¿Será verdad que #DodotNoCuelga?

Confieso que lo que más pereza me daba de afrontar una nueva maternidad es el tema de cambiar pañales. Porque no te engañes, por mucho que no haya más adorable en el mundo que tu bebe y lo quieras más que a tu vida, hay un lado menos romántico, y ese es el de los pañales.

 photo dodot-no-cuelga-cabecera_zpszj3qaog7.jpg

Por no decir que es uno de los gastos económicos asociados al bebé y un quebradero de cabeza cuando no encuentras el pañal ideal para ese culete que te comerías a bocados. Que si cala, que si fuga, que si irrita, que si duele. A veces encuentras el pañal perfecto a la primera, otras por más que pruebas no hay uno que te convenza.

Podría decir que a estas alturas de la maternidad tengo un master en pañales, que ya voy por el tercer culete, pero resulta que son como la tecnología, cuando te has acostumbrado a uno van y te sacan un nuevo modelo con los últimos avances que ni la NASA, y si ya llevabas un tiempo relativo sin comprarlos, pues es como volver a empezar de cero.

Así que me ha faltado tiempo a apuntarme a esto de comprobar si realmente Dodot no cuelta. En primer lugar porque, sinceramente, no le hago yo ascos a un paquete de pañales gratis, que la economía está como está y si además de un paquete me llevo seis meses de pañales para mi Bollicao, menudo apaño me hacen. En segundo lugar, porque aunque no soy de una marca fija de pañales, ya que tengo mi favorita pero realmente compro donde me pilla mejor, por norma general somos de marcas blancas.

Y esta es una buena ocasión de darle una oportunidad a Dodot.

¿DE QUÉ VA ESTO DE #DODOTNOCUELGA?

Esto va de que Dodot ha sacado unos nuevos pañales con los que promete que, además de que el culete esté más seco, cuando el pañal esté bien empapadito no cuelgue. Sí, ya sabes de lo que hablo, cuando se ve al bebé caminando, con el típico tambalear de bebé, y ese pañal que se le escurre hacia abajo con el peso. Para comprobarlo, además de enviar un lote de pañales también ha enviado un pequeño kit de experimento científico para poder comparar el pañal de antes y el pañal de después.

 photo dodot-no-cuelga-5_zpskt4cbtyb.jpg

Y yo he hecho el experimento, o al menos lo he intentado. Porque la realidad es que me falta tiempo, medios, manos y me sobran hijos por medio -solo para estas lides, que conste, y después de dos semanas de caos con el santo padre -el de mis hijos, no el de los católicos- fuera, el peque que estos días me tiene visitando al pediatra más de la cuenta, y yo que he perdido la cuenta de las horas de sueño que debo… ¡casi no llego!.

PONIENDO A PRUEBA LOS NUEVOS DODOT ACTIVITY

Experimentos aparte, que mucho pañal de antes y de después y mucho
líquido azul, la prueba de verdad se hace in situ, es decir, en el
culete de mi Bollicao. La verdad es que los pañales no nos duraron mucho
porque pises aparte, si sus hermanos mayores hacían caca una vez a la
semana, aquí el mirlo blanco hace mínimo cuatro al día, y el jodío
prefiere en pañal limpio, como debe ser. Así que el rodaje de verdad se
lo hemos hecho en horario nocturno, que es cuando más ha aguantado con
el pañal puesto.

 photo dodot-no-cuelga-bocadillo_zpsbos3doef.jpg

Al tacto mi sorpesa fue que los nuevos pañales de Dodot son más suaves y ligeros ya no solo que la versión anterior, sino comparado con otras marcas. Tienen un tacto muy agradable y menos sintético, lo que de primeras es un punto a favor. También he notado que abarca más a la hora de colocarlo, los elásticos de los muslos ajustan bien, y sobre todo las tiras autoadhesivas se quedan perfectamente pegadas, cosa que agradezco porque muchas veces me pasa que nada más poner el pañal, si no presiono bien las tiras, se despegan y el pañal se abre.

 photo Dodot_zpsdo22lqps.jpg

Por la mañana el pañal está hinchado después de toda la noche de pises, eso es normal. Pero mientras muchas noches mi niño se ha levantado con su ropa interior calada por fugas, con los nuevos Dodot Activity no me ha pasado, así que me he ahorrado cambio de ropa por pipí.

Mi niño es muy inquieto y, aunque el pañal no esté lleno, al moverse tanto más veces de lo deseado se le escapa la caca, sin embargo esto con los nuevos Dodot Activity tampoco le pasa.

No puedo comprobar si le cuelgan porque aún no se pone de pie ni camina, pero sí es verdad que el pañal le queda más recogidito, acostumbrada a que cuando le cambio un pañal llenito del propio peso se le escurre entre los muslos, cediendo incluso las tiras autoadhesivas.

Lo que sí comprobé además es algo en lo que para mi Dodot suspendía: en el olor del pañal. Recuerdo que, además del motivo económico, dejé de usar estos pañales porque con pipí desprendían un olor a amoníaco para mi gusto muy desagradable. Quizás de no ser por eso hubiera considerado su precio un mal necesario y hubiese seguido comprando los Dodot Activity, pero el olor me echaba totalmente para atrás.

Y esta nueva versión, para mi sorpresa, no huele mal. No huele a flores, obviamente, pero desde luego no me da la bofetada que me daba la versión antigua, y supone una gran mejora.


EL EXPERIMENTO DE #DODOTNOCUELGA

También hice el experimento, como no, ¡y hasta tengo un video hecho! pero habida cuenta de mi torpeza técnica -me da que no haré carrera como Youtuber- mejor me limito a ilustrarlo con imágenes. Además soy un poco desastre, cuando hice el experimento había perdido la nota adjunta al paquete con todas las instrucciones, así que lo hice a ojo.

El caso. Mezclé los polvillos azules en medio litro de agua, repartiéndolo en dos vasos iguales. Coloqué ambos pañales en paralelo y vertí un vaso en cada pañal, empapándolos bien.

 photo dodot-no-cuelga-4_zpsg3x5e94x.jpg

Dejé pasar 3 minutos tras los cuales puse sobre ellos un papel absorbente como chivato de la humedad del pañal a nivel superficial.

 photo dodot-no-cuelga-1_zpss4lcaezt.jpg

Por último, corté los pañales por la mitad para ver cómo es un pañal mojado por dentro y, sobre todo, ver la diferencia entre el antiguo y el nuevo. El nuevo modelo, en lugar de ser ununiforme en la que el líquido se acaba concentrando más en el centro por propia gravedad -lo que hace que con el peso cuelgue- se divide en tres tubos que distribuyen equilibradamente el líquido absorbido, evitando que se concentre en una misma zona y, por lo tanto, el pañal cuelgue con el peso.

 photo dodot-no-cuelga-2_zpsbepxezka.jpg

En definitiva, para mi sí hay una mejora clara en estos pañales y me han gustado. Eso sí, para mi la cuenta pendiente sigue siendo su elevado precio, lo que que existiendo otra marcas quizás no tan buenas pero sí competentes, me incline más hacia ellas por una pura cuestión económica. Quizás Dodot algún día nos sorprenda y, aún sabiendo que lo bueno se paga, haga este producto algo más asequible para todos los bolsillos.

CONCLUSIÓN: es verdad, #DODOTNOCUELGA.

2 thoughts on “¿Será verdad que #DodotNoCuelga?

  1. Jess Swan

    Muy interesante ^^ Nosotros usamos los dodot sensitive y estoy bastante contenta 🙂

    Responder

  2. Nueva generación Papás Dodot, Sello de Calidad - La aventura de mi embarazo

    […] año pasado tuve la oportunidad de probar que Dodot no cuelga, la nueva gama de Activity que incorporaba la novedad de tres tubos absorbentes que distribuyen el […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *