Contra la violencia de género: NO TE QUIERE

Hoy 25 de noviembre es el Día Mundial contra la violencia Machista. Ojalá no tuviéramos que “celebrar” un día así, ojalá la violencia de género no fuera un mal endémico. Pero es la triste realidad, cada año siguen muriendo un gran número de mujeres a manos de sus parejas, estén o no unidas en matrimonio.

Las muertes de estas mujeres que salen en todos los medios de comunicación no son más que la terrible consecuencia final de algo que viven muchísimas mujeres día a día en el anonimato de su vida, la intimidad de su casa, bajo la apariencia de una relación normal. Mujeres que están vivas pero mueren un poquito día a día bajo el yugo de la violencia física y emocional, de manos de alguien a quien entregaron todo su amor.

Mi amiga I es abogada – MI abogada- y forma parte del turno de oficio especializado en violencia de género. No solo está muy involucrada en este tema, intentando concienciar de lo importante que es detectar las señales de violencia, ser valientes y denunciar, sino que día a día en los juzgados tiene que lidiar con situaciones muy duras. Y no pensemos que este es un problema solo de adultos, si hay algo que de verdad a ella la rompe es tener que asistir a una víctima de violencia de género en un juzgado de menores. Porque sí, muchas conductas machistas empiezan muy pronto, de mano la chulería del chaval que cree que para ser un hombre tiene que pisar y atemorizar a su churri de turno.

Por eso hoy me hago con la estructura de su discurso -con su permiso-, añadiendo mi aportación personal. Porque es una verdad absoluta y una auténtica realidad:

– Si te controla desde que te
levantas hasta que te acuestas, no te quiere.

– Si te menosprecia y no valora
lo bueno que hay en ti, no te quiere.

– Si te dice que sin él no vales
una mierda, no te quiere.

– Si se cree en el derecho de
decidir por ti misma, si influye en todas y cada una de tus
decisiones, no te quiere.

– Si te obliga a hacer algo en
contra de tu voluntad, mantener relaciones sexuales, hacerte fotos o
videos íntimos o no usar protección por “amor a él”, no
te quiere
.

– Si te espía, te revisa el
móvil, el whatsapp, el correo electrónico, tus redes sociales, 
si tiene que saber dónde estás, con quien estás o qué haces en
cada momento, no te quiere.

– Si te amenaza con colgar
material íntimo en las redes sociales para que no le dejes, no te
quiere
.

– Si te separa de tu familia, de
tus amigos, y circunscribe todas tus relaciones a él mismo, no te
quiere
.

– Si te dice que eres una puta y
vas provocando por cómo vistes, te peinas y te maquillas, no te
quiere
.

– Si te dice que estás mejor en
casa, que trabajando no pintas nada, no te quiere.

– Si no te deja realizarte
personalmente, perseguir tus sueños, intentar alcanzar tus metas, no
te quiere
.

– Si pretende poseerte como un
objeto y que seas solo suya, no te quiere.

– Si te aboca a depender de él,
no te quiere.

– Si te echa la culpa de todo, de
sus males, de sus desgracias, de la mayor de las tonterías, no te
quiere
.

– Si te anula, no te quiere.

– Si te desprecia, no te
quiere
.

– Si te sientes el ser más
ínfimo del mundo a su lado, no te quiere.

– Si te amenaza de cualquier
manera para que no le dejes, no te quiere.

– Si a pesar de su rechazo, su
indiferencia, su desprecios, sientes que sin él la vida no tiene
sentido, si te sientes totalmente dependiente de él, si eres infeliz
a su lado y a él no le importa, no te quiere.

SI TE AGARRA HACIÉNDOTE DAÑO,
TE EMPUJA, TE DA UNA OSTIA, UNA PATADA, UN PUÑETAZO, SI TE TIRA AL
SUELO, SI TE INSULTA, TE MENOSPRECIA, SI TE VIOLENTA, ¡¡¡NO TE
QUIERE!!!

Si eres una chiquilla, una jovencita, si es tu primera
relación, tu primer amor, y aunque no lo sea, no lo idolatres. El amor es maravilloso pero
no lo justifica todo
, y si por mucho que lo quieras te lo hace pasar mal
no pienses que se acaba el mundo con él, ¡La vida sigue! y es mucho
mejor de lo que te está ofreciendo.

Si te controla a través del whatsapp, de las redes sociales, si decide cómo debes vestir, con quién debes salir, si no te deja estar con tus amigas, si censura tu comportamiento, si te hace creer que con los celos te demuestra su amor, si te somete a su voluntad, ¡No te quiere! El machismo juvenil es un enemigo silencioso, no dejes que te conquiste, hundirá tu vida.


Si eres madre, piensa en tus hijos, también son víctimas al igual que tú, no solo sufren por lo que ven sino que lo aprenden y lo normalizan. Porque como padres somos su ejemplo, su espejo y su guía, ellos son nuestro reflejo, y si conviven con la violencia, normalizan la violencia, asumen la violencia.

Si te ves reflejada en alguna de estas situaciones, no dejes tu vida en manos de alguien así. Tú vales mucho como persona como para que venga alguien a echarte por los suelos moral y físicamente. Busca ayuda, la hay, créeme, gente como Ruth e Inma están ahí para ayudarte en lo que necesites, informarte, asesorarte, recomponerte.

Si tienes miedo a tu pareja, si te jura que va a cambiar tras cada insulto, cada golpe, déjalo. Si no sabes dónde acudir, si quieres denunciar, hazlo, llama al 016, no habrá rastro de la llamada en el registro del teléfono ni en el detalle de la factura; acude a la comisaría, al juzgado, pero no te quedes callada. Hay mucha gente dispuesta ayudarte, solo tienes que pedir ayuda.

PORQUE TU SILENCIO ES EL MEJOR ARMA DE TU AGRESOR.

Hace años tuve un novio, el primer novio oficial, una larga relación. Un novio fantástico y maravilloso, buen chaval, que caía bien a todo el mundo. Que al principio era un poco celoso y controlador, pero jo, es que me quería mucho. Que cada vez me acaparaba más, porque me quería mucho. Que poco a poco fue separándome de mis amigas, porque consideraba que estaba mejor con él. Que me insistía una y otra vez en que era solo suya, porque me quería muchísimo. Que me decía que por qué me ponía una minifalda o me pintaba como una puerta, para ir provocando. Que me decía que no era capaz de renunciar a mi familia por él, él era más importante. Que si no hacía lo que él me pedía, me gustase o no, es que yo no le quería tanto como él a mi. Que intentó convencerme de no estudiar una carrera universitaria diciendo que yo era muy señorita, no me podía conformar con trabajar o estar en casa, como las buenas mujeres. Que se atrevía a decidir cuándo podía verle, llamarle por teléfono y cuándo no, para no molestarle. Que me hizo sentir la mierda más grande del mundo, sentirme sola, sentir que él era mi vida y sin él yo no valía nada. Me hizo llorar, sufrir, ser una desgraciada. Con solo 18 años. Yo no le contaba a nadie mis sentimientos porque además me sentía culpable y avergonzada, porque no quería que nadie pensara que él no era tan bueno como parecía, ¿cómo iba a hacerle eso?.

Un día me dejó porque ya no era suficiente para él, estaba aburrido de mi, sin importarle mis sentimientos; ese día no derramé ni una sola lágrima, ese día cambió mi vida. Porque me di cuenta de que yo valía mucho y había mucho mundo más allá de él mismo, decidí que a partir de ese momento sería libre, disfrutaría de la vida y jamás permitiría que un hombre decidiera sobre mi. Y aunque intentó volver, yo dije NO, ya no lo quería en mi vida, no quería que mi vida fuera aquello que había vivido hasta ese momento, y me fui. Un insulto y una amenaza por su parte fue la última comunicación que tuvimos.

Eso hizo de mi la mujer que soy ahora. Duele recordarlo y hasta me siento culpable por haberlo consentido, por no haber sido capaz en su momento de plantarle cara, pero era joven e ingénua, estaba enamorada y aprendiendo en esto de la vida. No lo considero maltrato pero desde luego no es amor. Hoy es solo un mal recuerdo, parte de mi pasado.

SI TU PAREJA SE HACE DUEÑO Y SEÑOR DE TU VIDA, NO TE QUIERE. 
PORQUE TÚ COMO MUJER, COMO PERSONA, VALES MUCHO. 
HAZTE VALER.

13 thoughts on “Contra la violencia de género: NO TE QUIERE

  1. Ruth Solé

    Sin duda una buena enseñanza de vida Ale. Que suerte y que valiente de salir de esa historia.
    Gracias por compartir algo tan íntimo.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Gracias nena, yo no quiero considerarlo maltrato, o mi cabeza se niega a hacerlo, y para mi es solo una relación tóxica de la que conseguí salir.

      Responder

  2. Gloria

    No puedo añadir nada más a lo que has escrito.
    Ojalá este día no haya que volver a celebrarlo….

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Ojalá, pero me temo que mucho tendría que cambiar la sociedad.

      Responder

  3. Saseta Verónica

    ¡Gracias por unirte preciosa!

    Te enlazo a mi post de hoy.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      ¡De nada! Se lo importante que era esto para Ruth y no podía dejar de apoyarla y acompañarla en esta cruzada.

      Responder

  4. Mo

    Me alegro de que dijeses NO. Vergüenza ninguna de haber caído en eso, nos puede pasar a cualquiera, y a tus tiernos 18 fuiste capaz de poner freno. Ojalá todas las personas que pasan por esto lo lograsen.
    Un besote.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      La verdad es que si él no me hubiera dejado primero no se si hubiera reunido fuerzas, quizás la suerte fue que cuando me dejó yo estaba de viaje a 1000km de él y eso me ayudó a ver las cosas con otra persepectiva. El caso es que tras eso supe que no lo quería en mi vida y me alegro infinito de ello :).

      Responder

  5. Anónimo

    Pero es el día contra la violencia de género. Y aunque en menor escala, también se produce violencia contra hombres… yo lo he vivido. Sobre todo psicológica: "Eres un calzonazos", "No vales para nada", etc…

    Quizás hay incluso mas casos de los que parezca… es muy difícil poner sobre la mesa una situación así sin sentirse menospreciado por la sociedad.

    Ojalá nunca haya que celebrar este día, porque la violencia -de cualquier tipo- haya desaparecido.

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Efectivamente hay violencia también de la mujer hacia el hombre, pero NO es violencia de género, ya que la violencia de género se atribuye sobre la mujer y su inferioridad con respecto al hombre. Los casos de violencia en los que la víctima es el hombre no llegan al 4% del total, una cifra casi inapreciable si la comparamos con los casos de mujeres maltratadas y asesinadas. No es algo que diga yo, te enlazo un texto donde lo explica a la perfección.

      https://www.facebook.com/notes/especialista-en-igualdad/por-qu%C3%A9-la-violencia-contra-los-hombres-no-es-violencia-de-g%C3%A9nero/447992795264816

      Por supuesto se debe condenar TODO tipo de violencia, pero en este caso la violencia de género se lleva demasiadas vidas por delante, hay demasiadas víctimas como para no darle la importancia que tiene.

      Responder

  6. Anónimo

    En cierto modo me siento identificada con muchas cosas que has mencionado en tu post.
    Tengo 19 años y empecé con mi ex hace tres años, hasta hace un mes que decidí salir de esa relación. Nunca me puso la mano encima pero lo psicológico lo usaba todo.
    Gracias a amigos y a mi madre me abrieron los ojos y decidí salir de ahí. Ahora estoy con un chico genial, que me quiere de verdad y me trata bien.
    Ninguna mujer merece ser maltratada ni física ni psicológicamente por ningún hombre, me alegro que salieses tú también de esa relación. Un besazo enorme para ti y los peques 🙂

    Responder

    1. Alejandra La aventura de mi embarazo

      Pues me alegro muchísimo, seguro que pese a lo dura, habrás aprendido muchísimo de esta experiencia, sobre todo a quererte, valorarte y a que ningún hombre debe hacerte creer lo contrario. Te deseo mucha felicidad en tu nueva relación 🙂

      Responder

  7. Por qué las mujeres no denunciamos el acoso sexual - La aventura de mi embarazo

    […] siquiera, con la concienciación que hay sobre la violencia de género, hemos logrado que el maltrato sea una reminiscencia de un negro pasado para la […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *