Y empieza un nuevo año…

Photobucket

Y ojalá sea como el que hemos dejado, que ha sido sin duda el mejor año de nuestra vida. Iván nos ha traído toda la felicidad posible, por fin después de una larga mala racha nuestra vida se ha llenado de tranquilidad y felicidad.
Dicen que un hijo te cambia la vida, y qué gran verdad. Y no lo sabes hasta que de verdad lo vives, y entonces pienso en lo afortunada que soy y por qué no lo hemos hecho antes. Ahora no me imagino la vida sin Iván, y pienso cómo hemos esperado tanto a que llegara a nuestras vidas, aunque a lo mejor ha llegado justo cuando tenía que llegar. Ha llegado para dárnoslo todo, para ver la vida de otra manerla, para hacernos felices y alegrarnos cada segundo que pasamos a su lado.
Miro a Iván y pienso en el milagro que ha sido, esta cosita se ha formado y ha crecido en mi barriga, ha salido de mí, y sigue dependiendo de mí para vivir. Pero además siento que yo depende de él, que mi vida está en sus manos casi más que la de él en mas mías porque es el centro de mi vida, mis preocupaciones y todos mis pensamientos. Ahora vivo por y para él y no hay nada en el mundo más importante, nada que merezca más mi atención, y soy feliz porque teniendo a mi niño nada importa.
Así que claro que el 2008 ha sido un año maravilloso, como no, ¡he sido madre! pero creo que el 2009 será, por lo menos, igual de bueno, porque seguiré viendo crecer a mi bebé y podré vivir sus primeros pasos, sus dientes, sus primeras palabras, su despertar a la vida… ¿hay algo más bonito en la vida que ver crecer a un hijo?
De verdad, me siento tan afortunada…

Photobucket

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.