CUMPLIMOS LOS 4 MESES

Photobucket

Madre mía, esto va muy rápido, de repente nos plantamos en los cuatro meses de vida de Iván, cuando hace nada lo abrazaba por primera vez en la sala de dilatación del hospital.
Hoy hemos tenido control del niño sano, y haciendo honor, Iván está sano, sanote como una pera.
Está estupendamente en los percentiles y, salvo por su piel atópica, de momento no tenemos nada más por qué preocuparnos.

Eso sí, ha dejado al médico impresionado, me ha dicho que me vaya preparando para la que me va a dar este niño porque no para, ¡es un toro de lidia! Si es que estaba el médico examinándolo y el niño venga para un lado, venga para otro, ahora le coje el fonendoscopio, venga a subir las piernas, se agarra los pies, da manotazos… vamos, que casi no deja que el médico le haga nada. Y eso sí, cachondeándose de todo el muy bribón, más que en la camilla de una consulta del médico parecía que estaba en la tumbona de una playa.

El lunes nos tocan las vacunas, ojalá vaya tan bien como a los dos meses, que lloró el pobre con los pinchazos pero se alivió en cuanto lo cogí en brazos, y no le dio reacción. Aunque juro que si pudiera me dejaba pinchar yo, para evitarle el sofocón, qué sufrimiento ver como le pinchan.

Y bueno, como este niño se va haciendo grande ya falta poco para empezar a darle alimentación complementaria; por fin he dado con un médico que no se echa las manos a la cabeza cuando le digo que le doy lactancia materna exclusiva, me ha aconsejado que si puedo siga siendo exclusiva hasta los 6 meses, y si no, pues a partir de los cinco meses podemos introducir los cereales en la leche, en mi propia leche. Jo, si es que lo pienso y no me lo creo, dentro de nada mi nene estará comiendo papillas en su plato, con la cuchara… ya no dependerá tanto de mí, y reconozco que me da pena. Aunque pueda parecer un latazo que sólo yo pueda darle de comer yo estoy encantada porque siento que mi niño me necesita, y sobre todo, porque nuestro momento teta es maravilloso. Por eso quiero que la lactancia materna dure todo lo que pueda.

En fin, mi niño se hace grande, qué le vamos a hacer. Da penita ver que ya no es un recién nacido, pero ver cómo evoluciona, aprende, descubre lo que para nosotros es tan normal es maravilloso, qué razón tiene quien dice que no hay nada más bonito que la sonrisa de un niño.

2 thoughts on “CUMPLIMOS LOS 4 MESES

  1. Ness

    Pues niña, como te salga tu chico como el mio, te veo tb alimentado tu a tu hijo, pero con la cuchara, además de la teta…

    Responder

  2. Jenny

    Hermoso tu niño !!!!
    Como pasa de rapido el tiempo ehhh !!!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.