18 MESES, UN AÑITO Y MEDIO…

Y mi niño sigue creciendo. Hace ya tiempo que parece que no tengo bebé, sino un niño, un niño juguetón, muy simpático y un poco trasto.
Aprende y descubre cosas a un ritmo que casi no puedo ni seguir, y cada día tiene una ocurrencia nueva. Es muy divertido ver las cosas que se le ocurren, aunque tengo que andar con mil ojos porque nunca se sabe cuando la ocurrencia puede ser un peligro.
Hemos puesto una puerta gatera en la cocina, para poder tener la puerta cerrada y que los gatos puedan pasar, y aunque es buen invento, no deja de tener su aquel. Iván ve que los gatis se cuelan por esa puerta y bueno, al principio solo la tocaba con la mano, luego empujaba la puertecilla, después le dio por agacharse y asomarse y por último lo he pillado intentando colarse por ahí. Si es que es un peligro… y se lo pasa pipas colando juguetes por ahí, cuando estoy haciendo algo en la cocina de repente me veo una manita con un coche, o un palo de escoba, o cualquier juguete… vamos, que se dedica a colar uno a uno todo lo que va encontrando y cabe.
Y lo que no cabe también, porque no es la primera vez que lo pillo agarrando al burrito de saltar e intentando empujarlo para que entre, menos mal que no cabe. Eso sí, reír, me tengo que reír, porque es una estampa curiosa.
El otro día lo pillamos en su cuarto haciendo otra de la suyas. Como le encanta vaciar cajones y estanterías, en su cómoda le tengo guardados los pañales y se dedica abrir el cajón y tirarlos al suelo. Pues sí, mirad al angelito…
Pero no quedó ahí la cosa, no… ¿veis el pequeño wc que tiene al lado? pues como todavía no lo usa para lo que corresponde, le ha buscado otra utilidad. Si es que este niño quieto no está tranquilo. Menos mal que lo hace en el wc de juguete, no en el de verdad, si no sí que tendríamos un problema…
Y luego nos mira con cara de satisfacción por el trabajo bien hecho, ¡habrase visto!
En fin, que es una tras otra, un no parar, y casi siempre acabo muerta de risa porque me parece increíble tanta ocurrencia en un niño tan chico.
De esta no tengo foto, pero no puedo evitar contarlo… ¿os habéis fijado el pedazo coche rojo que sale en las fotos? es un coche a batería, que tenemos desconectado porque si no se monta y va topando contra todas las paredes y no es plan… pues hace dos días estábamos en el salón, no nos dejaba comer tranquilos así que su papi le dijo»¿dónde está el coche?» y se fue a su habitación… escuchamos ruido, lo oímos quejarse, «¿qué estará haciendo?», así que se levanta su papi y me dice «no te vas a creer lo que está haciendo», y me veo a parecer el coche por el salón… ¡empujado por Iván! no me lo podía creer, con lo grande que es el coche para él, y venía empujándolo desde atrás, en plan bruto, y cuando llegó al salón se subió, se sentó al volante y mirándonos nos dijo «brrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr brrrrrrrrrrrrrrrrrrrr» como diciendo, «¡aquí está el coche!». Tremendo, me tiré en el sofá a reírme a carcajada, no pude evitarlo, tremendo, increíble.
Pero no todo va a ser divertido. El martes también nos dio un susto, estaba cantado que iba a ser tarde o temprano porque es un temerario… siempre está por medio y tiene obsesión con las puertas, tanto para abrirlas como para cerrarlas, y estábamos a punto de salir, le puse el chaquetón y fui a la cocina a dejar en orden comida y butano, salí corriendo, vi que se estaba quitando el chaquetón, cerré la puerta y justo en el momento en el que la puerta acababa de cerrar metió la mano y se pilló los dedos. El pobre, qué llanto de dolor, mi niño, no me lo podía creer… lo cogí en brazos, lo abracé y con las mismas nos bajamos a urgencias. Pero bueno, cuando llegamos a la consulta ya había dejado de llorar, solo se acordaba del golpe cuando se tocaba. Allí le hicieron una radiografía para comprobar que no había nada roto, por suerte solo se había pillado las yemas de los dedos corazón y anular de la mano derecha, lo tenía hinchadito, y el pediatra nos dijo que le diéramos Dalsy para el dolor y poco más. Así tiene sus dedines…
Por suerte fue solo un susto del que nunca se acordará, por el contrario yo no lo olvidaré… ahora no le duele ni al tocarse, vamos, como si no tuviera nada, y sigue acercando los dedos a las puertas, y yo me pongo mala cuando lo veo, qué miedo me da.
Y bueno, ya poco más. Estamos buscando guardería para el próximo curso, veremos lo que hay por el barrio, y a lo mejor miro también cerca del trabajo; no irá a la guarde por necesidad nuestra, sino porque se le nota que quiere contacto con otros nenes, y le va a venir muy bien de cara al cole. El cole… dentro de un añito, sí, pero ya hablamos de cole, lo que digo, el tiempo vuela…
Y por último, hoy ha empezado a ir a clases de natación y se lo ha pasado pipa. Lo único que siento es no poder ir con él y compartir este momento, me gustaría poder disfrutarlo con él y me da mucha rabia no poder hacerlo, pero bueno, es una actividad que le va a venir muy bien y espero que cambien las cosas y poder ir alguna vez juntos.
Bueno, ya está… ya os seguiré contando, si este niño da para mucho…

10 thoughts on “18 MESES, UN AÑITO Y MEDIO…

  1. Mama primeriza

    Felicidades a Ivan. Es un tremendo e inteligente niño. No cabe duda que cuando uno cree que no pueden hacer algo más, nos sorprenden con sus ocurrencias. Mi pequeña anda la etapa en la que todo quiere halar. Que esten muy bien!!

    Responder

  2. Evelyn Jeab

    ah que grandote si ya es todo un hombrecito !! y que bien que haga desorden, que sea espabilado, que se haga sentir en casa asi nuestros dia a dia son mejores ¿ a que no te saca mil sonrisas con cada desorden y travesura??? genial eso es un niño sino seria un aburrido… y ademas muy guapo !! besossssss que pases un dia genial!! Dios te bendiga!!

    Responder

  3. Patry

    aixxx su dedito,pobre!!! La verdad q tiene cara de travieso,y aunque no nos lo creamos tienen una fuerza y un saber increibles.A mi Alba me ha sorprendido con la garrafa de 5 litros llena de agua y cogiendola en peso,y no solo eso,paseandose con ella.Como ves tienen para todo!!!

    Yo siempre digo q no ha dejao de hacer una cosa cuando está ideando otra.A mi tb me gustaria llevar a la guarde a Alba,creo q le viene mu bien para relacionarse y de cara al cole.

    UN besote enorme y ala, a recoger pañales jajajaja

    Responder

  4. kanelas

    ainss me me con tu nene jajaja me rio ahora que en nada me veo como tu,pobrecillo lo de los dedines,pero menos mal solo fue un susto.

    Responder

  5. Inma

    Ay, si es que hay que tener mil ojos con estos peques, y aún así no es bastante a veces…

    Qué mayor ya ¿eh?

    Responder

  6. Judit

    q bien q le guste la natacionnn!!
    y menuda penita lo de la manooo jolin!
    se lo q es q yo un dia se lo hice sin kerer a mi hermanito!
    🙂 se le vetannnn grandoteee jolin como pasa el tiempo!

    Responder

  7. PATRY

    Como me he reido con esta entrada, estos niños es que hacen de las suyas, pero es que son para comerselo.
    Espero que este mejor del dedito.Vaya susto.
    Un beso

    Responder

  8. Marian y Pablo

    Jajajajaja cuanto desorden!! Me lo como! Con esa carita de "yo no fui".
    Pobre mamá con semejante lio! jejeje
    Esta precioso Ivan! Espero que sane prontito ese dedito.
    Besos!

    Responder

  9. soary

    Como se divierte Ivan jajajaja Está muy grande y muy guapo!

    Responder

  10. NINA

    Que bonito es!
    Acabo de desacubrir tu blog, yo hoy he creado el mio.
    No estoy embarazada aun, pero sí a la busqueda y con mucha ilusion.
    Espero aprender mucho de vosotros.

    http://ninaquieresermadre.blogspot.com/

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.