Las madres del cole, ese mundo paralelo

Las madres del cole son a ti lo que los compañera/os del cole a tu hija/o. No en la misma intensidad, pero tal y como se plantean las relaciones sociales y escolares hoy en día, yo al menos lo entiendo así.

El comienzo de la etapa escolar de un hijo trae muchos cambios y novedades. Entre ellos, asumir que a partir de ese momento, te guste o no, tendrás que relacionarte con las madres y padres del colegio, de sus compañeros de clase.

Puede ser una situación peliaguda, porque si cada niño es un mundo, sus padres es ya un universo. Si ya es difícil la tarea de elegir colegio, lo que no puedes prever de ninguna manera es cómo serán sus futuros compañeros de clase, y sus padres.

Y, teniendo en cuenta que probablemente te queden muchos años por delante de, ya no digo relación, pero al menos trato habitual por motivos obvios, toca plantearte en qué medida quieres que se de ese contacto con las madres del cole. Aunque ya te digo que es prácticamente inevitable tener relación, en mayor o menor medida.

Mi hijo mayor lleva ya varios años escolarizado y ha pasado por dos colegios. Así que me voy haciendo una idea aproximada de qué es lo deseable con respecto a la relación con los padres de sus compañeros, cosa que me ha servido con la pequeña también.

Me he encontrado de todo en estos años, tanto por parte de ellos como por la mía, por lo que he llegado a una conclusión clara y contundente: te guste o no, con las madres/padres hay que llevarse relativamente bien, en la medida de lo posible. Y salvo expeciones, creo que en general es algo que no debe costar trabajo. Puede haber gente antipática, pero también puedes dar con gente maja y hasta entablar nuevas amistades.

A partir de este momento voy a hablar de las madres. No porque sea excluyente con los padres, sino que al menos en mi caso la puerta del colegio, los grupos de whatsapp, cumpleaños y demás, quienes estamos siempre ahí somos las madres. Cosa que no deja de sorprenderme, dicho sea de paso.

¿Por qué es recomendable tener buena relación con las madres del cole? 

Lo cierto es que aunque no lo parezca, o a pesar de que haya alguna madre con la que pagarías por no tener que cruzarte con ella, la realidad es que si tienes una buena relación con las madres del cole de tus hijos, no con todas pero al menos con algunas, todo es más fácil. Para ti y para ellas. ¿Por qué.

  • Para evitar problemas que repercutan en los niños. Porque hay que ser sensata y no vas a permitir que el hecho de que “la madre de tal” te caiga peor no, lo siguiente, influya en la relación de vuestros hijos, que paradójicamente son amiguísimos. A pesar de que otras madres sí lo permitan, que es algo normal… Pero si tú quieres lo mejor para tu hijo no querrás pre-disponerlo en contra de un compañero porque no aguantas a su madre.
  • Porque os vais a ver a diario. Es muy desagradable llevarte mal con alguien a quien tienes que verle la cara a diario. Y no solo eso, sino incluso verte obligada a compartir conversación en una reunión, un cumpleaños, lo que sea. No tiene que ser tu amiguísima de la vida, pero es mejor mantener la cordialidad, aunque tengamos que hacer un esfuerzo para ello. 
  • Porque son muchos años que nuestros hijos pasarán juntos. Y mucho lo que te queda
    por lidiar, como quien dice. Cumpleaños, actividades escolares, trabajos de clase, muchos intereses comunes que no tendrás otra que asumir. Porque va en el papel de madre de un hijo en edad escolar. Vamos, que si empiezas mal, piensa que es solo el comienzo y como mínimo te esperan 9 años de roce con esa persona, mal que te pese. 
  • Porque te puede hacer falta su ayuda. Y esta es la pura realidad. Habrá momentos en los que necesitarás la ayuda de alguna madre del cole, aunque solo sea una vez en toda la vida escolar de tu hijo. Y solo por eso te conviene mantener una relación, como mínimo, cordial.

No se trata de que sean tus mejores amigas ni de desayunar religiosamente con ellas todas las mañanas -que si surge oye, también puede ser-. Pero estoy segura de que entre tantas personalidades encontrarás a más de una madre del cole con quien congeniar y no te sientas el bicho raro o la madre rancia, como diría mi querida Ruth.

Yo soy de llevarme bien con todo el mundo, en general. En lo que a mi respecta lo intento siempre, en la medida de lo posible. No me gusta llevarme mal con nadie, aunque acepto que es imposible ser amiga de todo el mundo. Pero no me cuesta entablar relaciones y, de hecho, me gusta hacer nuevas amistades.

Mi relación con las madres del cole

Mi relación con las madres del colegio por el momento transcurre sin incidencias reseñables. Tengo experiencias varias, y en general buenas. Me he encontrado madres que para mi son, como se dice por aquí, para echar de comer aparte, con las que he mantenido (y mantengo) una relación cordial, justa y necesaria.

Pero por suerte, ha sido la excepción, no la norma general. Lo general es haberme encontrado con madres muy majas, con una relación cordial, y que no nos cuesta ningún trabajo echarnos una mano cuando hace falta.

Se me han planteado situaciones de quedarme con ganas de decir cuatro cosas a alguna, porque hay madres con muchas leyes, muchas imposiciones y muy poca -o ninguna- educación. Pero, tras contar hasta 10, doy más valor a pensar que no vale la pena discutir y tener un problema por algo que probablemente no tenga la menor importancia.

También he presenciado momentos desagradables entre padres con desencuentros, discusiones, llegando al insulto y rozando la violencia física, y por las chuminadas más grandes de la vida -como reservar toda una fila de asientos para ver una actuación musical de 3 puñeteros minutos-. Sí, de todo hay, aunque parezca mentira. Cosa que además de ser un pésimo ejemplo para sus hijos y los niños en general, es una situación de lo más incómoda en general.

Yo no quiero ser así, no quiero dar ese tipo de ejemplo a mis hijos ni educarlos en que todo vale para defender su bienestar o sus intereses.

Confieso que hay madres y padres que me caen muy bien, es la tónica general. Otr@s que me son indiferentes. Y algun@, de manera expecional afortunadamente, que no trago.

Vivir en una ciudad relativamente pequeña en la que por una cosa u otra casi tod@s nos conocemos, te pone en la situación de encontrarte como mamá/papá del cole a alguien con quien te encontraste en algún momento de tu vida y con quien quisieras no tener ningún tipo de trato.

Entonces pones en una balanza y valoras qué pesa más, si tu orgullo personal o el bienestar de tu hijo, y decides cómo actuar.

Y no me queda otra que, al menos, ser amable y mantener las formas. Porque si llevo a mis hijos al parque, se encuentran con algún compañero o compañera cuya madre no soporto, seguramente no me quede otra que
al menos saludarle cordialmente, aunque no hablemos.

Pero en general puedo decir que tengo buenas experiencias, y que además contar un grupo de madres con las que la relación es de cierta confianza me supone una gran ayuda. Y es que salir al cole por la mañana con dos niños y un bebé te aseguro que la mayoría de los días es un deporte de alto riesgo, y siempre hay un día en el que Murphy se empeña en que todo se confabule en tu contra.

Por ejemplo, la mayoría de las mañanas, mi hijo se acaba yendo al cole con algún compañero que nos encontramos de camino, y me viene genial porque así yo no tengo que aparcar y llevarlo hasta la puerta y puedo llegar antes al cole de su hermana. Si por lo que sea se me complica el día a la hora de recogerlos, he podido contar con alguna madre que lo ha hecho.

Para los festivales, actuaciones y demás gracias cuando toca vestir de algo a los niños vamos preguntando qué tenemos y así, entre la clase de uno, la del otro, las que tienen hijos mayores, en lugar de tener que comprar o hacer el disfraz, preguntando una presta uno, otra te presta el suyo y mira, eso que te ahorras; esta semana por ejemplo que celebran la semana de Andalucía y los niños tienen que ir vestidos de flamencos, mi hija no tenía traje de gitana y me han prestado tres, que imagínate tener que gastarme 80€ para un vestiod de un día -ya te digo que no lo hubiera hecho, seguro-.

En fin, que colaboramos las unas con las otras en lo que podemos. Y eso, quieras que no, facilita tu integración en el colegio, las rutinas diarias, la participación en las actividades que surgen y la convivencia de tus hijos con sus compañeros.

En mi caso tengo que decir que gracias a algunas madres del cole, tanto de compañeros de mi mayor como de mi niña, por el hecho de verme con mi bebé recién nacido y estrenando tri-maternidad en las rutinas y actividades del colegio, me ha sido más fácil llegar a todo sin cortarme las venas por el camino.

Hay días que directamente no hubiera sabido qué hacer sin su ayuda, que me han salvado la vida, como quien dice. Y lo agradezco infinitamente. Así que, salvo por contadas excepciones, me siento afortunada por las madres del cole con las que comparto vida escolar, y más de algún que otro buen momento al margen del colegio de nuestros hijos.

También hay alguna que la daría de comer aparte y estoy segura de que más de una no me traga, pero mira, es que no podemos caer bien a todo el mundo. Pero mantener una cordialidad, aunque solo sea el saludo de cruzarnos, se puede.

Así que, sin duda alguna, es más positivo llevarse bien con las madres del cole, porque el colegio da lugar a situaciones en las que la colaboración entre los padres facilita la vida a los niños y a los propios padres. Además, nadie te dice que no puedas encontrar amistad de la buena entre las madres del cole. Yo creo que sí.

 
Y tú, ¿te relacionas con las madres del cole o eres de las que prefieren ir a tu rollo?
¿Las madres del cole pueden llegar a ser tus amigas? 
¿Qué crees que es mejor, confianza o cierta distancia?
Me encantará conocer tu opinión.

16 thoughts on “Las madres del cole, ese mundo paralelo

  1. Bella Galilea

    Yo no soy muy sociable, pero sí educada. Coincido contigo en que hay un abismo entre ser amiguisimas y poco menos que fulminar a esa persona cuando la vez. Si todos fuéramos más cordiales el mundo funcionaria mejor. Al menos, menos tenso.

    Responder

  2. Arusca Contras yPros

    Yo también he tengo de todo en lo que a las madres del cole se refiere. Hay algunas que ojalá no tuviera que cruzarme con ellas y, en el otro extremo extremísimo, resulta que me llevo genial con la madre del mejor amigo del Mediano. Pero pienso como tú, si fuera al revés, que no tragara a la madre de su mejor amigo, haría de tripas corazón porque a mí lo único que me importa es la felicidad de mi hijo.
    Siempre es bueno mantener un trato al menos cordial con el resto de madres porque nunca sabes qué vas a poder necesitar ni de quién. Pero es que hay algunas personas que lo ponen muy difícil, jejeje…
    Y lo peor, como bien dices, es que es un ejemplo pésimo para los niños.

    Responder

  3. Blanca M D

    Jajaja Yo soy la rara, conozco a dos o tres q son las madres de los amiguisimos d mis hijos y fin. Llego, saludo a todo el mundo y saco mi libro. No quiero mas amigos y menos del cole. Tengo a mis amigas d siempre a las q no puedo ver como me gustaría, ¡cómo para añadir!! Con leer los comentarios de los grupos tengo más q suficiente…

    Responder

  4. Blanca M D

    Jajaja Yo soy la rara, conozco a dos o tres q son las madres de los amiguisimos d mis hijos y fin. Llego, saludo a todo el mundo y saco mi libro. No quiero mas amigos y menos del cole. Tengo a mis amigas d siempre a las q no puedo ver como me gustaría, ¡cómo para añadir!! Con leer los comentarios de los grupos tengo más q suficiente…

    Responder

  5. planeandoserpadres LTR

    Yo no sé cómo seré, pero me imagino que igual que en el resto de facetas de la vida diaria: soy cordial y simpática con todo el mundo, pero de ahí a que nos convirtamos en uña y carne va un trecho. Eso sí, como alguien sea muy tocapelotas me cuesta un mundo disimular. Por ejemplo, a mí me pasa la tontada esa de ir a un espectáculo d l os niños y que una abusona se quede con una fila entera y mira, de puertas para fuera a lo mejor me callo, por no liarla, pero de ahí en adelante creeré que es tonta del culo y limitaré el contacto.

    Responder

  6. Piruli

    Es que como en todos los sitios hay gente de todo, lo peor de ser las mamás del cole es lo que dices, que tienes que tragar y aguantar. Creo que tu posición es la mejor, bien con la que bien, cordialidad con la que mal. A veces es un rollo tener que entablar amistad por "necesidad".

    Responder

  7. Marta M.

    Hola. cuando mi hija empezó el cole sí me relacioné con las madres… no me quedaba otra por las fiestas de cumples, actividades extraescolares o para cualquier otro tema relativo al cole. Me fui dando cuenta que al final no teníamos ninguna afinidad más que el cole de nuestros hijos… Fue testigo de las malas relaciones y falsedades que había entre el grupo y decidí que no volvía a quedar con ellas… Los grupos de whatt upp son dañinos porque se convierten en plataformas de crítica hacia otros padres y personal docente… Al final me llevo correctamente con todo el mundo pero sin intimar. Seguimos en contacto

    Responder

  8. Opiniones incorrectas

    Pues yo sólo puedo apuntarme tus consejos y aprender de tu experiencia.

    Estoy de acuerdo con que hay que mantener al menos una relación cordial por el bien de los niños. Salvo que otro le haga bullying al mío, que entonces le pongo la cara a la madre como un pan ahahaha

    Besos

    Responder

  9. Ahora Me Llaman Mamá

    Ayyyy como te entiendo!
    Mi ultimo post, va de un desencuentro con un papá de esos furiosos…
    Te invito a leerlo a ver qué piensas.
    Enhorabuena. Ganaste una lectora ��
    Elclubdelasmamasmodernas.blogspot.es

    Responder

  10. La Moleskine de Mamá

    Acabo de descubrir tu blog! Yo primeramente comienzo conociendo s todas las madres, generalmente organizan un desayuno y de ahí voy depurando. En general las madres de la guarde de Cronopio son bastante presumidas y con esas me limito a tener una relación cordial, pero siempre una encuentra una madre con la que identificas y con ella haces más relación. Saludos,

    Responder

  11. Mo

    Yo no soy la tipa más sociable del mundo, pero tengo una relación cordial con todos los papis del cole que conozco (muchos no sé ni quien son…). Incluso una madre fue conmigo al instituto y entonces no nos tragábamos demasiado, pero con el pasar de los años la relación ha mejorado sustancialmente, jejejeje…
    Supongo que desde fuera se me debe ver como bastante a mi bola. 🙂
    Muas!

    Responder

  12. diasde48horas

    La verdad es que yo debo parecer la antisocial del grupo porque ando siempre corriendo para llegar a todas partes y no me puedo parar a hablar en los corrillos de madres y demás. Saludo a todo el mundo, pero trato solo tengo con unos cuantos… Pero bueno, por ahí hay muchos que si son para echarles de comer a parte…

    Responder

  13. Rocío Bloguera

    Madre mía!! Esto es la jungla! En nuestra clase hay madres maravillosas y con las que hasta quedas para tomar café, madres que llevas relaciones cordiales y sin problema ninguno, pero tras 4 años ya hay madres (contadas con 4 dedos) con las que dar un Saludo educado es lo máximo a lo que pienso llegar para evitar situaciones extrañas. Como se dice, en cada clase hay de todo, como el botica. Saludos!!

    Responder

  14. Aventuras Menudas

    Aventuras Menudas.
    Vaya reflexión más chula. Coincido en que hay que llevarse bien con todo el mundo. Soy positiva y no me gustan ni los problemas ni los enfrentamientos. Así que cordialidad y amabilidad en cualquier entorno y en el del cole también. Saludos!

    Responder

  15. beage

    Tienes razón, no te puedes llevar bien con todo el mundo. Pero hay que ser cordial, por el bien de los niños. Y también te puedes encontrar gente estupenda que un momento dado te echan un cable. Un saludo.

    Responder

  16. MI PADRE ES GUAPO Y MI MADRE ES LISTA - Blog para Padres Inquietos

    Yo diría que no hay que tomar partido en las riñas de los niños. Porque ellos enseguida se ajustan y sin embargo tú te enemistas de por vida con sus padres. Mejor evitarlo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *