La Lactancia de Antía: la crisis de los 3 meses

Una de las circunstancias que puede frustrar con facilidad la lactancia son la famosas crisis que se producen en determinadas semanas. Lo mejor para superar estas crisis es conocerlas de antemano y saber reaccionar llegado el momento, así sabremos que no se trata de que nos estamos quedando sin leche, ni que nuestro bebé se queda con hambre, sino que responde a un reajuste de nuestro pecho conforme a las necesidades de nuestro bebé a medida que crece.

Nuestra lactancia sigue siendo maravillosa, me encanta disfrutar de ese momento que es solo nuestro, mirar a mi niña a sus preciosos ojos mientras mama, ver que lo mismo que se alimenta juguetea con mi pecho, me mira, me sonríe, y siento una complicidad y compenetración total con ella.

Photobucket
Esta semana pasada hemos pasado la crisis de los 3 meses, aunque ya se anunciaba desde hace un par de semanas. La última semana Antía apenas puso peso, y para curarme en salud y no pecar de exceso de confianza, la llevé a nuestra matrona para que la viera, y me dijo que nos diéramos una semana para ver si era algo ocasional o si durante dos semanas no podía nada de peso. Yo ya me estaba viniendo venir el tema, ya que comenzamos a pasar unos días de mamar a horas descontroladas, ahora un chupito, ahora media hora, pedir algo más por la noche cuando normalmente duerme del tirón, y ponerse algo nerviosa e impaciente a la hora de engancharse.

Y si bien no había puesto peso sí noté que había crecido, con lo cual era evidente que estaba pegando un estirón, así que no debía ser tan raro que no ganara peso. En esta última semana han aumentado las tomas, mama más a menudo, pero también mucho más rápido, además de que sabe tanto que ella sola se engancha y se quita, me agarra el pecho con sus manitas, y cuando lo suelta la leche le rebosa por la comisura de los labios y me mira con cara de plena satisfacción.
Photobucket
Y la respuesta de la báscula ha sido clara, después de dos semanas flojas, ha recuperado 300 gr. en solo una semana, así que sí, confirmo que hemos pasado una pequeña crisis en la que mi pecho ha tenido que adaptarse a las nuevas necesidades de mi niña, y la hemos superado con éxito. Aún así Antía es una niña delgadita, apenas llega a los 5 kg., sin embargo mide 62cm, yo creo que se quiere ganar la vida como modelo y está cuidando la linea desde bien pequeñita.
Sigo manteniendo que la lactancia materna es cuestión de paciencia y, sobre todo, confianza, confianza en una misma, en mi cuerpo, en mi capacidad como madre que amamanta, en mi bebé, y las crisis de lactancia son solo un paso más en el camino; en realidad no deberían llamarse crisis sino transiciones, ya que se tratan de esos, períodos de crecimiento en los que nuestro pecho hace una transición para adaptarse a las nuevas necesidades nutricionales de nuestro bebé. Pero de ninguna manera debería ser un motivo de abandono de la lactancia materna, sobre todo si disfrutáis de ella, porque tras estos días de pequeñas dificultades se vuelve a la normalidad, y a disfrutar de una experiencia maravillosa.

7 thoughts on “La Lactancia de Antía: la crisis de los 3 meses

  1. Carol

    Qué carita de satisfacción! Qué bonita!
    Yo también noté la crisis de los tres meses, menos mal que estaba informada y no me pilló de sorpresa ni pensé que me estaba quedando sin leche como les pasa a algunas mamás.
    Me alegro de que todo siga estupendamente.
    Un abrazo

    Responder

  2. London

    Si las matronas explicaran esto…. otro gallo cantaría y muchas LM saldrían adelante.

    Me encanta la foto que le rebosa la leche, que carita tiene!

    Responder

  3. Maria

    Es importante conocer esas crisis de crecimiento de antemano… Sé de buena tinta que muchas madres incorporan "ayudas" en esos momentos por miedo a no ser capaz de satisfacer las necesidades del bebé. Muy bien por vosotras. Muchos besos!!

    Responder

  4. Cartafol

    que carita tiene! como se parece a su hermano no?…a seguir con la tetita de mamá!

    Responder

  5. Annie74

    Que razon tienes, no hay nada como tener la informacion, para que sea exitosa.
    Es lindisima¡¡¡

    Responder

  6. Jeza Bel

    Me encanta y me enternece tanto este tipo de post……qué envidia más sana!!!!

    Un beso

    Responder

  7. Anónimo

    pues yo para que pese tan poquito la veo realmente hermosa! es preciosa!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *