Cómo mantener la ropa limpia en una familia numerosa

ropa limpia familia numerosa

Mantener la ropa limpia es de las tareas más recurrentes en mi día a día como madre de familia numerosa. La que más trabajo me da y la que más me trae de cabeza, sin lugar a duda.

Debo confesar que si bien no soy una maniática del orden y la limpieza, a más hijos tengo más exigente me he vuelto con este tema. Y es que cuando el trabajo se triplica, o mantengo un mínimo de cuidado, o no podríamos vivir.

Si algo crece exponencialmente según el número de hijos que tengas, es la cantidad de ropa, zapatos y complementos varios en el hogar. Ropa interior, especialmente. Y por extensión, todas las tareas que implican mantener su estado y limpieza, teniendo en cuenta además que los niños gastan y ensucian más ropa que un adulto.

Cómo organizo el mantenimiento de la ropa limpia

Creo que es lo que más he notado con la llegada del pequeño a la familia. Si ya con dos hijos mis coladas eran abundantes, sumar bodies, pijamas, calcetines, leotardos, pantalones y etc… ha hecho que mantener la ropa limpia sea un bucle infinito. O tengo la cesta de la ropa sucia hasta arriba, o tengo hasta arriba la ropa por doblar.

Y en ambos casos, el tiempo que invierto es enorme en comparación con otras tareas del hogar. Y eso que no plancho ni la cuarta parte de lo que lavo, si no solo viviría para la ropa.

Por eso intento inculcar hábitos de cuidado y mantenimiento para facilitar en la medida de lo posible el mantenimiento de la ropa limpia. Por ejemplo, a la hora de lavar los calcetines, una de las tareas más tediosas por la ingente cantidad que acabo lavando al cabo de la semana. No es la primera vez que tengo que darles más de un lavado porque no se les va el olor o incluso pongo lavadoras solo de calcetines. Porque cinco pares de pies dan para muchos calcetines.

calcetines familia numerosa sanytol

He descubierto que si uso algún truco para quitar el mal olor de los zapatos, los calcetines me dan menos trabajo. La cantidad de prendas es la misma pero el tejido está más cuidado, tiene menos olor, por lo que no tengo que empeñarme tanto en su lavado. Y es que para mi particularmente, aún sabiendo que el calcetín está recién lavado, si huele, es porque sigue teniendo bacterias y hay que desinfectarlo. Soy muy tiquismiquis con esto.

Implicar a los niños en las tareas del hogar

Para ayudarme un poco a sobrellevar mejor la organización de la casa y mantener la ropa limpia, he tenido que implicar a mis hijos en ello. A los mayores, claro. Tienen una edad en la que se les puede encomendar pequeñas tareas y no, no los voy a poner a fregar y a limpiar, pero sí pueden hacerse responsable de sus efectos personales.

Por eso cuando por ejemplo destiendo una colada ellos y separo la ropa según a quien pertenece, me ayudan a doblarla -mejor o peor, pero me ayudan- y cada uno se encarga de guardar lo suyo. Así cuando lo necesitan saben donde está.

Vale que no es el mejor plan del mundo, pero doblar calcetines es una tarea la mar de entretenida. Y nadie mejor que ellos para ayudarme a clasificarlos, ya que sobre todo con los calcetines del cole, pierdo la cuenta de cuál es de cada uno. Con la ropa interior -bragas, calzoncillos- no hay confusión pero el simple hecho de que separen cada uno lo suyo ya es tiempo que me ahorro.

Igualmente, se encargan de recoger su ropa cuando se la quitan y no está sucia, o de llevarla al cesto de la colada cuando necesita ser lavada. Son pequeñas tareas que a ellos no les supone nada pero a mi me quita mucho trabajo. Y ellos también se sienten satisfechos de colaborar, aunque a veces haya que obligarles un poco y les parezca un rollo.

Una de las preguntas que más escucho en mi día a día como madre de tres hijos es “¿cómo lo haces todo tú sola?”. Pues así, educando e implicando a mis hijos. La mejor solución ha sido darles cierta autonomía en la medida de lo posible y asignarles responsabilidades acorde a su capacidad.

Es cierto que en una familia numerosa es primordial que todos colaboren, y los niños no son menos por ser niños. Es, además, la mejor manera de educar a futuros adultos responsables que asuman las tareas del hogar como algo más de su vida cotidiana.

 

More about Aventura Embarazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *