Al cole con las mochilas Zoopack de Skip Hop y Nikidom Roller

Vale, lo se, a lo mejor soy un poco cansina, pero es que esto de la vuelta al cole me tiene con la cabeza loca… ¡Por favor, decidme que no soy la única que está así!

Pues bien, entre preparativos y compras no puedo evitar que, a toro pasado, no haya caído en la cuenta de que existen marcas tan molonas como Nikidom que nos hacen unas propuestas de lo más divertidas y útiles para nuestros peques y el cole.

Hay dos cosas con las que, a la hora de comprar las mochilas de mis hijos, no he contado:

  • El mayor ya está en Primaria y ahora no va al cole a jugar sino a aprender, y esto le supone acarrear con una buena cantidad de libros y material escolar.
  • La peque va a Infantil y su cole es tan molón que las excursiones van a ser pan de cada día.

Y ahora es cuando se me ponen los dientes largos de ver las boniteces de las mochilas preescolares Skip Hop Zoopack para los más peques y los trolley Nikidom Roller para los mayores.

¿Cómo no se me ocurrió antes?

Peeeeero nunca es tarde. Y a este blog pongo por testigo que de aquí a la primera excursión de mi princesa una de estas dos tiernas  mochilitas para meriendas Zoolunchies de Skip Hop estará en nuestro poder. Porque es la solución perfecta para llevar la comida de los peques en las excursiones (que dada su edad suelen ser de medio día) y que ésta se mantenga en perfectas condiciones dado su aislamiento térmico.

Hay un montón de modelos más, a cada cual más bonito que podéis ver en su web, pero a mi el gatito y la abejita me han enamorado, no puedo evitarlo. Pero seguro que entre todos los modelos encontraréis el animal favorito de vuestr@s peques.

Y como podéis ver, al interior no le falta un detalle, puede parecer pequeñito pero es muy apañada y da cabida a un buen almuerzo o merienda, todo lo necesario para niños de 2 a 5 años.


Son el complemento ideal para la mochila preescolar Skip Hop Zoopack, la mochila del día a día para los preescolares, donde pueden guardar la muda, su juguete o libro favorito y hasta una pequeña merienda en el bosillo delantero, que es isotérmico. Y lo mejor es el práctico sistema con el que se acopla la mochila de excursiones Zoolunchies.

Y para los más grandes, los que tienen que ir al cole bien pertrechados de libros y material escolar, no vale eso de colgarse la mochila al hombro, que me da que más de uno (mi niño sobre todo, que es una fina pluma el pobre) ser caería hacia atrás con tanto peso.

No miento si digo que he tenido que ir a comprar un carrito de urgencia que se pueda acoplar a la mochila. Y, por supuesto, nada que ver con los trolley Nikidom Roller, yo que soy una defensora acérrima de la importancia de la ergonomía para la salud de nuestra espalda, y no solo en el porteo.

Soy consciente de que much@s de nuestra generación padecemos dolores y problemas de espalda por la sobrecarga de peso a la que nos hemos visto obligados en nuestra etapa escolar con mochilas que, además de pesar como si lleváramos piedras -libros, cuadernos, carpetas, el atlas, el diccionario de español, el de inglés, la biblia (uff qué tiempos)-, no repartían bien el peso. Íbamos, como se dice comunmente, cargaditos como mul@s.

Y veo estos super trolleys y pienso que lo que hubiera molado aparecer con uno así en el cole, en mi época. Está claro que a Nikidom no se le escapa una y lo tiene todo muy bien pensado para que los niños puedan llevar en la mochila todo lo necesario:

  • compartimentos para guardar las llaves, el mp3, el móvil, el tablet (madre mía, pero ¿estos niños no van a estudiar? igualito que nosotros, que nos tenía que caber el walkman y el reproductor de CD’s portátil), y todo lo que haga falta,
  • un práctico bolsillo isotérmico para el bocata y la bebida (agua o refrescos),
  • el gran compartimento de almacenamiento general, 19 litros de capacidad, que se dice pronto. 

De entre todos los modelos me encanta éste para mi niño, colorido, alegre y muy casual, estilo urban total.

Es lo que viene a ser el todoterreno de las mochilas, no hay más que verlas:

  • robusted, es una mochila muy duradera
  • protectores inferiores anti-roces, 
  • cuero semirígido para proteger el contenido,
  • ruedas de gran tamaño (estupendas para subir y bajar escalones y para acarrearla con menos esfuezo) y silenciosas, 
  • mango telescópico de aluminio con 3 posiciones de altura, 
  • manillar ergonómico tanto para empujar como para tirar de él.

Esta es una mochila full-equipe y lo demás son tonterías, con su versión XL para los más mayores. Como os digo, Nikidom piensa en todo.

Mejor no se la enseño a mi hijo, no sea que me me pregunte qué clase de mochila le he comprado.

Pero bueno, esto no se queda aquí, que si no es por Reyes es por cumpleaños, pero para el próximo curso esta mochila cae seguro, que al fin y al cabo es servidora la que comparte el acarreo de libros con mi heredero, y eso de cargar al hombro va a ser que no, como bien recomiendan los colegios profesionales de fisioterapeutas. Que yo tengo que cuidar mi maltrecha espalda, pero la de mi hijo que aún está sana y en formación, todavía más.

Así que ya sabéis, si estáis a la búsqueda y captura de mochila para vuestros hijos, desde preescolar hasta casi que vayan a la universidad, espero que estas propuestas os ayuden en vuestra elección. Orginales, prácticas, cómodas y seguras, estas mochilas son la combinación perfecta, y una excelente inversión.

2 thoughts on “Al cole con las mochilas Zoopack de Skip Hop y Nikidom Roller

  1. JMP

    a mi me las has vendido!! me encantan esas pequeñitas que son nevera!!

    Responder

  2. Alejandra La aventura de mi embarazo

    No es mi intención venderlas que además no me llevo nada jajaja pero es cierto, me chiflan. Y sí, la mochi de la merienda es genial 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *