Las vacaciones en familia que nos gustaría disfrutar

 photo playa-concha_zpsef3svdyn.jpg

Cuando era niña nunca disfruté de vacaciones en familia. Veía cómo mis amigas del colegio se iban con sus padres de viaje, de camping, a casa de familiares… Y a la vuelta al colegio contaban con todo detalle cuánto habían disfrutado sus vacaciones.

En mi familia nunca se estiló lo de viajar, quizás porque no éramos una familia tradicional y las circunstancias -mi madre soltera y ama de casa sin ingresos económicos propios, no teníamos coche- no favorecieron que pudiéramos viajar, o quizás porque mi madre y mi abuela no tenían esa inquietud viajera.

El caso es que mis veranos se resumían a ir a la playa del pueblo o alguna más lejana los fines de semana, cargados con las cestas de comida, las neveras, las sombrillas y viajando en autobús. Y no me aburría, tengo un recuerdo precioso de esos domingos playeros con toda la familia.

Pero tengo que reconocer que sentía envidia de las amigas que sí podían viajar con sus padres, que podían visitar otros lugares, disfrutar oportunidades que en el pueblo ni de lejos olíamos, hacer esas inolvidables amistades de verano. Más de una vez deseé que alguna de mis amigas me invitaran a pasar las vacaciones con ella.

Por eso siempre tuve claro que me encantaría poder dar a mis hijos la oportunidad de disfrutar de vacaciones en familia. Viajar, salir juntos, conocer otros lugares, vivir aventuras y disfrutar de experiencias únicas e inolvidables.

Mientras la economía ha acompañado hemos sido bastante activos, sin grandes lujos hemos hecho escapadas de fin de semana y de alguna semana en pleno verano, aunque sea visitar a la familia de Galicia -que para mi es el mejor de los planes-. Pero justo ahora que los niños comienzan a ser conscientes de lo que significa viajar e irse de vacaciones, ahora que están en un momento genial para planear actividades con ellos, ahora la economía aprieta y no es posible.

 photo vacaciones-familia_zpsrldte1er.jpg
Nuestras vacaciones en familia en el Algarve, hace 3 años

Aún así no dejamos de soñar, porque quien sabe si de repente cambia nuestra suerte y podemos hacer nuestros sueños realidad. Desde luego a improvisar no me gana nadie, pero no está de más tener planes en la recámara por si se produjera el milagro de poder salir de vacaciones en familia.

La verdad es que no lo tendríamos difícil. Mi mayor lleva ya un tiempo diciéndonos que quiere ir a Port Aventura, no se por qué le ha dado por ahí pero es una constante, quiere ir a ese parque temático. Y bien pensado es una idea estupenda porque mi pequeña está obsesionada con Epi y Blas y se lo pasaría en grande en Sesamo Aventura, por lo que sería un plan estupendo para que ambos disfruten a tope con las edades que tienen. Así que, si pudiéramos irnos de vacaciones este verano, sin duda sería el destino elegido.

Por si acaso yo ya me he organizado idealmente las vacaciones en familia de este verano, buscando que se cumplan las famosas BBB y que podamos desplazarnos, alojarnos y comer sin arruinarnos. Porque también se puede vacacionear sin despilfarrar, y si algo se me da bien es viajar a precio low-cost.

EL DESTINO

Lo primero, ¿Dónde vamos?. Porque claro, Tarragona no está aquí al lado precisamente, más bien está casi en la otra punta del mapa, así que lo de ir y volver en un día descartado, por supuesto -para eso tenemos Isla Mágica más cerquita- y tantos kilómetros en un fin de semana, tampoco.

Puestos a soñar, soñamos una semana como mínimo, que una cosa es ajustarme el cinturón en la vida real y otra tener que hacerlo en mi imaginario. Una semana para poder viajar tranquilos, disfrutar del parque temático y además aprovechar para realizar otras actividades, conocer la zona y todo lo que nos pueda ofrecer. Ya que vamos, exprimimos al máximo todas las posibilidades.

El destino elegido sería Calafell, una población costera situada en la zona norte de la provincia de Tarragona. Accesible desde la autopista, muy cercano al parque temático y en zona de playa, el hecho de que esté catalogado como Destino de Turismo Familiar ofreciendo recursos y servicios de calidad para las familias (en alojamientos, restaurantes, playas y espacios públicos…), es sin duda un aliciente.

EL TRANSPORTE

Si pudiera elegir, viajaría en tren. Es cómodo, relativamente rápido -5 horas aproximadamente, todo un lujo-, y para los niños sería toda una experiencia. Aunque lo mismo a la hora de montarnos en el tren me estoy arrepintiendo. La pega, que los traslados a Sevilla y desde Tarragona a Calafell aumentan los tiempos de viaje y es un coñazo depender de tantos transportes. De momento, descartado.

El avión también sería una opción, viaje mucho más rápido y para los niños sin duda sería una gran aventura. Pero no me veo yo por el aeropuerto cargando maletas, niños, la sombrilla, los juguetes de playa… Y para viajar low-cost tienes que ir con el equipaje justito, así que decididamente no es el medio de trasporte idoneo habiendo otros.

Viajaríamos en coche porque, aunque el tren es muy cómodo y el avión muy rápido, nada como poder llevarnos todos nuestros trastos -que no son pocos-, parar y descansar cuando necesitemos, movernos con total libertad y disponer de nuestro tiempo totalmente. Como estamos acostumbrados a cruzarnos el mapa hasta mi tierra, las horas de viaje no son un problema.

Además, podemos hacer paradas y visitar lugares de interés por el camino, por lo que las posibilidades de aprovechar y disfrutar el viaje son mayores. Así a bote pronto yo me desviaría a Teruel para visitar Dinópolis, que seguro que mis nanos lo disfrutarían a tope o, aprovechando que está en el mismo camino, parar en la preciosa Peñíscola. Incluso Valencia podría ser un punto de parada y noche a la ida o a la vuelta, donde podríamos conocer la ciudad y visitar el Oceanogràfic.

Y, como no, el coche es el medio de transporte más económico, pues casi podemos hacer la ida y vuelta con lo que costaría solo el billete de uno de nosotros en avión o tren -si no nos suben mucho la gasolina en verano, clarostá-. Esta ventaja es indiscutible.

Transporte solucionado.

 Si me tengo que imaginar, me imagino tal que así 😉

¿DÓNDE NOS ALOJAMOS?

Una vez allí nos tendremos que alojar en algún lugar, claro. Lo suyo es un lugar family-friendly, donde los niños estén cómodos, a gusto y que además de un entorno adecuado haya actividades para ellos. Porque no hay nada más cierto que el éxito de unas vacaciones familiares reside en que los niños estén entretenidos full time.

A la hora de alojarnos toda la familia preferimos apartamentos o bungalows a hoteles por espacio y comodidad, ya que al ser familia con dos niños las habitaciones de hotel me parecen un poco clasutrofóbicas.

Me encanta la idea de la Casa de Colonias Artur Martorell de la Fundación Pere Tarrés en Calafell, porque cumple todas nuestras expectativas:

  • Cerca de nuestro objetivo, Port Aventura, por pura comodidad.

  • Instalaciones perfectas para familias activas, nada como sentirnos cómodos donde vayamos a alojarnos.

  • Pensión completa incluída en el precio, porque una no va de vacaciones a cocinar y, además de que es muy cómodo tener ya previstas las comidas, permite calcular mejor los gastos y evitar excesos.

  • Programa de actividades con monitores, ideal para que los niños estén entretenidos y disfruten a tope.

Está en un entorno ideal, cerca de la playa, bien comunicada con Tarragona y Barcelona y sus instalaciones son amplias e ideales para las familias, con zonas de ocio y juego para los niños. Me gusta mucho la sensación de libertad que transmiten las imágenes, me da la confianza de saber que los niños podrán correr y jugar a placer, que es un lugar pensado para ellos.

La Fundación Pere Tarrés cuenta con una amplia red de alojamientos rurales para familias en la comunidad catalana. Situados en entornos naturales, montaña o playa y poblaciones con encanto, en ellos se fomenta y respeta el espíritu familiar, ofreciendo instalaciones para fines de semana o vacaciones con todo incluído: alojamiento, pensión completa y actividades con monitores.

Una opción de alojamiento y ocio pensada especialmente por y para las familias con niños.

OCIO Y ACTIVIDADES

Entre las actividades que proponen desde la Casa de Colonias Artur Martorell en Calafell figuran planes tan atractivos con la excursión a la playa natural de Muntanyans en Torredembarra, visita a los monumentos turísticos del municipio, gincanas, cine de verano, talleres variados y actividades en el club náutico. Un completo programa que nos permitirá disfrutar sin tener que organizar nada por nuestra cuenta, si queremos la comodidad de que nos lo den todo hecho.

El hecho de contar con monitores que dinamicen las actividades y las tengan perfectamente programadas es todo un aliciente. Porque una tiene muchas ganas de aprovechar a tope el tiempo y las posibilidades del entorno, pero es genial saber que si no tienes ganas de moverte fuera del alojamiento, los niños allí estarán entretenidos con actividades dinámicas e instructivas que tienen mucho que ver con el entorno y la naturaleza.

Teniendo en cuenta que en verano estaré en la recta final de mi embarazo y tampoco estaré para mucho movimiento, saber que podemos alojarnos en un lugar donde el entretenimiento de nuestros hijos está garantizado, enfocado totalmente a las familias, es una tranquilidad.

¿DÓNDE VAMOS A COMER?

Que en el alojamiento se incluya la pensión completa es una ventaja incomparable, casi conditio sine qua non. Siempre hemos sido prácticos en este sentido, solemos optar por apartamentos en los que podamos cocinar para evitar buscar un restaurante donde comer cómodos, tranquilos, que sea adecuado a los niños y además no se nos dispare el presupuesto.

Vale que es un coñazo cocinar, pero haciendo menú básicos y sencillos nos podemos apañar bien. Comer fuera puede encarecer mucho el presupuesto, sobre todo si vas a la aventura desde la total ignorancia. El inconveniente es que tienes que ir a hacer la compra además de cocinar, y no deja de ser un tiempo perdido.

Tener la posibilidad de disfrutar de la pensión completa te permite disfrutar las vacaciones con mucho más relax, ya que la única preocupación es estar en el comedor a la hora indicada. Y si un día te apetece comer fuera, pues lo haces, pero ya no es una obligación.

LUGARES QUE PODREMOS VISITAR

Además podremos realizar otras muchas actividades que nos ofrece Calafell y aprovechar al máximo nuestro viaje, ya que al tratarse de un municipio de interés turístico hay muchísimas propuestas de ocio y turismo,  sin olvidar mi #musthave, la playa, porque para mi unas vacaciones de verano sin playa no son vacaciones.

El Castillo Medieval y la antigua Ciudadela Ibérica de Calafell, las playas de la Costa Dorada, las poblaciones de Comarruga, Cunit, Sitges, la zona del Penedés, Port Aventura, Aqualeon, Jungle Treck… incluso Barcelona, a poco menos de 1 hora en coche.

La verdad, se me están poniendo los dientes largos, se me ocurren tantas cosas que podríamos hacer que creo que no tendríamos suficiente con una semana. Pero lo que más me importa es que se que sería un destino ideal para mis niños, que se lo pasarían pipa tanto en las actividades programadas como en la escapada a Port Aventura. Y yo con esta barriga, qué ganas tengo de meterme en jaleos pero ¡sarna con gusto no pica!.

Ahora solo queda cruzar los dedos… ¡o seguir soñando!. Que esto sí que es gratis.

¿Qué os parece mi plan de vacaciones?, ¿tenéis organizadas ya las vuestras?. Venga, dadme envidia, me encantará saber qué vais a hacer este verano que está cada vez más cerca.


 photo logo-comentarios-blog_zps1bbad700.jpg
 photo banner-suscriptores-blog-2_zps9775f048.jpg

3 thoughts on “Las vacaciones en familia que nos gustaría disfrutar

  1. Opiniones incorrectas

    Ojalá tengas suerte 😉

    Yo no me apunto porque no voy a meter al peque en el calor, ya nos iremos en octubre.

    Besos

    Responder

  2. Piruli

    Este verano por fin nos coincidía el mes de agosto a los dos y teníamos planes, pero yo hice unas oposiciones y si me llaman del nuevo sitio, mejor que el actual, lo más seguro es que me quede sin verano. Ohhhh pero es por una buena causa.

    Yo tenía organizado un tour por el centro y oeste de España de escándalo que tengo unas ganas locas de visitar parques temáticos y aquaparks. Ojalá me llamen en septiembre si eso… jajaja

    Y suerte, ojalá podáis hacer realidad vuestros sueños. Y sino, vives muy cerca del paraíso así que seguro que la playa y el buen tiempo no os va a faltar.
    Besos

    Responder

  3. jenny

    Nosotros nos vamos a Sarajevo a junto la familia de mi marido 15 dia.Siempre vamos 1 mes en verano pero este año con la peque y el calor de alli mejor asi,a ver q tal con la niña xq es viaje algo largo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *