Síntomas y molestias del primer trimestre del embarazo

 photo sintomas-1tri-img_zpsmhvbmji8.jpg

El primer trimestre de embarazo se caracteriza por sus síntomas y molestias, que muchos son la pista para sospechar que estás embarazada si aún no lo has confirmado. No es una conditio sine qua non, es decir, podemos tener un primer trimestre de embarazo totalmente asintomático, pero tener ciertos síntomas o molestias es parte del proceso normal del embarazo.


¿Cuáles son los síntomas más frecuentes del embarazo?

  • malestar general, 
  • cansancio, 
  • sueño, náuseas, 
  • vómitos, 
  • aumento del sentido del olfato, 
  • rechazo hacia ciertos alimentos, 
  • hinchazón abdominal, 
  • sensibilidad o dolor en los pechos (y aumento de su tamaño), 
  • pinchazos o molestias abdominales (incluso dolores típicos de la menstruación provocados por el crecimiento paulatino del útero

Serán más intensos en las primeras semanas y desaparecerán a medida que el embarazo avance y normalmente remiten al final del primer trimestre. Aunque en ocasiones persisten a lo largo de todo el embarazo.

Vaya, que el primer trimestre, si te pilla con síntomas un poco puñeteros, puede ser una lata. Confieso que yo, si pudiera, me lo saltaba. Y no es porque haya sufrido muchos síntomas pero son muchos los factores por los que este trimestre se me hace largo y tedioso.

Para mi, lo peor de este trimestre es saber que estás embarazada pero no apreciarlo más allá de tener molestias poco agradables. No sientes a tu bebé, no tienes barriga, lo que tienes es una tremenda incertidumbre porque no sabes qué pasa ahí dentro, si todo va bien, vives bajo el síndrome de la braga en los tobillos por miedo a encontrarte algún manchado no deseable.

Cuando ves a tu bebé en la primera ecografía todo cambia, parece más real. Pero desde luego, el punto de inflexión es cuando comienzas a sentir los movimientos de tu bebé y tu barriga es más que y toma forma de lo que es: barriga de embarazada. Pero eso no sucede hasta que se encamina el segundo trimestre, así que toca esperar.

Este embarazo, al contrario que mis anteriores, ha empezado con más síntomas. De hecho, fue lo que me hizo sospechar que estaba embarazada, y es que se hicieron notar incluso antes de tener retraso. Lo bueno es que han durado muy poco, hasta las 8 semanas aproximadamente. Ahora estoy de 11 semanas y me encuentro bastante bien, estoy llevando un embarazo tranquilo.

Puedo resumir mis molestias fácilmente:

  • Hinchazón abdominal
  • Dolor de pechos
  • Tensión baja por las mañanas
  • Cansancio extremo
  • Sueño
  • Sensación de asco y náuseas
  • Falta de apetito

Lo primero que noté fue la hinchazón abdominal y el dolor de pechos. Eso, y que a estas alturas han aumentado su tamaño, no una cosa horrorosa, pero están ahí, poderosos -como si me hiciera falta, vamos, tetas nunca me han faltado-. El dolor de pechos fue lo que me hizo sospechar que estaba embarazada ya que no soy de tenerlo ni siquiera cuando se acerca la fecha de la regla, así que para mi fue un indicativo muy claro.

Hasta las 8 semanas aproximadamente tenía bastante fatiga -sensación de asco permanente-, no he llegado a vomitar pero sí he sentido nauseas en algunos momentos, perdiendo las ganas de comer -teniendo en cuenta que me gusta más comer que a un cochino retozar en un charco de barro…-.
Pero no no me ha hecho falta tomar nada para encontrarme mejor, lo que hacía era comer menos cantidad y más a menudo, aún sin ganas, que no pasara tanto tiempo entre comida y comida, que es lo que más náuseas me provocaba. A las 6 semanas aproximadamente descubrí que lo que mejor me aplacaba el malestar eran los frutos secos, así que me los compraba en mix a granel. Hoy por hoy, parece que ha quedado atrás.

Lo que peor he llevado ha sido el cansancio y la falta de energía por las mañanas. Normalmente mi rutina es levantarme, ducharme, arreglar a los niños, llevarlos al cole y luego, al volver a casa, me siento a desayunar tranquila. Pues bien, las primeras semanas tuve que cambiar mis costumbres porque era llegar al colegio de mi hijo cansada, sin fuerzas y con la sensación desagradable de bajada de tensión. Así que si no quería caerme redonda de camino al cole no me quedaba otra que comer algo antes de salir, con pocas ganas porque tampoco es que me entrara bien, y luego desayunar como siempre a la vuelta del cole.

Me he sentido para el arrastre, cansada, soñolienta, como si mi cuerpo pesase toneladas y me faltara el espíritu. Por suerte, todo eso parece ya pasado.

Ahora mismo me encuentro bastante bien, aunque llego bastante cansada al final del día pero a lo largo de él mantengo las fuerzas, ya no tengo tan mal cuerpo recién levantada y las náuseas han desaparecido. Cosa que se agradece, sentirse bien no hay oro que lo pague. Eso sí, la siesta mejor no saltármela, al menos descansar y cerrar los ojos unos minutos, porque si no a media tarde ya no soy persona.

El síntoma más característico a estas alturas es el cambio en mi apetito y por el gusto de ciertos alimentos. Yo, que soy de buen yantar, que no le hago ascos a nada y me como platos bien llenitos, ahora mismo tengo el apetito de un pajarito. No me apetece comer, me lleno enseguida, por lo que estoy comiendo menos cantidad, y muchas noches no tengo ni ganas de cenar, aunque nunca me voy con el estómago vacío a la cama. Pero he pasado de cenarme media pizza o un buen bocata a tomarme como mucho una taza de sopa o puré o una manzana.

Me apetece mucho tomar frutas y verduras frescas, me tomo no se cuántas piezas de fruta variada a lo largo del día (uvas, fresas, manzanas, mandarinas, plátanos) y me apetece muchísimo una buena ensalada, cuando yo no era muy amiga de la lechuga. O sea, poco apetito, frutas y verduras, ¡no he engordado ni un solo gramo en estos dos meses!.

Sin embargo, el chocolate y los dulces -entiéndase, repostería casera y el bocata de nocilla de la merienda- que para mi eran el pequeño placer-pecado de cada día, no se me apetece nada. Como que la tableta de chocolate lleva un mes abierta y esperándome en la despensa. Pero no me apetece.

La barriga comienza a despuntar, aún no es barriguita redonda de embarazo sino más bien michelín poderoso, pero va hacia adelante y con la ropa puesta se ve redondeada.

Estoy en ese divertido momento en el que la gente me mira pero no pregunta ante la duda de si estoy embarazada o es que he puesto unos kilos de más, y por prudencia -y por evitar que me ofendan si me dicen que estoy más gordida, supongo-, si yo no digo nada no se atreven a preguntarme. Y es una situación que me resulta muy graciosa.

Y así está transcurriendo este primer trimestre de embarazo. Tranquilo, con pequeños detalles que me recuerdan que ahí dentro hay alguien que pronto será otro ser imprescindible en mi vida, sin sobresaltos, y con muchas ganas de por fin ver a mi Polvoroncill@, en apenas unos días. El embarazo va siendo ya una dulce realidad.

¿Te sientes identificada con estos síntomas?
¿padeces o has padecido alguno de ellos?
¿qué has hecho para sobrellevarlos?
¡me interesa un montón tu experiencia!

10 thoughts on “Síntomas y molestias del primer trimestre del embarazo

  1. Yo y mis mini yos

    Hola Alejandra!!!! Tia, pensaras que voy mas despistada que otra cosa, y razon no te falta!!! Que me acabo de enterar: SUPER FELICIDADES!!!!!!!!!!!!!! Valiente!!! 🙂 Como me alegro, de verdad!!! Desde siempre me ha parecido que acabarias con tres 🙂 por lo menos!! Ademas eres una madraza, asi que me alegro por ti y por tu nuevo polvoron!!! Besitos

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Jajaja mujer no, pienso, como me pasa a mi, que no te da la vida pa tó!!!! Muchísimas gracias!!! Al final ha venido, y ¿sabes? me acordé de ti cuando focalicé eso de ser familia numerosa, no pude evitarlo. Gracias mil por alegrarte!!!!

      Responder

  2. Marta Máster

    Hola. efectivamente, acada de describir lo peor de este primer trimestre. Recuerdo que me moría de sueño y de cansancio pero ya verás como cuando pasen los meses te encontrarás mejor.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      No puedo evitarlo, este trimestre me da muuucha pereza, si pudiera me lo saltaba jajaja

      Responder

  3. Mami en construcción

    Puf sólo he pasado un embarazo y me acuerdo del primer trimestre… Fue feo, la verdad! Yo vómitos, pocos, pero náuseas constantes y un asco a todo… Vamos, que en lugar de subir, bajé de peso!
    A mí lo que me dio la pista de que podía estar embarazada era el sueño… Me entraba un sueño tremendo a partir de las 6-7 de la tarde que me quedaba dormida en el escritorio, con la cabeza en el teclado del ordenador.
    Me muero de ganas de darle un hermanito al bichito este que tengo, pero me echa para atrás el primer trimestre de embarazo con sus náuseas y el cansancio… y teniendo que ir corriendo detrás del pequeño terremoto que tengo! jajaja A ver si en verano con el sol, el calorcito, y las vacaciones, nos animamos a ello 😉

    Responder

  4. diasde48horas

    Me siento super identificada con lo del cansancio, pero mucho, mucho. Por lo demás, la verdad es que lo estoy llevando bastante bien, sin mayor problema.
    Por cierto, me encanta que le llames Polvoroncill@ jejejejeje

    Responder

  5. lila

    Acabas de describir mis..dias..yo no hubiese explicado mejor si kisiera describir mi dia a dia ke es igual al tuyo

    Responder

  6. Amada Devares

    Te comento que he agarrado tu blog hoy y no me he resistido a buscar el inicio de este embarazo.
    Yo apenas llevo 7 semanas y lo mio ha sido un hambre atroz, me despierto a las 4 am buscando de comer, lo que si he tratado de tomar botanas saludables frutas y vegetales.
    Del cansancio ni te cuento, me duermo hasta de pies

    Responder

  7. Hada Preescolar

    Hola Alejandra!! Estoy con sintomas muy parecidos, sobretodo con poco apetito y muchas nauseas. Tambien hago lo mismo que tu, como mas seguido y poca cantidad; aunque cuando estoy en reuniones la gente me quiere obligar a comer más (por que ahora tengo que comer por dos); no tengo antojos, estoy tratando de comer más fruta y verdura más que nada porque el bebé y yo lo necesitamos. Con respecto al cansancio por ahora vengo llevándolo muy bien, no me siento muy cansada, hay noches que hasta me cuesta dormirme. Saludos!!!

    Responder

  8. ¿Cuál es el mejor test de embarazo? - La aventura de mi embarazo

    […] de preñamiento, pero el tipo de test te ayudará a ver una respuesta más clara, tanto tengas síntomas de embarazo como […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *