¡¡¡Esto es HALLOWEEN!!!

Nunca he hecho caso a esta fiesta, la verdad. Me encantan disfrazarme y por eso me encantan los carnavales, pero desde que vivo en Huelva no he vuelto a hacerlo porque aquí no hay tradición de carnaval de calle -sí carnaval de teatro, comparsas, chirigotas, pasodobles y cuplés, pero no de salir disfrazado a la calle, que se organicen fiestas, que haya una cabalgata en condiciones-. Así que como que me daba un poco de rabia no celebrar algo más de toda la vida y si celebrar algo que no es nuestro.
Sin embargo, haciendo un poco de memoria recuerdo que de pequeña, cuando veía dibujos animados y películas en las que festejaban alloween -empezando por ET, la primera película que vi en el cine- pensaba «¡yo también quiero disfrazarme y celebrar Halloween» y me daba rabia que aquí no hubiera esta fiesta. Si es que a mi todo lo que sea fiesta…
No deja de sorprenderme que cada vez haya más cultura comercial entorno a esta celebración y es por eso que yo no tenía previsto nada para ese día, como que todavía no tengo asimilada la normalización del halloween. Y resulta que el martes 30 por la tarde, saliendo del portal, me encuentro un cartel anunciando una fiesta en uno de los bares de la plazoleta, con merienda y juegos para niños y a partir de las 9 de la noche para los adultos. Así que al llegar a casa tras cerrar la tienda rebusqué entre los disfraces (los de Iván porque los míos se limitan al de vampira de cuando tenía 15 años y una peluca de demonia que me compré para una fiesta en mi casa) recordando que había uno de brujo que le compré para la guarde. 
Photobucket
Para Iván sacaría el de león -menudo partido le sacamos al disfraz, no se ya las veces que se lo hemos puesto- y para darle un toque más siniestro le pintaría sangre en la boca como si se acabara de devorar a un humano por las patas. Le probé el disfraz a Antía, estaba para comérsela, así que bueno, para el ratito de la fiesta era más que estupendo.
Día de Halloween, un ratito antes de bajar a abrir la tienda por la tarde. Dejo preparados los disfraces de los niños y yo no me disfrazo porque aquí es muy raro ver a un adulto disfrazado, así que para llamar la atención mejor no. Pero para no quedarme con las ganas me pongo unos pantalones cortos negros, medias y camisa roja, botas negras y meto en el bolso unos cuernos de demonia que he encontrado por ahí -recordando que el primer carnaval de Iván nos compramos unos disfraces de demonios que solo nos pusimos para las fotos y poco más-. Al bajar ya había un montón de niños en la plazoleta, así que avisé a Papá para que preparara a los niños.
A mi señor marido no le parecía apropiado vestir al niño de león, «no es de halloween»; cago en la leche, si da igual, el de Karate Kid iba de ducha, que tampoco hay que ser tan estrictos. Como para buscar un disfraz a esas horas, conociéndolo cuando encontrara un disfraz ya habría acabado todo, así que como tenía una tela de Ikea con búhos y telarañas le dije que improvisara un disfraz de fantasma, la tela doblada a la mitad, un corte para meter la cabeza, unos imperdibles para cerrar las mangas, pintura blanca y negra en la cara y ahí teníamos al ser fantasmal más guapo de la historia.
Photobucket
Photobucket
Ni que decir que los niños se lo pasaron de maravilla y más, increíble la cantidad de niños que había en la plazoleta, desde los más peques hasta adolescentes, algún que otro papá y mamá disfrazados, mucho ambiente, una temperatura estupenda y muchos caramelos y chuches. Hay un par de mamás en la calle que son canadienses (una de ellas mamá de un compañero de clase de Iván) que eran las que mejor iban disfrazadas, se llevaron a los niños a sus casas a por chuches y por lo que me contaba Papá la tenían decorada terroríficamente. No hay más que ver lo bien que se lo pasó pa Pequeña Princesa haciendo recuento de caramelos y chuches.
Photobucket
La verdad es que hubo un ambiente muy festivo, todos los vecinos en la plazoleta, los niños jugando, persiguiéndose, todo tipo de monstruos, seres y personajes, la verdad es que nunca creí que fuera a pasar un halloween tan entretenido. Para el año próximo me lo apunto y sacaré mi vestido de demonia- vampira, y lo mismo hasta me animo a preparar galletas para los niños. Si es que con esas caritas de alegría, con lo bien que se lo han pasado, ¡como para no celebrarlo!.
Y digo yo, un poco al hilo de la entrada anterior, ya que he recibido y leído comentarios (no solo aquí en el blog sino en las redes sociales) en los que se esgrimía como argumento que si no eres creyente cómo vas a participar en una celebración religiosa.  Pues eso me pregunto yo cuando veo fotos de católicos creyentes y practicantes disfrazados para celebrar Halloween; los católicos hacen vigilia, celebran la misa de difuntos y van a los cementerios a poner flores a sus seres queridos, ¿Qué hacen entonces celebrando una fiesta pagana que no es ni tradición nuestra?. Pues eso, que no se puede pedir coherencia cuando no se tiene, ni respeto cuando no se ofrece. Que cada uno haga lo que quiera, y que celebre lo que le da la gana, que para eso tenemos la libertad de hacerlo. Y que nadie critique a nadie por celebrar la navidad, halloween o la pascua judía sin ser de esa religión o cultura, pues no tiene nada de malo participar en las celebraciones de otras culturas y tradiciones sino todo lo contrario, es riqueza cultural, es conocer lo que hay en otros lugares, es abrir nuestros ojos al mundo.
Dado que parece que Halloween es ya una celebración más… ¡Celebremos pues!

5 thoughts on “¡¡¡Esto es HALLOWEEN!!!

  1. Suu

    Me encanta disfrazar a mis hijos!!! Los tuyos están preciosos!!! Me encanta del símil de la ducha y el león, pero mucho más cómo hacer un disfraz improvisado de fantasma.

    A celebrarlo!!!

    Besitos

    Responder

  2. Opiniones incorrectas

    Jajaja qué guapos!!! Mi mejor amiga y yo fuimos de brujas, pero muy particulares xD Yo iba de una de las de Grease pero en satanizada jajaja vaya show 😛

    Responder

  3. London

    A mi me encanta la fiesta, hace años ya que la celebramos en la sierra por todo lo alto!! es una americanada si, pero una fiesta divertida y creo que todo lo que fomente la sociabilización de los niños es positivo.

    Estabais preciosos nena!!

    Responder

  4. Mo

    Yo creo que influencias nos llegan de todas partes, y si esta la hemos acogido con gusto y la celebramos, ¡es porque nos mola! Así que…¿cuál es el problema?
    Besotes!

    Responder

  5. Yaiza

    qué guapos los 3…..tu parecias disfrazada sin estarlo con la mezcla de colores.
    Nosotros de momento no lo celebramos pero todo se andará….

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.