando nos dijo que es un niño que se exige muchísimo con lo pequeño que es, y eso hace que a veces se sienta contrariado, pero aún es muy pequeño y le queda mucho por delante para ir encontrando su sitio.
Ahora vienen las vacaciones, el verano, los largos días, el calor, y el poder disfrutar a tiempo completo de mis dos tesoros. Este verano será diferente y tendré que buscar otras cosas que hacer a las que tenía pensado en un previsto, así que ahora mismo tengo mi mente trabajando a tope, pensando en las actividades que podamos realizar juntos para entretenernos y disfrutar del verano dentro de las posibilidades que tenemos. Ir al parque acuático, visitar Zoomarine para ver los delfines y las focas marinas, hacer una pequeña escapada al Algarve, visitar a la familia en Galicia, y como no, celebrar por todo lo alto el cumpleaños.
Nos queda mucho verano por delante pero yo no quiero desaprovechar ni un solo minuto. Es un privilegio no trabajar y disponer de todo mi tiempo para ellos, y como no creo que esta situación se vuelva a producir, pienso sacarle el máximo partido.

4 thoughts on “Fin de Curso

  1. Ness

    Que bien!! Me alegro por Ivan!! Es un niño muy especial y eso se nota!! Un besote familia!!

    Responder

  2. Annie74

    Que gran resumen. Si que se ha pasado rapido este curso. Está guapisimo vestido de piloto!!
    Besos.

    Responder

  3. London

    Que bien!! me alegro mucho por Ivan, lso comienzos son siempre durillos pero el cole es genial para ellos.

    Feliz verano campeón!

    Responder

  4. Opiniones incorrectas

    ¡Vaya guapo que está Iván! Ahora que disfrute del verano 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.