Dos meses con nuestra Princesa

Y no deja de sorprendernos y de alegrarnos la vida, sigue siendo tan buena como el primer dia y puedo seguir diciendo que da gusto criarla.
Estos dos meses se me han pasado volando y parece que no la estoy criando, con lo buena que es. No ha habido noche que se haya despertado llorando, ni día que nos haya dado un mal rato, solo protesta si es necesario y en cambio nos regala su sonrisa a cada momento.
Está muy espabilada y parece que va a un ritmo que no lo corresponde; ya nos sorprendió cuando nació que no era ese bebé de aspecto débil al que la cabeza se le va a los lados, intentaba levantar su cabecita con todas sus fuerzas y nos miraba con sus ojos abiertos de mirada despierta. Y nos regaló su primera sonrisa con tan solo 8 días.

Photobucket

Ahora está para comérsela, aunque se que esto lo repetiré hasta la saciedad porque nunca se nos acaba de caer la baba con nuestros bebés. Es muy risueña, le hace falta muy poco para sonreír con su boquita abierta que no le cabe en la cara, y con cada sonrisa se le dibujan unos pequeños hoyuelos en los carrillos. Reclama nuestra atención, cada vez está más tiempo despierta y ya no se conforma con mirar al infinito acostada en su moisés, nos llama con sus pequeños grititos y nos reclama mimos y carantoñas para premiarnos con su maravillosa sonrisa. No para de pedalear con sus piernecitas, de mover los brazos con mucho nervio, parece que quisiera hacerlo todo por sí sola y que le da rabia que su cuerpo no se lo permita. El otro día me asustó porque, paseando en el cochecito por la calle, le entro un nosequé que hizo fuerza plantando los pies y levantó el culete y la espalda con una especie de grito de guerra. Me da la sensación de que quiere hacer más de lo que su cuerpo y su edad le permite, y yo le digo entre juegos y carantoñas “ays mi niña, ¡que eres muy chica todavía!”.

Como se aburre en su moisés ya son cada vez más los ratos que pasa sentada en su hamaca o en el columpio. En el columpio tiene que estar bajo estricta vigilancia no vaya a ser que Iván le de un meneo con más ganas de la cuenta y me la mande a la luna, y la hamaca solo la podemos usar cuando Iván no está, porque ahí sí que no me fío. Iván la quiere mucho y no está celoso, pero quiere cuidarla más de la cuenta y tenemos que estar atentos y vigilantes, aunque muy disimulados para que no se de cuenta, no vaya a ser que en un achuchón me la espachurre. Pero es maravilloso ver cómo la quiere, cuando la tengo en el pecho y viene a sentarse con nosotros, le da un beso en la frente y le dice “¡te quiero mucho, hermanita!”, en la calle presume con todo el mundo de hermanita e incluso aparta a todo aquel que osa acercarse más de la cuenta al cochecito. Me da a mí que mayor le espantará a los moscones y le guardará bien las espaldas…
Photobucket
Así que, aunque reconozco que muy cansada, estoy encantada de tener a mi niña y ser mami de dos, el comienzo está siendo maravilloso y espero poder hablar así durante mucho tiempo.

9 thoughts on “Dos meses con nuestra Princesa

  1. Anónimo

    que guapa es la niña, y ivan tambien, pero son totalmente diferentes, que suerte que se crie tan bien!!
    un beso

    nuria

    Responder

  2. Frikimami

    Que guapos,como se parecen, y que envidia me das.

    Responder

  3. Maria

    Felicidades!!! Que guapos!!!! Ay que ojazos tiene ANtía, y por cierto, Iván esta muy guapo y morenito tambien! Un besazo

    Responder

  4. Eviki

    ¡¡que niña más preciosa¡¡que familia más bonita, me encanta que Ivan cuide así de su hermanita.

    Responder

  5. Diamar

    Que niños mas bonitos tienes Alejandra!!, y me parece a mí que cada día se van pareciendo mucho, es mas en la primera foto sobre todo de esta entrada es increible lo que se me parece a Iván.
    La verdad que aparenta mas de 2 meses se la vé muy despierta…
    Felicidades y a seguir disfrutando.
    Diami

    Responder

  6. Annie74

    Que guapos.
    Antia esta preciosaaa¡¡ Se parece mucho a Ivan noo??
    Que maravilla de nena tienes.

    Responder

  7. Yo y mis mini yos

    Claro mujer! Con este magnifico comienzo esto seguira yendo a mejor!!! Desde luego tu peque es una estrella! 🙂

    Responder

  8. Carol

    Guapísimos los tres! 🙂

    Cuanto me alegro de que todo esté yendo tan bien, a pesar del cansancio, que eso (y más siendo mamá de dos) es inevitable.

    Besitos

    Responder

  9. Paris

    Ya ves como nos pasa el tiempo Nereida, la tuya 2 mese ya, la mia 13 meses…y subiendo.
    Estais guapissimos en esa foto los tres juntitos, e Ivá, es un niño que de mayor será un hombretón protector con su hermana menor, efectivamente le espantara los moscones y los chungos!!!
    Eso de tener la parejita y tener un varón al mayor y una nena la peuqeña es una maravilla!
    Estás guapisima, no sé de donde quieres quitar esos 5 kg!!!jajaja, como no sean de tetas…?jajaja

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *