La vuelta al cole es una liberación para las madres, ¿seguro?

La vuelta al cole es una liberación para las madres

La vuelta al cole es una liberación para las madres. ¿Really?. No se para todas las madres del mundo, pero te digo lo que es para mi.  Y como buena gallega, te diré que ni sí ni no, o que depende. Porque no hay verdades absolutas y esto no iba a ser menos.

En muchos colegios de España ya ha empezado el nuevo curso, en otros lo hará en los próximos días. Y por no variar, por ahí corren las viñetas esas de las madres que dan saltos de alegría por que los niños vayan ya al cole.

Pues aquí una confiesa que, si bien necesito que los niños vayan al cole porque estoy agotada nivel extremo, tampoco es que esté deseando perderlos de vista. Es decir, que estas viñetas no me representan. Y no me hacen gracia, dicho sea de paso.

Mis hij@s están deseando volver al cole. Les gusta, se lo pasan bien y tienen muchas ganas de volver a ver a sus amig@s y maestr@s.

Además, necesitan estar ocupados, tener horarios, rutinas y obligaciones. Mucho calor, mucho tiempo libre, están ya como pollo sin cabeza.

Yo necesito unas horas al día para poder llegar a todo sin morir en el intento. Con los niños en casa no puedo hacer absolutamente nada. Si salimos, es lo obvio, fuera de casa no puedo recoger, limpiar ni poner lavadoras, y lo que no se hace, se acumula. Dentro de casa, lo que hago por un lado ellos lo deshacen por otro, porque son niños, juegan y esas cosas. Tampoco puedo pedirles mucho.

Por no hablar ya de cosas como intentar echar un rato en el ordenador, imposible concentrarme con los dibujos de fondo, con el pequeño tirándome del brazo, los mayores jugando, con algún grito y pelea de vez en cuando. Tan imposible que ni me lo planteo, porque para no poder hacer nada en condiciones y además acabar cabreada y con una ansiedad importante, prefiero ni intentarlo.

Así que tras casi tres meses de vacaciones sin horarios, disfrutando de multitud de planes, toca volver a las obligaciones del día a día. Las suyas y mas mías, aunque los primeros días cueste trabajo. Y el colegio es una de ellas.

No es que me apetezca madrugar porque eso de que madrugar es de guapas es mentira. Lo siento por La Vecina Rubia, pero lo que es de guapas es dormir a pata suelta. Madrugar es una puñeta, para alguien a quien le gusta dormir más que un gato.

Pero cuando los días discurren sin orden ni concierto, el cuerpo, tarde o temprano, acaba pidiendo orden y rutinas por pura supervivencia. Aunque las rutinas supongan esfuerzos como madrugar. Pero, ¿y lo bien que se aprovecha el tiempo así?.

No siento necesidad de librarme de mis hijos porque no me molestan, aunque son agotadores y hay día que simplemente quiero huir del mundo y no volver.

Tampoco siento una pena inmensa por que vuelvan al cole. No van a un entrenamiento militar, ni voy a estar semanas sin verlos. Solo serán unas horas al día e irán a un lugar donde aprenden y comparten espacio con personas que también son muy importantes en su vida.

Y tendremos mucho tiempo para disfrutar juntos, porque desayunaremos juntos, iremos juntos al colegio, comeremos juntos y pasaremos juntos gran parte del día.

Solo estarán fuera  de casa 5 horas. Un tiempo que me necesito, del verbo necesitar de verdad, para poner algo de orden en nuestro caos de vida. Un tiempo para hacer mis cosas, esas que aplazo y hasta desplazo totalmente cuando no tienen colegio.

Un tiempo en el que estarán en un lugar donde se sienten a gusto y son felices.

Así que la vuelta al cole es una liberación en cierto sentido porque tendremos más orden, yo más tiempo para organizarme, ellos sus rutinas y sus actividades que tanto disfrutan. Pero no es una liberación entendida como que menudo alivio perder a mis hijos de vista por unas horas.

No voy a tirar cohetes como si mis hijos fueran una pesada carga de la que me libro. Porque no es así, no estoy desando que vayan al colegio para librarme de ellos.

Tampoco me voy a arrastrar de la pena como si me hubieran arrancado un brazo, porque soy sincera, no lo siento así. Se que mis hijos estarán mejor que bien.

Solo son unas horas al día en las que, como mucho, nos echaremos un poco de menos para luego abrazarnos con más ganas si cabe.

Y tú,

¿eres de las que está deseando que empiece el cole?

¿o disfrutas más teniendo a tus hijos todo el tiempo posible en casa?

More about Aventura Embarazo

4 thoughts on “La vuelta al cole es una liberación para las madres, ¿seguro?

  1. Maria Jose Cayuela

    Me ha encantado. Yo soy de las que disfruto teniendo a mis hijos todo el tiempo posible conmigo, pero en muchos puntos pienso como tú. Y me encanta 😉 Besos preciosa

    Responder

    1. Aventura Embarazo

      ¡Ohhhhh me encanta verte por aqui! ME alegro de que te haya gustado, yo creo que es normal sentirnos un poco aliviadas pro poder tener algo de tiempo, lo que no quita que disfrutemos con nuestros hijos cuando están con nosotros y nos guste estar con ellos lo máximo posible ;). Un besazo.

      Responder

  2. Planeando ser padres

    ¡Esa bipolaridad es la que tengo yo! Pensé que moriría al llegar el primer verano, no sé por qué si me había pasado 3 años completos con la niña en casa, sin guardería, sin ayuda y sin ningún drama. Luego he visto que no ha sido para tanto, que lo hemos pasado bien y que hasta me da más pereza madrugar para ir al cole que perrerar y llevar todo el día a trompicones y sin rutinas. Ella estaba deseando volver y hoy, que ha sido su primer día ¡ha salido feliz de clase!

    Responder

  3. La vuelta al cole con eBay ¡mucho más fácil! - La aventura de mi embarazo

    […] lo que he tenido oportunidad de comprobar en esta reciente vuelta al cole. Cada año me esfuerzo en intentar ahorrar el máximo en esta cuesta de septiembre, porque a medida […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *