Collares de lactancia y mordedores de Mamichic, un complemento para mamás original y muy práctico

Aunque parezca mentira, cuando tienes un bebé hay una serie de cosas a las que en principio no prestabas atención pero que, una vez está contigo, debes cambiar por comodidad y por seguridad, para ti y para tu bebé.

Cosas tan sencillas y cotidianas como dejarse las uñas largas o llevar collares y pulseras comienzan a ser una molestia e incluso un peligro. Recuerdo cómo cuando nació mi niño mayor, no acostumbrada a tratar con bebés a diario -ni esporádicamente-, llegué a arañarle sin querer en alguna ocasión al cogerlo en brazos, cosa que me llevó a cortarme las uñas más rápido que pronto y a llevarlas siempre cortas y bien limadas, por si acaso.

Con los collares, ídem, era coger a mi bebé en brazos y darme cuenta de que no solo se le podía quedar marcado mi collar en la cara al ponerlo sobre mi pecho, sino que se podía arañar o enganchar, igual que podía pasar al llevar reloj, alguna pulsera o anillos. Así que dejé de llevar ese tipo de complementos porque más de una vez, además de un enganchón en su ropa, temí hacerle daño.

Los bebés cuando maman tienen a cerrar sus puños y si pueden hacerlo agarrado algo fuertemente, mejor. Cuanto más grandes son más buscan algo que agarrar con intención por lo que si llevas un collar ten por seguro que tu bebé te echará mano antes que te des cuenta. Recuerdo que mi hija mediana me arrancó una cadena fina de oro blanco de un tirón cuando tenía apenas dos meses, rompiéndola, aunque parezca increíble, y tiemblo solo con pensar en el daño que se pudo haber hecho.

Por no decir las veces que tanto ella como el mayor me han tirado de los pendientes, si es que eso ahí colgando es una tentación, que no se como aún conservo ambas orejas intactas. Y es que, con niños, llevar cualquier complemente colgado puede considerarse casi deporte de riesgo.

El caso es que a los bebés les llama mucho la atención todo aquello que llevemos puesto o colgado al alcance de su mano -empezando por el pelo, como no- por lo que cuantos menos peligros, mejor para ambos. Así que yo con toda mi pena al final del embarazo fui guardando mi bisutería sabiendo que, salvo excepcionalmente, no le iba a dar uso en un largo tiempo. Es lo que tiene la experiencia. Lo hice con pena porque me encantan los complementos, ponerme un collar con un escote o un cuello cisne y que le de ese toque especial a la prenda,y más con lo poco favorecida que se ve una en esto que llaman el puerperio, pero lo importante es lo importante.

Menos mal que la experiencia y la coquetería propicia que haya quien piense en estos detalles, y es lo que ocurre con Mamichic y sus collares mordedores de lactancia. Además de combinar perfectamente con la ropa y dar un toque de estilo, son de tacto suave y agradable al bebé, sin salientes, enganches o piezas que puedan dañar al bebé, totalmente respetuosos con la piel, fáciles de agarrar con sus manos y de limpiar y con un diseño muy actual y chic, por lo que puedes llevarlos puestos, ir guapísima y que además tu bebé juegue con él y lo rechupetee a gusto y sin peligro.

Desde luego, a primera vista nadie diría que es un collar mordedor ya que parece un collar como se puede encontrar en cualquier tienda de moda y complementos. Está compuesto por clásico cordón de  cola de ratón en nylon ultra resistente, que es fino, elegante y muy vistoso, y piezas en silicona 100% orgánica, antibacteriana y de fácil lavado -a mano con agua y jabón o en el lavavajillas-, imitando distintos tipos de joya como perlas o piedras preciosas. Un collar que puesto queda precioso, combina genial con la ropa y para nada parece un elemento de uso infantil.

 photo DSC_2242_zpsuchokffa.jpg

Las piezas van ensambladas en el cordón haciendo series, con un pequeño nudo hecho con el propio cordón entre cada pieza o serie de piezas, según el diseño, para que no queden sueltas. Las piezas no son desmontables ni se pueden abrir de ninguna manera y el cierre es de seguridad anti-tirones, por lo que es muy difícil que el collar se descomponga accidentalmente.

 photo DSC_1852_zpsjq99rh4c.jpg

Al tacto son piezas muy suaves, sin aristas afiladas, invita a tocarlas y se aprecia claramente la calidad de los materiales. Son muy resistentes, he probado a morder fuertemente una de las piezas sí, yo soy así, si lo pruebo, lo pruebo a tope- y, además de no tener sabor -porque podría tener sabor a goma o un tacto desagradable en la boca-, no queda señal de los dientes en la pieza, cosa que se agradece porque imagínate lucir un collar con las dentelladitas de tu bebé… Poco menos que peculiar.

Es importante destacar que todos los productos de Mamichic están realizados con materiales testados libres de materiales tóxicos, BPA, Ftalatos, Cadmio, materiales pesados, PVC. Son 100% silicona orgánica antibactieriana, impidiendo la proliferación de bacterias y gérmenes.

El modelo SOHO es de estilo bohochic, muy a la última en tendencias de moda, con unos colores muy combinables con cualquier prenda, en tonos negro, beige y dorado. Las bolas doradas además llevan un toque de brillo nacarado que da aún más realismo a la pieza, es realmente precioso. Me lo puse para una comida con amigas no madres, sin decir nada del collar, al vernos y saludarnos lo típico “oye, qué collar tan mono, ¿de dónde es?” yo contesté que era un collar mordedor para mi bebé y ¡se quedaron alucinadas!. Vamos, que se lo querían comprar igualmente, ¡no digo más!.

 photo mamichic1_zpsjongctm5.jpg

También tengo el modelo TOKIO de inspiración más urbana, moderno y muy colorido que aporta el toque perfecto a cualquier prenda, sea blusa, jersey o camiseta, dándole un toque muy sofisticado. Para el bebé es genial porque los diferentes colores de sus piezas son un estímulo visual muy positivo y le llama mucho la atención.

 photo mamichic_zps1yhalvbm.jpg

Mi pequeñín ya comienza a explorar su mundo cercano como lo hacen a estas edades, usando el sentido del tacto, está en ese momento en el que agarra todo lo que tiene cerca y se lo lleva a la boca, así que en nuestros momentos de lactancia el collar está siendo muy socorrido. Sobre todo para mi ya que hasta el momento me agarraba el pelo o me pellizcaba el pecho con esas uñitas finas y afiladas que ¡ay, qué dolor .de hecho tengo un arañazo en la tetilla derecha que ni mi gato, oye- y desde que llevo el el collar puesto lo agarra mientras mama, juguetea con él entre sus manos, estira los dedos, aprieta el puño, y así se relaja aún más durante la toma.

 photo DSC_2281_zpsw5o2ifiz.jpg

Y cuando ya suelta la teta puede jugar con él tranquilamente entre sus manos sin ningún tipo de peligro, tocando cada pieza, llevándoselo a la boca, estirándolo y dándole vueltas y más vueltas, chuperreteándolo mientras me mira con cara de pillo dejándome bien claro que le mola mucho el invento… Así que no puede ser más práctico.

 photo DSC_2249_zpswboe1lnx.jpg

Además de collares Mamichic también tiene pulseras mordedor a juego, ideales no solo para combinar con el modelo elegido sino para esos momentos en los que al bebé le gusta jugar con tus manos. Si llevas algo en las muñecas ten por seguro que llamará su atención, querrá cogerlo, tocarlo, y con estas pulseras lo podrá hacer con total seguridad, ya que son piezas completas, suaves y flexible.

 photo pulsera-mordedor-mamichic_zpsbtcgnajb.jpg

Además de ser un juguete que entretiene al bebé mientras mama y estimula sus sentidos, es un excelente alivio durante la dentición ya que al morderlo aliviará las molestias producidas por las salidas de los dientes, y es que están diseñados precisamente para ello, para que el bebé muerda con total tranquilidad y sin ningún tipo de peligro.

Y lo no menos importante, es la manera ideal de volver a sentirte guapa y femenina en esta puñeta del posparto, de una manera muy sencilla y práctica, sin temor de dañar a tu bebé o estropear tus piezas de bisutería favoritas.

Si no eres de usar collares, que también puede ser, resulta muy práctico llevar un collar en el bolso de aseo del bebé y ponértelo en el momento de darle el pecho o simplemente cogerlo en brazos. De hecho es lo que yo hago, primero los guardo en mi bolso maternal y cuando ya estoy vestida y he salido a la calle entonces es cuando elijo cuál me queda mejor con la ropa. Es lo que tiene andar siempre corriendo y sin tiempo de nada.

Así que si no sabes qué pedirle a los reyes, mira, ya te doy una idea más, ya te digo yo que te hará un buen apaño y a tu bebé le encantará… Yo al menos ya tengo en mi lista un par de conjuntos más, porque es ver uno de estos collares y enamorarte de ellos al momento.

¿Conocías los collares de Mamichic?
 ¿Te parecen prácticos? 
¿Has tenido la oportunidad de probarlos?

3 thoughts on “Collares de lactancia y mordedores de Mamichic, un complemento para mamás original y muy práctico

  1. Marta M.

    Hola. no conocía estos collares y me encanta la idea. Recuerdo cuando tenía a mis hijas bebés y siempre me querían coger el collar que llevaba. Al final terminé por no utilizarlos. Me parecen unas propuestas fabulosas. Seguimos en contacto

    Responder

  2. Mama primeriza

    Yo estoy encantada con MamiChic: tanto con el producto como con la rapidez en la que me han llegado los collares, no han tardado ni dos dias!!!
    A mi pequeña le encantan y eso es lo mas importante. Parece que le alivian y a la vez se entretiene mucho, y si encima esta en brazos de mama….mucho mejor.
    Gracias por la iniciativa. Los diseños son chulisimos y espero usarlos mucho. Espero no llevarme enganchado a mas niños por el camino porque llaman mucho su atención.
    La unica pega es que no he podido pedir el chupetero porque no hay en stock :disappointed:. Otra vez será.
    Seguro que pedire mas veces porque puestos además quedan geniales con todo.

    Responder

  3. Mama primeriza

    Yo estoy encantada con MamiChic: tanto con el producto como con la rapidez en la que me han llegado los collares, no han tardado ni dos dias!!!
    A mi pequeña le encantan y eso es lo mas importante. Parece que le alivian y a la vez se entretiene mucho, y si encima esta en brazos de mama….mucho mejor.
    Gracias por la iniciativa. Los diseños son chulisimos y espero usarlos mucho. Espero no llevarme enganchado a mas niños por el camino porque llaman mucho su atención.
    La unica pega es que no he podido pedir el chupetero porque no hay en stock :disappointed:. Otra vez será.
    Seguro que pedire mas veces porque puestos además quedan geniales con todo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.