La crianza en los tiempos del paro

Hace ya unas semanas que circula por la red la notica de que los bebés de madres en paro son más sanos. Vaya, que va a resultar que ahora para concebir, gestar, parir y criar a un bebé sano y feliz, el estado ideal es del del desempleo.

 photo baby-mum-kiss_zps0a1ae311.jpg
Este bebé tiene un color estupendo, ¿su madre será trabajadora o desempleada?

Podría haber titulado este post «El amor maternal en los tiempos del paro» y así parafrasear al desaparecido y grandísimo Gabriel García Marquez. Pero el tema no es el amor hacia nuestros hijos sino su salud.

Reconozco que la primera vez que leí dicho titular no quise ni leer la noticia. Es que solo el titular, para mi, no hay por donde cogerlo.

Ironías aparte. Me parece un total desacierto semejante afirmación, en los tiempos que corren. Viene siendo como «quien no se consuela es porque no quiere». Ea, que no tienes trabajo, no llegas a fin de mes pero no te quejes que tu bebé crecerá más sano que aquellos cuyos padres trabajan y viven desahogados económicamente (y a veces, lo segundo, ni trabajando).

Pero hoy me he pasado por el blog de Planeando ser padres donde precisamente hablaba de dicha noticia. Así que le eché valor y la leí. Y luego leí la entrada. Y luego fui a comentar, pero mientras comentaba me surgió el tema que ahora vengo a tratar.

La noticia es una falacia absoluta, intenta demostrar algo que no se sostiene por sí mismo con argumentos absurdos. Ojiplática me quedo leyendo cosas como que «cuando el paro sube, en promedio, las mujeres en edad de concebir reportan mejor estado de salud física, duermen más, beben menos alcohol, y tienen un índice de masa corporal menor». O sea, que las mamás currantas somos insomnes, alcohólicas y gordas. Tocate el tete, Manolete. Yo, que duermo a pata suelta, no bebo alcohol y peso 53 kg. Debo ser la excepción a la regla, menos mal porque menuda regla.

«…la salud de los recién nacidos […] es
«significativamente mejor» cuando la tasa de paro es más alta y si la
madre embarazada tiene más «tiempo para cuidarse» y la posibilidad de
hacer más comidas caseras, más ejercicio, más visitas al médico, o menos estrés laboral.»

Señoras y señores, lo que hace que los bebés crezcan sanos y felices no es que su madre esté en paro para tener un embarazo tranquilo y tiempo libre para cuidarse, ídem una vez tiene a su bebé en brazos. Lo que hace que los bebés estén sanos es que su madre, sus padres, tengan tiempo para dedicarse a ellos.

Y esto, con la mierda de conciliación de la vida familiar y laboral que tenemos en nuestro país, es imposible. Esa es la verdadera cuestión y no el empleo/desempleo.

Porque si en este país se apostara por una conciliación real, una baja maternal ampliada que permita criar a nuestro bebé durante más tiempo antes de incorporarnos a nuestro puesto de trabajo, horarios de trabajo razonables y flexibles, reducciones de jornada en condiciones, excedencias remuneradas y etc… otro gallo nos cantaría.

Si se nos permitiera conciliar de verdad y no tuviéramos que darnos patadas en el culo para cumplir en el trabajo, cumplir con las faenas caseras y cumplir con nuestros hijos, si no tuviéramos que hacer un tetris para dejar a nuestros hijos atendidos en las vacaciones de verano como nos contaba ayer Mamá de Parrulín, estaríamos más relajadas, más tranquilas y, por lo tanto, más felices.

 photo mum-baby-stress_zps622c7a9a.png
Ésta podría ser yo (cambio perro por gata) aunque no tendría esa cara de mala uva 😉

Todo esto se refleja, obviamente, en nuestros hijos. Porque si una llega reventada a casa después de 8 horas de trabajo, algunas con la mala suerte de sumar horas de traslado y almuerzo, por mucho que se alegre de ver por fin a su peque, no tiene las mimas fuerzas, ni las mismas energías, ni las mismas ganas que una madre que ha trabajado 5 horas, ha recogido a sus hijos del cole y a mediodía está en casa, con toda la tarde libre por delante para disfrutar con sus peques. No es lo mismo.

Porque si un hijo no puede ver a su madre en todo el día, ni la madre ni el bebé son felices.

Y ojo, que hablo de madre y no de padre porque el artículo precisamente habla de la mujer, no del hombre, esgrimiendo como argumentos que si la mujer embarazada no trabaja puede cuidarse más durante el embarazo, hacer ejercicio, comer saludable, evitar el estrés laboral… Vamos, como si la que trabaja no pudiera cuidarse, ¡ni que fuera incompatible!.

Lo más grave es que no tenemos suficiente las madres con las culpas que nos echamos encima por no llegar a todo, por no estar siempre al 100%, por no dedicarnos a nuestro bebé tanto como quisiéramos, como para que tengamos que sentirnos culpables por trabajar y que nuestro bebé no sea tan «sano» como los de las mamás que están en paro.

Así que no, a mi no me venden la moto. Un bebé será sano y feliz si puede tener a sus padres la mayor parte del tiempo posible. Y que la madre pueda estar en casa y dedicarse a criar a su bebé no debe ser una obligación ni una imposición sino una elección personal.

Decir que gracias al paro los bebés se crían más sanos es conformarse con la mísera situación que estamos viviendo, donde comedores escolares y sociales están llenos de niños y familias que no tiene recursos para alimentarse. Es una situación penosa y lamentable a la que yo, sinceramente, no le veo ninguna ventaja.

Eso no es sano. Y me niego a que quieran hacernos creer que estar en el paro tiene ventajas de cara a la maternidad, porque si sumamos las trabas que tenemos a la hora de ser madres y trabajadoras y hacer valer nuestros derechos como tales, si ya nos vemos presionadas y amenazadas con la pérdida de nuestro puesto de trabajo a raiz de nuestra maternidad, lo que nos falta es que les den ideas a los empresarios y que éstos nos vengan con un «mira, te despido pero oye, te estoy haciendo un favor, tu bebé así crecerá más sano». Nos ha jodido.

Quien realiza semejante afirmación debe pensar que el paro es una fuente inagotable de recursos económicos, que se va a cobrar de por vida. El paro se acaba, y ya puedes llevar 15 años deslomándote en tu trabajo que si te ponen de patitas en la calle como mucho, como mucho, vas a cobrar dos años de paro y, si no encuentras trabajo, un subsidio por desempleo que es una miseria. Dos años, querid@s, pasan volando. Y el subsidio por desempleo no da para alimentar a una familia, ya no digo para cubrir los gastos mínimos de una vivienda.

Que nos lo digan a nosotros, que papá va a hacer ya 3 años desempleado y no soy capaz de explicar cuan desesperada llega a ser esta situación, con todo lo que conlleva a nivel económico, familiar y personal.

Esto me ha hecho reflexionar sobre mucho sobre la situación a la que hemos llegado. Antes de ser padres mi marido y yo éramos jóvenes, teníamos puestos de trabajo cualificados, teníamos un trabajo fijo y ganábamos sueldos decentes. No nos imaginábamos dónde nos iba a llevar la vida, que dos empresas sólidas acabaran desapareciendo y con todos sus empleados en la calle. La mía más de 600, no es poca cosa.

Cuando me quedé en paro la primera idea fue aprovechar ese tiempo sin trabajar y cobrando para dedicarme a lo que realmente quería, criar a mis hijos, especialmente a mi pequeñita, que acababa de nacer.  Pero se me posó en el hombro ese angelito como el que salía en los dibujitos animados -¿os acordáis? con su mandorla mística y el arpa en el brazo, qué puñetero- diciéndome que no me confiara, que dos años pasan volando y que, si no encontraba trabajo en ese tiempo, una vez acabada la prestación, las iba a pasar putas. El demonio en el otro hombro no tuvo tiempo de aparecer. Y me embarqué en la aventura de emprender un negocio.

A día de hoy casi todos mis compañeros de trabajo siguen desempleados, los que trabajan lo hacen porque, al igual que yo, se han buscado la vida por su cuenta, algunos han tenido empleos esporádicos y han picoteado aquí y allá, pero nada fijo y continuo que les permita vivir con relativa tranquilidad.
Las que son madres como yo lo tienen muy jodido, y de conciliar ni os cuento; una de ellas se hace 150km cada día para cobrar poco más de 600€ y otra dobla turnos a destajo en un centro comercial porque su jefe no contrata más personal.  

Conciliación es una a la que le dijeron «no eres apta para el puesto». Missing.

Lo que no me imaginaba es que mi marido no iba a encontrar trabajo, con lo que él es, que vale para todo, no se le caen los anillos con nada y ha removido cielo y tierra para encontrar un trabajo. Mi pequeño negocio al menos nos da para vivir, aunque sea con el cinturón en el último agujero, ese que te haces a mano en casa cuando has adelgazado y se te ha quedado grande.

Así que el cuento de que los bebés de mamás en paro son más sanos me parece una falacia. El paro es la pérdida de un derecho, no una opción libre y voluntaria. Y lo que las madres queremos es criar a nuestros hijos sanos y felices pero pudiendo elegir nosotras mismas y con las medidas adecuadas para poder compatibilizar nuestra vida profesional y familiar sin sentirnos esclavizadas y culpables.

 photo mama_concilia_aventura_embarazo_zpse3705a4c.jpg

Éste si serían un buen titular, ¿no creéis?. Espero que alguna vez deje de ser una utopía.

19 thoughts on “La crianza en los tiempos del paro

  1. Ana Maria Almendro Oliva

    Me ha encantado tu post sobre esta triste, penosa y tan extendida situacion. Quien escribio ese articulo? Uno de los capullo que dice que España esta saliendo de la crisis, un politico corrupto o u banquero? Lo que hay que leer, dios mio. Yo soy una afortunada aunque solo trabajo pocomas de 8 meses, trabajo 5 hora en un trabajo que me justa y tengo la tarde noche para mis hijos. Espero que tengais suerte y mejore vuestra situacion laboral y que no repercuta en la salud de vuestro hijos. Manda huevos!! Un beso

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      El estudio sale de la Fundación Ramón Areces, fundador de El Corte Inglés, no digo nada…

      Gracias por tus buenos deseos, yo sigo confiando en que pronto saldremos de esto, y desde luego, no voy a permitir que afecte la vida de mis hijos, ¡ellos no tienen culpa!

      Responder

  2. ALMA

    Ufff… lo q da de sí este post…

    Yo no había visto esa noticia, pero vamos, q me hubiese mosqueado igual q tú al verla.

    Ya sabes q yo he dicho q no me da tiempo a nada, pero a nada… todo el día fuera, el resto me lo paso llevando o recogiendo a la peque y para de contar… q para ir a comprar algo he de esperar al fin de semana porq no me llegan las horas.

    A mí me encantaría poder pasar más tiempo con mi hija, poder disfrutar de ella, con ella, por ella… y poder descansar un poco, y poder tener tiempo para mí, y poder … pero NO es posible.
    Y mientras sigamos teniendo este tipo de trabajo-horario-responsabilidades-bajas que dan risa… va a seguir siendo imposible …

    Ufff q encorajada

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Sí, te tiene que dar coraje porque tú eres de esas madres que por desgracia no puedes pasar todo el tiempo que quisieras con tu niña… Y qué rabia me da que esto tenga que ser así… Alguna vez tiene que cambiar esta situación, confío en que tarde o temprano lo conseguiremos 😉

      Responder

  3. Yo y mis mini yos

    Guapa, no he leido la noticia asi que no puedo opinar con conocimiento de causa, pero es que paso de que me entre una ulcera, porque por lo que cuentas este estudio CIENTIFICO y bien contrastado (???) se las trae!! Aplaudo totalmente todo lo que has dicho! Yo lo he visto con mis hijos, ya que tengo la inmensa suerte de poder conciliar, y lo he notado muchisimo en ellos, su bien estar, su felicidad y su salud (por cierto, es que la salud se mide por cuanto pesas??? de verdad que…) Que conste que aun asi es duro, pero vamos, nada comparado a tener que trabajar al 150% o el estres de estar en paro y que te cueste llegar a finales de mes… En fin, que la idiotez humana no tiene limites!

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      No hace falta que la leas, es una idiotez supina… yo tengo la suerte de trabajar para mi misma y al lado de casa, aún así tengo que estar a jornada partida fuera y no siempre pueden estar cerca, pero solo con eso me doy por satisfecha 😉

      Responder

  4. planeandoserpadres LTR

    Pues sí que te entró la inspiración de golpe. En definitiva opino como tú, que por mucho que nos quieran convencer de lo contrario, si el paro nos viene impuesto por la maternidad, la crisis y la incapacidad para conciliar la crianza y la felicidad de toda la familia acabará por resentirse. Lo mejor es que nos dejen elegir libremente si queremos trabajar y tratar de conciliar, o dedicarnos en cuerpo y alma sólo a nuestra familia, porque en escogiendo cada uno lo que deseemos no tendrán que preocuparse por hacer estudios que defiendan lo indefendible.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Jajaja, me suele pasar, por eso en vez de escribir tochos enormes como comentarios prefiero desarrollar el tema en el blog. Y sí, veo que opinamos igual, pero es que creo que cae de cajón 😉

      Responder

  5. Mo

    Totalmente de acuerdo. Es más, imagino que cuando el desempleo dura en el tiempo y la angustia llega a los padres, no creo que los hijos sean ajenos a ese malestar.
    En fin, tú lo has dicho todo. Y muy bien, por cierto.
    Besos.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Yo no le deseo a nadie ser parado de larga duración, con esto te lo digo todo 🙁

      Responder

  6. diasde48horas

    Coincido totalmente contigo: madres que concilian bebés más sanos y felices. Así de simple, no hay más vuelta que darle…

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¿Verdad que es fácil de entender? Pues es una pena que quienes tienen poder para cambiar y mejorar esta situación no se acaben de enterar 🙁

      Responder

  7. Opiniones incorrectas

    Ahora va a haber que darle las gracias al paro, esto es la leche… en otros países de Europa trabajan, concilian y están todos encantados, pero de verdad.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Lo que yo te digo, nos mandan el paro y además nos hacen un favor… y después queremos ser Europeos, pero solo en lo que le conviene a cierto sector de poder. Queda mucho por andar, por desgracia.

      Responder

  8. Piruli

    Muy bien dicho. Supongo que será una nueva campaña para que al menos nos consolemos pensando que las mujeres en paro con hijos son afortunadas. Que ridiculez.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Sí, parece una campaña para lavarnos el cerebor y pensar que para criar hijos lo mejor es estar en el paro y así con formarnos con la mísear situación que se está viviendo. Al menos somos más de una (muchas en realidad) las que no estamos dispuestas a conformarnos.

      Responder

  9. Rebequilla

    El post es antiguo, pero no sabes como te entiendo. Doy a luz en 3 semanitas. Mi empresa me comunico hace dos meses que a finales de este mes me despedirían y a mi pareja ayer mismo le han dicho que en diciembre se va a la calle.
    Cuando decidimos tener a la peque, los dos teniamos trabajo estable y ahora empezaremos el año estando en el paro y con la bebe recien nacida.
    El estres que causa esto, solo lo sabe el que lo ha pasado, y quien ha escrito esta noticia, es un autentico sinvergüenza

    Responder

  10. Rebequilla

    El post es antiguo, pero no sabes como te entiendo. Doy a luz en 3 semanitas. Mi empresa me comunico hace dos meses que a finales de este mes me despedirían y a mi pareja ayer mismo le han dicho que en diciembre se va a la calle.
    Cuando decidimos tener a la peque, los dos teniamos trabajo estable y ahora empezaremos el año estando en el paro y con la bebe recien nacida.
    El estres que causa esto, solo lo sabe el que lo ha pasado, y quien ha escrito esta noticia, es un autentico sinvergüenza

    Responder

  11. Rebequilla

    El post es antiguo, pero no sabes como te entiendo. Doy a luz en 3 semanitas. Mi empresa me comunico hace dos meses que a finales de este mes me despedirían y a mi pareja ayer mismo le han dicho que en diciembre se va a la calle.
    Cuando decidimos tener a la peque, los dos teniamos trabajo estable y ahora empezaremos el año estando en el paro y con la bebe recien nacida.
    El estres que causa esto, solo lo sabe el que lo ha pasado, y quien ha escrito esta noticia, es un autentico sinvergüenza

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.