Diez recomendaciones imprescindibles sobre seguridad infantil en el coche

“La silla que cuida”, campaña oficial de la DGT

Que los niños han de ir seguros en el coche, es algo que sabemos de más. Por ende, es normal que el modo en que nuestros hijos van en el coche sea una de nuestras principales preocupaciones como padres.

Como he contado en varias ocasiones, soy muy exigente en lo que se refiere a mis hijos. ¿Qué madre/padre no lo es?. Cuando tengo que comprar algún producto para ellos no voy a lo primero que encuentro sino que me informo bien al respecto, busco opciones, comparo precios, y me decanto por la solución que más se acerca a mis necesidades o expectativas. Al menos en aquello que considero importante. Y la silla del coche, lo es, y mucho.

Así como por ejemplo, cuando fuimos a comprar el cochecito para Iván, buscaba algo práctico, funcional y ligero sin importarme el diseño, es decir, no iba buscando marca o modelo sino algo asequible y que cumpliera mis necesidades, cuando fuimos a comprar su primera silla para el coche -tras el Grupo 0- lo tuvimos claro: no nos importaba el precio, lo que queríamos era seguridad.

La vida de mis hijos no tiene precio. El mayor índice de muertes infantiles se producen en accidentes de tráfico, y nosotros estamos disupuestos a poner todos los medios posibles, sin escatimar en gastos.

El sábado pasado tuve la oportunidad de acudir a una charla sobre seguridad infantil en el automóvil a cargo de Klippan. A pesar de que mis hijos ya tienen cada uno su silla correspondiente, creo que nunca está de más informarse, y esta era una ocasión ideal.

Porque parece que estamos informados pero, ¿realmente sabemos de este tema?.

¿Sabemos qué exige la legislación en cuanto a los niños que viajan en coche?
¿Sabemos en qué consiste la homologación de los sistemas de retención infantil?
¿Sabemos cuál es la verdadera función de la silla de coche?
¿Sabemos cómo reacciona el cuerpo de un niño ante un impacto cuando va correctamente sentado en su silla?
¿Sabemos cuáles son las consecuencias de no usar una silla adecuada, de instalarla mal, de no ajustar correctamente el arnés, de no utilizarla correctamente?.

Hay muchos padres que se conforman con ir a la tienda y elegir la que más le gusta. Y si es barata, mejor. Total, si está homologada, mala no debe ser. Para mi esto es un error y un acto de irresponsabilidad.

Hay muchos padres que antes de ir a comprar una silla deciden informarse a fondo. Consultar foros especializados, ver las recomendaciones de organismos de referencia, analizar las comparativas entre las diferentes marcas y modelos de sillas del mercado, ver los duros videos de crash test para hacerse una idea de lo que supone realmente un impacto en el vehículo para un niño.

Yo me incluyo en el segundo grupo. Una de las cosas que he aprendido en la maternidad y en la vida es que no siempre lo que te recomiendan o venden como lo mejor, lo es realmente. Y merece la pena realizar un pequeño trabajo de investigación, no solo para encontrar el mejor precio, sino para conocer bien el producto y saber qué criterios debemos exigir. Y esto lo hago extensible a las compras en general, al menos aquellas en las que debemos invertir dinero y esperemos durabilidad y, sobre todo, calidad.

En mi caso creo que es de-formación profesional, tantos años trabajando en comercio, ya sabe una a qué se atiene.

Pues aquí servidora, que se creía que lo sabía casi todo, o que estaba muy bien informada, reconoce que no es así. Hasta ahora estaba completamente segura de haber hecho la elección correcta con las sillas de coche de mis hijos. Ahora no lo tengo tan claro.

Gracias a la charla aprendí muchísimo sobre seguridad – seguridad, no retención, que son conceptos totalmente diferentes- , resolví muchísimas dudas y me vine con un montón de recomendaciones y consejos muy útiles y necesarios. No os voy a decir qué silla es la mejor, cuál debéis comprar, pero sí aquello que me he apuntado como muy muy importante, aquello que yo no sabía y que gracias a esta charla aprendí.

A contramarcha hasta los 4 años. Sin duda, es la garantía de máxima seguridad del niño en el coche y reduce la mortalidad infantil en accidente de tráfico. Todavía nos hace falta tomar conciencia de ello y acostumbrarnos, pero es cuestión de tiempo. Que se aburran, que no vean, son males menores comparados con salvar su vida. Las piernas les caben perfectamente, tienen una pelvis muy flexible, de hecho es normal que un niño vaya sentado en la silla en posición indio y no con las piernas estiradas. Si tiene que vomitar, lo va a hacer vaya en la posición que vaya porque el mareo no depende del sentido de la marcha. Y si nos preocupa no verlos mientras conducimos, colocamos un espejo en el asiento trasero frente al retrovisor, y arreglado. Problemas menores con fácil solución.

El mejor asiento, el central trasero. Siempre que el coche lo permita, porque en la gran mayoría de vehículos el asiento del medio no es un asiento completo y dificulta la instalación segura de la silla. Pero en coches cuyos asientos traseros sean iguales, como el nuestro, el lugar más seguro para viajar un niño es el asiento del medio. Aunque no tenga isofix. Es el que más alejado está de las zonas de impacto en caso de accidente.

El asiento del copiloto es el más inseguro. No por el asiento así, que parece que nos da confianza llevar al bebé al lado para tenerlo controlado – siempre con el airbag desactivado, por supuesto, sea un bebé o un niño mayor – sino porque nos distrae en la conducción, y un despiste tiene muchas papeletas de acabar en accidente de tráfico. Mejor atrás, si es solo un niño y no disponemos de plaza central se recomienda tras el copiloto, dejando la máxima separación posible entre el asiento delantero y la silla del niño. Con la nueva legistlación ya no estará permitido que los menores viajen en este asiento.


El isofix garantiza la correcta instalación de la silla. No es que la silla sea más segura por llevar isofix, es porque el isofix reduce el margen de error en su instalación. La mayoría de muertes infantiles en carretera se producen por mala instalación/uso de la silla, el isofix incorpora un chivato que nos avisa si está correctamente colocada.


Ajustar los arneses al máximo. ¿Qué niño no saca los brazos del arnés?. Los míos han aprendido que nunca, nunca, deben quitarse los cinturones. Bajo amenaza. Porque sí, con los dos he pasado la época de la puñetera mala costumbre de sacar los brazos y escucharlos regodearse de ello. “Como te vuelvas a quitar los arneses, paro el coche, te dejo aquí y me voy”. Conste que no me gusta utilizar la amenaza y la coacción para educar a mis hijos, pero cuando lo que está en juego es su vida y no entienden de otra manera, es lo que hay. Los arneses ajustados, bien ajustados, lo máximo posible, que no nos quepa ni un dedo entre su cuerpo y el cinturón para evitar el desplazamiento brusco del cuerpo del niño en caso de impacto.

No usar fundas que no sean las de la propia marca de la silla. ¿Sabíais que las fundas originales son ignífugas?. En caso de incendio del vehículo protege la silla -y al que está dentro – del fuego. No es que el niño no se vaya a quemar bajo ningún concepto, pero sí evitará que el fuego se propague por la silla y entre en contacto directo con el niño.
Si les ponemos una funda más bonita, que se desenfunda con más facilidad para lavarla a menudo, nos estamos cargando las propiedades ignífugas del tejido de la funda original. Si necesitamos una segunda funda, mejor de la propia marca, para garantizar la seguridad de la silla.

Apurar el grupo inferior al máximo. No se trata de cambiar de silla en cuanto el niño alcance el peso o edad recomendada para el grupo superior, sino de aprovechar al máximo mientras sea posible el grupo inferior porque es más seguro. Si el peque ya alcanza la edad del siguiente grupo pero no el peso o la medida, debemos mantenerlo en esa silla mientras nos sea posible. Mi hijo sigue yendo en la silla de grupo I porque, a pesar de tener casi 6 años, aún no pesa 18kg y por tamaño no sobresale su cabeza del respaldo de la silla.

En caso de accidente, NO sacar al bebé-niño de la silla. De igual manera que no quitamos el caso a un motorista accidentado. El niño sale con la silla. Si no podemos sacar la silla, se espera a que lleguen los servicios de emergencia, salvo que se produzca un incendio o haya inmersión del vehículo, obviamente.

Las sillas caducan. A los 10 años los materiales empiezan a debilitarse y dejan de ser seguros, así que a la hora de reutilizar o heredar una silla, además de que sea la adecuada al peque que la va a usar, debemos saber su tiempo de uso. Si se ha sufrido un accidente con esa silla, no debe volver a ser utilizada, ya que se deforma ante el impacto -aunque no sea perceptible a nuestra vista- y ya no es segura.

No es cuestión de producto, es cuestión de conciencia. Nos preocupamos por ponerles todas las vacunas del mundo y nos echamos las manos a la cabeza cuando una niña muere de varicela. Que también. Pero debemos poner el mismo empeño en la seguridad de nuestros hijos cuando viajan en coche. Porque es donde, desgraciadamente, se producen más muertes de niños. Esa es la realidad, debemos tomar conciencia de ella y ser consecuentes.

Os dejo el enlace a la campaña de la DGT para la concienciación del uso de los sistemas de retención infantil en el vehículo.

Así que desde aquí os encomiendo a que os informéis bien a la hora de elegir la silla para vuestr@ peque. Que toméis conciencia de lo realmente importante que es que vaya seguro y pongamos todos nuestros medios en ello. Porque cometemos el error de pensar que a nosotros no nos puede pasar, pero los accidentes ocurren, desgraciadamente. Y una silla segura puede marcar la diferencia entre la vida o la muerte.

14 thoughts on “Diez recomendaciones imprescindibles sobre seguridad infantil en el coche

  1. diasde48horas

    Interesantísimo tu post de hoy. Al igual que tú, no tenía ni idea de muchos de los datos que nos das, fíjate que siempre había creído que el asiento del medio era el menos seguro…
    Muchísimas gracias!

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Me alegro de que te resulte útil, yo también creí que estaba bien enterada y fíjate que no, siempre se aprende algo nuevo 😉

      Responder

  2. Mo

    Yo tampoco conocía alguna de las cosas que comentas…Me ha gustado mucho.
    Un besote!

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Me alegro de que te haya gustado y te resulte útil, un besote 😉

      Responder

  3. planeandoserpadres LTR

    Lo de la correcta instalación a mí me trae de cabeza. La silla de la bichilla no tiene Isofix, y yo creo que seguimos las pautas del fabricante al pie de la letra y que queda perfectamente sujeta con el cinturón de seguridad (que para eso tiene un papá ingeniero que se esmera en estos asuntos) pero aún así, siempre queda la duda.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Sí, lo bueno de Isofix es que hay un piloto que si se queda en rojo, te indica que está mal colocado, y así al menos sabes que estás fallando en su instalación. Y es una puñeta quedarse con la duda de si irá bien instalada…

      Responder

  4. jenny

    A mi me viene genial,eso le digo yo a mi marido que el solo ve lo mas barato,y yo veo la seguridad de mi hija,pero bueno aun me queda tiempo para comprar una que aun no nacio,yo pensaba coger una que me haga el grupo 1-2-3 aunque tenga que gastar 250e.

    Ahora me venia bien un post de sillas de paseo,porque no sabes tu que lio tengo en la cabeza referente a sillas uff,y claro mi marido ve una silla a 300e o menos en centros comerciales y ya le gusta pero yo lo que te dije,veo la comodidad y opiniones de la gente.Lo malo es que no tenemos un gran presupuesto para gastar y entonces quedan a lo mejor 3 o 4 para escoger.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Pues en cochecitos poco puedo ayudar porque me quedé en la época de mi primer embarazo, y no se las modas y adelantos que ha habido desde entonces, pero lo que necesites, ya sabes 😉

      Responder

  5. duermefeliz

    Las dos primeras sillas que tengo para la nena (grupo 0 y 1) van con isofix pero la siguiene silla ya no tiene isofix y van con el cinturón, como tu dices. Es decir, la mayor ya va con cinturón y la pequeña a heredado el isofix y las dos primeras sillas.
    La mayor ha aprendido que cuando se quita la parte de arriba el coche se para. Así de claro. Me paro en el primer rincón que puedo hasta que se pone su cinturón. Es lo q hay. Jeje

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Haces lo mismo que hacía yo. Mis hijos ya no se quitan el cinturón, por la cuenta que les traen. Que yo los quiero mucho y me gusta criarlos con respeto y cariño, pero cuando es su seguridad y su vida la que está en juego, si me tengo que poner muy seria, me pongo 😉

      Responder

  6. Los Monitos de Uky

    Muchas gracias por este post. Yo ahora mismo estoy venga a buscar información sobre este tema, ya que mini moni en breve dejara el maxicosi. Y la verdad que abruma, no sabes que silla coger ni nada, si grupo a grupo, varios en uno… Hasta encontré esta web del race que me parece de lo más interesante: http://www.race.es/-/grupos-de-sillas con una comparativa: http://www.race.es/-/comparativa-sillas-infantiles
    Y post como el tuyo nos ayudan a comprender otros aspectos muy importantes.
    Muchas gracias 😉

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      De nada, me encanta compartir la información útil que encuentro por ahí. Yo también consulté la web del Race para las sillas de mis peques.
      Gracias a ti por pasarte por aquí y comentar 😉

      Responder

  7. bea

    Qué bueno.. muchísimas gracias por compartirlo… me ha tocado la fibra sensible.. 🙂 yo me dedico en parte a esto.. soy Educadora Extraescolar de Educación Vial y me satisface un montón haber encontrado este post. Voy a poner mi granito de arena e informaros que en breve, cuestión de unos meses, la normativa sobre los Sistemas de Retención Infantil va a cambiar, la homologación de las sillas será en función de la talla y no del peso como hasta ahora y que los menores de 12 años no podrán viajar en los asientos delanteros, (hasta ahora permitido siempre que utilicen dispositivo de retención). Bueno si alguien tiene alguna duda sobre esto, com muchísimo placer compartiré mis experiencias.
    Y para Alejandra brazos y abrazos darte las gracias por compartir tantas cosillas interesantes, te encontré ayer por la red y la verdad es que me has impresionado, todo lo que publicas me parece muy interesante, tenemos alguna cosilla en común que nos toca muy de cerca, mi hijo también ha sido valorado como Altas capacidades y no lo estamos llevando nada bien, me gustaría compartir experiencias, ya lo hago por tu post de la Valoración de Ivan.
    Un abrazo

    Responder

  8. Mi bebé viaja en una silla a contramarcha - La aventura de mi embarazo

    […] estos dos últimos años por suerte es cada vez más la información que avala y demuestra que viajar a contramarcha es lo más seguro para los más vulnerables en un accidente de tráfico, los niños, que deberían hacerlo de esta […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.