Del susto al milagro

Como veis hoy tengo mucho que contar. Puedo decir que he pasado uno de esos momentos que si lo supiera de antemano hubiese preferido no vivir.
Hoy habíamos quedado para ir a comer por ahí y tenía que recoger a mi amiga en su casa. Me tenía que esperar en la calle, cuando llegué no estaba y al momento recibí una llamada suya, se había notado que perdía líquido, subió a su casa pensando que podía haber roto aguas pero no, era sangre, así que en cuanto me lo dijo nos fuimos corriendo al hospital.
Yo iba sola con ella y con Iván en el coche, así que al llegar paré el coche en la zona de ambulancias, me fui a por una silla de ruedas, la senté y, después de avisar a un celador saqué a Iván del coche mientras venían a llevársela. Inmediatamente entró en paritorio, llegó su marido que casualmente tiene a su madre ingresada allí y casi al momento lo llamaron para decirle que le hacían una cesárea urgente, tenía desprendimiento de placenta. En menos de veinte minutos estaba la niña en el mundo, pudimos verla metidita en su incubadora, mientras a la mami la atendían, había perdido muchas sangre, tenían que tranfundirla y esperar a que se estabilizase.
Después de unas horas allí la misma enfermera que estuvo conmigo en el parto me contaba que las dos habían nacido ese día, la niña venía sin oxígeno y la madre perdiendo mucha sangre, quizás si hubiésemos tardado unos minutos más las noticias hubieran sido pésimas.
Ha sido un sustazo tremendo, hay que ver como se pueden torcer las cosas en cualquier momento, menos mal que llegamos a tiempo y que todo se ha quedado en un mal susto.
Ahora están la dos bien, tanto la mami como la niña, tardarán aún unas horas en estar juntas pero ya tendrán tiempo de conocerse.
No sabéis como me alegro de haber estado allí con ella en ese momento y sobre todo de que todo haya acabado bien.
Así que felicidades, Sonia y Abraham, y ¡BIENVENIDA AL MUNDO, SONIA!

Photobucket

One thought on “Del susto al milagro

  1. Conchi -Productos bebé

    Veo que os casasteis teniendo ya el bebe, me parece genial, nosotros hicimos lo mismo, nuestro hijo llevo las arras a la iglesia, algo que no se olvidar a nunca. Muy emotivo el video

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.