Los regalos a la seño, ¡esto se nos va de las manos!!

Ante todo vaya por delante que no pretendo ser sexista con esto de hablar solo en femenino, pero me influyen dos circunstancias: que las maestras de mis hijos son mujeres, y que en todo esto jaleo, por un misterioso motivo que desconozco -probablemente porque los hombres son más listos y saben cuándo es mejor hacerse el invisible- solo estamos implicadas las madres. Así que mis disculpas al colectivo masculino.

 photo meme-stormtrooper-regalosentildeo 1_zps0nerxdj9.jpg

Llega el final del curso y entre controles, actuaciones, fiestas, recogida de notas y todo lo que se supone cerrar el año escolar, es inevitable que llegue el temido momento de hacer el regalo a la seño. Temido por básicamente dos razones: ponerse de acuerdo en el regalo a hacer -con, como mínimo, otras 20 madres más- y por la pasta que toca soltar, que en algunos grupos de madres parece que si no se le pagan las vacaciones en Cancún, no es buen regalo.

Mira, yo estoy muy de acuerdo en dar un detalle a la seño de mis hijos. A la seño del mayor le tengo muchísimo cariño, es una mujer muy agradable que se ha esforzado al máximo por entender a mi hijo tal y como es, que no es fácil, lo ha ayudado a integrarse en el nuevo colegio y con sus compañeros, es cariñosa, se implica totalmente con sus alumnos más allá de su labor profesional y para mi eso es digno de agradecer. A la seño de la pequeña, simplemente por el hecho de que mi hija la adore, me basta, y me basta porque se que si mi hija tiene esos sentimientos hacia ella es porque su seño se lo ha ganado.

Así que por mi parte, bien a gusto sale de mi tener un detalle con ellas. Porque sí, vale que ya les pagan por hacer su trabajo, por supuesto pero ¿a quién no le gusta recibir un regalo en agradecimiento por su buen hacer?. Venga, se sincer@, si alguien va a tu trabajo con un detalle especialmente para ti, te vuelves loc@ de alegría, porque el sueldo es una satisfacción, sí, pero que reconozcan tu valía, tu implicación o tu buen hacer, es muy gratificante.

Pero una cosa es un detalle, y otra muy diferente es pasarse con el regalo, que parece que si no te gastas 300€ no es digno, cuando lo que realmente importa es la intención y el sentimiento que hay tras él, no su valor económico. Pero por desgracia parece que un regalo solo es bueno cuando es caro.

Ayer comentaba esto mismo en Facebook y me sorprendía ver cómo se va de madre este tema en algunos colegios o círculos de padres, leyendo cosas como que la consigna es poner 20€ por niño y la madre que no colabora la miran como si fuera un perro verde. Que oye, 20€ por alumno son la friolera de 500€, y yo con 500€ pago la hipoteca, la comunidad, la luz y aún me sobra para tomarme al menos un café. Joder, que es más del subsidio por desempleo del que lamentablemente viven muchas familias.

Y yo, qué quieres que te diga, creo que esto se nos está yendo de las manos. Porque parece una puñetera competición por ver quién mea más lejos hace el mejor regalo, sin tener en cuenta la situación económica de cada familia, que a lo mejor con 20€ soluciona la compra de dos días, y donde importa más el ego y protagonismo de las madres que los niños.

 photo meme-whatsapp-cole_zpsx9esvbp9.jpg

En realidad, los niños ni importan, ni se les tiene en cuenta, ni se les pide opinión, total, son niños, ¿qué derecho tienen a decidir?.

En todo este cotarro siempre hay un reducido -y a veces no tan reducido- grupo de madres que llevan la voz cantante, o le hacen los coros a la solista de turno. Es como la capitana de las animadoras y su séquito, la más guay, la que tiene las mejores ideas, la más creativa, la abnegada voluntaria que hace el encomiable esfuerzo de recaudar el dinero y comprar el regalo como si estuviera salvando el mundo de una catástrofe nuclear, pero en el fondo le encanta toda esta movida. Porque, además, si la seño se emociona, el mérito es suyo por encima de todo aunque diga «el regalo es de todas, ¿eh?», pero en el fondo se está sacudiendo los hombros con sumo orgullo.

Las demás, o bien siguen la corriente por comodidad, o siguen la corriente por no discutir, que a veces es lo mejor. Luego está el muy reducido grupo de las disidentes, aquellas que no participan en el regalo común por motivos varios -y ole sus santos ovarios- y se quitan de enmedio.

Pero también hay alguna que otra voz que osa dar su opinión en contra del dictamen inamovible de la organizadora en cuestión, que algunas veces logra remover conciencias y valorar otras opciones -poner menos dinero, regalos alternativos-, aunque por lo general se la acaba silenciando con un «es lo mejor», «siempre se ha hecho así», «es lo que a ella le gusta».

Esa última soy yo. Pero es que no he nacido para estar callada, y más cuando me toca el bolsillo. Que 10€ no es
nada, pero es eso, más lo que me toca poner para  la otra seño, más
el disfraz del festival de fin de curso, más el vestuario de la
actuación de ballet de fin de curso, más el regalo para la seño de
ballet, más el regalo para la seño de música, entre otras cosas. ¡Joder,
que se me va más dinero que a principio de curso en libros y material
escolar!.

Cuando la economía aprieta, lo siento, pero no voy a gastar dinero innecesariamente para engordar la cuenta de un regalo. Hay que entender que no todas las familias pueden asumir estos gastos tan alegremente.

Imagino que así me habré ganado la fama de rancia, pero no me importa. No me parece procedente regalar a la seño un fin de semana de hotel con spa, ni un bolso de la marca «Chimpa y Mola» ni un vestido «Noesigual» porque es la maestra de mis hijos, no una amiga a la que tengo cariño, confianza y conozco sus gustos, porque ninguno de esos regalos representa a los niños, y porque se escapa de mi concepto de «detalle».

 photo meme-batmanyrobin-regalosentildeo 2_zpsholrsorm.jpg

Igual que no me parece procedente invertir 250€ en un detalle de fin de curso cuando hay familias que no disponen de esa cantidad para comer.

Creo que hay que ser un poco coherente con todo en general, y un detalle bonito y emotivo no lo va a ser más por gastarse más dinero. Gastarse un pastón y regalar el mejor regalo, valga la redundancia, es puro postureo.

Se pueden hacer buenos regalos, originales, creativos, que
representen a los niños y sea un verdadero recuerdo de ellos, sin
dejarse un pastizal de camino. Así que yo hice mis gestiones en base a las ideas que en un principio se planteaban, que no se trata de oponer resistencia por gusto sino de, si no estás de acuerdo, ofrecer alternativas.

Entre los regalos propuestos, que si una pulsera con el nombre de la seño y dedicatoria, un cuento personalizado, un álbum de fotos con mensajes de los niños, ofrecí mi ayuda buscando opciones bonitas y asequibles. Pero tras marear Mi Platera y a Regalos Personales preguntando por precio, tiempo de preparación, envío del pedido, cuándo es la fecha límite para pedir, si llegaría todo a tiempo, porque se que ambos trabajan de maravilla y son de total confianza, la respuesta fue un vacío total, como hablar para la nada.

Y no hay cosa que más me reviente que molestar a la gente para nada, porque valoro sobremanera el tiempo de las personas.

La verdad es que poner interés en dar opciones para todos los gustos y posibilidades para que la respuesta sea ignorarte totalmente es desalentador y de lo único que te dan ganas es de descolgarte del grupo e ir a tu puñetera bola. Con uno es lo que voy a hacer, con otro no lo hago porque eso supondría que mi hijo no aparezca para nada en el regalo y él no se lo merece, pero ganas me dan.

Así que a estas alturas de la película tengo la tentación de mutar en el género masculino y hacer como que este tema no va conmigo, porque de verdad, qué tóxico puede llegar a ser. Y me da que conmigo se vendrían unas pocas de madres que opinan que una cosa es un detalle y otra muy diferente la carta a los Reyes Magos. El concepto «Regalo de la Seño» está alcanzando límites apoteósicos y a este paso vamos a tener que ahorrar para estar a la altura.

Eso, o ser de la panda de las rancias. Si te apetece, te voy haciendo hueco.

Recuerda que estamos recaudando fondos para la ong Acción contra el Hambre en colaboración con Madresfera, a través de nuestra iniciativa #TETAVSHAMBRE, ¿nos ayudas?

 photo tetavshambre_logo_2_zpstix3wttf.jpg 

¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

14 thoughts on “Los regalos a la seño, ¡esto se nos va de las manos!!

  1. Cristina Peña

    Yo trabajo en una escuela infantil y mentiría si dijera que no me gusta que me hagan regalitos en fin de curso, pero si soy sincera lo que mas me gusta es cuando es un regalo personalizado, algo hechos por mis peques! Este año mi hija termina primer ciclo y ya se va al cole de mayores y después de dos años con su profe le estamos preparando un regalo especial, un árbol de huellas con los deditos de toda la clase y un vídeo con mensajes de todos los niños, seguro que le sacamos alguna lagrimilla!
    No hace falta gastar tanto dinero!

    Responder

  2. Fatima C

    Yo le regalé a la seño de la guarde de mis peques una libreta personalizada, hecha por mí, con fotos de los hijos. Un detalle que valoró mucho, por haber sacado tiempo para hacerla, sabiendo lo agobiada que voy. Se trata de un detalle, creo que me uno a tu club, en el futuro seré una rancia seguro 😂😂😂😂

    Responder

  3. Marieta

    Yo soy de las rancias..otro año más.. Pero es que no puedo con esas que has descrito tan bien.. Y es que hay una en la clase del mayor, que mira que los han mezclado este año y me ha vuelto a tocar, que no puedo ni verla..ella todo lo sabe, todo, todo, todo y todo lo organiza grrrrrrrrrr..
    De verdad, que no puedo estar más de acuerdo con todas y cada una de tus palabras.. Estoy por copiar el enlace y mandarlo al grupo de las madres.. De esta ya me echan seguro… �� �� �� �� �� �� �� �� ��
    Un besazo

    Responder

  4. Mis cositas de pañales

    Yo también trabajo en un centro infantil y, en todos estos 10 años me han regalado muchas cosas que he agradecido pero el regalo que mas recuerdo y, de hecho, lo tengo colgado en casa, es un cuadro de agradecimiento de los niños y familias que ya terminaban en el centro donde a modo de relato contaban el transcurso de esos años siendo mis alumnos. Así que te apoyo totalmente en que no hace falta gastar tanto porque hay cosas con poco valor económico pero mucho valor sentimental!!!

    Responder

  5. Maria Bracero

    Yo ya me desahogue a gusto el otro día, porque las de la guardería quieren regalarle un fin de semana con todo incluido y yo me negué a poner más dinero. Les dije que tengo otro hijo y que una cosa es un detalle y otra eso. Saltó la que "si hacia falta lo ponía ella" y la que dijo que "todas estaban de acuerdo" y todo porque las de la otra clase van a regalar eso y comovamosasermenosporfavor.
    Para el mayor hemos puesto 3€ y con eso le hacemos un detalle a la tutora y otro a la de prácticas y porque este año acaban ciclo y cambian de profesor para el curso que viene, que si no, no hay regalo. Y encima recojo yo el dinero, que soy la que menos va por el cole, pero nadie se ofrecía. Menos mal que son todas muy apañás y nos ponemos de acuerdo

    Responder

  6. Maria Bracero

    Yo ya me desahogue a gusto el otro día, porque las de la guardería quieren regalarle un fin de semana con todo incluido y yo me negué a poner más dinero. Les dije que tengo otro hijo y que una cosa es un detalle y otra eso. Saltó la que "si hacia falta lo ponía ella" y la que dijo que "todas estaban de acuerdo" y todo porque las de la otra clase van a regalar eso y comovamosasermenosporfavor.
    Para el mayor hemos puesto 3€ y con eso le hacemos un detalle a la tutora y otro a la de prácticas y porque este año acaban ciclo y cambian de profesor para el curso que viene, que si no, no hay regalo. Y encima recojo yo el dinero, que soy la que menos va por el cole, pero nadie se ofrecía. Menos mal que son todas muy apañás y nos ponemos de acuerdo

    Responder

  7. carmen

    Hola, estoy d acuerdo contigo en esa reflexión. Yo tengo 3 niños y ahora a final de curso es un no parar de poner dinero. 10€ para cada profesor del curso, más de las extra escolares, deportes, festivales, etc…

    Responder

  8. Esther

    Yo soy de las rancias y estoy al otro lado, vamos que soy la profe. Hasta ahora el regalo más bonito que me han hecho es un bizcocho que me hizo para mí y para mi marido (así me lo dijo) una niña de 1º de la ESO, también unos cuadros (horrendos) que me hicieron mis tutorandos de 2º, pero me encanto que lo hubieran hecho ellos, y sobre todo que se hubieran puesto de acuerdo, siendo una clase donde hubo algunos problemillas de convivencia. O una foto preciosa que esos mismos niños se hicieron para mí, con la colaboración de uno de mis compañeros y que enmarcaron para mí. Me enrollo, pero es que es lo q su tú dices, esto no se puede ir de las manos, cuando mi hermana me cuenta que para las seños de mis sobris ponen entre 25 y 30 euros para el regalo se me caen los palos del sombrajo. Seguro que una notita o un dibujillo hecho por tus peques hace feliz a sus maestras.

    Responder

  9. laura

    Uy!A mí me pasa eso desde hace mucho pero no con el regaño de la profe sino cada vez que hay que hacer un regalo en cualquier sitio :trabajo, grupo de amigos…pero yo paso de mover masas (que es lo que hacía antes). Yo digo que no participo y me l9 curro por mi cuenta. El curro es mío, el mérito también y el dinero el que me apetezca gastar a mí. Y a quien no le guste que se rasque.

    Responder

  10. laura

    Uy!A mí me pasa eso desde hace mucho pero no con el regaño de la profe sino cada vez que hay que hacer un regalo en cualquier sitio :trabajo, grupo de amigos…pero yo paso de mover masas (que es lo que hacía antes). Yo digo que no participo y me l9 curro por mi cuenta. El curro es mío, el mérito también y el dinero el que me apetezca gastar a mí. Y a quien no le guste que se rasque.

    Responder

  11. Aprendemos con mamá

    Yo no me acuerdo si yo de pequeña lo hice, pero me parece algo innecesario. A las profesoras ya se las paga y más las de colegios privados, no vamos gratis total y si encima tienes más de un hijo todo el gasto se aumenta de forma desorbitada.

    Lo máximo sería una manualidad a mano de cada niño o escribirl dedicatorias, y que se hiciera algún pastel o bizcocho apañado casero.

    No se puede exigir gastar tanto en esto porque la mayoría de españoles ni tienen ni para pipas, un montón sufren, y les cuesta llegar a fin de mes.

    Quien no pueda que pase y que no se sienta mal, ya tiene suficiente con los gastos cotidianos y escolares, que el gobierno tampoco da las ayudas necesarias

    Responder

  12. Laura Alcober

    Aquí otro perro verde!!!! Me he ganado que me llamara rastrera una mamá de clase y que aún no me haya pedido perdón, ni me pedirá jamás.
    Yo añado otro punto: si estamos hablando de una demostración de cariño por parte de los niños, es lícito que lo solucionemos los padres a golpe de dinero o no sería mejor que hicieran algo todos juntos por ellos mismos?
    Creo que lo que transmitimos con estos desembolsos es que el cariño se demuestra con dinero y no con esfuerzo y respeto…
    Buen post!

    Responder

  13. E. S.

    Ole, ole, ole. Completamente de acuerdo. Esto me da la fuerza para decir NO. Creo que el regalo lo hace el niño y por eso se debería implicar él. Quizá sea más feo una manualidad, o un dibujo pero más educativo para el niño que los 15-20 € que suelta su mamá sin que él se entere ni entienda que valor tiene el dinero. Si lo hace él con nuestra ayuda sabrá del valor del esfuerzo y de la ilusión de hacerlo. GRACIAS de corazón.

    Responder

    1. Aventura Embarazo

      Jajaja me alegro haber sido de ayuda, a veces me siento un poco «rancia» por ir a la contra en esas cosas pero me niego a hacerlo porque sí. Y las seños no van a querer menos a nuestros peques por eso. Michas gracias por tu comentario 😉

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.