Cómo aprovechar el cochecito del bebé de los hermanos mayores

La ventaja de esperar la llegada del tercer hijo es que la gran mayoría de puericultura necesaria para el bebé ya la tienes de tus dos hijos anteriores, sobre todo si no ha pasado mucho tiempo desde entonces. Pero siempre hay artículos que por desgaste, por préstamo o por pérdida (voluntaria o involuntaria), no puedes reutilizar.

En mi caso se añade el hecho de que, a lo largo de mi maternidad, he aprendido que la gran mayoría de cacharros que te quieren vender como imprescindibles para el bebé son más bien prescindibles. A día de hoy si me pongo a contar qué necesito realmente, me sobran los dedos de una mano, y no exagero.

Hoy voy a hablar del cochecito del bebé. Creo que fue el primer artículo de puericultura que miré y encargué con el mayor, que reutilicé con la mediana y que espero hacer lo propio con Tercer@. Teniendo en cuenta además que el principal medio de transporte de mi bebé voy a ser yo misma y mis portabebés ergonómicos, el cochecito será secundario. Pero no está de más tenerlo porque habrá momentos que me venga bien utilizarlo. Una cosa no quita la otra, y el uso de cochecito y portabebés es totalmente compatible.

Me gustaría aprovechar el cochechito que tenemos, el Streety de Bebé Confort. En su momento lo elegí porque cumplía lo que buscaba en un cochecito: trío (capazo + silla + grupo 0), ligero, fácil de manejar, fácil de plegar, que la silla se pueda usar mirando hacia mi, que ocupara poco espacio en el maletero y buena relación calidad-precio (lo reservamos en las rebajas de febrero y nos costó 460€ incluyendo bolso con cambiador, un precio excelente, aunque finalmente nos lo regalaron). Cumplió nuestras expectativas, estoy encantada con él.

http://www.laaventurademiembarazo.com/2015/04/como-aprovechar-cochecito-bebe-hermano-mayor.html

Lo malo es que solo tenemos la silla. El capazo lo tiré hace unos meses porque cogió humedad, no tenía donde guardarlo, di por hecho que no lo usaría más y me dio pereza limpiarlo a fondo. Es lo que me pasa por pensar que no tendría más hijos, qué ilusa. El grupo 0 nos lo robaron del coche, estaba nuevo nuevo así que espero que el gracioso de turno le esté dando buen uso (ojalá le caiga un rayo).

Así que se me plantean varias opciones a valorar, que no me preocupan para quitarme el sueño pero no dejo de pensar en ellas, al menos para poder decidir con cierto criterio llegado el momento.

Evidententemente la primera opción es intentar no gastarme dinero en
este producto
. Primero, porque a estas alturas me parece absurdo gastar
una media de 500-600€ en un cochecito que se que le voy a dar poco uso,
por mi experiencia, y más teniendo una silla de paseo en condiciones y una silla de segunda edad, ambas nuevas.
Segundo porque, puesta a gastar dinero, prefiero
hacerlo en un buen sistema de retención infantil, que para mi sí es una
de las compras de puericultura obligada, necesaria e importante, la que
de verdad merece la pena invertir el dinero. Y nuestra situación
económica es la que es, no podemos derrochar, tenemos que ir a lo
práctico y necesario, así que el dinero del cochecito prefiero
destinarlo a una buena silla de coche a contramarcha para usar desde el
nacimiento.

Así que las opciones a tener en cuenta son:

Apañarnos con lo que tenemos. Que vendría a ser usar portabebés full time hasta que Polvoroncill@ pueda ir en la silla de paseo. Cosa que no veo descabellada, ya que con la mediana, aunque al principio usaba el carro, conforme fui dominando más el porteo éste quedó en segundo plano. Ahora que tengo un máster en porteo, me da que el carro tiene pocas posibilidades.

Comprar el grupo 0 compatible. Como tampoco tenemos sistema de retención infantil para usar desde el nacimiento, nos va a hacer falta seguro. Así que una de las opciones es comprar el grupo 0 del Streety -nuevo o de segunda mano, aunque aceptamos préstamos- que es un gasto asumible, lo usaríamos de silla de coche, obviamente, y provisionalmente sobre el chasis para traslados del coche a casa y pequeños recorridos. El grupo 0 no es una silla de paseo, eso hay que tenerlo en cuenta, pero le daríamos un uso puntual como tal.

Adaptar un capazo ligero. Hoy en día encontramos en el mercado capazo ligeros universales adaptables a sillas de paseo. Teniendo en cuenta el poco tiempo de uso que tiene el capazo, es una opción a considerar valorando bien los diferentes modelos, como este que he visto en Tot a lot (permitidme la publi a la tienda de mi amiga Adriana de Somos Múltiples). Es un producto económico que podría hacerme un buen servicio. La ventaja de la silla del Streety es que se reclina totalmente, la hamaca es muy amplia y queda a una altura media, además de que se puede poner frente al manillar, por lo que es ideal para usar con un capazo así.

http://www.laaventurademiembarazo.com/2015/04/como-aprovechar-cochecito-bebe-hermano-mayor.html

Aceptar préstamos de cochecitos. Tengo la tremenda suerte de que varias amigas me han ofrecido sus cochecitos completos, en concreto, tres. Lo que me frena de los préstamos es la responsabilidad que suponen, ya que basta que te presten algo para que se estropee o que lo roben, como me sucedió con el grupo 0 del Streety. Así que está ahí, como opción en el aire, no lo descarto pero tampoco es la primera opción por el compromiso que supone, aunque agradezco su ofrecimiento y poder contar con ellos.
Uno de los que me han ofrecido me gusta mucho, es el Cybex Callisto (soy muy fan de esta marca) de hecho cuando la mamá lo eligió fue
siguiendo mis recomendaciones, y si ese modelo hubiera estado disponible cuando esperábamos al mayor creo que lo habría elegido, o al menos hubiera sido una de las opciones a tener en cuenta, pero por entonces Cybex aún se estaba introduciendo en España y no era muy popular.

http://www.laaventurademiembarazo.com/2015/04/como-aprovechar-cochecito-bebe-hermano-mayor.html

Usar la silla de segunda edad. Además de la silla del Streety tengo nueva nuevísima la sillita de paseo que compramos para la mediana, la Cosatto Lite Supa modelo Hello Dolly (creo que ya está descatalogada) y a la que dimos poquísimo uso. Miré muchas sillas de segunda edad por internet antes de decidirme por esta y me costó mucho encontrarla en tiendas físicas. La ventaja de esta silla, además de estar nueva (y de ser preciosa) es que viene con reductor para recién nacido, saco nórdico y protector para la lluvia. La pega, para mi gusto, es que, aunque se reclina 180º, queda muy bajita y mira hacia delante, y no hacia mi, y eso es un gran inconveniente, motivo por el cual es la última opción.


http://www.laaventurademiembarazo.com/2015/04/como-aprovechar-cochecito-bebe-hermano-mayor.html

Como suele suceder cuando tienes varias opciones y mil dudas es que cada día, según te pille, ves más ventajas a unas que a otras. En todo caso se que mi bebé no va a estar desamparado, tendrá mis brazos para llevarlo donde haga falta, siempre bien cerquita de mi, así que tengo tiempo para valorar cuál se adapta mejor a nuestras necesidades y posibilidades, y siempre puede surgir alguna nueva oportunidad.

En todo caso, ¿me ayudáis a decidir?, ¿cómo os apañaríais vosotr@s?, ¿qué opción veis más acertada?. Si tenéis alguna nueva propuesta por supuesto será muy bien venida.

 photo logo-comentarios-blog_zps1bbad700.jpg

15 thoughts on “Cómo aprovechar el cochecito del bebé de los hermanos mayores

  1. Piruli

    Yo no te puedo aconsejar bien aunque la opción de comprar el grupo 0 compatible me parecea mejor.
    Lo que me acabas de dar es una clase magistral de carritos, hay taaantos y tan variados que a saber cuando toque comprar…
    Besos

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¿Clase magistral? Jajaja esto no es nada, de hecho estoy muy despegada de este sector y no conozco nada las novedades, pero vamos, variedad hay, para gustos 😉

      Responder

  2. Blog La tiza mágica

    Hola! Yo no te puedo aconsejar mucho porque no soy mamá, pero se me ocurre buscar de segunda mano el capazo… quizá alguien lo venda suelto por rotura de chasis…

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Sí, también es una idea, aunque me da pereza comprarlo para usar 3-4 meses escasos y luego no saber qué hacer con él, por eso no me lo planteaba… Pero también es una opción 😉

      Responder

  3. Opiniones incorrectas

    Yo cogería el carrito de alguna amiga que hubiera cerrado la fábrica. Virginia y yo nos pasamos muchas cosas y es un ahorro de la leche, aunque reconozco que yo soy derrochona en general porque me hace mucha ilusión.

    En mi ciudad hay una tienda de segunda mano y la chica vende cosas nuevas y muy bien de precio, igual tienes otra cerca.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Amigas que han cerrado la fábrica tengo unas pocas jajaja. En el fondo me gustaría aprovechar mi silla, por nostalgia, por usarla con los tres, tonta que es una jajaja.
      Yo fui derrochona con el primero, no quería que le faltara nada, pero es lo que tiene la maternidad de vuelta, que todo te sobra 🙂

      Responder

  4. nekane78

    Yo creo que en tu caso que eres una gran porteadora me decantaria por una buena silla para el coche sea o no compatible con la silla (creo que primero es la seguridad y luego la compatibilidad, ademas para pasear el grupo cero tiene q ser lo mas incomodo que hay alli aprisionados, bueno a mi niña no le gusta nada …)
    Y luego si en algun momento necesitas el cochecito en los primeros meses para un ratito la silla ya le ira bien… Tampoco lo pondras mucho me parece 😉

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Te acercas bastante a mi opinión. Una buena silla para el coche será una compra segura, probablemente lo único en lo que invierta dinero, y ciertamente me da igual que no sea compatible con el chasis de la silla de paseo. Si tengo posibilidad de conseguir un grupo 0 compatible con mi silla sería para los primeros meses, pero la silla de seguridad para el coche la compraremos sí o sí.
      Y sí, tienes razón, creo que el hecho de ser gran porteadora (me encanta el término) me lo pone todo mucho más fácil 😉

      Responder

  5. Yeya

    Pues como dices, yo cogeria el grupo 0, sabes que ira mucho tiempo en brazos y que ademas tiene la ventaja que podras usarlo en el coche mientras cogeis la silla a contramarcha, asi que yo creo que la opcion mas acertada es el grupo 0 mas portabebe y despues la ligera de la peque 🙂

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¡Gracias por tu opinión! es una buena opción, tenemos mucho tiempo para pensarlo y como día, cada día me parece mejor una que otra jajaja

      Responder

  6. planeandoserpadres LTR

    Si te prestan algo que te convenza ¡adelante! Eso que te ahorras para tan poco tiempo. Y si no, las webs de artículos de segunda mano. Pero poco más te puedo decir, a parte de solidarizarme contigo y desearle algún daño al que te robó el grupo 0 del coche.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Es una gran ventaja contar con préstamos así, ¡menudo apaño! La segunda mano no lo descarto pero mi idea es gastarme lo menos posible, primero porque la economía no nos lo permite, y sobre todo porque se que son artículos que tienen tan poco tiempo de uso que me da pereza invertir en ellos.
      El que nos robó el grupo 0, mal rayo lo parta :S

      Responder

  7. MissYue87

    Hola guapa! Te dejo mi opinión! Si vas a comprar una buena silla acontramarcha para el coche yo no compraría grupo 0. Me decantaría por el préstamo o bien el capazo blando porque es económico y pueden estar totalmente tumbaditos los primeros meses. Aunque al final, siendo una experta en porteo seguro que usas muy poco los carritos!

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      De momento el capazo blando es el que gana más puntos, me parece lo más práctico, sencillo y menos comprometido. Y sí, se que el carro va a tener dos días de uso jajaja

      Responder

  8. Franklin Scott

    Buen día a todos, soy la señora Viviana Carlos por su nombre, soy un ciudadano de España, he estado esperando para una compañía de préstamos genuina durante los últimos 6 meses y todo lo que conseguí era grupo de estafas que me hicieron confiar en ellos y al final del día, me de $ 6,000.00 engañados sin dar nada a cambio, toda mi esperanza se perdió, se confundió y frustrado, me resulta muy difícil alimentar a mi familia, yo nunca quería tener nada que ver con el préstamo empresas de la red de nuevo, porque yo nunca confié en cualquier compañía de préstamos desde que fue estafado, así que fui a pedir prestado dinero de un amigo, yo le dije todo lo que pasó y me dijo que no me puede ayudar, que sabe una compañía de préstamos que me puede ayudar, que acaba de recibir un préstamo de ellos, ella me dirigió sobre cómo solicitar el préstamo, hice lo que me dio instrucciones, me apliqué, aunque yo nunca creí pero he intentado y para mi mayor sorpresa de mi préstamo fue concedida a mí dentro de las 24 horas, yo no podía creer mis ojos, me siento feliz y rica de nuevo y yo agradezco a Dios que en esta estafa en todo los lugares de una auténtica sociedad como ésta todavía existe, por favor, yo le aconsejo a todos por ahí que están en necesidad de préstamo y puede ser confiable, de confianza y capaz de pagar a su debido tiempo de los fondos de ponerse en contacto con el Sr. Franklin a Scott a través de correo electrónico: franklinosayandescott@gmail.com le Correo hoy y usted será feliz de haberlo hecho.

    La señora Viviana Carlos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *