Y vuelta a la vida real

Después de tantos meses ya tocaba, así que hoy he tenido vuelta al trabajo, a la vida normal. Ahora que tenía mi rutina con el niño, que me encantaba… mis paseítos de mañana, hacer la comprar o lo que me apeteciera, pero siempre con mi niño y sin horarios. Ahora todo van a ser prisas, prisas por llevar al niño con su abuela, prisas por llegar al trabajo, prisas por salir a la hora para ver a mi niño de nuevo…

Confieso que no me apetece nada volver a trabajar, pero no por el trabajo en sí, sino por tener que dejar de estar esas horas con mi peque, ojalá pudiera permitirme no trabajar y así dedicarle todos los minutos del día a Iván. Pero no puede ser, hay que trabajar para vivir, por desgracia, y para que no le falta de nada, aunque durante esas horas le falte lo más importante, su mami.

Hoy ha sido un día difícil porque por primera vez me he separado de él más de una hora. Se ha quedado en buenas manos con mi madre pero yo no he podido evitar pasarlo fatal. Hoy ha sido su primer día de biberón y yo no estaba allí para verlo… y él echaba de menos a su mami y a su bendita teta que tanto le consuela cuando tiene hambre… y tanto me echó de menos que no quiso comer, se aguantó sin llorar a que yo llegara, y cuando me vió entrar por la puerta me echó una sonrisa que madre mía… qué sonrisa, no hay nada que pague eso. 

Se me tiró a los brazos y en seguida buscó su comida, me agarraba tan fuerte, » ahora no te escapas» y por fin comió con una satisfación que me daban ganas de comérmelo a él.

Bueno, me queda el consuelo de que son solo cinco horas de trabajo, que Iván se va haciendo grande y, para lo bueno y para lo malo, cada vez depende menos de mí. Pero ojalá las bajas maternales duraran más, ¿cómo puedes llevar una vida dentro de tu cuerpo 9 meses y que te hagan separarte de ella a los cuatro meses? Pero de momento es algo que no parece tener remedio…

6 thoughts on “Y vuelta a la vida real

  1. Noelia

    pfff Alejandra, es el gran problema de todas las mamis, el maldito trabajo y la escasa baja….
    Pero bueno, el trabajo es indispensable, y que no nos falte!!
    ademas tienes la suerte de que tu peque va a estar en las mejores manos, con su abuelita y aunque te eche de menos no esta con un desconocido y eso tb te tranquiliza.
    Bueno a ver que tal se va adaptando el peque.
    Besitos!! 🙂

    Responder

  2. tariuska

    la verdad es que si es muy duro, pero no te queda otra (por lo menos hasta q te toque la loto..jaaj)
    animo bomba pq lo estas haciendo muy bien!!

    Responder

  3. mariavc

    ánimo, ale!! es duro, pero es lo que hay, hija. más como están las cosas, que cualquiera dice que no a un trabajo.

    Responder

  4. Elena

    Hola Alejandra!!! te empezé a leer hace unas horas y me gusta mucho como escribes, yo también soy mama desde hace casi siete meses y es lo mas bonito y maravilloso que me a pasado nunca, mi hijo Alberto.
    Te voy a agregar a mi blog para ir leyendo y animo no te preocupes que tu peque va a estar en buenas manos cuando te toque trabajar.
    Un saludo Elena.

    Responder

  5. Anónimo

    Hola Sandra!!! Soy Alicia, de verdad,pero me han entrado ganas de llorar al ver el video del nacimiento de Iván, pero llorar de alegría y, bueno, de añoranza, xq quién saber cuando seré yo madre. Me está encantando tu blog, es precioso, seguiré el crecimiento de tu bebe a través de él. ¡Felicidades!

    Responder

  6. JOSUE Y PATRY

    buenas; Acabo de leer tu parto y me he puesto a llorar como una magdalena.. llevo mas de 5 minutos llorando. Que cosita mas bonita.
    y ahora mira lo grande que esta tu nene.. como pasa el tiempo.
    Mucho animo con tu vuelta al trabajo, no debe de ser nada facil.. y ya sabes como estan las cosas en este país.. y parece que estamos avanzando.. pero muy poquito a poco. ANIMO !! Y MUCHOS BESOS

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.