Mis recetas favoritas con Mission Wraps

Tengo el tremendo defecto de que uno de mis vicios, de los pocos -y todos buenos- es la comida. La buena comida. Me gusta comer más que a un gato dormir, creo que es lo más placentero de la vida, salvo por el pequeño ínfimo cuasi imperceptible detalle de que comer, engorda. No podía ser perfecto.

 photo mission-wrap-multigrain.png_zpsjfxsy4mn.jpg

Pero vamos, como no vivo de mi cuerpo, no me privo, sinceramente. Vale que ahora estoy en momento de cerrar el pico totalmente porque arrastraba 10kg más tras el parto -más de los que engorde durante el embarazo, que tiene narices-, comer bien y sano si no quiero ir llorando por los rincones como la Zarzamora este verano en la playa. Pero yo soy de las que opina que lo que de verdad da placer a una mujer es comer sin engordar.

Entre las muchas cosas que me gustan comer -joder, no le hago ascos a nada, bueno sí, a los caracoles y a la casquería, pero creo que a nada más- me pirran las tortas de maíz, los wrap, me parecen super versátiles y combinan con tanta variedad de alimentos que es algo que jamás me aburre. De hecho cuando voy a algún restaurante de cómida rápida especializado en preparar carne entre dos panes -se entiende, ¿verdad? jajaja- siempre me piedo el wrap: me gusta mucho y además así siento que no peco tanto.

Hay muchas marcas de wraps, unas mejores, otras no tan buenas, unos son jugosas, otros tiesos como un cartón, pero el que se lleva la palma de todos es Mission Wraps. Y no hablo porque esté participando en el Sello de Calidad de Madresfera, de hecho he solicitado participar por el simple hecho de tener tres paquetes en mi casa para deleitarme con ellos. De hecho la primera vez que los probé fue en la cena con Cookita tras en Madresfera Blogger’s Day, lo que no me esperaba es que aquello fuera un flechazo.

En la bolsa que nos regalaron al entrar en el evento veía un paquete de Mission Wraps. La verdad es que me pareció un poco raro ver un regalo así, en fin, qué pinta un paquete de wraps entre collares de lactancia, pañales y etc… Pero amiga, cuánto me alegré cuando, después de traficar con otras blogueras “esto no lo quiero”, “esto no me gusta”, “te lo cambio por esto”, “toma para tus niños” me vi en casa con nada menos que cuatro paquetes.

¿Por qué me gustan?. Porque además de estar riquísimos son super tiernos y esponjosos, se improvisan comidas-meriendas-cenas en un momento con ellos, no se resquebrajan cuando los rellenas y admiten todo tipo de alimentos, por lo que las combinaciones son infinitas. Me sorprendió especialmente su sabor, ya que otros wraps hasta que los rellenas y aliñas son casi cartón, no tienen buen sabor por sí solos sino que son parte de un todo. Los Mission Wraps están buenísimos y prueba de ello es que cuando me preparo uno mi hija me roba pedacitos con sus dedos, la muy jodía.

 photo mission wraps_zpsktqzpttf.jpg

Me encanta rellenarlos de vegetales pero como son recetas muy típicas, hoy voy a compartir dos recetas que se hacen en un plis, una te vale como aperitivo, otra como plato caliente, y te apañan una comida o cena. Iba a preparar también un postre pero ya no me da la vida para más, aunque ideas no me faltan. Ahí van mis recetas.

MISSION WRAPS MULTIGRAIN CON QUESO CREMA, PASAS Y NUECES

Ingredientes:

  • Queso crema, mitad normal, mitad finas hierbas
  • Pasas
  • Nueces

Paso a paso:

  • Abres y picas las nueces, las mezclas con las pasas y el queso crema
  • Estiras un Mission Wrap y estiras la mezcla sobre él
  • Enrollas y te lo comes tal cual o lo cortas en rodajas

 photo mission-wrap-queso-nueces-pasas_zpswqq4syve.jpg

¡LISTO! Vamos, más fácil imposible, tardas más en comprar los ingredientes que en prepararlo. Y si le quieres dar un “puntito”, pon las pasas a remojo con moscatel, Pedro Ximénez, vino de Oporto o similar y ufffff no veas lo bueno que está. Me encanta el contrapunto dulce de las pasas con el queso.

MISSION WRAPS SPELT AN OAT CON QUESO BRIE Y CEBOLLA CARAMELIZADA

Ingredientes

  • Una cuña de queso Brie
  • Media cebolla
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Dos cucharadas de azúcar moreno

Paso a paso:

  • Corta la cebolla en juliana, vierte el AOVE en una sartén a fuego medio, cuando coja calor añades la cebolla y la dejas cocinar sin que se tueste, poco a poco. Cuando la cebolla esté transparente añades las dos cucharadas de azúcar y si quieres un poco de agua para ligar. Dejas cocinar a fuego lento hasta que reduzco y caramelice.
  • Mientras, extiendes un Mission Wrap y pones sobre él el queso Brie en trozos finos, al gusto.  Yo le echo mucho porque me pirra este queso.
  • Cuando la cebolla esté lista la echas sobre el queso, repartes bien, enrrollas el wrap y lo cortas en dos o tres trozos de aproximadamente el mismo tamaño. Lo ideal es comerlo calentito porque la gracia está en que la cebolla caliente funde el queso y el contraste del dulce del caramelo con el sabor tan peculiar del Brie… ¡Simplemente espectacular!

 photo mission-wrap-cebolla-caramelizada-queso-brie_zps6xqjchf5.jpg

MI SELLO DE CALIDAD MISSION WRAPS

Tengo que valorar el producto así que os doy mi opinión punto por punto:

Flexibilidad: 10. Es super flexible, manejable pero además resistente, no se rompe al manipular.
Esponjoso – Tierno: 10. Muy esponjoso y muy tierno, para comérselo a bocados sin relleno.
Facilidad de preparado: 10. Depende única y exclusivamente de tu imaginación, no tiene dificultad ninguna.
Frescura del producto: 10. O mejor dicho, matrícula de honor. Para mi el éxito de este producto, además de lo delicioso que es, es que incluye un cierre adhesivo que evita que una vez abierto los wrap que quedan dentro se resequen. ¡Es que no entiendo como algo tan lógico es tan excepcional! He desechado otras marcas por este motivo.
Se adecua a tu día a día: Perfectamente. Si te gusta pecar puedes rellenarlo a placer, si quieres mantener la linea puedes hacerlos ligth ya que los wraps aportan muy pocas calorías.
Te resulta útil: me resulta muy útil porque no dispongo de mucho tiempo para preparar mi cena después de dar de cenar a tres niños, así que es una manera muy práctica de cenar algo fácil de preparar y delicioso.
Se adapta a una dieta equilibrada: Perfectamente. Como decía antes, aportan muy pocas calorías y todo depende del relleno. Me encanta con algo tan simple como lechuga, tomate y aguacate, por ejemplo.
Sabor: 10. Delicioso, el wrap tiene sabor por sí mismo y disfrutas comiéndolo.
Consistencia: 10, se manipula muy bien y por mucho que lo rellenes o hagas rodajas con él se mantiene perfectamente, sin romperse o quebrarse.
Dicho lo cual, espero que te gusten mis recetillas y si te animas a preparar alguna no dudes en contármelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *