Puleva Blog Trip: el gran reto de la alimentación infantil

Este pasado fin de semana tuve la oportunidad de acudir a Granada al I Puleva Blog Trip, organizado por la susodicha marca, cuya temática principal era «Grandes retos de la alimentación infantil en el nuevo milenio».

Y os estaréis preguntando… ¿Cómo que una madre que se jacta de dar/haber dado lactancia materna a sus hijos acude a un evento organizada por una marca de leche?. Pues por dos motivos: porque no creo que las industrias lácteas sean el enemigo a batir (sí ciertas prácticas comerciales y publicitarias usadas por algunas, todo hay que decirlo) y porque la realidad es que mis hijos, alimentados con lactancia materna -la pequeña aún sigue mamando con 3 años y 3 meses que tiene- consumen lácteos a diario. No puedo obviar esa realidad, y lo mismo que me he informado a tope sobre lactancia materna, también me interesa saber todo lo posible sobre los alimentos de consumo habitual, en este caso, los lácteos. Y porque para juzgar o criticar, primero hay que conocer.

Como madre que se preocupa por la alimentación de sus hijos, como persona curiosa a la que le gusta informarse y más si ofrecen la posibilidad de conocer más a fondo un tema de gran interés, no quise desaprovechar esta oportunidad. Y qué narices, ¿un fin de semana en Granada? ¡A nadie le amarga un dulce!.

Así que no me lo pensé, sinceramente, tras trasladar mi interés sobre el tema a la organización, al ser una madre defensora y promotora de la lactancia materna. Quiero saber de primera mano qué opinión tienen las industrias lácteas sobre la lactancia materna, qué investigaciones llevan a cabo, cómo son los procesos de elaboración de sus productos… Productos de los que mi familia somos consumidores habituales.

Creo que, como madres, padres, cuando nos iniciamos en esta andadura de la crianza, damos una importancia vital a la primera infancia, sobre todo a los 3 primeros años. Buscamos, rebuscamos, nos informamos, tenemos mil dudas y siempre preseguimos lo mejor para nuestros hijos. Bueno, esto último en realidad es algo que haremos el resto de nuestra vida.

Pero parece que conforme los niños crecen y se desarrollan, vamos restando importancia a ciertos aspectos de la crianza. Si desde que son bebés nos preocupamos por su salud y alimentación principalmente, ¿leche materna o artificial?, ¿cuál es la mejor marca de leche de fórmula?, ¿cuándo introducir la alimentación complementaria?, ¿primero la fruta o la verdura?, ¿mejor purés o trocitos?, ¿mi hijo se estará alimentando bien?. Que levante la mano quien alguna vez no se haya hecho alguna de estas preguntas.

Pues bien, como madre de dos niños que ya no son bebés, su alimentación es un tema que me sigue preocupando sobremanera. Sobre todo ahora que tienen cierto poder de decisión sobre lo que se llevan a la boca, y porque están en una etapa en la que lo que sale en la tele, lo que l@s compañer@s llevan de almuerzo al cole, lo que meriendan l@s niñ@s en el parque, lo que ve en la estantería del supermercado, lo que las madres les queremos obligar a comer (brócoli 0 – chocolate 1), todo influye en sus hábitos y preferencias. Ya no están bajo nuestro absoluto control, y para mi, toda la información que pueda tener al respecto es bienvenida.

Así que el viernes mi marido y yo cogimos, como quien dice, carretera y manta camino de Granada. Sin niños. Lo bueno de tener hijos que hablan y opinan es poder preguntarles si les apetece ir a tal o cual lugar y tener en cuenta su opinión. Así que tras explicarles nuestro plan y ver que para ellos no iba a ser divertido (si estuviéramos en temporada de nieve otro gallo nos hubiera cantado), prefirieron quedarse con los abuelos, ya que para ellos pasar dos días y dormir en casa de la abuela es el summun de la diversión. De hecho, cuando regresamos el domingo tenían el pijama puesto a ver si colaba y se podían quedar a dormir allí una noche más. ¡Tener hijos para esto!.

Bueno, vamos a hablar del evento, que es a lo importante.

El hecho de vivir en la punta del mapa y medio incomunidada con el resto de España no me lo pone fácil para asistir a este tipo de eventos, así que no estoy muy ducha en estas lides (eventos de marcas para blogueras, se entiende) y no puedo comparar. Soy de las que se muerde las uñas al ver las chuladas que se organizan en las ciudades principales, sobre todo en la capital, donde a las de provincias no se nos tienen en consideración por vivir lejos de, y mucho menos se plantean pagarnos el desplazamiento para poder acudir. Así que no puedo menos que agradecer a la organicación todos los medios y facilidades para poder participar en el #BlogTripPulevaInfantil.

Llegamos a Granada con la hora justita, porque servidora no quería marcharse sin recoger a los nanos del cole, dejarles con los abuelos a buen recaudo y darles un besote. Nos esperaban a las 7 de la tarde para reunirnos todas las blogueras invitadas y trasladarnos al lugar del coctel, en el emblemático barrio del Albaicín. Sí, me retrasé, llegué al hotel pocos minutos antes de las 7 y necesitaba urgentemente una ducha tras las 4 horas de coche y arreglarme para estar a la altura del evento. Pero ¡no fui la última en llegar!.

El cóctel fue en Las Tomasas, un precioso restaurante con unas vistas privilegiadas a La Alhambra. Si este monumento es maravilloso durante el día, obervarlo al anochecer es una delicia para la vista. Ya conocía semejantes vistas desde el Mirador de San Nicolás, a pleno día o en noche cerrada, pero nunca había visto el atardecer sobre La Alhambra. Espectacular.

Allí fue la presentación formal del evento y las asistentes tuvimos la oportunidad de conocer a los miembros de la organización, de charlar distendidamente entre nosotras, con una cerveza-o vinito- en la mano. La verdad es que, a estas alturas, puedo decir que tengo la suerte de encontrarme entre amigas, pero siempre hay gente a quien te falta poner cara o nuevas personas por conocer. Y es una suerte poder hacerlo en este tipo de encuentros. Charlas, risas, fotos, brindis, fue una velada estupenda.

Luego nos trasladaron a La Alhambra para realizar una visita nocturna con guía. Creo que es algo que todo el mundo debería hacer una vez en la vida. Yo no conocía los Palacios Nazaríes, cuando estuvimos allí de visita con los niños me equivoqué al comprar la entrada y no incluía esta visita, además en esa época aún estaba en obras el Patio de los Leones y tenía esa espinita clavada. Y, sin duda, una visita con guía es muchísimo más profunda y didáctica. Y más si el guía te cuenta la historia como si fuera un cuento. Para mi será siempre «Federico, el contador de historias». Me hubiera quedado escuchándolo durante horas. Pero la visita fue más breve, aunque intensa, me dio lugar a hacer muchas fotografías, retener datos curiosos y aprender un poco más sobre nuestra historia.

Al día siguiente tocaba jornada maratoniana así que nos fuimos a descansar al hotel, que nos hacía falta. Y es que todas habíamos viajado unos cientos de kilómetro para poder estar allí. Pero os lo contaré en la segunda parte.

8 thoughts on “Puleva Blog Trip: el gran reto de la alimentación infantil

  1. La Guinda de Limón

    Uuuuum que envidia me das! Me hubiese encantado asistir, os seguí en Twitter y me pareció interesantísimo así que ya estoy deseando que escribas la segunda parte.
    Besos preciosa!

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¡Y a mi me hubiera encantado verte allí! De verdad que fui muy instructivo 🙂

      Responder

  2. diasde48horas

    Seguro que os lo pasásteis genial! Me va a encantar leer la segunda parte 🙂
    Una pregunta tonta: durante estos eventos ¿que hacen los papás? ¿van con vosotras o se quedan en casa? Siempre me he preguntado si estas actividades son sólo para mamás o no… jeje

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Nos lo pasamos muy bien, eso ni lo dudes 🙂
      Pues mira, es la primera vez que me acompaña mi marido sin los niños. Normalmente he ido sola y si ha sido un evento kids friendly entonces hemos ido los cuatro En este caso mi marido se juntó con dos maridos más, los de mis amigas de Pintando una mamá y nada, a sufrir de cañitas por Granada y de paseo por Las Alpujarras. Supongo que eso ya depende de cada marido jajaja y de lo sociable o buscavidas que sea jajaja

      Responder

  3. Blog AdoroSerMama

    Qué bien suena todo!!! Con ganas de leer la segunda parte 🙂
    Y comparto tu opinión. No me parece contradictorio que una mami que dé el pecho acuda a este tipo de eventos sino más bien todo lo contrario. Como bien dices para juzgar hay que conocer y nada mejor que estas oportunidades para tener información de primera mano. Besote paisana 🙂

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Claro, como te digo, nos centramos demasiado en los primeros meses, el primer año, en la lactancia materna que para mi obviamente es fundamental… Pero los niños crecen, desarrollan y siguen teniendo necesidades, especialidades, hay más vida tras el fin de la lactancia materna y creo que no hay que restar importancia. En mi casa se consumen leche, batidos, yogures y queso a diario, ¿cómo no me va a interesar informarme sobre ello?, debe interesarme como parte de su alimentación que es. Eso me ayuda, desde luego, a poder elegir este tipo de productos con más criterio y valorar las necesidades nutricionales de mis hijos, no solo en lo que se refiere a los lácteos sino su alimentación en general. Así que para mi ha sido muy esclarecedor.

      Responder

  4. planeandoserpadres LTR

    A mí me pasa como a ti. Como mi bichilla aún no ha cumplido el año yo vivo de lo más tranquila con mi teta y dándole a comer cositas diferentes, por probar y sin preocuparme mucho. Pero cuando cumpla el primer año ¿qué? ¿Qué leche le doy? La teta la seguirá teniendo hasta que se canse de ella, pero yo nunca he sido de comprar productos específicos para niños y ahora me entran las dudas de todo tipo. Y luego está el tema del azúcar ¡que parece que hasta lo salado la lleve! En el grupo de crianza las pediatras nos dicen que los zumos y batidos envasados debemos considerarlos un extra, como cualquier otro refresco, y que no son para el consumo diario por parte de nuestros peques. El día que descubrí eso casi me da un pasmo porque yo creían que eran sanísimos. Y por cierto ¡qué bien los pasamos en el Blogtrip de Puelva!

    Responder

  5. Parafarmacia online FarmaciaMarket

    La alimentacion del bebe marcara su crecimiento el resto de su vida

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.