¿Se quiere al segundo bebé tanto como al primero?

Se quiere tanto al segundo bebé

Cuando buscas a tu segundo bebé, incluso cuando ya estás en su dulce espera, es imposible dudar, e incluso tener miedo, un miedo atroz, de no saber si se quiere al segundo bebé tanto como al primero.

La primera maternidad es tan intensa a todos los niveles que ciertamente te crees incapaz de amar con locura a esa nueva criatura que crece en ti, tanto como a la que ya está en tu vida, que ya es el centro de tu vida.

Entonces te invaden todas esas preguntas que quiebran tu cordura:

¿Habré hecho en buscar otro bebé?

¿Le querré tanto como al primero?

¿Se estropeará esto tan bonito que hemos creado por ampliar la familia?

Y no encontrarás respuestas que te convenzan porque lo cierto es que hasta que tu bebé nazca, no lo sabrás. O no te lo creerás, por mucho que te lo digan.

No te creerás que, efectivamente, le querrás tantísimo como a ese bebé que hasta ese momento era tu único hijo.

No te creerás que, efectivamente, buscar a ese segundo bebé ha sido la mejor decisión de tu vida.

No te creerás que, efectivamente, no solo no se ha estropeado esa bonita familia, sino que ha mejorado con creces.

Porque el corazón de una madre no se reparte entre sus hijos, se multiplica para darles amor infinito.

Porque ya no concebirás tu vida sin esa criatura que sientes en tus brazos.

Porque sentirás que tu familia no sería la misma si tu bebé no hubiera llegado para completarla.

Es difícil imaginarse la vida con otro bebé cuando amas tantísimo a un hijo único. No pasa con el primer embarazo, cuando esperas tan ansiosamente la llegada de ese tu primer bebé que es todo ilusión y que solo te evoca felicidad.

Con el segundo embarazo ya tienes un hijo al que le das todo, que lo ocupa todo, tu tiempo, tus pensamientos, tus preocupaciones, toda tu vida.

Y no sabes si te entregarás al segundo bebé igual que al primero. Pero lo harás.

Y no sabes si sentirás la misma emoción cuando lo pongan sobre ti por primera vez, igual que tu primer bebé. Pero lo harás.

Y no sabes si el que fue tu primer bebé sufrirá con la llegada del nuevo miembro de la familia. Pero le harás el mejor regalo de su vida.

Puede que no sea fácil.

Puede que sientas que dejas a uno por dedicarte a otro.

Puede que te duela ser un poco menos mamá del bebé mayor para ocuparte del pequeño.

O puede que te duela no dedicarte al bebé recién nacido como hiciste con tu primer bebé, porque el mayor te “necesita” más.

Probablemente, sientas que eres una madre de dos, a medias.

Que intentas ser la mejor madre para los dos, pero sientes que no lo eres ni con uno ni con otro.

Pero te aseguro que cada hijo es único y especial y querrás a cada uno como si fuera el primero.

Porque a los hijos se les quiere, siempre e irremediablemente, como si el corazón te estallara, hasta el infinito y más allá.

El orden en el que vengan no es más que una carambola de la vida.

Pero sí, querrás a tu segundo bebé como al primero, y solo tendrás que esperar al momento de tenerlo sobre ti para darte cuenta de ello.

 

More about Aventura Embarazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *