Compritas para peques: mis trucos low cost

Me encanta comprar, lo reconozco, y me vuelvo loca cuando compro barato. Me siento orgullosa cuando consigo una ganga. Y tal y como está la economía, que no estamos en época de dispendios y derroche, comprar barato se ha convertido en imprescindible.

Para mi hace tiempo que no voy de compras. Si me hace falta algo y no queda más remedio me lo compro, pero supongo que como nos pasa a muchas madres, lo primero son nuestros peques, y ya vayamos decididas a comprar para nosotros al final acabamos comprando para ellos. Y es que, les haga o no falta, al final nos gusta dárselo todo.

Cuando se trata de un artículo de puericultura, juguetes o algún cacharro necesario, lo primero que hago es analizar bien mis necesidades para centrarme en la búsqueda del producto. Luego hago un estudio de mercado en las tiendas online en busca de marcas, modelos y precios que cumplen mis requisitos. Una vez encuentro lo que busco, intento localizarlo en una tienda física para poder verlo y probarlo y luego compro donde mejor precio encuentro. Hay veces que la tienda física te mejora el precio de la tienda online y otras que, incluso con gastos de envío, sale más rentable comprar online.

Todo es cuestión de mirar, remirar y comparar. Os pongo unos ejemplos. Cuando compramos el parque de Antía yo quería uno que fuera cuadrado, tipo cuna de viaje, porque me parecía más espacioso que uno rectangular en caso que Iván quisiera meterse dentro a jugar con la hermana. La media de estos parques era de 90-100€ y al final encontré una oferta en la web de El Corte Inglés; como cobraban gastos de envío me acerqué al centro, y aunque no lo tenían en stock, hicimos la reserva y me lo entregaron en mi domicilio sin gastos adicionales en menos de una semana. El precio final fueron 59€, fantástico.

Lo mismo me sucedió con la sillita de paseo -que casi no usamos porque nos resultan más prácticos los portabebés-, buscando ligereza, fácil plegado, comodidad y diseño me enamoré de la Cossato con estampado de Matrioshkas y en ninguna web bajaba de 190€; fui a varias tiendas de puericultura en las que su pvp subía a 220€ y por último fui a El Corte Inglés donde, bajo pedido -igual que el parque- la encontré por 158€ con capota de lluvia y saco cobertor incluídos. Compra excelente.

Otro ejemplo es el saco nórdico de la cuna, se me antojó uno de Bimbi Dreams que en las escasas tiendas online que encontré salía entorno a 110€; fui a Hiperbebé y allí subía a 120€. Finalmente fui a una tienda de puericultura de las de toda la vida y, tras llamar al proveedor y confirmar que ese modelo era antiguo y ya no estaba en stock, recibieron una llamada del mismo diciendo que tenían una unidad y se quedaba en 70€. Ya os imagináis lo bien que luce la colcha en la cuna de mi pequeñina.

La silla de coche de Iván la compramos online. Tras buscar marcas y modelos nos gustó la de Bebé-Confort, en tiendas físicas no bajaba de 390€ y la compramos en Eurekakids por 316€ gastos de envío incluídos.

Hay que mirar y comparar mucho para encontrar un buen precio, pero vale la pena hacerlo porque la diferencia puede ser enorme, en estos casos que cuento el mínimo que nos hemos ahorrado por compra son 50€, y con 50€ se pueden comprar muchas cosas.

¿Y la ropa de los niños?

Pues con la ropa también podemos comprar bueno, bonito y barato. Yo compro bueno,bonito y barato, y mis niños van la mar de monos. Tengo hecha mi selección de tiendas en función de gustos, necesidades y presupuesto.

– H&M: barato y calidad media. Para ropa de diario, informal, playa, en fin, para el desgaste.
– C&A: buen precio, calidad media. Hace tiempo que no compro porque para niñas la ropa es demasiado colorida, abusando de lentejuelas y purpurinas y de licencias. Particularmente no me gustan las prendas de dibujos animados, puedo comprar alguna aislada pero no me gustan las colecciones.
– KIABI: barato, calidad mala. Cuando nació Iván compraba mucho, ahora rara vez porque no me gusta la calidad de las prendas y en niños se abusa mucho de los militares y colores oscuros.
– ZARA: pvp medio y calidad media -por no decir baja-. Prendas básicas -camisetas, leggins, falditas, bermudas- que no suban de 9,90€, para el trote diario.
– SFERA: mi tienda favorita. Tienen precios medios, buena calidad y ropa tanto informal como arregladita. En temporada compro aquellas prendas más básicas, en rebajas aprovecho para los antojos.
– MAYORAL: precio medio-alto, calidad buena. Me encanta Mayoral, puede parecer caro pero comparado con tiendas como Benetton ofrece mejor calidad al mismo precio, comparado con Zara prefiero pagar 30€ por un vestido de calidad -Mayoral- que 25€ por un vestido que a los dos lavados no es el mismo.  Como vendo Mayoral en mi tienda he podido darle mucho rodaje a las prendas y a día de hoy puedo decir que vale la pena lo que se paga por ellas.
– BENETTON: caro, calidad media. Salvo que haya alguna prenda básica a buen precio, solo compro en rebajas porque la calidad para mi gusto no va acorde con su precio.
– GOCCO: caro y calidad buena. Al igual que en Benetton solo compro en rebajas o en alguna promoción de descuento.
– BÓBOLI y TUC-TUC: son marcas que me encantan pero son caras para el tipo de prendas que son, por lo que no suelo comprarlas salvo que estén super rebajadas.

¿Cómo compro la ropa de mis hijos?

Pues como he ido explicando en la descripción de las tiendas. En temporada compro las prendas básicas, y aprovecho las rebajas para comprar aquello que en principio es más caro como abrigos, cazadoras o prendas más de vestir. En rebajas aprovecho sobre todo para comprar para la temporada siguiente, sabiendo que la talla de mis hijos va acorde con su edad, con ello puedo prever la ropa para la siguiente temporada y comprar aquellas prendas que más me gustan a buenos precios. He llegado a comprar un abrigo de 65€ por 25€ y lo he usado dos temporadas, por poner un ejemplo. Es lo que hago en Sfera, Mayoral y Benetton sobre todo. A Sfera, cuyo rango de precios es menor, voy los primeros días y compro lo mismo para lo que queda de temporada como para la siguiente; Mayoral y Benetton me espero un poco más, ya que los precios suelen ser más altos los primeros días de rebajas y al menos la tienda de aquí suele tener bastante surtido en las llamadas “segundas rebajas”.

Y luego aprovecho a tope los outlets online. Vente Privee, Privalia, BuyVip y similares suelen sacar frecuentemente ventas privadas de ropa, complementos para niños y puericultura varia. En cuestión de ropa suele ser de anteriores pasadas pero ¿a quién le importa? a mi al menos nada. Lo que me importa es poder comprar marcas que me gustan a un buen precio, y con los niños he comprado una temporada entera de ropa por nada y menos. Es una ganga adquirir un abrigo de Pili Carrera por 30€ o una prenda cualquiera de Gocco por 9,95€.

Esta camisa tan bonita me la agencié por  9,95€

Estos dos últimos años estoy muy pendiente a los newsletters de los outlets y he podido comprarle a mis niños ropa de Gocco, Bóboli o Tuc Tuc a unos precios que ni en las tiendas físicas en tiempos de rebaja. Para daros un dato, la última compra de Gocco fueron 131€ en siete vestidos con braguita y dos rebecas para la niña, 5 polos, una camisa y un jersey para Iván; como vienen con la etiqueta original, la prenda más cara marcaba 36,95€ y la más barata 19,95€, pero en la factura de venta ninguna prenda pasaba de 9,95€. Cierto es que haces un desembolso mayor de golpe, pero sale a cuenta sobremanera, pues te ahorras casi un 70% con respecto a la tienda física en temporada. Y, al fin y al cabo, no creo que haya que tener en cuenta la temporada para vestir a nuestros peques puesto que hay prendas que siempre están presentes, no pasan de moda. Es la manera que tengo de vestir “pijos” a mis hijos sin dejarme la Visa en la tienda, porque entre semana mis hijos van estilo casual, pero reconozco que para salir a comer o a cualquier evento me gusta que vayan remonos -que no pimpollos-. Vamos, que lo mismo me molan unos pantalones cagaos, camiseta con monstruítos y bambas que un polo con chinos y náuticos, o unos leggins con camiseta molona que un vestido de nido de abeja.

Estas son las tiendas al alcance de todos, que suele haber en todas las ciudades y con ropa de todos los estilos. Si tenéis un estilo muy particular y, por ejemplo os gusta la ropa molona, tenéis tienda como Chincha Rabincha con una ropa chulísima que solo la encontraréis ahí, con frecuentes promociones y una sección outlet donde podréis pillar gangas estupendas.

Así que, si queréis ahorraros unas perrillas a la hora de comprar ropa a vuestros peques -o a vosotras mismas- que sepáis que se puede comprar barato. Solo requiere pararse un poquito a chequear, comparar precios y no comprar a la desesperada lo primero que veas. Y si váis a comprar en un outlet online, estad atentos al newsletter de la fecha y hora de salida de la campaña para conectaros lo antes posible, que las tallas vuelan, os lo aseguro.

Espero que os sirvan estos consejillo. Y cuidadín que comprar barato engancha y a veces por barato compramos lo que no necesitamos y nos pasamos. Os lo digo por experiencia.

10 thoughts on “Compritas para peques: mis trucos low cost

  1. ¡Chincha Rabincha!

    ¡Muchísimas gracias por la mención! 🙂

    Responder

  2. Mamá en camino

    Me hace gracia que menciones a Zara cómo precio cómodo, acá en mi país es hiper cara!! Y sólo la gente muy de plata compra en zara, aunque nenita heredó dos blusas de calidad muy cuestionable.
    Acá la ropa europea es un lujo que sale de mis manos

    Responder

    1. @Alesandrilla

      Ya me habían dicho que en Sudamérica la ropa de Zara se paga a precio de oro. Aquí es una tienda convencional y habitual, nada de supermarca,y para mi la calidad deja bastante que desear con respecto al precio, ya que no es cara pero tampoco es barata.
      Una pena que al otro lado del charco sea un lujo…

      Responder

  3. Anónimo

    Yo he comprado ropa en Prenatal esperando a las últimas con el 80 y el 70% de descuento y es buena y resistente.
    En Zippy se encuentra también ropa apañada todo el año.

    Pero lo mejor es cuando "heredas" la ropa que te pasan las amigas que tienen niños un pelín más grandes y que aún le queda mucha vida, ese es mi mejor truco: heredo y la vuelvo a pasar al siguiente (siempre en buenas condiciones).

    Saludos,

    Verónica

    Responder

    1. @Alesandrilla

      Yo he comprado algunas cosas en Prenatal pero no es la que más me gusta precisamente, a ver, la ropa es bonita pero bueno, en temporada es cara y no me merece la pena gastarme el dinero. Pero sí, en rebajas he comprado a muy buen precio, ahora nos hemos quedado sin tienda porque ha cerrado.

      Zippy aquí de momento no tenemos pero compré algunas cosillas el verano pasado en un centro comercial de Portimao y me gustó mucho; a finales de año parece que por fin abrirán aquí y podré hacer mi propio testeo.

      Mis hijos heredar han heredado poco, y lo poco que nos han dejado no me ha gustado, así que prefiero comprarles yo la ropa ;).

      Responder

  4. Anita

    Chica, menudo post. No sabes lo bien que me va a venir.

    He empezado a mirar por mi ciudad las tiendas donde vendes ropa de peques para ir comparando y tal y pienso igual que tu con respecto a Zara, Sfera etc.

    Sfera me encantó por su relación calidad-precio.

    C&A me gusta mucho para bebés pero luego es lo que dices, se pasan de colores y en chicos parece que los vistes ya como kinkis.

    Muchas gracias por toda la información, me guardo el post como oro en paño.

    Besitos

    Responder

  5. tania G.G

    joer, lo tienes todo requetemirado jaja eres una experta!! una tienda que sueles estar bien la ropa y no es cara es en primark =)

    Responder

  6. Aidixy Cosas

    Yo añadiría Lefties. Es de la cadena inditex, por lo que puedo hacer uso de mi Affinity (si, esa tarjeta que tanto nos gusta a ti y a mí jajajajajajaja). Los precios son muy buenos, lo malo es que no hay en todas las poblaciones, en mi caso, debo de trasladarme a Málaga capital para comprar.

    Responder

  7. Alejandra La aventura de mi embarazo

    Sí, de hecho tengo que reeditar el post porque es antiguo y faltan algunas tiendas, pues también añadiría Primark, que últimamente me hace mucho apaño 😉

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *