Emprendiendo una nueva etapa: el reconocimiento de las Altas Capacidades

Estamos muy preocupados por Iván, por su comportamiento en el colegio y su poco interés. No nos cabe la menor duda de que es un niño muy inteligente y capacidad de aprender tiene de sobra; además damos por cerrada la dura etapa que hemos pasado tras el nacimiento de Antía en la que Iván lo ha pasado realmente mal llevándole a pegar, desobedecer,enrabietarse y comportarse mal deliberadamente; ha vuelto a ser el niño dulce y encantador que era, con sus pequeñas travesuras y sus cosas de niño, como todo, pero ahora obedece, se porta bien, quiere y cuida a su hermana con devoción, no pega y es un amor, la verdad, tanto que no me lo puedo creer y me enorgullece ver cómo ha logrado superar una etapa tan dura para él.

Sin embargo esto en el colegio no es así. Cuando empezó el curso advertí a la seño de que Iván no estaba en su mejor etapa y le hablé con pelos y señales de su comportamiento, y la racha duró hasta navidades, más o menos. A partir de esta fecha empezamos a notar los cambios, poco a poco se fue relajando, portándose mejor y obedeciendo, hasta el punto de que ahora da gusta estar con él, pero cada vez que vamos a recogerlo al colegio, de 5 días a la semana que va 4 se ha portado mal.
Desde principio de curso hemos hablado mucho con la seño, bien a la recogida del niño bien en las tutorías, porque nos gusta saber su evolución en todos los aspectos. Me desalienta terriblemente llegar a recogerlo y que un día tras otro me diga que se ha portado mal y sobre todo que en las numerosas tutorías jamás me haya dicho nada positivo de él. Me ofusca que su comportamiento en el cole y fuera de él sea tan diametralmente opuesto, que yo esté tan contenta, animada y orgullosa por lo bien que ha superado esta mala etapa y que ahora de gusto estar con él y que en el cole sea un niño problemático, pegón, que incordia en clase y no se interesa por las actividades y tareas. Pero lo que más me cabrea es que para la seño “lo normal” sea su actitud y comportamiento en clase y lo atípico como se comporta fuera, teniendo en cuenta que en cole solo está 5 horas al día.
Así que solo se nos ocurre pensar que algo pasa en el cole, y no estamos dispuestos a dejarlo correr como si nada, esperando a que esto alguna vez cambie. No, porque conozco a mi hijo más que su seño y se que el niño que ella me dice que es allí no es el que yo conozco, y me niego a admitir que lo normal es el comportamiento del colegio y lo anormal el comportamiento que tiene con nosotros. Como digo hemos tenido muchas tutorías con la maestra, todas infructuosas y frustrantes en mi opinión porque se limita a decir todo lo que NO quiere hacer Iván o todo lo que hace mal, sin ningún tipo de refuerzo positivo (al menos que nosotros veamos); que hayan cosas tan chocantes como que se niegue a hacer las tareas cuando en casa él coge sus cuadernillos de actividades o nos pide un folio para escribir, que no le interesen las audiciones musicales cuando es un niño al que le encanta la música y se emboba cada vez que escucha alguna pieza de música clásica (de hecho sus dibujos animados favoritos son los Little Einstein), que no presta atención en inglés cuando a diario utiliza mucho vocabulario en inglés en acciones cotidianas, y así un sinfín de ejemplos.
Desde principio de curso esperamos a que la maestra un día nos diga que se ha dado cuenta de que Iván es un niño muy inteligente con una capacidad superior, y en lugar de eso nos encontramos no solo que él se comporta peor y tiene menos interés por el colegio sino que las valoraciones de la seño son cada vez más negativas, llegando al punto de que en la última evaluación su anotación principal fue “va haciendo progresos pero lentos”. Y no es que nosotros nos creamos que Iván es más inteligente de lo que es o que nos ciegue el amor de padres, es que es algo que salta tanto a la vista que no podemos ignorarlo.
No me puedo creer que un niño que con dos años conocía perfectamente el alfabeto completo, diferenciando mayúsculas y minúsculas, deletreando palabras escritas y relacionando letras con palabras que empiezan por ella, no tenga interés por la lectura; no me puedo creer que un niño que cuenta perfectamente, hace pequeñas operaciones aritméticas (sumas y restas), cuenta todo lo que ve y además no tiene que contar para ver que en un grupo hay 5 cosas porque las ve a simple vista, no “conozca el número 2 y lo asocie a su cantidad.
No me puedo creer que un niño que reconoce y tararea piezas musicales, sabe quien es Mozart, Vivaldi, Verdi o Rimsky-Kórsakov- el otro día viendo unos dibujos, no recuerdo cuáles, salía un personaje que era un hombre mayor, con el pelo canoso y todo alborotado y cara de enfado y me dice “mira mamá, ¿a que se parece a Beethoven?”-  en palabras de la seño “no disfrute de las audiciones musicales”.
No me puedo creer que un niño al que le encanta el arte, que sabe quien es Gustav Klimt, Vincent Van Gogh, Sandro Boticelli, Leonardo da vinci, Edvar Munch, reconoce “El beso,”, “El árbol de la vida”, “Los viñedos rojos en Arlés”, “El puente de L’Anglois”, “El nacimiento de Venus”, “el hombre de Vitruvio”, “la Gioconda”, y podría seguir enumerando pintores y obras, que dice que “La noche estrellada” es un cielo de noche lleno de estrellas iluminado por la luna, que los cipreses se mueve con el viento, que son las espirales, según el cuadernillo de evaluación “no sea capaz de describir imágenes a partir de su observación”.
No me puedo creer que un niño que tiene una curiosidad insaciable, una necesidad de preguntar y saber, que se interesa por la geografía, la astronomía, que te dice que el reloj funciona mediante engranajes o la trompa francesa se toca presionando las válvulas, que ve un repetidor y dice que se parece a la Torre Eiffel, que sabe qué es y dónde están el Big Ben, La Estatua de la Libertad, el Machu-Pichu, el Taj-Mahal, La gran Muralla, el Partenón, el Coliseo, las pirámides y la Esfinge de Gizeh, que sabe que países y capitales, los sitúa en el mapa, que diferencia una galaxia de una nebulosa, sabe lo que es una anémona y un arrecife de coral, que sabe que la Capilla Sixtina la pintó Miguel Angel Buonarroti o reconoce los dibujos de los inventos de Leonardo da Vinci, que incluso durmiendo te dice sin fallar la lista de los planetas de la Vía Láctea… que un niño así es un niño mediocre que no tiene interés por aprender.
Todo esto no lo digo por presumir de “lo listo que es mi niño”, yo estoy orgullosa de él porque es mi hijo, me da igual que sepa más o menos, que sea más o menos listo porque el orgullo es otra cosa; al menos para mí, el orgullo es ver cómo crece, cómo aprende, cómo supera etapas, cómo descubre el mundo, cómo se hace persona, el orgullo es ver que esa personita que cada día va creciendo ha salido de mi. Lo digo porque no puedo cerrar los ojos y negar lo evidente al menos para mí, que soy quien  mas tiempo está con él y quien mejor lo conoce, sobre todo cuando esto en el colegio está siendo ignorado hasta tal punto que está empezando a ser un problema, ya que cada vez tengo más claro que la falta de interés y el mal comportamiento que Iván tiene en clase es debido a esto.
El año pasado nos lo advirtieron en la guarde, allí si vieron que Iván era un niño “diferente” y nos advirtieron de que eligiéramos bien el colegio para que supieran darle lo que necesita. Por lo mismo decidimos que lo viera una psicóloga para que de alguna manera nos confirmara si era cierto que Iván tenía una capacidad intelectual por encima de la media, lo conté en esta entrada. Por entonces la valoración de la psicóloga fue muy clara, no hay test oficiales adaptados a la edad que tenía entonces el niño (aún no había cumplido los 3 años) pero dados ciertos rasgos y habilidades se podía entender que tenía una capacidad intelectual y madurativa superior a la que le correspondía por su edad y que ello podía repercutir en el desarrollo de altas capacidades. Pero es solo el informe de una psicóloga, del cara a la administración de poco nos valió y según Educación hasta los 6 años no hay obligación de valorar a un niño en este sentido.
Si bien esperábamos, como decía, que la maestra percibiera de alguna manera esta capacidad y nos advirtiera de ello, se han cumplido nuestras peores expectativas, pues está dando la cara a nuestros ojos de la manera más negativa y lo peor es que la maestra no asocia que su mal comportamiento y falta de interés se deba a ello. Es por ello, y porque este tema nos está quitando hasta el sueño, que hemos decidido decir basta y tomar cartas en el asunto.
Va a ser un tema complicado teniendo en cuenta que no vemos que la maestra vaya a ser dialogante o colaboradora. He leído mucho sobre el tema de las altas capacidades porque he intentado negar la mayor y convencerme de que estaba equivocada y quizás sobrevalorando a mi hijo, pero cuanto más leo artículos, reseñas, estudios, blogs, experiencias de padres y veo las características que se dan, las positivas y negativas, todo me encaja. En todo este mar de dudas he contactado con una asociación de padres de niños con altas capacidades, Areté, aquí en Huelva, con los que nos hemos reunido, hemos charlado, me he desahogado y nos han guiado un poco en todo este asunto. Al menos no me he sentido sola ni que mi niño es un bicho raro, también me he dado cuenta de que no soy yo la que exagera con sus habilidades o que veo más de lo que hay y que al menos otros ven lo mismo que yo y le ponen nombres y apellidos. Escuchar la experiencia de otros padres que han pasado o están pasando por lo mismo es muy reconfortante porque al menos veo que es algo muy común y que podemos hacer algo.
Así que valorando las escasas opciones que tenemos vamos a empezar planteándole el tema claramente a la maestra, y luego a partir de ahí iremos actuando. Las opciones como digo son escasas porque Iván es aún muy pequeño, normalmente no se valoran hasta los 6 años por lo que la detección precoz es por parte de los padres y es labor de los padres intentar que sea el centro educativo el que se implique a edades tan tempranas.
Un alto porcentaje de los niños superdotados o con altas capacidades pasan desapercibidos y no son diagnosticados, además de que los niños con altas capacidades tienen muy pocas oportunidades de demostrar determinadas habilidades en el ámbito escolar, lo que revierte en que muchos de estos niños no acaben los estudio, ni siquiera lleguen a la universidad pese a su capacidad o se produzca el fracaso escolar. 
Sabiendo esto, no puedo quedarme de brazos cruzados, no puedo permitir que mi hijo se aburra en clase, no tenga el mínimo interés por las actividades escolares y conformarme con que es un niño problemático, sabiendo el potencial que tiene. 
El próximo lunes tenemos una tutoría con la maestra en la que por fin abordaremos el tema directamente. En otras ocasiones hemos echado los tientos pero ella no le dio mayor importancia, nunca le da importancia, y no se si se la dará en esta ocasión, si se reirá de nosotros o si se lo tomará como una ofensa porque pueda pensar que ponemos en duda su profesionalidad. Sea como sea esta vez tendrá que escucharnos, no voy a permitir que siga haciendo de menos a mi hijo y que lo etiquete como “el problemático” sin interesarse en ver si hay algo más tras ese comportamiento. Tras esta tutoría y en función de como se desarrollen las cosas veremos cuál será el siguiente paso; nuestro objetivo es que nos comprenda, nos apoye y haga que el orientador escolar vea a Iván, de no ser así entonces es cuando tendremos que ir por nuestra cuenta y solicitar nosotros al centro de manera formal que el niño sea evaluado por el orientador. Tendremos que ir actuando según nos vayan respondiendo, aunque debemos partir de la base de que no nos lo van a poner nada fácil.
Estoy agobiada, preocupada, no me gusta nada tener que hacer las cosas por narices pero si es algo que afecta a mis hijos me dan igual los demás, lo siento mucho. Si mi hijo no tiene interés con 3 años y lo dejo, ¿cómo voy a arreglarlo cuando tenga 10?. No, no se puede dejar, tenemos que intentar por todos los medios poner remedio ahora que estamos empezando, para evitar males mayores. Si después de todo me dicen que mi hijo no presenta altas capacidades seré la primera en respirar aliviada, no me sentiré mal ni dejaré de estar orgullosa de él porque no es algo que yo pretenda que sea, no soy de esas personas que quieren a toda costa que sus hijos sean unos genios; mi único interés de que se le reconozcan las altas capacidades es saber cubrir sus necesidades y que sea feliz, por encima de todo.
Tengo unos días por delante para elaborar
bien nuestro discurso ante la maestra, pues si bien quiero dejarlo todo
claro, en ningún momento quisiera faltar a su profesionalidad ni dar a
entender que pensamos que pueda ser negligente en sus tareas; lo deseable es que lleguemos a un entendimiento, que comprenda nuestra preocupación y que nos ayude en todo lo posible, ya que todo lo hacemos por el bien de nuestro hijo.
Por ello agradezco a todo quien me lea y tenga algo de experiencia, tanto profesional como personal, en este tema, ya que toda ayuda es muy bienvenida. Por lo mismo compartiré aquí todo lo que vayamos haciendo, para quien le pueda venir bien encuentre aquí una referencia.

32 thoughts on “Emprendiendo una nueva etapa: el reconocimiento de las Altas Capacidades

  1. Iria

    Ains ale… tengo una amiga que su nena esta en la clase de Adri que esta como tu.. solo que en este caso la profe se lo ha reconocido…

    Responder

    1. Nereida

      Y qué han hecho con ella? me refiero, le ponene actividades extra, otro tipo de fichas, la ha visto el orientador del centro…

      Responder

    2. Iria

      LA profe le ha dicho que ni aumentarla de curso valdria,porque la nena sabe ya leer,que es lo que les enseñan en 1 de e.g.b, que se siente mal porque ve que la niña no quiere ir a clase,se inventa excusas para que su madre vaya a por ella…Es que el problema esta en como tu ya sabes que los test mas precoces son para niños de 6 años y ella aun acaba de cumplir los 4 años,la profe lo que ha hecho es que cuando a los demas les manda hacer una ficha o algo,a la nena le pide si le puede ayudar a recoger los cuentos y cosas asi,pero es que mas no pueden hacer.La madre me dice que ahora ya en casa le esta pidiendo que le enseñe a sumar y restar,para la niña los momentos de pasarlo bien es haciendo cuentas,o cosas escolares….lo que mas preocupa a la madre es que la profe le dijo que casi no se relacionaba con los compañeros,no juega con ellos… y claro como los ve mas lentos les dice que son tontos….
      Ella esta como tu leyendose informacion y viendo asociaciones porque tampoco sabe que hacer con ella,lo unico bueno que ha sacado es que ahora por lo menos la nena se relaciona algo,parece que el venir todos los dias con adri a casa y quedarse a jugar un pelin con el le viene bien,es que mas no te puedo decir porque ella esta tan perdida o mas que tu,lo unico que en el cole la profe la deja mas a su aire,y en casa si la nena quiere hacer sumas restas o lo que sea la madre la deja.
      Sobre orientador del centro que yo sepa no la ha visto o por lo menos no me ha comentaado nada.Haber si hablo con ella uno de estos dias que ahora esta mala y no lleva ella la nena al cole.

      Responder

  2. Anónimo

    yo intento comprender como un niño de 3 años puede saber todo eso? es que por mucho que sea muy listo( q lo puede ser, no lo niego absolutamnt) un niño de 3 años q sepa cosas que ni gente mayor conoce… no se, me parece raro, pero suerte

    Responder

    1. Nereida

      Puede parecerte raro, de hecho a mí me lo parecía cada vez descubríamos algo nuevo de él. Pero créeme que no estoy exagerando, de hecho solo he dado pequeños detalles; es un niño muy curioso, que todo lo pregunta y que además tiene una memoria excepcional, lo que hace que retenga todo aquello que le gusta o interesa. No digo que me avergüence pero en ocasiones me siento incómoda cuando demuestra este tipo de cosas en público, porque como tú dices, es muy raro ver a un niño tan pequeño hablar de este tipo de cosas con pleno conocimiento. Pero qué hago, ¿lo coarto?,¿lo limito?, ¿no le enseño?. Su curiosidad y ganas de saber son innantas, van en él, todo lo pregunta, todo lo quiere saber, y yo no soy quien para intentar cambiarlo.

      Responder

  3. Frikimami

    Mucho animo guapa. Os deseo la mejor de las suertes. En este pais el tema de los niños con altas capacidades me hace hervir la sangre, como tantas otras cosas. Espero que encontreis profesionales que os puedan ayudar a aprovechar esas capacidades y que no se acaben convirtiendo en un lastre por falta del trato adecuado. ya nos irás informando.

    Responder

    1. Nereida

      Sí, ya se cómo están las cosas en ete país, y por desgracia profesionales no abundan. Pero bueno, no nos podemos quedar de brazos cruzados, por nosotros que no sea.

      Responder

  4. Lady Kitty

    Mucha paciencia. Yo trabajé con una gine que su niña la diagnosticaron de superdotada, y le pasaba lo mismo que a Iván. Al final la cambió de cole a uno especial, y la niña encantada. Lo más curioso es que la pequeña llevaba los mismos pasos de la mayor!! Suerte, y pide que le vea el psicólogo, seguro que hay técnicas para motivarle… Un besote

    Responder

    1. Nereida

      Pues qué suerte porque es difícil encontrar colegios que se dediquen a este tema. Yo con conseguir que nos tomen en serio me doy por satisfecha.

      Responder

  5. Bea - Nanita Nana

    Y llevarle a una escuela de enseñanza libre hasta los 6 años que le puedan hacer los tests?
    Sé que cambiarle de cole no es la mejor solución, pero por lo menos es una opción ( aunque sea la última)

    Responder

    1. Nereida

      Cambiarle de cole es una de las opcione, tras agotar las más accesibles que son las de intentar que intervenga su colegio actual. Que yo sepa aquí no hay escuelas de enseñanza libre…

      Responder

  6. **JudyM**

    Mi hermano ha pasado por mismo, tiene 8 años ahora y tiene su certificado reconociendo sus altas capacidades, ponte en contacto y si quieres te cuento Un beso y animo!

    Judym@hotmail.es

    Responder

    1. Nereida

      Gracias JudyM, me pondré en contacto contigo.

      Responder

  7. Annie74

    Vaya… cada vez creo que la formacion de nuestros hijos va a depender lo que mas de los profesores, que den con uno bueno, independientemente del cole al que vayan. Si un profesor es bueno, se interesa por los niños e intenta ver mas alla…. bien, si no, si solo se queda en la superficie mal vamos. Porque es increible todo lo que cuentas que hace Ivan, y lo que ella os cuenta. ¿ehh? es el mismo niño???
    A pitufo le encantan los que mas tambien little einsteins.. estan genial! Alucino tambien cuando reconoce las cuatro estaciones o la habitacion de van gogh, claro que en la guarderia tambien tienen proyectos de arte.. y muchas veces, lo que han visto ahi, sale en los dibujos.
    Animo! Espero que nos mantengas informadas.

    Responder

    1. Nereida

      Lo que saqué de la reunión con los padres de la asociación es que da igual el centro porque realmente no hay ninguno que se implique realmente porque es un marrón para ellos, que todo depende de dar con un buen maestro que esté por la labor. De la misma manera un curso puede ir de maravilla con un maestro y al siguiente cambiar y que todo el trabajo se vaya al garete. De verdad, es desalentador…

      Responder

  8. Carol

    Si este sistema educativo no pretendiese que todos los niños pasen todos por el mismo aro al mismo tiempo, otro gallo cantaría.
    No me extraña que se aburra y ni le interese nada, porque él ya sabe y necesita otras cosas.
    ¿Cómo no se ha dado cuenta la profesora? Ese es otro cantar.
    Espero que las cosas se vayan solucionando aunque no sea nada fácil. A ver que os dicen en el cole.
    Un abrazo

    Responder

    1. Nereida

      La maetra no se ha dado cuenta porque en la clase no ha lugar a que Iván demuestre la capacidad que tiene. A ver qué nos dicen, eso es lo que no nos deja dormir estos días…

      Responder

  9. Sofia

    q difícil y complicado todo…
    espero q los pasos q deis sirvan para todo lo q buscais, y sobre todo q la profesora muestre su apoyo, porq para eso también han de estar.

    ya nos conotarás.

    besos

    Responder

    1. Nereida

      Lo que más deseamos es que la maestra esté dispuesta a colaborar, por eso queremos tener mucho tacto a la hora de plantear este tema. Sí que es difícil, si…

      Responder

  10. Ranita

    Yo es que alucino como la profesora no se da cuenta de todas estas cosas. No puede cambiar tanto el niño de un ambiente a otro…
    A ver yo entiendo que en el cole ella tenga que hacerse cargo de todos los niños y no pueda prestar una atención más personalizada a tu hijo porqué ella tiene que dedicarse a impartir lo que "toca", pero pasarlo a un orientador como pedís no me parece tan difícil.
    De todos modos Ale, creo que el hecho de que hagan las pruebas más adelante es pq los niños en estos primeros años cambían mucho y su evolución nunca se puede predecir vamos que hay niños que se estancan y otros que siguen evolucionando a un ritmo más acelerado que el resto…no sé si me he explicado bién.
    Yo sabes que tengo un caso muy cercano de sobredotación y en este caso le fueron adelantando cursos, claro que era otros tiempos…
    Sigo diciendo que esta sociedad no está preparada para la gente diferente…ánimo hija.

    Responder

    1. Nereida

      Rani, no se da cuenta porque realmente son cosas que no se hacen en clase, así que yo entiendo que no salte a la vista. Quizás sí debería ser una pista el hecho de que sea tan rebelde en su comportamiento y puede que no se haya dado cuenta y por eso no se plantea lo del orientador. Yo no tengo prisa porque le hagan las pruebas porque en realidad no necesito que me digan si tiene altas capacidades o no, lo que quiero es que mi hijo no se aburra en el colegio y por ello acabe por odiarlo, como se que le pasa a muchos niños.

      Responder

  11. Maria

    Espero que la reunión sea fructifera y que ademas en esa asociacion os asesoren bien de por dónde tirar, es un niño con muchas capacidades y oajlá puedan ser aprovechadas. Un besazo guapa

    Responder

    1. Nereida

      Nosotros también tratamos de que la reunión sea de lo más positiva, ojalá. En la asociación al menos nos han dado las pautas a seguir y, lo más importante, nos han hecho ver que ni mi niño es un bicho raro ni es algo que solo vemos nosotros. Pero vamos, que lo que me importa es su bienestar, tenga o no tenga altas capacidades.

      Responder

  12. Anónimo

    Sí y mi hija cuando estaba dentro del vientre hacía el teorema de Pitágoras, también recuerdo que cuando se aburría le gustaba tocar el violonchelo. Ya cuando nació, cada vez que se iba a dormir, no hacía falta que le contáramos una nana, ella directamente sacaba las partituras de Beethoven y las interpretaba para ella misma.
    Que casualidad que el comportamiento que describe la profesora sea totalmente erróneo y que el que describe la madre sea de ingeniero de la nasa ja, ja, ja

    Responder

  13. Nereida

    Teniendo en cuenta que una profesora dijo de Einstein que era "mortalmente lerdo" pues sí, entiendo que la profesora no vea lo mismo que nosotros.

    Mi hijo no desarrolla teoremas, ni interpreta partituras y como mucho aporrea un tambor de juguete, porque no es más que un niño. Eso sí, un niño muy listo, que tiene curiosidad, que pregunta y que tiene una memoria que le permite recordar todo aquello que le interese.
    No tengo ningún tipo de interés es exagerar, mentir o decir lo que no es porque lo único que espero de mi hijo en la vida es que SEA FELIZ.

    Y no digo que el comportamiento que describe la profesora sea erróneo porque no pongo en duda sus palabras, es más, se que es así y eso es lo que me preocupa; si mi hijo en el colegio se comporta de una manera totalmente direfente a lo que lo hace fuera de él mi responsabilidad como madre es saber qué está pasando, dónde está el problema y hacer lo posible por solucionarlo.

    Responder

  14. Sesi

    Yo no soy en absoluto entendida en el tema… Pero no es necesario serla para ver, por lo que cuentas, que Iván tiene una inteligencia superior a la gran mayoría de los niños de su edad. Sabe cosas que muchos adultos ignoran. Sin ir más lejos, yo misma las ignoro.

    También he oído muchísimos casos de niños superdotados que dan problemas en clase. Se portan mal, incluso suspenden. Al parecer es algo muy común. Y es porque se aburren digamos. Todo lo que le enseñan ahora en el colegio, el ya lo tiene más que sabido.

    Estáis llevando la situación de maravilla. Estoy segura que si os preocupáis como lo estáis haciendo, y podéis llevarle a una buena escuela, adaptada a sus necesidades, Iván dará un cambio radical. Además podrá desarrollar su enorme capacidad.

    La inteligencia es un don y hay que cultivarlo. Y el talento de Iván no puede quedar desaprovechado.

    Tienes un hijo superdotado. No te sepa mal decir lo que es. Y al que le fastidie… Pues eso. 😉

    Responder

    1. Nereida

      Realmente hay muy poco entendido en el tema, quien más suele saber de estos son precisamente padres que ya lo han vivido y han tenido que luchar mucho porque sus hijos sean atendidos en realción a sus necesidades. Aunque como dices, solo basta verlo, y esto no es algo que diga yo sino que por suerte o desgracia salta a la vista de la gente, teniendo en cuenta de que muchas veces en público lo coartamos para que no parezca un bicho raro.

      El rasgo más común en esta clase de niños es precisamente ese, el mal comportamiento en el ámbito escolar, por eso nosotros no queremos relajarnos, para que ello no le perjudique.

      No te creas que lo estamos llevando bien, al menos nosotros estamos muy preocupados y sobre todo totalmente perdido, temiendo dar pasos en falso o erróneos y, sobre todo, perjudicar al niño. Pero si no hacemos nada entonces sí que podemos errar, y ya digo, por nosotros no será.

      No se si Iván es superdotado, las altas capacidades es una cosa y la sobredotación otra, algo de lo que una se entera cuando va leyendo más del tema. De momento es un niño que tiene unas capacidades especiales y nos corresponde saber qué es lo que ello le puede suponer.

      Y a quien le pique que se rasque 😉

      Responder

  15. Anónimo

    Y no has pensado en cambiarlo de cole?? No sé en Huelva, pero en Barcelona tenemos algunos colegios que siguen un metodo de enseñanza nuevo, que tal y como veo a tu hijo le irian de perlas. Has oido hablar de la enseñanza por proyectos?
    Mucho ánimo, y espero que en la tutoria la profesora abra los ojos y os dé una solución, porque me imagino como debes estar.
    Saludos!!!!

    Eva

    Responder

  16. Nereida

    Eva, lo hemos pensado pero no nos garantiza que se hagan cargo como deban, según la experiencia de otros padres depende más del profesor que le coja que del propio centro educativo. Aquí hay colegios que trabajan por proyectos pero imposible coger plaza, el año que nació Iván hubo un boom de nacimientos y eso ha provocado que a la hora de solicitar plaza se hayan quedado muchos niños fuera del centro solicitado, además de crear lineas nuevas por falta de plazas, un caos. Pero gracias por el consejo porque es algo que no dejamos de tener en mente.

    Responder

  17. MARÍA

    Hay dos grupos de niños que a los maestros les molesta los que van lentos y los que saben más por simple hecho de que les rompen los esquemas cuando no van todos al mismo ritmo, les dan más "trabajo", trabaje en una escuela y he visto esto en algunas maestras y es devastador cuando sabes que hay mal comportamiento por el aburrimiento del niño en clase y tu que no eres docente y lo ves no puedes decir nada por que eres auxiliar y te tienes que callar, y estos niños pasan año tras año con un comportamiento malo que baja sus calificaciones. Por lo general, estos niños son tildados por "burros" al pasar de clase en clase y salen con un estigma de niño problema, cuando el problema real está en el centro y no en el niño, Cambia a tu hijo de colegio, en Argentina hay instituciones para niños con altas capacidades así que supongo que España también, busca la manera de que tu hijo saque todo su conocimiento a la luz, no permitas que se cierre en su estigma de niño problema y pierda el interés y las ganas. Sigue luchando que vas por muy buen camino.

    Responder

    1. Nereida

      Gracias por compartir tu experiencia y tus consejos; por desgracia en España no solo no hay centros específicos para este tipo de niños, sino que ni siquiera el sistema educativo está preparado para ello.

      Responder

  18. Anónimo

    Buenas,
    El problema como siempre es la escasez de recursos económicos y humanos. L@s maestr@s con la cantidad de niñ@s que tienen en sus clases, muchas cosas hacen para la atención a la diversidad e individualizada de cada uno. Además l@s maestr@s no son psicólogos. Y los recursos psicopedagogicos en los coles escasos para la creciente diversidad de casos.
    En la reunión con la maestra pide que esté la psicopedagoga. Y le pediría a la maestra que le quitara la etiqueta de “malo” ya, eso no ayuda. Opciones que se me ocurren es compartir (tu hijo) alguna sesión con grupos superiores. Y adaptación de tareas (diferentes al resto de grupo).
    Es una situación complicada que en clases de 10 niñ@s se verían resueltas.
    Hay que seguir luchando por una mayor calidad en la educación en este país!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.