Dos meses y medio

Qué bien me lo estoy pasando viendo crecer a mi princesita. Parecía que sería otra cosa después de vivir esta experiencia con Iván pero afortunadamente cada hijo es un maravilloso mundo, un nuevo descubrimiento, todo parece novedoso y da igual que hayas vivido algo similar con tu primer hijo, pues cada pasito, cada avance se celebra como si nunca lo hubieras vivido.
Photobucket
 
Antía está super espabilada, para comérsela de guapa, simpática, alegre y activa. Está que no para, parece que esta niña va a un ritmo que no le corresponde, si ya intentaba levantar la cabeza nada más nacer y abrir sus preciosos ojos como platos para verlo todo, ahora está que si por ella fuera echaría a correr. Una cosa que me llama mucho la atención es que no ha sido el típico bebé con la cabeza ladeada, si bien no ha tenido, como es lógico, la fuerza suficiente para aguantar la cabeza por sí sola, sí ha sido lo suficientemente fuerte desde su nacimiento para mantenerse derecha e intentar cabecear como una tortuga. Cuando la cojo en brazos hace fuerza con las piernas y los pies e intenta ponerse de pie, además da pequeños grititos de esfuerzo, y tengo que recordarle que aún es muy pequeña para eso.
Pero ya mantiene su espalda y cabeza derecha, aunque la tengo que reforzar porque a veces pierde el equilibrio la pobre, pero le encanta ir erguida y observarlo todo, y por eso creo que el fular que nos hemos comprado es ideal, porque va pegadita a mí en posición ranita, el fular le sujeta la espalda, y ella puede ir mirando para todos los lados, todo lo que hay a su alrededor.
Photobucket
Por lo mismo ya no le hace gracia ir acostada en el carrito salvo que vaya durmiendo, en el momento en que se despierta ya empieza a parlotear para hacerse notar, patalea y bracea con mucha fuerza, tanta que a veces hasta es capaz de levantar el culete y la espalda plantando los pies en firme, y cuando ve que Mamá se acerca con los brazos abiertos se le cambia la cara, porque sabe que va a los brazos de Mamá. Así que creo que abusaremos del fular todo lo que podamos, aunque mientras haga calor durante las horas más fuertes va más fresquita en el carrito.
Desde hace ya un par de semanas hace pedoretillas con la boca, es muy graciosa porque si yo se las hago me imita y se le llenan los labios de burbujitas de baba, y acto seguido se parte de risa. Además me saca la lengua y se ríe de mí la muy bribona, me provoca para que le haga tonterías, ¿cómo se puede saber tanto siendo tan pequeña?.
Nos reconoce, o al menos eso da a entender, porque si digo Papá lo busca con la mirada, si digo Iván lo busca y se le alegra la cara cuando lo ve, y bueno, cuando está distraída mirando aquí y allá y de repente topa con mi cara se le ilumina su carita que hasta me emociono, porque me hace sentir que soy lo más importante en su vida. Y nos llama, ¡vaya que si nos llama!, en su idioma, con sus gorjeos intenta llamar nuestra atención, nos reclama para que le hagamos caso y sonríe cuando ve que atendemos a sus llamaditas.
Cuando está despierta no para quieta, si está tumbada en el moisés siempre está jugueteando y moviéndose sin parar, o si está sentada en su hamaca se embelesa con el arco de juegos y da pataditas y manotazos en un intento de alcanzar los muñequitos colgantes. Muchas veces me creo que está durmiendo plácidamente en su moisés y de repente me veo asomar un par de pies…
Photobucket
Con la teta se lo pasa teta, nunca mejor dicho. Ya no es ese bebé aletargado que mama plácidamente, no, ahora mientras mama me da un pellizquito con sus dedos, me mira con sus ojos, se ríe, gorjea como si estuviera comentando la jugada, busca mis manos con sus pies para jugar, o me pone las piernecitas sobre el pecho cual contorsionista, como esta mañana, que mientras mamaba en la teti izquierda me agarraba el pijama con sus manos y me ponía los pies en la teti derecha.
Pues eso, que está super espabilada, para comérsela, es algo que observo yo y toda persona que se acerca a ella, llama mucho la atención porque la ven tan despierta que me preguntan el tiempo que tiene y cuando respondo me dicen «¿y con dos meses está así de espabilada?»; al final dejo un rastro de babas cual caracol. Lo toca todo, lo agarra todo, lo prueba todo… ¿Por qué tengo la sensación de que todo va demasiado rápido?

10 thoughts on “Dos meses y medio

  1. En busca de lo soñado

    Me alegro muchisimo que en estos dos meses y medio este taaaan espabilada. Se la ve preciosisima en las fotos. Lo del fular me encataría probarlo cuando me llegue mi momento, pero parece que te tengan que dar un mini curso para poder montarlo,jajajaja.
    Un beso enorme.
    Mireia
    http://lavidadejomi.blogspot.com

    Responder

  2. Diamar

    Me alegro de lo bien que se lo pasan juntas, se la vé super espabilada y despierta…. y que rápido se pasa el tiempo parece que fué el otro día cuando colgabas el nacimiento y horita te hace los 3 meses… es increible

    Responder

  3. Annie74

    Jooo que bonito¡¡ que envidia me da leerte jeje.
    Esta preciosa, la foto de los piececitos en el moises.. pura ternura.
    besos.

    Responder

  4. Yo y mis mini yos

    Te lo digo y te lo repito, esa niña es un autentico tesoro!!! que gusto que la estes disfrutando tanto y lo preciosa y espabilada que esta!!! besos

    Responder

  5. Babieca

    La niña es una monada. Se me parece mucho a tí en la fotografía que está con el foulard. La verdad es que todas las fotos son muy chulas, sobre todo la de los piececillos. Mil besos y a seguir disfrutando de la familia tan bonita que tienes
    ¡Que rápido pasa el tiempo si el otro día estabas todavía embarazada!

    Responder

  6. Carol

    Las fotos dan muestra de lo bien que estáis.
    En la del fular estáis genial las dos, me encanta.
    Desde luego se la ve muy espabilada, que guapísima está. Se la ve tan grande…
    Besitos

    Responder

  7. Mamá Blue!

    la veo hermosa y grandota! parece mayor. Tiene una carita angelical y unos ojazos!. Me encanta

    Felicidades por tu princesita. Seguila disfrutando

    besos

    Responder

  8. jenny

    Que linda esta,parece una muñequita de porcelana.Que rapido crecen madre mia,nacio ayer y ya tiene casi 3 meses!

    Besotes

    Responder

  9. Frikimami

    Jajjaa, que fotos más ricas. Si que esta espabilada si, El mio creo que no lo era tanto a su edad.

    Responder

  10. Una Madre Primeriza

    Qe preziocidad…..!!!

    Tu trankila Q los niños de hoy uffff nacen muy despabilados… El mio con tres meses ya Qeria como gatear…. se daba vueltas y se ponia boca abajo haciendo el intento, obvio Qe no aguantaba mucho pero hacia el intento 😛

    Feliziitaciones Una Vez Mas!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.