El día de las MAMÁS

Es un día de ilusión para mamás e hijos a partes iguales. Para las mamás, porque nos esperamos un regalito, que nos digan lo mucho que nos quieren, nos dediquen besos y abrazos más de lo habitual; y para los hijos porque les vuelve loco preparar una sorpresa y mantener el secreto hasta el final, buscan la complicidad de papá o hermanos e intentan elegir el mejor regalo para la mejor mamá del mundo, la suya.
Recuerdo cuando era pequeña lo mucho que me gustaba hacer las manualidades en el cole para el regalo de las mamás, sabía que mi madre se lo esperaba pero eso no mermaba mi ilusión sino más bien al contrario, me alentaba para mantener la sorpresa y buscar el mejor regalo, pedía ayuda a mi abuela, a mis tíos y hablábamos entre cuchicheos para que mi madre no se enterara. Al final siempre acompaña el detalle material con un “te prometo que voy a ser más buena” porque sí, yo era un bicho de cuidado, mi madre lo recibía encantada pero a mí me duraba poco la sorpresa.
Mi primer regalito de este año lo recibí el viernes al recoger a Iván en el cole, se vino corriendo a mis brazos gritando, con una sonrisa de oreja a oreja “¡mira Mamá, tengo un regalito para tí!“, me lo dio con mucha ilusión y me lo comí a besos y abrazos diciéndole lo mucho que le quiero. 
Mi regalito, hecho seguro con todo el amor del mundo y mucha ayuda de su seño…

Photobucket

El mensajito de lo más tierno y cariñoso…

Photobucket

Y esta creo que soy yo, aunque todo parecido con la realidad es mera
casualidad. Mi niño sale a su madre, no va a ser un gran dibujante,
aunque a pesar de todo me sigue encantando el retrato que me ha hecho…

Photobucket

Las chuches de la maceta ya nos las hemos comido, el retrato irá derecho a nuestra caja de los recuerdos, porque se que alguna vez dentro de muchos años se me caerá alguna lagrimita de emoción y nostalgia al verla y recordar este día.
El regalo de verdad, el que se hace con Papá como cómplice, vino el día de la madre, pero todos fuimos impacientes y en cuanto dieron las 00:01 minuto del domingo ya estaba reclamando mi regalito. Yo se lo puse fácil a Papá y le dije que quería algo propio para una mamá y sus quehaceres, haciéndole una breve lista de cosas deseadas y su futura utilidad:
– Una Thermomix: “¿Y las comidas tan ricas que te voy a hacer?”.
– Una Kitchen Aid: “¿Y los postres tan ricos que te voy a hacer?”.
– Un tablet: “¿Y lo bien que voy a actualizar el blog, y trabajar el tema de los portabebés?.
– Una tarde de compras: “¿Y lo guapa que voy a estar con ropa nueva? (después de 4 años apurando la ropa pre y post mamá…)”.
– La matrícula del gimnasio: “¿Y lo cachonda que me voy a poner cuando me arregle este cuerpo de madre que se me ha quedado?”.
A pesar de las múltiples pistas al final el regalito ha sido… tatatachánnnnnnn….. ¡UNA TARJETA DE MEMORIA PARA EL MÓVIL!. Bueno, pues es un regalo útil, porque iba ya borrando fotos, no podía compartirlas directamente en el facebook porque la tarjeta se me quedaba corta y al fin tengo nada menos que 16 Gb de capacidad. Así que le agradezco a mis amores que me hayan puesto un poco más fácil mi vida 2.0.
El domingo por la mañana en cuanto me levanté Iván vino corriendo y me dijo “MAMÁ, TE QUIERO DE VERDAD!”, ¿cómo no perder la cabeza con mi niño con esas cosas que me dice? Y es que lo miro y no puedo evitar dejar de sentirme orgullosa y afortunada, de dar gracias por tener un hijo tan maravilloso, y me digo una y otra vez qué habré hecho para que la vida me haya dado un regalo tan maravilloso. Adoro a mis hijos con una locura inexplicable, son el centro de mi vida y no imagino mi existencia sin ellos.

Pasamos un domingo muy familiar, primero compartiendo una paella deliciosa con los tíos y primos para celebrar el cumpeaños de Papá y su hermana mayor, y luego nos dimos un paseo con la abuela, que también es mamá (la mía exactamente), una excelente madre y mejor abuela. Qué mejor que pasar un día tan familiar que con precisamente la familia, aunque parezcan días “comerciales” en el fondo es muy agradable tener una excusa para acabar reuniéndonos.

Para mí es un día especial que siento mucho porque soy MADRE, algo que hace no mucho veía como algo muy futuro e inalcanzable y que ahora es una realidad palpable que me ha cambiado la vida de una manera que no me esperaba. 

Cuando era niña no me imaginaba cómo sería mi vida siendo madre, y ahora que soy madre no me imagino mi vida sin mis hijos.

10 thoughts on “El día de las MAMÁS

  1. Elena

    ohhhhh,,, yo este año me quede sin regalito porque aquí aun no van ni al cole ni a la guarde y porque el día de la madre ya fue hace ams de un mes.
    Otro año será.

    Preciosos regalos……

    Responder

    1. Nereida

      Bueno, seguro que cuando los recibas te harán muchísima ilusión 😉

      Responder

  2. Eva

    Hola,

    Para mí también es, desde que tengo a mi tesoro, un día MUY ESPECIAL!!!
    Antes de ser madre ni felicitaba a mi madre, porque la verdad es que en mi casa no se le daba importancia al día. Pero ya embarazada celebré mi primer día de la madre (porque ya así me consideraba).

    De tu post me quedo con el último párrafo, yo tampoco soy capaz de imaginarme mi vida sin ser madre, sin mi niño…

    Besos!
    Eva.

    Responder

    1. Nereida

      Yo siempre me he acordado de mi madre aunque no pudiera tener un detallito, pero sobre todo siempre he pensado cómo sería ese día cuando la mamá fuera yo… y me encanta!

      Responder

  3. Annie74

    Ains… el que me mas me ha gustado es la frase de Ivan!! sin dudarlo jajaja.
    beoss.

    Responder

    1. Nereida

      Es que como siga así de mayor se va a meter a las muchachas en el bolsillo porque es de dulce que ni te imginas, así se me cae la baba con él 😉

      Responder

  4. Sofia

    Felicidades atrasadas Nereida.

    Muy bonitos los regalitos (y dulces las gominolas) jejejeje.

    besos

    Responder

    1. Nereida

      La tarjeta de memoria bonita no es, pero útil un ratito, que ya puedo hacer miles de fotos sin que se me pete el teléfono. Las chuches han durado… pues lo que duran esas cosas 🙂

      Responder

  5. Paris

    oooohhh, pero que bonito niña, Iván es un tesoro dulce y cariñoso nena, que tierno siempre,no?

    me encanta esa frase para despertar, no hay mejor manera de hacerlo.

    Pero y tu qué??'esa lista de posibles regalos…jajaja
    Al final como simepre suele pasar con nuestros hombres…tanta pista para na;)

    Un besazo

    Responder

    1. Nereida

      Sí, Iván es de lo más tierno, y es todo natura, le sale así, es lo que me tiene loca, ojalá nunca cambie.

      La lista de regalos es para darle ideas, no vaya a ser… y todo eran cosas útiles eh, pero se ve que para él no lo eran 🙂

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.