La gastroenteritis en los niños: los errores que cometí con mis hijos

Con los últimos coletazos de la gastroenteritis, pero lejos ya el susto y los vómitos repetitivos, empiezo a ver las cosas con un poco de perspectiva.
Cuando uno cae malo de la tripa y sufre vómitos y diarrea lo primero que se nos viene a la cabeza es comer blanco. Arroz, pollo, patata, zanahoria, y a poder ser las primera 24 horas solo calditos colados, no vaya a ser. La manzana es mano de santo, ligera, astringente y sienta bien al estómago. La bebida estrella es el Aquarius, motivo por el que muchos miramos a esta bebida más como un medicamento que como un refresco, aunque lo aconsejable es el suero que puedes comprar en la farmacia, que sabe a rayos y truenos.
Los médicos contribuyen a ello. Cuando acudes a la consultan alegando estos síntomas y te diagnostica gastroenteritis en seguida te aconseja, según la virulencia, 24 horas solo a líquidos, dieta astringente, dieta blanda e introducir progresivamente el resto de alimentos a medida que te vas encontrando mejor. Y eso significa que además de los vómitos y las diarreas te tienes que enfrentar a un plato con un muslo de pollo descolorido, unas patatitas cocidas la única nota de color son los trozos de zanahoria, también hervida. Vamos, que si tenías ganas de comer ahora tienes menos, eso sí, nadie te quita los kilitos que vas a perder a cuenta de la dieta.
Estos días, como os contaba en la anterior entrada, hemos tenido varias visitas médicas con los peques y en todas nos han aconsejado las mismas pautas: rehidratación oral en dosis de tolerancia, dieta astringente, dieta blanda e introducción moderada de los sólidos. Además, medicación específica para los vómitos, sobre todo si son persistentes.
Mi mayor preocupación ha sido, además de los vómitos, la pérdida de apetito y la inactividad de mis hijos, cosa normal porque el día que yo también caí no tenía ganas de mover una pestaña y tenía cero hambre. Pero mis hijos me duelen más y sobre todo ver el peso que han perdido, que en gramos puede que no sea mucho pero a la vista se nota, porque se les nota el esternón, la clavícula, las escápulas, las veces que los he tenido que desnudar he tenido que evitar echarme a llorar de la impresión. Este fin de semana por fin han empezado a sentir apetito de nuevo, aunque no han comido mucha cantidad pero al menos ya comen por iniciativa propia y tienen algo más de energía. Todo hay que decirlo, les preparé un super puré de multiverduras energizante y un pedazo de bizcocho casero reconstituyente del que no quedan ni las migas.
Como todo esto me cogió de sorpresa y fue muy exagerado, es decir, muchos vómitos y con mucha frecuencia, no me planteé contrastar las recomendaciones.
Ayer hice algo que tenía que haber hecho hace una semana: leer las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría en caso de GEA (gastroenteritis aguda). Son unas pautas muy claras y sencillas que se resumen en:
– Rehidratación oral (suero hiposódico).
– Realimentación precoz, reiniciando una dieta adecuada para la edad, sin restricciones, tan pronto como se corrija la deshidratación.
– Mantenimiento de la lactancia materna.
Unas pautas que, si me hubieran dado desde un principio, quizás nos hubiera evitado no el malestar y los vómitos, pero sí quizás la pérdida de peso o el rechazo a los alimentos. Tenía que haber consultado a mi pediatra de cabecera online, la Dr. Amalia Arce o, como se la conoce en la vida 2.0, La Mamá Pediatra, cuyo blog sigo habitualmente y que me parece de gran utilidad. Efectivamente tiene una entrada dedicada a la gastroenteritis en la que da nos da sus consejos y recomendaciones al respecto.
Y ahora que me expliquen cómo, si la Asociación Española de Pediatría tiene unas pautas tan claras en los casos de GEA, los pediatras en consulta y urgencias siguen haciendo recomendaciones clásicas, obsoletas e ineficaces. Me gustaría saber qué tenemos que hacer para que estas y otras recomendaciones de una sociedad científica con criterio unificado lleguen a todos los médicos pediatras de atención primaria, urgencias y MIR, enfermeras y, en definitiva, toda aquella consulta pediátrica, sea general o especialista. Porque no puede ser que te pauten recomendaciones que no proceden o que según te atienda tal o cual pediatra te digan una u otra cosa, porque entonces ya no sabes de quién fiarte.
Desde aquí yo por lo menos os aconsejo que, en caso de duda o por simple curiosidad, cuando os prescriban un medicamento o tratamiento no está de más consultar información al respecto. Y cuando digo información no me prefiero a la que ofrecen las revistas de bebés o boletines electrónicos, sino información oficial procedentes de lugares especializados como la Asociación Española de Pediatría, e-lactancia o blogs como el de La Mamá Pediatra, donde posiblemente salgáis de muchas dudas, despejéis mitos y malas creencias y encontréis una referencia segura.

13 thoughts on “La gastroenteritis en los niños: los errores que cometí con mis hijos

  1. Lou

    Yo tengo la suerte de tener un pediatra normal y corriente y no un fósil con ideas de hacer 50 años (y no todos pasan de los 40), cuando han estado con gastronteritis han ido comiendo conforme el cuerpo les ha ido pidiendo, procurando que tomaran líquidos suficientes y descanso. No hemos hecho nada más que eso y la gastronteritis ha remitido poco a poco hasta desaparecer, pero ninguno ha dejado de comer más de un día.

    Besitos

    Lou

    Responder

  2. Maria Bracero

    Mi pediatra nunca le ha prohibido comidas cuando ha estado mal del estómago, que coma lo que le apetezca y cuando lo pida (con cabeza, claro) que beba mucho líquido y si pasa mucho tiempo sin comer, suero. Me dijo expresamente que de aquarius nada y nos ha ido bien… Eso sí, te da una penita verlo tan apático y tan delgadito…

    Responder

  3. Opiniones incorrectas

    Si es que de todo se aprende, pero lo importante es que ya ha pasado 🙂

    Responder

  4. jenny

    Me alegro que se esten recuperando,pobrecillos verlos asi tiene que ser horrible.yo cuando estoy con diarrea la manzana hay que comerla pelada,porque sino te hace ir al baño,porque la piel tiene fibra.Y el aquarius sigo pensando que no se debe recomendar porque no deja de ser una bebida con edulcorantes y que no aporta nada.Ahora que una limonada casera seria mejor,no se si se puede mezclar con suero o no,asi por lo menos se lo beberian mejor.

    Besos

    Responder

  5. Mo

    La poca uniformidad de criterios es algo que se ve en muchos colectivos, y la verdad es que te vuelve tarumba…Ánimo, seguro que dentro de poco recuperan el peso.
    Un besote!

    Responder

  6. Estrella (En Nuestro Nido)

    Hace poquito leí esas recomendaciones en un libro de Cralos González y casi me caigo del susto… ¿Con diarrea y vómitos comer algo más allá de arroz, jamón york y patatitas hervidas? El caso es que cuando las he tenido yo, mi padre siempre nos ha dicho que comiéramos en función de lo que nos apeteciera, que si ya te apetecía chocolate, p´alante!!! Se ve que no estaba desencaminado…

    Responder

  7. blank

    Gracias por tus recomendaciones , porque a veces nos asustamos tanto que no nos paramos a pensar!
    Gracias!

    Seguirme en:
    http://elsuenodesermama.blogspot.com/

    Responder

  8. beage

    Mi hijo de 1 año tuvo hace poco gastroenteritis aguda y los pediatras me aconsejaron que el niño comiera a demanda y que bebiera muchos líquidos. Pero eso no le libró de estar dos semanas con vómitos y diarreas y el pobre adelgazo mucho. Eso si, la recuperación fue asombrosamente rápida. Imagino qué por su buen apetito. Ya verás como tus niños se recuperan en enseguida.

    Responder

  9. Mamá en camino

    Pues en mi casa dicen que yo soy rara porque me pongo enferma y me da un hambre…incluso si llevo horas de vomitona tengo ganas de comer, y para mí comer yogur es mano de santo para el estómago, igual que ginger ale (imagino que es como el aquarius, acá es la bebida oficial del mal estomacal) y pasta con un poco de tomate. He topado con la suerte de que Nenita no ha tenido aún ninguna racha de enfermedad, que de una gripe no ha pasado y continuaba comiendo, pero sí le daría agua de arroz para hidratarla y pocos de comida suave (puré de papa, la consabida sopa de pollo, tostadas) pero sin negarle otras cosas, manzana, yogur, gelatina casera con jugo de manzana, galleta de arroz.
    Pero bueno, es que no podemos hacer solo caso al dr, yo siempre pregunto a la tribu, mi abuela, mi madre, todas esas mujeres entradas en maternidad me han dado estos consejos cuando iba a tener a la Nenita!

    Responder

  10. Sofia

    lo importante es q estéis ya casi casi perfectamente.

    a mí en cambio la gastroenteritis me da mogollón de hambre jejeje, la pasé hará unos meses y aunq me decían lo mismo (arroz blanco, pollo) yo comía lo q quería y me apetecía (sobretodo bocatas jejeje), total, iba a vomitar de todas formas pero ya al menos comía lo q quería jejeje.

    besos

    Responder

  11. PEQUEÑO PRINCIPE

    Me alegro que ya estéis mejor. Te llevo siguiendo desde hace tiempo y me gusta mucho tu blog.
    Te dejo el mio por si tienes un rato y te apetece echarle un vistazo.
    Besos
    http://historiasdeunpequenoprincipe.blogspot.com.es/

    Responder

  12. Anónimo

    Es un alivio de que estéis ya mejor. La verdad que ha sido un buen susto y el personal sanitario a veces deja mucho que desear… pero en fin, lo importante es que seguro que ya no tendrás síntomas y podrás tener momentos plenos con tu familia que recordar para siempre con fotos. Yo lo hago muchas veces como terapia, me siento y me pongo a hacer algún álbum de los de Look and Remember, ¡te lo recomiendo por si estás de mejor ánimo http://www.lookandremember.com!

    ¡Besos!

    Responder

  13. Peque Cake

    Para variar hasta que no pasa el tiempo no se ve con perspectiva las cosas y te surge el "si lo hubiera sabido…" o " cómo no caí en hacer esto o lo otro"

    Lo importante es que ya pasó….y que de todo se aprende!!!!

    No sé dónde leí yo hace poco que el aquarius no es bueno, fíjate!!!! En algún blog, creo!

    Un besote

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.