Amistad y maternidad 2.0

Hace un par de décadas a lo sumo la manera de hacer amistades era muy sencilla y casi puedo decir que limitada. Si echo la vista atrás a mi época de adolescente y juventud -a ver, que soy joven, pero me refiero a los 20, que ya han quedado algo lejos- y pienso cómo acumulaba amig@s hasta ese momento: el colecio, las extraescolares, convivencias y campamentos de verano, la universidad, juergas… Much@s conocid@s, amig@s que lo han sido en momentos circunstanciales de mi vida y otros que han permanecido con el paso del tiempo.

El denominador común a todos ellos es el hecho de que les conocí personalmente. Y es que «antes» a la gente se la conocía así, alguien te podía caer mejor o peor pero el contacto físico era prácticamente inevitable.

Sin embargo internet, las nuevas tecnologías y la vida 2.0 han propiciado que haya otra manera de conocer gente. Es cierto que en los últimos 10 años ha evolucionado mucho la manera de interactuar en internet, sobre todo a raíz de las redes sociales, pero desde los ya casi olvidades chats, pasando por foros, el MSN, se hizo realidad otra manera de conocer gente de manera más global aunque relativamente impersonal, por eso de no vernos las caras.

Si hay algo que me ha gustado especialmente en esta vida, y me sigue gustando, es conocer gente. Quien me conoce lo sabe, tengo alma de relaciones públicas y no temo ir a un lugar sola porque se que al final acabaré haciendo migas con alguien. Desde que tuve edad para hacerlo me apuntaba a todo lo que supusiera salir del pueblo y conocer gente -sobre todo lo primero- y recuerdo cómo me carteaba con las amistades que nuevas que iba haciendo.

En esta vida 2.0 no iba a ser diferente, he conocido a gente maravillosa a lo largo de estos años en diversos foros, y cuento con grandes amigos gracias a ello. He pasado por varios chats y foros de diferentes temáticas, de cada uno de ellos guardo recuerdo y alguna que otra amistad, y las redes sociales han servido para profundizar si cabe aún más esas amistades, o al menos seguir manteniendo el contacto.

Siempre digo que mi camino hacia la maternidad 2.0 fue por dos vías. Una de ellas, obvio, este blog; la otra, los foros. Recién tuve mi primer positivo en la mano, sola en casa y embargada por al emoción, los nervios, la incertidumbre y un cúmulo de sensaciones agitándose como en una coctelera, lo primero que hice fue registrarme en un foro de embarazo muy concurrido. Luego, a raíz de una amiga de un foro gatuno, llegué a otro foro de maternidad y familia más reducido. En el primero conocí a mucha gente, sí, pero el hecho de ser tan grande hizo que intimara un poco más con las mamás de mi mes de parto y me quedara con muchas conocidas pero amistades, pocas.

Sin embargo en el segundo foro nos conocíamos todas. Éramos pocas y eso dio lugar a mayor interacción entre nosotras, a que fluyera más la información, las experiencias, las charlas. Hemos compartido búsquedas, embarazos, partos, tratamientos de fertilidad, dolorosas pérdidas, crianzas, experiencias personales… Y, con nuestras diferencias a veces, que tampoco significa ser super amiguita de todo el mundo porque siempre hay alguien que o no congenias o directamente no te cae, el caso es que años después y a pesar de que el foro ya no existe hace años, seguimos manteniendo contacto diario, compartiendo nuestras historias, nuestras cosas.

Miro 8 años atrás y pienso todo lo que me ha dado esta vida 2.0. Puedo decir con la cabeza bien alta y orgullosamente que tengo unas amigas excelentes gracias a ello que hoy en día son imprescindibles en mi vida. Y además, tengo amig@s con quienes comparto historias, intereses, opiniones y la gran mayoría de las veces muchas risas. Personas a la que he logrado poner cara físicamente y sentir aún más esa química que hay entre amig@s. Gente que no conozco personalmente pero que siento que conozco de toda la vida y el día que por fin nos ponemos cara nos abrazamos como si de un reencuentro se tratara. Personas que a lo mejor no somos amigos íntimos pero que me alegro de conocer, de tener entre mis contactos e incluso llegar a conocernos personalmente.

La magia de todo esto es sentir las alegrías de quien conoces como propias, compartir momentos importantes de tu/sus vidas, y ser compañía y apoyo mutuo cuando hace falta. ¿Sabes cuando necesitas contar algo, desahogarte e incluso llorar cuando físicamente estás sola, por el motivo que sea? Pues en esos momentos acudir a tu vida 2.0 y encontrar allí lo que te falta presencialmente es un balón de oxígeno.

Claro que de todo hay en la viña del señor y también te encuentras lo que en la vida real, gente falsa, manipuladora, mentirosa, decepciones… Pero basta apartarla de tu vida como una piedra que molesta en el zapato y darte cuenta que sopensando, lo bueno siempre gana a lo malo.

La maternidad 2.0 me ha dado muchas amistades. Muchas hemos visto crecer a nuestros hijos, y eso toma perspectiva cuando te das cuenta que ese bebé que un día conociste hoy tiene 10 años, dos hermanos más, has sido testigo de su paso por la vida, y de sus hermanos, has visto evolucionar a esa familia.  Sientes que el hijo de cada madre que conoces es un poco hijo tuyo porque ambas habeis compartido dudas, miedos, experiencias, alegrías… En el fondo te das cuenta de que, al cabo de los años, tu círculo de amistades 2.0 se ha convertido en una pequeña gran familia virtual de la que te sientes parte y orgullosa.

Por eso duele lo que afecta a esas personas, cuando una de ellas sufre. Más duele cuando una de ellas falta. Hace no mucho acompañaba a una de estas amistades que hoy por hoy son imprescindibles en mi vida en su lucha con el cáncer, llorando de alegría el día que nos contó que su cuerpo estaba limpio.

Y hasta hace solo unos días también acompañamos a una de estas amistades que, con el peor de los pronósticos y sabiendo que poco podía hacer, no dejó de luchar hasta el último momento. Es duro despedir a una persona con la que has compartido tantísimo, parcelas de tu vida que seguramente ni con tu gente más cercana físicamente, porque el escudo de una pantalla te ayuda a deshibirte y hablar de aquello que te guardas con celo. Personas con las que has vivido tanto aunque sea en la distancia, a las que acabas tomando tanto cariño, que sufres su pérdida como si las tuvieras a tu lado todo los días.

También duelen las decepciones. Cuando forjas una relación y una de las partes rompen la confianza, juega con tus sentimientos, se aprovecha de tu amistad o te das cuenta que vivías en un engaño. Duele sentirte utilizada si solo comparten contigo lo malo, te usan de paño de lágrimas, les acompañas en los momentos duros y para lo bueno desaparecen. Recuerdo especialmente una forera a la que acompañamos en un tratamiento
de fertilidad muy duro, animándola y apoyándola en las dificultades,
llorando con ella en los malos momentos, alegrándonos cuando lo logró, y
después de mucho tiempo compartiendo experiencias, el día que tuvo a sus milagritos en brazos, desapareció y no supimos más ella.

En definitiva, la vida 2.0 es una extensión de la propia vida, al menos en mi caso. Una manera de conocer a gente maravillosa y compartir con ellas momentos y experiencias, pasar buenos ratos, debatir e incluso discutir, como la vida misma. Y sobre todo reírnos mucho, muchísimo. Y en esto de la maternidad, además, me ha supuesto encontrar el lugar que no tenía físicamente: la tribu, el apoyo madre a madre que tanto falta y sin la que probablemente mi maternidad hubiera sido más solitaria.

Hoy dedico esta entrada a quienes os he ido conociendo a lo largo de estos años gracias a la maternidad 2.0. y sois un poquito parte de mi vida. Especialmente a Antonia, porque a pesar de conocerla solo a través de la red, nunca la olvidaré.

****************************************************************************

Este blog está nominado a los Premios Madresfera en las categorías de EMBARAZO, CRIANZA y PERSONAL. Sería un reconocimiento a 8 AÑOS DE TRAYECTORIA, ilusión y trabajo plasmados en este blog y me haría muchísima ilusión ser premiada. 

Si crees que este blog merece tal reconocimiento puedes VOTAR PINCHANDO AQUÍ o en el logo del concurso, con que votes en la CATEGORIA EMBARAZO, es suficiente.

Muchísimas gracias porque gracias a ti he llegado hasta aquí 🙂


Vota al mejor Blog de 2015

7 thoughts on “Amistad y maternidad 2.0

  1. Opiniones incorrectas

    Qué buen post, Ale, ¡y cuántas verdades!

    Un beso

    Responder

  2. Esther

    Claro, si al final la red es como la vida misma. Saludos.

    Responder

  3. Raquel Rodríguez

    Tia, me has emocionado… cuanta verdad en tus palabras. Muchas de vosotras os conozco desde casi cuatro años, y hemos compartido tantas cosas, vemos crecer a nuestros hijos, fijate, recuerdo a Ivan y Antía pequeñines y ahora están tan grandes…y ahora tienes a otro bombón, que cosas, a veces estas amistades las sientes más cerca que otras que fisicamente lo están más y las sientes lejos. Cuando nació mi niña, han venido a verme amigas blogueeras de Madrid, de Barcelona de pueblos más alejados del mio, cuando mi niña estuvo ingresada sentí vuestro calor, y eso, nunca nunca, lo olvidaré. Mira y acab llorando escribiendo esto.
    Un abrazo

    Responder

  4. Teresa

    No podría haberlo expresado mejor Ale… Ojalá llegue el día en que nos veamos por primera vez y sea como tú dices como un reencuentro, porque hace tanto que nos conocemos que no te imagino fuera de mi vida… Tus hijos son un poco míos y los míos un poco tuyos… Te quiero un montón.

    Y por Antonia.

    Responder

  5. yaiza

    sabes que ahora apenas leo post pero este me llamo la atencion y me tocó la fibra.
    tienes mucha razon y creo que la mayoría nos sentimos asi, yo tb tengo más trato hoy en dia y os siento más cerca a muchas de las blogueras que a amigas del 1.0
    porque además muchas de ellas traspasais del 2 al 1 :).

    Siento mucho lo de Antonia, la vida es muy injusta muchas veces.
    Nos vemos pronto :).

    Responder

  6. Mónica Lemos

    Muy buena y profunda reflexión!! Sin duda esto es también sociedad y somos parte de ella haciendo nuestros grupos y subgrupos, como en la vida misma.

    Pero me apena un poco que el motivo de este post sea triste. De todas formas, es admirable la huella que esa persona ha dejado en ti y estoy segura que en más personas!

    Gracias por compartir un trocito de tu corazón 🙂

    Responder

  7. Señora Jumbo

    Que razón tienes! Yo he de decir que mis mejores amigas de ahora, las conocí por esta via. ANtes de lanzarnos a la búsqueda del niño, ya estaba metida en foros de mamás jaja. de ellos surgió de todo: Buenisimas amistades, amistades pasajeras, conocidas, e incluso enemigas jaja.
    Pero no lo cambiaría porque gracias a ello, tengo unas cuantas amigas de las que con el paso de los años vas afianzando la relación. Ahora, también te digo que en un segundo embarazo no volvería al foro..ya tuve bastante, que también hubo unas cuantas peleas y malos rollos.
    Lamento mucho tu pérdida.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.